Angau Noticias

Domingo
27 de Mayo
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Locales >> Aquí empieza el pasado

Aquí empieza el pasado

E-mail Imprimir PDF
Share

Cuando se apague el kirchnerismo, la generación del 70 habrá completado el ciclo histórico que la dictadura interrumpió bestialmente en 1976.

Y quizá sea ésa la principal contribución que el ex presidente le habrá prestado a la joven democracia argentina. Como en un sueño recurrente, aquellos militantes, ya veteranos y con sus heridas sin cicatrizar, volvieron a intentar una construcción política. Kirchner les entregó el aparato ideológico del Estado mientras él se dedicó a gobernar con la ortodoxia peronista clásica. Esa alquimia le otorgó un beneficio del que no gozó ningún otro gobernante desde 1983: poder a discreción con cobertura intelectual.

Pragmatismo y pensamiento correcto, todo junto como en las buenas ofertas. La antigua teoría del “enemigo principal” se abrió paso nuevamente entre muchos referentes del pensamiento vernáculo. Frente a la posibilidad de un golpe de Estado, de la restitución del “viejo régimen”, del retroceso histórico, ¿quién se detiene en sutilezas como la corrupción o las formalidades democráticas? Hasta los denostados caciques del conurbano –antes impresentables en los lugares por donde circula la gente bien– se hicieron más aceptables. Lo que en los 90 era inadmisible y materia de investigación dejó de ocupar lugar en la agenda, bajó a la categoría de no urgente. Muchos prontuarios se perdieron en la Batalla de Stalingrado, incluso los de algunos personajes mediáticos que en otros tiempos fueron la encarnación del mal.

No por casualidad, la primera aparición pública de Néstor Kirchner después de la derrota electoral fue para saludar a los integrantes de Carta Abierta. Esa visita estuvo cargada de simbolismos. Desde los mocasines del jefe hasta el lugar de la reunión, el nostálgico Parque Lezama, todo supo a despedida. Y también a gratitud. Allí estaban, a la intemperie, los antiguos combatientes que les dieron razón de ser a las más ingratas (y sucias) tareas del poder junto al hombre que los sacó del olvido.

Vale la pena rescatar algún párrafo de la artillería verbal que esos soldados del intelecto prepararon durante estos intensos meses, desde que el campo emergió como el enemigo deseado, para comprender mejor de qué estamos hablando: “Los líderes del ‘partido del orden’, mientras aguardan el auxilio de la crisis, no pueden atravesar ciertos dilemas de parroquia: ¿Qué representación política dará finalmente el nuevo bloque agrario que trae la sorprendente fusión en las consignas de los agronegocios de los sectores que antaño se diferenciaban por distintos tipos de actividad agropecuaria?

Una nueva soldadura material y simbólica ha ocurrido frente a las nuevas características tecnológicas y empresariales de la explotación de la tierra sobre el trasfondo de ganancias inesperadas. Se trata de un bloque ‘enlazado’ que, bajo un débil manto de republicanismo, se propone la cruzada restauradora y para hacerlo declara vetustos a los desvencijados partidos remanentes, exige una derechización social y pone en crisis también a las tradicionales representaciones del sector”.

El setentismo sobreviviente, que no pudo erigirse como bisagra histórica de la transición democrática, encontró en la actual gestión una oportunidad para recuperar una épica Nestorenasamblea3y darle sentido a su discurso. Pero lo hizo a su manera. Como si el tiempo no hubiera pasado. No se modernizó. Modernizarse significaba, fundamentalmente, abandonar el autoritarismo y hacerse democrático.

Amparada en la memoria, nuestra generación terminó siendo una traba para la renovación argentina. Encerrada en su rol de víctima, no hizo tampoco aquello que tanto reclamó en su tiempo: dejarles a los jóvenes el lugar, abrirles el paso. El mundo será como nosotros lo imaginamos o no será, pareció ser la consigna. En una entrevista reciente, el joven dramaturgo Rafael Spregelburd explicó la difícil carga de ser hijos de la generación desaparecida por la dictadura, “una generación de personas que parecen odiarse”. Amarga queja que también se escucha en los ámbitos del debate político juvenil. “Ustedes nos tiran con los muertos”, me reprochó hace poco un militante treintañero.

Tzvetan Todorov advierte: “Apoderarse de la memoria de un antiguo héroe o, lo que es más sorprendente, de una antigua víctima puede ser necesario para que el individuo o una colectividad afirmen su derecho a la existencia; ese acto sirve a sus intereses pero no le concede ningún mérito adicional. Al contrario, puede tornarlo ciego a las injusticias de que es responsable en el presente”.

Hay que saber cuándo uno deja de ser presente y se convierte en legado. Para no causar daños innecesarios. Y permitir que otros hagan su tarea.

Jorge Sigal

(Publicado en "Crítica" del 13 de julio de 2009, artículo enviado por Rubén)

 

Comentarios   

 
0 #4 LEAN 27-08-2009 10:42
Gracias Sonia por emitir mi opinión sintetizada. Al pedo se me salió la cadena.
Citar
 
 
0 #3 LEAN 27-08-2009 10:21
¡Qué manera más idiota de decir que los intelectuales de Carta Abierta son poco fashion!
¡Qué necio que es Jorge Sigal al criticarlos por poner el pasado en el tapete!
Qué ignorante que es al no entender que ellos fueron los que pensaron una Argentina distinta a la de hoy. Esta Argentina corrupta y esclava del sistema imperante es producto de la desaparición forzada de una generación de intelectuales y bien pensantes, además de miles de personas fieles a su suelo y a su libertad. Los pocos "sobrevivientes " (así los llama este gilazo) que quedaron no tenían espacio político hasta que se les abrió esta oportunidad.
Dice que no se modernizaron, quiso decir no fueron fieles al nuevo orden de las cosas. ¡Claro que no!
Dice que son autoritarios, yo digo que no quieren transar con lo peor de este país. Este país que viene llegando con los De Narváez y Macris. Y eligen el mal menor.
Debería decir el pobre autor de esta nota, al contrario de lo que opina, que el legado intelectual de los K es lo mejor que nos está dejando el gobierno, planteando y replanteando situaciones que durante los últimos 25 años nos mostraron como la única salida. Definiendo un "enemigo interno" amigo de los monopolios, enemigo de la dignidad individual y social y amo y señor de la "voluntad popular".
Hay varias maneras de dar vuelta una historia, las rápidas a través de una revolución o de un golpe, o las que son a largo plazo. Espero que hacia allá apunten estos pensadores.

Este gobierno es indefendible. Es muy obvia su contradicción entre el discurso y la acción, pero se están revisando cosas que estaban enquistadas. Se está molestando a quienes tienen la manija. Lástima que "los espejitos de colores" que trajo la década del '90 haya anestesiado al resto de la sociedad que quiere seguir "dormidita" porque así la vida transcurre más rápido.

Tengo muchas cosas más para analizar sobre esta nota, pero no me dan los dedos ni el poco tiempo que me deja el trabajo para cultivar mi mente y mi palabra. Menos mi acción. ¡Qué lindo el sistema en el que vivimos!
Citar
 
 
0 #2 SoniaS 27-08-2009 10:01
La nota de Sigal es un claro ejemplo de cómo, a través de un manejo sutil del discurso se puede aparentar un posicionamiento "progresista", si se quiere hasta de izquierda (la utilización pretendidamente cómplice de "nuestra generación") cuando, en realidad, desde el disfraz de cierto idealismo e ingenuidad política en el análisis profundo, lo que se defiende son los intereses concentrados de esa "derecha limpita y campera" que avanza.

Alfredo, tal vez no entiendo mucho de poesía, pero lo tuyo es una coctelera.
Citar
 
 
0 #1 Gustavo 25-08-2009 18:17
Unos perseguidos por nadie, nunca.
Unos simuladores paranoicos, convenientement e marketineados.
Unos perseguidores de deudores de la economía de Videla.
Unos Videlizados usureros de pago chico.
Una banda de Chorizos, ahora accionistas multimillonarios.
Unos multiestafadore s, apuntando con chequera ajena, y trabajo precarizado.
Unos oligarcas, hoy, enfrentados a sus espejos.
Unos banqueros de burgueses de memoria selectiva.
Una inmobiliaria de propiedades inembargables, de escriturados olvidos rentísticos.
Un frágil y amenazante discurso, estragado de cobardías.
Una agonía mafiosamente futbolera, cantando el Himno Nacional.
Un cementerio de vivificantes imposturas.
Nunca fueron otra cosa, desde mucho antes de 2007.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration

Mas leídos

Ingreso