Angau Noticias

Viernes
24 de Noviembre
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Locales >> Exclusivo: los detalles de la investigación difundida por la Policía del Chaco que permitió recuperar un celular robado

Exclusivo: los detalles de la investigación difundida por la Policía del Chaco que permitió recuperar un celular robado

E-mail Imprimir PDF
Share

El relato de los medios diabólicos suele buscar que los argentinos bajen los brazos bajo el contundente peso de la tristeza y el desánimo. Pero sin embargo la realidad nos regala todos los días motivos para gritar, como Alterio en aquella película, "¡la puta que vale la pena estar vivo!"

 

Una prueba más de ello es el informe de prensa difundido días atrás por la Policía del Chaco en el que se informó sobre la recuperación de un teléfono móvil robado en el Barrio España. "A raíz de las arduas investigaciones, el Departamento de Investigaciones Complejas logró determinar que el teléfono celular era ofrecido a la venta a través de la red social Facebook. Luego se determinó el domicilio del supuesto autor, por lo que se procedió al allanamiento del lugar, previa orden del Juzgado de Garantía Nº 2", decía el parte policial. Ahora sólo resta recuperar otros 12.000 aparatos.

Pero a partir de una sugerencia del periodista Bruno Martínez, la Mesa Superior de Redacción de Angaú Noticias decidió en votación dividida -11 a 9- entrevistar al encargado de dirigir la investigación que permitió recuperar el teléfono. Por razones de seguridad y a su pedido, lo llamaremos de aquí en más Comisario X.

 

La cita

 

La cita es en un taller metalúrgico de Villa Itatí. El Comisario X nos pasó a buscar por el edificio del holding AN. Tres sujetos de cabellos semirrapados, anteojos oscuros y 120 kilos cada uno, incómodos dentro de sus chalecos antibalas, nos hicieron subir a una camioneta azul marino de vidrios polarizados. Allí nos vendaron los ojos. "Vamos a dar algunas vueltas y a cambiar de vehículos para evitar cualquier problema", nos avisaron. Sabíamos que algo así podía pasar. Pero, francamente, no imaginábamos que el plan preventivo contra eventuales atentados nos iba a obligar a empezar el traslado a las 8.20 de la mañana para llegar recién a las 17.55 al taller del encuentro.

Los tres gorilas nos quitan las vendas, y alrededor sólo vemos tres operarios cortando chapas, realizando soldaduras y operando amoladoras. Andando por un laberinto de rejas recién hechas y chatarras metálicas llegamos a un cuartito en el que un hombre se levanta de una silla plástica, detrás de una pequeña mesa de madera barata, y nos extiende la mano. Es el Comisario X.

Un ventiladorcito está sobre una pila de diarios y hace más ruido que viento. El calor agobia. Por el rostro redondo de X, craterizado por la viruela, las gotas de sudor juegan carreras. Nos pregunta si queremos beber algo, le decimos que sí. "Ramírez, dos Twister pomelo rosado", ordena. Luego, con un ademán, nos habilita a iniciar la charla.

-¿Cómo empezó la historia del celular?
-El 15 de febrero de este año, a horas dos mil doscientas, una persona de sexo femenino se hace presente en la seccional del Barrio España para denunciar que un masculino, a bordo de un motovehículo, la había obligado a entregar un conducto telefónico no alámbrico de transmisión mediante sistema de celdas.
-Un celular.
-Un conducto telefónico no alámbrico de transmisión mediante sistema de celdas.
-Ok, ¿y después?
-El personal policial solicita a la femenina una descripción del estigma somático del malviviente, de donde surgen datos clave para el esclarecimiento del hecho.
-¿Qué datos?
-El sujeto tenía pelo negro y tez morena.
-Se afinaba la búsqueda.
-Claro. La División Estigmas Somáticos nos transfiere entonces un archivo conteniendo los datos de los 330.000 sospechosos, y asignamos dos hombres para comenzar a chequear cuáles de ellos habían estado en la zona del delito el día y hora del ilícito.
-No debe haber sido fácil.
-Sinceramente no, porque los primeros 722 sospechosos encontrados, al preguntárseles si el 15 de febrero habían robado un celular en el Barrio España, respondieron que no.
-Si el autor estaba entre las personas abordadas, podría haber mentido.
-No creo. No creo. Pero nunca se puede descartar una hipótesis de ese tipo.
-¿Cómo llegan a la pista de Facebook?
-Personal de la División Redes Sociales nos indica que en un perfil de Fasebuk se estaba ofreciendo un conducto telefónico de las características indicadas por la víctima del robo.
-¿Qué características?
-Negro, de forma rectangular, con un botoncito que tenía pintado un telefonito verde para prenderlo.
-¿Qué pasos se siguen a partir de ahí?
-Una comisión de la División Delitos Informáticos viaja a California, Estados Unidos, para entrevistarse con Marck Zuckerberg, masculino, norteamericano, instruido, de profesión presidente de Fasebuk, para pedirle el legajo de la persona que figura como ofertante del conducto telefónico.
-¿Y los atiende Zuckerberg??
-No, justo ese día estaba ocupado, así que la comisión es derivada a la señorita Lu Min, coreana, instruida, de profesión becaria en la oficina de informes del edificio Zuckerberg, quien indica que los usuarios de Fasebuk no tienen un legajo, sino que sus perfiles son accesibles a través de internet.
-¿Ustedes no sabían que los perfiles de los usuarios de Facebook están en internet?
-No podemos estar en todas, señor periodista.
-¿Entonces?
-La comisión regresa a Resistencia, ingresa a un cyber próximo a la Jefatura, se abre un perfil a nombre de una agente de la fuerza y se rastrea el nombre del sospechoso, apareciendo un perfil con foto coincidente con el estigma somático denunciado por la víctima, a quien se cita para que identifique al masculino y señala que se trata del malviviente que la asaltara.
-Entonces lo buscan y lo arrestan.
-El perfil tenía información personal restringida para personas que no fueran contactos de este sujeto, por lo que la agente en cuestión le envía una solicitud de amistad. Permítame que le muestre con esta nocbu.
-¡Pero en su foto ella aparece con uniforme!
-No somos tontos, señor periodista. Fíjese que en el perfil ella pone "empleada bancaria, no policía".
-¿Él la aceptó?
-Sí, y entonces comienza la parte más difícil, que era ganarse la confianza del sujeto, ya que, efectivamente, el malhechor tenía en oferta el conducto telefónico robado.
-¿Ella logra chatear con él?
-Afirmativo. Dialogan, ella simula interesarse en él, él la invita a salir, ella simula entusiasmarse con la salida, se encuentran, él la invita a tomar algo, luego le ofrece ir a un albergue transitorio de la ruta 11, ella simula que le agrada la propuesta, se van, él le pide sexo oral, ella simula que le agradan esas perversiones, él -forcejeando para sacar el miembro de la boca de ella- la penetra vaginalmente y la bombea dos horas y cuarto, ella simula disfrutarlo y le araña toda la espalda, él la invita a retirarse y ella le ordena tomar otro turno más, discuten, él grita, ella lo reduce, hasta que el propietario del motel llama al 911 y se logra la detención del sujeto.
-¿Está en la comisaría?
-No, en el Hospital Perrando, con un grave cuadro de deshidratación.
-El celular ya fue devuelto.
-No, pero lo tenemos ubicado. Es que llegó un momento en que nuestra agente seguía exigiendo sexualmente a este sujeto, y él intentó cumplir con lo que tenía a mano. En fin, lo importante es que lo tenemos ubicado. Las radiografías no mienten.

 

 

Artículo relacionado: ¡Matá ésta, FBI!

 

 

.

 

 

Comentarios   

 
0 #6 Cuyanita 16-03-2012 12:26
Avisen cuándo le dan el alta, yo tengo un celular espectacular...
Citar
 
 
0 #5 Ramoncito 11-03-2012 18:35
Mi solidaridad a Cleto, al que toda la cana lo está votando negativo, en franco "espíritu de cuerpo", como hace décadas queremos olvidar y hoy AN nos permite recordar.

Aguante CLETO !!!

Huy !!! Nos hiciste acordar que encima pedimos Justicia y Cárcel para los Responsables ... Está bueno tu comentario, Cleto. Te voto positivo.
Citar
 
 
0 #4 CLETO 07-03-2012 05:44
Luego de leer el desarrollo de tan apasionante investigación comprendo, por fin, la actitud de los policías del 911 que se la pasan boludeando con el celular. Había sido que no es así. Están llevando a cabo enigmáticas gestiones que no pueden ser ventiladas a la comunidad, so pena de crear polémicas inútiles que en nada beneficiarán a unos y otros.
Es decir: unos, nosotros, que seguiremos siendo afanados obstinadamente por cuanto chorro pase a nuestro lado o tenga oficina frente a la plaza central.
Otros, ellos, que no cejarán en su cometido, es la vocación de servicio. Servicio que brindan los medios que están a su alcance, aunque se pinchen las gomas de los autito pedorros que usan.
Un alto oficial (1,82 de estatura), perteneciente al grupo que comanda el inefable Comisario X, deslizó algo de información con respecto a los asuntos a los que se dedican.
La primera misión de la mañana, es la requisa de panaderías y el secuestro de biscochos como prueba para el análisis con yerba mate. Avisan por celular para que calienten el agua.
Luego, llamado a las diversas carnicerías para que reserven el churrasco que en algún momento pasarán a buscar.
Arreglado el asunto de los avíos, se dedican por entero a otras misiones.
Así pudimos enterarnos que tenemos 2 agentes del 911 que afilan con la misma chica, y los dos saben, sin saber que el otro sabe, razón por la cual chatean permanentemente con la percanta para ajustar horarios.
Hay algunos que discuten con sus colegas sobre partidos de fútbol, y de paso avisan donde están los líos de tránsito, piquetes, algún arrebato o cualquier otro evento que hay que esquivar. Trabajan en equipo.
Otros, llaman todo el tiempo al celular de su mujer, de modo que si los están gorreando por lo menos les rompen las bolas al tipo.
A la noche, avisan a las pizzerías que ya están en alerta máxima. Consiguieron la birra. Luego, en temeraria recorrida pasan a buscar la de anchoas.
De tal modo que no es de extrañar el éxito que acompaño a la pesquisa relatada, y, con alegría, nos esperanzamos en recuperar los 12.000 aparatos que faltan.
Y se sabe de uno ¡si, uno!, que traicionó el espíritu de cuerpo de esta delegación y usó el celular para reportar un arrebato de cartera a una viejita en la peatonal.
Siempre hay un buey corneta.
Citar
 
 
0 #3 Ramoncito 06-03-2012 08:03
Yo llamé, pero no me dieron ningún premio. El Coqui me cagó a puteadas nomás. Dieron bien el número ?
Citar
 
 
0 #2 Rogelio 06-03-2012 08:01
Urgente manden LLAMASANDRA al 011-15-66300033 .

La respuesta puede ser maravillosa.

De nada.
Citar
 
 
0 #1 LEAN 06-03-2012 07:12
Otro claro ejemplo de gatillo fácil...
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration

Mas leídos

Ingreso