Angau Noticias

Lunes
06 de Julio
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Locales >> Proporciones noticiosas

Proporciones noticiosas

E-mail Imprimir PDF
Share

Una vieja sentencia dice que el periodismo consiste en llenar los lugares que dejan libres los anuncios publicitarios. La frase bien podr√≠a corroborarse tomando los grandes diarios de circulaci√≥n nacional, cuyas ediciones de algunos (cuantos) d√≠as se empe√Īan en demostrar que si hay crisis no se nota porque el centimetraje de publicidad es apabullante. Pero tambi√©n puede adapt√°rsela a las equivalencias informativas respecto de s√≠ mismas. Es decir: cu√°ntos y cu√°les lugares ocupan ciertas noticias porque hay otras, tradicionalmente centrales, que en la coyuntura desaparecieron o carecen de sitial preponderante.

 

 

 

Cabr√≠a la presunci√≥n de que algo de esto debe contemplarse, si se toma nota del papel secundario que, √ļltimamente, adquieren las informaciones del √°mbito econ√≥mico. Es imposible, por supuesto, no constatar que la econom√≠a est√° presente en casi todo lo que sucede. Desde las inundaciones hasta ‚Äúla inseguridad‚ÄĚ; desde el debate por la libertad sindical hasta las denuncias de corrupci√≥n; desde la ley de medios audiovisuales hasta el proyecto de reforma pol√≠tica, en alg√ļn punto todo pasa por la econom√≠a porque en ella anida el c√≥mo y para qui√©nes se gobierna, y el c√≥mo y para qui√©nes se intenta plantar una alternativa de gobierno u oposici√≥n. Gobernar, o preparase para ello, es administrar y proyectar la econom√≠a.

Sin embargo, ese rasgo estructural, filos√≥fico, de lo econ√≥mico, en ciertos momentos o etapas no es lo √ļnico que construye las noticias (aunque siempre subyazca). A veces, el valor que se le da a lo epis√≥dico tiene una relaci√≥n inversamente proporcional con lo que la sociedad percibe, de la econom√≠a, en su actualidad y rumbo macros.

Ve√°moslo desde esta l√≥gica: si hubiera seria preocupaci√≥n, o fuerte inquietud, por lo que puede suceder con los salarios, las reservas monetarias, la deuda, los precios, el desempleo, ¬Ņhabr√≠a que los grandes titulares sean las peleas de Moyano con la Corte Suprema, o los cruces de los K con Clar√≠n, o la pol√©mica sobre los asesinatos y delitos en el conurbano bonaerense, o el Macrigate, o el valijero, o Papel Prensa, o lo que dicen Legrand, Tinelli y Susana?

¬ŅHabr√≠a que la asignaci√≥n por hijo para familias de carenciados, un reclamo que se hac√≠a o√≠r a los gritos y hace a√Īos, desde todo el espectro pol√≠tico, quedara medi√°ticamente subsumido en c√≥mo puede ser que no se hubieran previsto las colas de reclamantes ante las delegaciones de la Anses? ¬ŅHabr√≠a que para hablar de terremotos financieros tengan que remitirse al default de una empresa de un emirato √°rabe? ¬ŅHabr√≠a que se trate de que la maestra asesinada en Derqui quer√≠a ser mam√°, como recuadro destacado de portada?

Podemos tomar el an√°lisis que hacen los propios especialistas en econom√≠a, de los grandes medios, sobre la prospectiva de ‚Äúlos mercados‚ÄĚ. La recaudaci√≥n impositiva aumentar√° por el ingreso de las retenciones a la soja, que andar√° de cosecha espectacular (si el suelo queda hecho mierda y a la hora de evaluar cat√°strofes ‚Äúnaturales‚ÄĚ debe examinarse la deforestaci√≥n y el sembrad√≠o irrestricto es otro problema, que no les mueve un pelo a los liberales). La tasa de inter√©s norteamericana es cero, pr√°cticamente, y eso hace que los bonos argentinos sean muy atractivos para los inversores porque, encima, cay√≥ bien la reapertura del canje de deuda con los que hab√≠an quedado afuera.

El Banco Central sigue comprando d√≥lares porque la entrada de divisas tiene fortaleza. Aumentan los dep√≥sitos en los bancos. Los economistas corrigen hacia arriba las cifras de reactivaci√≥n. El gasto p√ļblico y el aumento a los jubilados permiten imaginar un incremento del consumo, pero el riesgo de inflaci√≥n que eso supone es chico, comparado con el despegue que tendr√≠a la actividad en su conjunto. Subrayemos lo siguiente: todo esto no es lo que dice el oficialismo ni sus √≥rganos de prensa ni sus simpatizantes (que tambi√©n, claro), sino un compendio de lo que opina el conjunto de los analistas y militantes del establishment. Voceros del agro incluidos. Y casi extintos, dicho sea de paso, a menos que alguien registre que hayan vuelto a alzar la voz.

¬ŅPor qu√© perdi√≥ tanta energ√≠a la Mesa de Enlace? ¬ŅNo era que deber√≠amos importar leche m√°s temprano que tarde, y que ya no se vende ni un tractor, y que hab√≠a que aprender de Uruguay, y que los pueblos del interior se mueren, y que el trigo no dar√≠a abasto para el consumo interno, y que el bife de lomo deb√≠a costar 80 pesos? ¬ŅCu√°ndo mintieron? ¬ŅEn la trifulca por la 125 o ahora? ¬ŅO siempre?

Como √©sa es la realidad o lo que los mismos representantes del poder concentrado dicen que es la realidad, volvemos a la hip√≥tesis de con qu√© se llena el espacio que dejaron libre los pron√≥sticos de tragedia. La malaventura anunciada por ellos, insistamos, porque, si es por la otra forma de ver la realidad, vaya si existen la tragedia y el acostumbrado paisaje de la conflictividad crispada. Ah√≠ est√°n los inundados, los paros de los maestros, los indigentes, los hospitales p√ļblicos en colapso o cerca de ello, el drama de la vivienda. Jam√°s eso les fue un indicador a tener en cuenta. Les fue lo que sociol√≥gicamente se sabe denominar ‚Äúnormismo‚ÄĚ; esto es, aceptaci√≥n de que el mal funcionamiento de algo, cualquier cosa, aun cuando incluya el sufrimiento de vastas masas de poblaci√≥n, es un hecho natural: pobres y miseria habr√° siempre.

As√≠ que no es eso. Es medir con los par√°metros que a ellos les importan. Y si esas cuantificaciones dan bien, lo que resulta es que el debate pol√≠tico se circunscribe a chiquitajes. Porque convengamos, asumiendo que decirlo es de una alta incorrecci√≥n y no hay otra que malinterpretarlo: valijas, espionajes, sobreprecios en licitaciones p√ļblicas, Carri√≥ diciendo que Cobos es una ameba y si el f√ļtbol es para todos o todos pagamos la televisaci√≥n del f√ļtbol, apenas para ejemplificar, son al fin y al cabo elementos colaterales de quien impone un Gran Relato.

Menem fue uno de los que entendieron que funciona as√≠, y gan√≥ con el 50 por ciento de los votos cuando ya se sab√≠a que era un canalla. El espacio que dejaba vac√≠o la fantas√≠a de que econ√≥micamente se estaba bien fue ocupado por las denuncias de corrupci√≥n (en el segundo tramo de su sultanato), sin que los medios se detuviesen en ‚Äúla inseguridad‚ÄĚ, por caso. Ahora, el punto es an√°logo.

En la edificación noticiosa, a falta de que la economía no parece afrontar tormentas, se impone luchar en forma salvaje por los intereses corporativos afectados, a través de que los medios destacan lo políticamente episódico. Con la diferencia, claro, respecto del menemato, de que entonces el poder económico estaba chocho; y ahora ve que algunos o varios de sus privilegios están lastimados.

Volvi√≥ una ense√Īanza que nunca debe irse. Lo que se dice y publica tiene tanto valor como lo que se ignora u oculta. Debe ser que, de tan obvio que es, un montonazo de gente parece haberlo olvidado.

 

Eduardo Aliverti

(Publicado en P√°gina 12)

 

Comentarios   

 
0 #2 poroto 05-12-2009 05:56
Esto es asi, y siempre fue asi, solo estan peleando por espacios de poder que perdieron, ellos siempre fueron gobierno
y ahora han perdido una parte importante del poder, entonces atacan con todo lo que tienen, y discuten "esas cosas" ... que como dice Aliverti , pueden ser politicamente incorrectas...p ero no hacen al fondo de la cuestion...
Siempre seguira siendo así ... porque este es un pais con diversidad racial, con un poco de movilidad economica y muy importante desde los recursos naturales... entonces se reduce
siempre a una lucha de clases por el poder... en el caso que nos ocupa - la actualidad politica - les molesta que exista un poco de reparto de la torta, siempre han tenido todo, y solo los
gobiernos polulares ... distribuyeron un poco... y va a seguir siendo asi... y como son los due√Īos de los medios...ellos son los que opinan...
Citar
 
 
0 #1 mate 03-12-2009 02:04
Aliverti finaliza con: "Volvi√≥ una ense√Īanza que nunca debe irse. Lo que se dice y publica tiene tanto valor como lo que se ignora u oculta. Debe ser que, de tan obvio que es, un montonazo de gente parece haberlo olvidado."
Pascual Serrano, periodista espa√Īol, en su reciente libro "Desinformaci√≥n . C√≥mo los medios ocultan el mundo", desarrolla su tesis de que los medios actualmente m√°s que mentir (que s√≠ lo hacen) ocultan informaci√≥n.
Por suerte hay a√ļn luminarias como Verbitsky, Dolina, Barone, Russo y varios m√°s.
Por si a alguien le interesa:
http://www.pascualserrano.net/mis_libros/desinformacion-como-los-medios-ocultan-el-mundo
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El ni√Īo estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detr√°s de la cabeza y los...

module by Inspiration

Anga√ļ fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration

Mas leídos