Angau Noticias

Martes
27 de Octubre
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Locales >> Marimón, un valiente que sabe que ahora que dejó de ser pelado le esperan no menos de seis meses de calva-rio

Marimón, un valiente que sabe que ahora que dejó de ser pelado le esperan no menos de seis meses de calva-rio

E-mail Imprimir PDF
Share

Ricardo Marimón merece el reconocimiento de todos. El director de Comercio Interior del Chaco, de un día para el otro, dejó de ser un lustroso pelado más y apareció con la cabeza cubierta de un cabello cano pero abundante. Desde entonces es tomado por los medios y la ciudadanía como poco menos que un Piñón Fijo que en lugar de contar chistes se ocupa de aplicar la Ley de Defensa del Consumidor.

 

Sin embargo, Angaú Noticias quiere reivindicar a Marimón. No al funcionario, sino al hombre. A ese ser que hizo lo que creía bello y justo aun a sabiendas de que con su decisión de pedirle a un jardinero que le llene el coco de pastito, abría las puertas del Hades para que entraran toneladas de mofas, chistes fáciles y cargadas de categorías variadas.

Expertos consultados por AN señalaron que en casos como el del funcionario provincial, el ex calvo atraviesa las siguientes etapas, a cual más lacerante:

 

Fase 1 (primeras cuatro semanas): Etapa marcada por la sorpresa y el impacto sobre el entorno. El sujeto debe soportar las miradas absortas de todos al llegar a la oficina, los comentarios silenciosos pero evidentes de quienes no tienen trato con él y las  burlas salvajes de quienes sí pertenecen a su círculo próximo.

Son los días más duros de prueba. El sujeto sabe que debe sonreír ante cada expresion burlona, ante cada chanza degradante, pero su interior bulle y sus entrañas le reclaman venganza, el descuartizamiento de alguno de los graciosos que se ensañan con él.

El ex dolape llega a pensar que todo fue un error, que fue estúpido celebrar y emocionarse en ese instante en que el terapeuta capilar le puso el espejo delante. En un 70% de los casos, el sujeto opta por raparse y echarse glifosato en el cuero cabelludo.

 

Fase 2 (semanas cinco a ocho): También conocida como "etapa del oleaje". Después de la carnicería de cargadas de la primera fase, a cargo de los primeros en enterarse, llega la segunda, donde aquellos ya se tranquilizaron bastante (aunque no del todo) pero aparecen nuevos grupos rezagados que recién aquí se encuentran con el nuevo look y -por supuesto- repiten todas las acciones ya descriptas en el punto precedente.

La diferencia está en el sujeto, que al menos ya está más preparado para soportar chistes del estilo "che, ¿y ahora con esto te quedaron las pelotas todas lampiñas?" o "¿para qué mierda le hacé tanto seso oral a tu mina si despué te quedan todo lo pelo de la cachuncha della pegado en la cabeza? jio jio jiooooooo".

 

Fase 3 (semanas nueve a catorce): La situación se ameseta, y se instala una especie de calma que hace suponer al sujeto que ya todo pasó y que ahora sólo queda disfrutar de su nueva vida con raya al medio.

Pero a poco de suponer eso, él se encuentra con que algo no cierra. Hay algo que subyace, hay algo escondido detrás de alguna cortina. Tras muchas observaciones y reflexiones, descubre qué es: en los demás hay una nueva mirada sobre él, y no precisamente aprobatoria.

El sujeto siente que, sí, ahora es un hombre con cabello, pero que pagó cada pelo con su prestigio. De tener la posibilidad de ser un calvo interesante pasó a convertirse en un payaso que usa peine.

Incluso, cuando por alguna razón debe presentarse en un ámbito nuevo (al entrevistarse con otro grupo de trabajo, asistir a un congreso, etc), puede captar que integrantes de su entorno de siempre (compañeros de oficina, por ejemplo) se encargan de hablar al oído de los extraños para ponerlos al tanto de la historia reciente de su cabeza, y también puede ver cómo los recién anoticiados lo miran mientras escuchan el chisme y se sonríen de manera humillante.

El sujeto, agobiado por tanto reflujo de la marea, se pregunta cuándo diablos concluirá su condena por haber acometido la aventura de incorporar el champú a sus compras mensuales.

 

Fase 4 (semanas quince a veinte): Por acumulación de todo lo anterior, se abre para el protagonista de la historia un frente impensado: el familiar. Su mujer y sus hijos, que a la par también debieron soportar cargadas de todo calibre en reuniones con parientes, trabajos, clubes y colegios, estallan un día y le reprochan abiertamente haber hundido al hogar en el lodo por unos pelos de mierda.

El sujeto, sin dejar de peinarse el cabello con las manos como al descuido (para enviar subliminalmente el mensaje "miren, yo antes no podía hacer esto ni ustedes podían verlo"), les explica que sólo es cuestión de aguantar, que todo quedará en el olvido en 20 ó 30 años, que familia es siempre protegerse los unos a los otros, que no se olviden de que con lo que ahora se ahorran en betún incoloro pudieron comprar el LCD del living.

 

Fase 5 (semanas veintiuna a veintiseis): El pelado no positivo, erosionado por todo lo vivido, se siente parado en un tembladeral. Todas sus convicciones vuelan en el aire describiendo círculos, como si un formidable remolino huracanado las hubiera arrancado de cuajo.

Ya no está seguro de haber dado el paso correcto cinco meses atrás, y ni siquiera está seguro de que se vea mejor con ese cabello tan añorado. Se mira al espejo y ya no puede sentir el gozo de aquella vez. Ningún peinado lo conforma. Se alegra si encuentra pelos sueltos en el peine, como si ahora un probable retorno de la calvicie fuera una especie de tierra prometida.

Entra en crisis. Ya casi no quiere salir de su casa, y a veces ni siquiera de su habitación. Duerme toda la noche en posición fetal. Usa boina de lana en pleno verano. Cada vez que alguien lo mira dirigiendo la vista hacia una línea más alta que su frente tiembla y le aparecen tics nerviosos que le sacuden los párpados y las comisuras de la boca.

Se vuelve taciturno, tiene dificultades para conciliar el sueño, bebe más de la cuenta (generalmente mezclando bebidas blancas con Head & Shoulders), sufre trastornos de la alimentación, consume compulsivamente páginas web porno, adquiere algunas fobias (a las reuniones sociales, sobre todo), se aísla. Patea perros en las veredas.

 

Fase 6 (semana veintisiete): Impulsado por un imbatible instinto de supervivencia, y acalladas ya todas las humillaciones posibles, el ser se recompone, reconstruye su mundo, restaura sus valores, se da cuenta de que no hay nada de malo en ser un boludo del que todos los planetas y asteroides hablan, y emprende, feliz, esa gran aventura de... ¡¡vivir!!

 

 

.

 

Comentarios   

 
0 #12 CLETO 07-08-2012 13:21
La duda, siempre latente en el corazón humano desde que comprendió que pensaba, insecto maligno que aguijonea el caracú sin misericordia, me llevó a filosofar sobre este hecho y la decisión que lo generó.
Intuyo innumerables noches de insomnio preguntándose: “¿lo hago, no lo hago?”. Furtivas miradas frente al espejito del baño, cubierta la calva por una toallita primero, luego una carpetita con flecos, otro día el cepillito de los zapatos, y por fin, el atrevimiento total, el dibujo con fibra gricesita. Y ya está.
Todo pudo haber sucedido así, o no, vaya uno a saber.
En una de esas solamente quería cambiar el peinado, cansado ya de ver florecer solamente la banquina. Y porque no sé, pregunto con todo respeto.
Ricardito, ¿É PER QUÉ?

A: Sólo sabe Dios. Y Ricardo, claro.
Citar
 
 
0 #11 Cuyanita 07-08-2012 05:05
Tanto escándalo por un transplante capilar...!!!

Admin... no veo bien desde este ángulo...es un transplante capilar..no?

Si no, que lindo minino angora...!!

A: Esta Fase 1 viene larga. ¡Forza, Ricardo!
Citar
 
 
0 #10 Ramoncito 06-08-2012 18:58
Debería teñirse como Toledo. No responderé más preguntas, Su Señoría, Mr. Admin.

Va a queedaaaarrr ... como un pimposho para bañar con shaaampeeeeing, vea !!!
Citar
 
 
0 #9 Ramoncito 06-08-2012 16:23
Sr. Administrador:

Le ruego responderle al Sr. Ricardo Marimón que ningún lector de AN ha emitido opinión alguna sobre su persona, sino sobre el gato no teñido y un tanto onda Maldonado que ostenta en el marote (Maldonado es re-fashion en todos los municipios de Uruguay).

Para dejarlo "pipí-cucú" debería pedirle prestado a algún Sr. Honorable Ministro del STI un cachito de lo que le sobró del Koleston Heavy Black Air (disponible en todas las farmacias adheridas a Ameb, de nada Julio).

Pero si además quisiera otro "retoque" para sacarle la cara de toor en que aparece en las fotos, existe un "levantador hidráulico de comisuras de labios caídas para que sonría al menos ante las fotos", producto algo difícil de encontrar en el mercado por el tema de la restricción de las importaciones de Moreno, pero que sepa que todos los lectores de AN le hacemos una vaquita para su "importación extraoficial" desde Paraguay sin cargo.
Eso sí, que vaya él a buscar la encomienda a la Isla del Cerrito. Nosotros no tenemos nada que ver. Ni la idea me pertenece.
Si además quiere bajar unos kilitos, AN tiene un Dobermann especialmente adiestrado para eso. Le sacamos el bozal y ... "¡Corre por tu vida, Marimón, corre por tu vida y por donde se te prende primero un dobermann!"

De cumplir con todos estos pasos, en el 2.013 estaría bailando con Charlotte el "Caño Doble" (primicia de Monchi Productions, uno queda ensartado y el otro zafa de caracú) sin objeciones del Jurado (le pagamos nosotros a esos turros).

Eso sí, a cumplir todos los pasos, Su Excelencia Pelogaturra !!!

A: Da para otro debate: ¿Marimón tiene que dejar lo que se hizo tal como está, o debería teñirse como el tordo Rolando Toledo?
Citar
 
 
0 #8 H.E. 06-08-2012 13:29
Para aquellos que aún dudan sobre la valía de pautar en el Holding Angau Noticias, esta nota no tiene desperdicio y muestra con meridiana claridad el nivel alcanzado.

Acá, no solo uno se c.....(muere) de risa, con el solo inconveniente de alguna incontinencia menor, sino que también sirve para no tomar decisiones equivocadas.

Personalmene estaba dudando. Y confieso que en muchas oportunidades tentado de alguna consulta para intentar detener el inexorable éxodo caberellil de las últimas décadas.

Ahora la tengo re clara.

Tan clara que cacé la guita con la qué pensaba (por ahí) repoblar la azotea, que quedará orgullosamente color carne natural, y la invertí en cerveza Corona antes que Guillermo Moreno haga un corralito cervecero y nos joda también en eso.

Gracias por la excelente investigación que nos ilustró y alertó.

Pd: A Ricardo Marimón: felicitaciones por la onda.

A: ¡Salú, Eich I!
Citar
 
 
0 #7 ricardo marimon 06-08-2012 06:30
Agradezco profundamente el espacio dedicado sobre mi persona en este medio. Como siempre a vuestra disposicion.
RICARDO MARIMON

A: No haga caso a los envidiosos de nuestra redacción, son todos alopésicos irrecuperables, don Ricardo. Un abrazo.
Citar
 
 
0 #6 Trula 06-08-2012 05:07
Ahora me gustarìa ver a un Ingeniero de una firma de Verificaciòn de Autos que es pelado pero con las patillas, se ata una colita.-
Creo que le va a salir un poco mas econòmico porque algo de
pelusa tiene.-
Citar
 
 
0 #5 hastaladerrota 06-08-2012 04:59
loas y loor a un tremendo HÉROE común y corriente(?),va liente y digno(?),osado y cool(?); que desafía el más fétido sentido común y -cual príncipe de la periferia- dirijóse a encarnar el mayor ejemplo de tozudez que se haya visto en los últimos años mayas(?)..
pido al sr.gobernador de todos los montenegrinosch aqueñosquehaced ecampolargouned én formalice una estatua,previo homenaje,a este soberano hombre,verdader a némesis de la gestión..
Citar
 
 
0 #4 Ceci 05-08-2012 13:31
Peeero por lo menos no se lo tiñó, hay que reconocerlo.
Citar
 
 
0 #3 RAR 05-08-2012 12:18
En una revista científica se publica los resultados de una investigación de la Universidad de Sociología de Masachusett sobre el comportamiento de los funcionarios en cargos importantes .
En el caso particular de la relación con las mujeres los datos son contundentes:
Enganchan muchas más mujeres los funcionarios con pelos que los calvos.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration