Los medios intentan que el gobierno deje crecer al dengue porque de lo contrario no habrá de qué carajo hablar

Viernes, 22 de Mayo de 2009 07:02 Isiorcauntri Pepe
Imprimir
ShareTweet

Las distintas corporaciones que agrupan a los grandes medios de comunicación del país plantearon al gobierno un enérgico reclamo en pos de que se aliviane la política sanitaria contra el dengue y se permita a la epidemia volver a crecer, ya que de lo contrario "no habrá de qué carajo hablar", alertaron los voceros del sector. Los empresarios advierten que ello pone en peligro cientos de miles de puestos de trabajo.

"Es un año difícil: ya quemamos en 2008 temas buenos como la sequía y los reclamos del campo, que nos permitían mostrar a productores llorando como maricones o a pelotudos de bombacha haciéndose los patoteritos en las rutas, y este año lo del dengue pintaba bien pero se desinfló bastante, mientras que la gripe porcina resultó un bleff y no pasó nada. Estamos en una situación límite", dice una declaración de la Asociación Argentina de Medios a los que les Importa el País.

El panorama que presentaron las empresas de comunicación al Poder Ejecutivo es preocupante, ya que señalaron que se agotaron temas que en otros tiempos permitían llenar diarios, programas e informativos durante semanas, como los secuestros extorsivos, los casos de violencia en las escuelas, las muertes de vacas con agujeros raros en la cabeza, los asesinatos fashions tipo Caso García Belsunce o Crimen de Río Cuarto, o bien las historias de gente yéndose del país que se podían armar con el estallido económico y social de 2001.

"Lo que le pedimos al gobierno, en vista a que la situación fiscal no da como para que nos subsidien, es que por lo menos genere temas que nos permitan volver a subir los niveles de ventas de diarios y las audiencias de canales y radios. Como para que no se nos diga que nos quedamos en lo meramente reivindicativo, trajimos propuestas concretas", indicó Luis Amenábar Paulet, presidente de la cámara de medios.

En la Casa Rosada hay interés por llegar a un acuerdo, ya que la agenda temática presentada por los medios es considerada altamente conveniente para la salud espiritual de la población. "Se evitan cuestiones que no ayudan para nada a la convivencia de los argentinos, como la persistencia de los niveles de desigualdad social, los entongues del poder político con los holdings empresarios más fuertes o el mantenimiento de curros como las concesiones viales", explicó el ministro Aníbal Fernández.

AN agradece al lector Joaquín el haber aviso de la negociación en marcha. El plan de acción propuesto por las empresas y grupos propietarios de medios es el siguiente, para lo que queda de 2009:

Junio: se liberaría el país para la acción del dengue. La idea es llegar a los 10 millones de casos, y una cifra de muertos no inferior a 100.000. Se coordinarían acciones para que entre los decesos haya personas rubias, de modo que sus familiares lloren en cámara de un modo más presentable que el llanto moquiento de madres morochas de villas y asentamientos.

Julio: se reflotaría el Caso Daniela, aquella historia de los '90 armada cuando un argentino residente en Canadá logró la tenencia y restitución de su hija, que era retenida en Argentina por su ex esposa y madre de la criatura.

Ahora el padre de la nena volvería a Buenos Aires para juntarse nuevamente con su ex, pero la hija -ya adolescente- lograría desde Canadá una orden judicial para que él vuelva a Quebec. Se filmaría la desgarradora despedida de la pareja en Ezeiza, y la recepción que la piba le daría a su padre en Canadá, cagándolo a tongos delante de todos y quemando una bandera argentina.

Agosto: volvería el chupacabras. Esta vez, el extraño ser no se dedicará a matar ganado, sino a liquidar abogados. En distintos puntos del país aparecerán abogados muertos, con agujeros perfectamente circulares en las sienes y el culo también perfectamente roto. La opinión pública se dividirá entre quienes dirán aprobar la labor homicida del chupacabras, y quienes además exigirán que se lo habilite para ser candidato a presidente.

Septiembre: el gobierno buscará que se desencadene una epidemia de lepra. Los primeros 30.000 casos serán en el Chaco, pero la administración provincial dirá que son casos de varicela. Marcelo Tinelli hará una versión de Gran Hermano en la que cada semana se eliminará de la casa al participante leproso que más partes de su cuerpo haya perdido.

Octubre: Nazarena Vélez iniciará un romance con Cumbio, y ambas encararán una batalla judicial para adoptar un bebé. Se desatará un interminable debate, no sobre si corresponde que un niño sea criado por una pareja con integrantes del mismo sexo, sino sobre si corresponde que un niño sea criado por una pareja con integrantes del mismo tremendo nivel de pelotudez.

Noviembre: El Papa Benedicto XVI llegará a la Argentina y visitará al cura Grassi. Comenzará a circular por internet un espeluznante video de ese encuentro.

Diciembre: El país se estremecerá con la historia de El Monstruo del Barrio Jorge Newbery, un bestial habitante de Resistencia que durante 14 años mantuvo encerradas a sus cinco hijas en un sótano y las obligaba a escuchar todos los días el programa de Julio Wajcman.

De 2010 todavía no se habla, pero la idea es que en enero aparezcan los tres Reyes Magos muertos, con las cabezas reventadas por sobredosis de paco; en febrero Adolfo Rodríguez Sáa sea secuestrado de nuevo por "La Turca" Sessin y el Bambino Veira; y en marzo se produzcan los primeros nacimientos de bebés paridos por mujeres que quedaron preñadas por extraterrestres en el Cerro Uritorco.