Angau Noticias

Miércoles
21 de Noviembre
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Locales >> Emociones en el homenaje de Capitanich al último sobreviviente de la Masacre de Napalpí: "Para el pueblo moqoit queremos un futuro de paz, armonía y superávit fiscal primario"

Emociones en el homenaje de Capitanich al último sobreviviente de la Masacre de Napalpí: "Para el pueblo moqoit queremos un futuro de paz, armonía y superávit fiscal primario"

E-mail Imprimir PDF
Share

Momentos de profunda emoción se vivieron ayer en el acto de homenaje que el Gobierno del Chaco organizó para el último sobreviviente de la Masacre de Napalpí, la matanza de indígenas que fuerzas policiales y militares perpetraron en 1924 a fin de reprimir reclamos en contra de la explotación laboral que ejecutaban los estancieros de la zona.

 

El señor gobernador de todos los chaqueños, Jorge Hilton Capitanich, encabezó la ceremonia y entregó las llaves de una vivienda a Pedro Valquinta, quien con 107 años es la única persona que todavía puede contar el terror vivido aquella vez, cuando siendo un adolescente vio la crueldad con la que las fuerzas del Estado destrozaban a su comunidad.

"Quiero reiterar el pedido de perdón en nombre de la Provincia del Chaco -dijo Capitanich-. Lo vamos a plasmar con la colocación de una placa recordatoria hecha con materiales de primer nivel gracias al Fideicomiso de Reparaciones Históricas Políticamente Correctas. Para el pueblo moqoit en particular queremos un futuro en paz, armonía y con superávit fiscal primario".

Luego, dirigiéndose particularmente a Valquinta, expresó: "Desde el fondo de mi corazón le digo que claramente plantearemos una matriz de integración reparativa integral desde el punto de vista más abarcativo posible en términos macro sin que ello signifique minimizar de modo relativo la necesaria intersección ortogonal entre las variables propositivas de la sustentabilidad paramétrica y las no menos relevantes polinómicas reivindicativas que enarbolan los conjuntos sociales que reproducen y sostienen las curvas probabilísticas de la felicidad del pueblo".

 

Tocante ceremonia

 

La organización del acto fue muy cuidada, aunque Valquinta complicó innecesariamente las cosas con dos actitudes que molestaron a la comitiva oficial, que sin embargo supo poner de sí una criteriosa cuota de paciencia, y en vez de retirarse y tirar la llave en cuestión en la laguna más cercana, optó por llevar la ceremonia hasta su final.

Lo primero fue que Valquinta habló en su lengua original, pese a los pedidos que la Dirección de Ceremonial y Protocolo le había hecho una semana antes para que hiciera un curso rápido de español a fin de no malograr el acto, teniendo en cuenta que sus palabras debían ser retransmitidas en vivo por radio y televisión.

"Nos cagó totalmente, porque ahora cómo mierda hacemos para armar un spot como ése que metemos a cada rato en las radios y los canales, con la entrega de viviendas donde a una viejita toba le hacemos decir a cada rato 'gracias, gobernador'. Es al pedo, con esta gente das la mano y te agarran el hombro. Y después quieren cambiarle el nombre a la calle Julio A. Roca", susurró a este medio un subsecretario mientras observaba el desarrollo del acto.

El otro detalle que irritó fue que Valquinta llevaba gafas oscuras. "¿Me podés decir cómo cajeta vamos a hacer la toma de la parte en la que él se emociona por lo que dice el gobernador y llora agradeciendo?", lo encaró un hombre del Instituto de Vivienda al puntero del PJ que opera en la comunidad moqoit. "Tranqui, yo hablo con los hijos para que lo hagan llorar después y lo filmo con el célu", trató de calmar el dirigente. Al ver que no tenía éxito, agregó: "Lo que pasa es que usar anteojos para sol es una tradición ancestral muy arraigada".

Para colmo, una mujer preguntó en voz alta: "¿Por qué en vez de tanto discurso y tanta placa y de llamarnos 'hermanos' aunque no tengan ningún amigo indígena, y qué se yo, mejor no tratan de que no nos muramos más de hambre, ni de tuberculosis, ni de Chagas, ni de discriminación?" Una insolencia vulgar y lamentable a la que por suerte nadie le dio el gusto de responder.

 

Momentos incómodos

 

Pero faltaba todavía lo peor. Valquinta, al recibir las llaves de la casa construida para él, no se emocionó. Simplemente dijo "gracias". El impacto en Capitanich y sus colaboradores fue evidente. Todos se quedaron inmóviles, esperando el gesto conmovedor de estilo en estos casos. Los camarógrafos y fotógrafos de la prensa oficial se inclinaron un poco más, como instando a un gimoteo o un módico llanto. La respuesta fue la nada.

Siguieron allí 28 minutos de gran incomodidad. El encargado de Protocolo quitó varias veces las llaves a Valquinta, se las puso en su mano al gobernador, y éste volvió a hacer la entrega. Valquinta seguía agradeciendo y nada más.

"Qué lindo abuelo que le den una casa, ¿no? Tantos años sufriendo y sufriendo, y ahora casa nueva", trató de incentivar la presidente del Instituto de Cultura, Silvia Robles, con la ayuda de un traductor. Valquinta escuchaba. "Sufriendo tanto, luchando contra la adversidad, atravesando los tiempos cual barco solitario hacia ninguna orilla", remarcó Jorge Franco, de Programas Especiales. "Batallando en las noches con la salvaje esgrima que nos permite resistir a la muerte y el olvido, si es que ambas cosas fuéranse distintas", agregó el ministro Omar Judis. "Abriendo las cortinas sangrantes del alma para escarbar hacia la pequeña ventana del amor polvoriento que traen las mañanas a caballo de una sonrisa, de un saludo, de un niño nuevo", aportó el diputado Ricardo Sánchez. Valquinta seguía ajeno.

El gabinete se rindió. Se notó en los hombros de repente caídos, los rostros enculecidos mirando al anciano, las patadas de rabia a las ruedas de las camionetas oficiales.

"Escucharemos ahora el mensaje del señor gobernador", anunció entonces, resignado, el locutor del acto.

Y ahí sí Valquinta, mientras intentaba infructuosamente liberarse de los familiares que lo sujetaban para que no huyera, comenzó a llorar desconsoladamente.

 

 

Artículo relacionado: Las masacres vuelven al pueblo en obras

 

 

.

 

 

Comentarios   

 
0 #8 Laura 04-04-2014 08:26
Con todas las prohibiciones, masacres, violación a sus derechos, destierro, a su comunidad, encima lo obligan a aprender español, porque no se esfuerzan (las personas más jóvenes y políticos) en aprender su lengua, que tiene la misma (o mas) importancia que la nuestra.
Me parece que no pidió objetos materiales, sino que lo escucharan y que todos conociéramos por lo que tuvo que pasar, que como se observa en esta “conmemoración” , todavía sigue pasando. No todos nos dejamos vender por un regalito.
Citar
 
 
0 #7 adriana 18-11-2012 10:40
Nadie se tomo el trabajo de explicarle a las autoridades que Por sus muchos años, Valquinta es:
SORDO !
Citar
 
 
0 #6 RAR 07-11-2012 03:02
Siguen con su campaña de difamación contra el Coqui , propagandistas del 8N, abusando de la libertad de prensa que tenemos gracias a Cristina.
Con la entrega de esa vivienda conseguimos ,a 5 años de gestión, el deficit 0 de viviendas para aboriígenes mayores de 100 años, objetivo cumplido antes de lo previsto en el plan plurianual, con superavit fiscal.
¿Algun gobierno provincial con población aborigen puede mostrar algo igual?
A pesar de su esfuerzos por ocultar la realidad, los hechos hablan por si solos.
Espero que no censuren este comentario.

A: Sacamos solamente el enlace que llevaba al video hot del directorio.
Citar
 
 
0 #5 Shorshinho 06-11-2012 15:03
El Coqui = Sheldon Cooper?
Citar
 
 
0 #4 EL POMBERITO 06-11-2012 14:29
Y...... hacerlo llorar no es moco de pavo, pero se nota la interna que aflora en el PJ, por ejemplo, no se lo ve a Julio amenazandolo con un beso de su dipu Marta si no llora, tampoco se lo ve a Gustavo amenazandolo con un corte de agua, tampoco al hermano del Chuñi, ese que es el capo de vivienda, en fin, viene brava la mano en el PJ
Citar
 
 
0 #3 peregrino 06-11-2012 12:42
La cara de Coqui revela claramente que no entiende un soto de lo que dice el anciano (cara de "¿LO QUÉEE?").
Citar
 
 
0 #2 peregrino 06-11-2012 08:07
Se observa muy claramente en la imagen que Valquinta lo mandó directamente a la #º$%&$}%·$% al Coqui. Nótese detrás del anciano, una dulce criaturilla se recaga de risa. Y el panzoncito de rayas le quiere advertir disimuladamente al Sr. Gobernador, mediante el conocido gesto de "ojo", pero don Hilton no lo ve.

En el extremo superior se ve un pibe jugando al Need for Speed, pero no viene al caso.

A: ¡Juaaaaaa!
Citar
 
 
0 #1 Ramoncito 06-11-2012 08:01
Porfa, Admin, ¿podría el Chuñi hacer la traducción a las lenguas Moqoit, Mocoví, Wichí y Qom del discurso oficial ?

Si el Maestro no puede por "falta de tiempo por tener que cumplir con compromisos contraídos con anterioridad", podría escribir al menos "Nos siguen culiando desde Cristóbal Colón hasta hoy" en esas cuatro lenguas ?

Gracia totale.

P. D.: A las dos S del saludo final se las presté a Julito y no me las devolvió ...

A: Es que para hacer La Sonda Saltamente Positiva ocupa como nueve packs de eses cada media hora. Entendé, no seas jodido, Monchi.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration