Angau Noticias

Viernes
24 de Noviembre
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Locales >> Bacileff con jardineritos: "No terminen como sus papis, cobrando un plan mugriento o rascándose las bolas en una oficina pública"

Bacileff con jardineritos: "No terminen como sus papis, cobrando un plan mugriento o rascándose las bolas en una oficina pública"

E-mail Imprimir PDF
Share

El gobierno está empeñado en mejorar la imagen del señor semigobernador de todos los chaqueños, Juaneff Carloff Bacileff Ivanoff, endurecida por las periódicas represiones policiales que ordena contra empleados públicos e integrantes de movimientos sociales que buscan mejoras en sus ingresos. Por eso apareció como un hincha más en el programa de Canal 9 sobre el Mundial, acarició cabezas de niños pobres entre los evacuados por las inundaciones y ahora irrumpió en un jardín de infantes donde se fotografió abrazando chicos y mirándolos como un abuelo bueno.

"Ustedes son el futuro del país, y deben intentar hacer todos los esfuercitos posibles para ser hombres de bien. No nos obliguen a nosotros, los gobernantes elegidos por Dios, a cagarlos a palos por no haber hecho una mierdita con sus vidas. Ustedes, las nenas, tienen que evitar ser atorrantas mantenidas, como la trolonga de Blancanieves, y ustedes, los nenes, deben ser algo totalmente opuesto al falopero malnacido de Pinocho", dijo Bacileff en su cálido diálogo con los chicos.

AN acompañó la recorrida del señor semigobernador por las instalaciones del Jardín 33 de Resistencia, donde inauguró obras de ampliación y refacciones, que incluyeron la habilitación de un pequeño calabozo subterráneo en el que serán recluidos los niños que no se adapten al Reglamento de Convivencia Democrática Sustentable No Contaminante, que comenzará a regir en la institución a modo de prueba piloto. La idea es que la experiencia se extienda el año que viene a todos los jardines y escuelas primarias de la provincia.

 

Clima de tensión

 

Aunque el equipo de comunicación y marketing del gobierno hizo todo lo posible por darle a la actividad un perfil distendido y coloquial, lo cierto es que el clima en el Jardín de Infantes era de nítida tensión. Las maestras, varias de las cuales habían sido apaleadas en las represiones del 7 de mayo y del 4 de junio, temblaban como vidrios de trenes a la espera de la llegada del semiprimer mandatario. Los padres de los chicos, para prevenir cualquier incidente, fueron autorizados a ver toda la visita desde un sector del patio, y rodeados de efectivos de la infantería policial, alambres de púas y perros de la División Canes.

El arribo de Bacileff Ivanoff tampoco contribuyó a mejorar el ambiente. El vehículo que traía al señor semigobernador llegó rodeado de 40 motocicletas policiales, doce patrulleros, un carro de asalto, dos camiones hidrantes y el seguimiento constante de un helicóptero AH-64 Apache, que generó un pequeño incidente al ametrallar los cuarto y quinto pisos de un edificio de la calle Illia, en uno de cuyos balcones una pareja tomaba mate en actitud sospechosa.

Ivanoff descendió del coche casi tapado por una legión de guardaespaldas con gafas negras que hablaban en una jerga inentendible por auriculares y micrófonos apenas visibles. Uno de ellos, al no reconocer a las autoridades escolares que se aproximaban a recibir al semigobernador, le partió la nariz de un puñetazo a la directora del jardín. Luego, levantaron en vilo a Bacileff y lo introdujeron al edficio, entre codazos a camarógrafos y patadas en las piernas a las madres de algunos chicos.

Por eso la entonación del Himno Nacional fue fría y desafinada. La vicedirectora quiso leer unas glosas preparadas por la directora (para entonces ya llevada al Hospital Perrando a fin de detener la hemorragia nasal y recibir las primeras curaciones), pero un asistente se le acercó, le quitó los papeles de mala manera y le dijo que no se leería nada que no estuviera previamente chequeado por la Secretaría General de la Gobernación. Para resolver la situación, la mujer se vio obligada a, simplemente, recitar la letra de Aurora.

Desde el patio llegaron algunos gritos. Un padre, alegando que debía salir para retirar a otro hijo que salía del colegio a esa hora, quiso saltar el cerco alambrado, y la policía no tuvo más remedio que soltarle tres perros que lo redujeron de manera dramática. Fueron quince minutos de gritos desgarradores mezclados con los salvajes gruñidos de los animales del orden.

En el salón en el que se realizaba el acto, la comitiva oficial puso a todo volumen la canción "La gallina turuleca" para tapar los alaridos que llegaban desde afuera.

 

"Al Chaco lo hacemos todos"

 

El señor semigobernador, en su discurso, destacó la inversión realizada para la optimación edilicia del jardín de infantes. "A nuestros niños siempre tenemos que darles lo mejor, y esta es una obligación esencial del Estado. Debemos darles lo mejor en educación, en salud, en perspectivas. No importa que sus padres sean gente de mierda", expresó.

Haciendo un juego de palabras con el nombre del establecimiento ("Niño de Yapeyú"), Bacileff invitó a docentes y padres a "hacer todo lo posible para que estos púberes, estos amados educandos, hagan de sus vidas caminos de provecho y éxito, que crucen las cordilleras de la ignorancia, y no terminen con sus existencias descajetadas, cobrando un plan mugriento o rascándose las pelotas en una oficina pública. Es nuestro deber ayudarlos a que sean explotados en el sector privado".

Como ya lo hiciera en el programa "La hinchada del 9", por la TV local, cuando comenzó el plan de "humanización" pos-represión, Ivanoff volvió a esgrimir un tono intimista para hablar de su propia infancia, reiterando que por padecer asma sus padres casi no le permitían jugar con otros chicos, que cuando lo hacía los demás lo hacían ocupar el puesto de arquero y que casi siempre dormía sentado. En varios pasajes, buscó poner toques de su fino humor, como cuando dijo: "Igual, no me quejo, sólo que cada mañana, después de tantas horas sentado contra el respaldo de la cama, tenía que pedirle a mi mamá que me prestara su resaltador de pestañas para dibujarme de nuevo la raya del culo", jocoso comentario que, sin embargo, sólo provocó cálidas risas entre los funcionarios de la comitiva.

"¿Era feo ser arquero?", preguntó un niño de la sala de 4, que de inmediato fue rodeado por varios hombres de negro que lo obligaron a sentarse y callar. Bacileff sonrió. "Era lindo -contestó-, si querés en un rato vamos al patio y te ensarto veinte pelotazos en la jeta por partido a ver si a vos también te gusta". Las carcajadas del ministro Soto se destacaron por encima de las risas del funcionarato. Maestros y padres cruzaban miradas con rostros inmutables.

"Lo que quiero que quede claro -retomó el señor semigobernador- es que al Chaco lo hacemos todos. Nosotros, buscando generar políticas que favorezcan el desarrollo y el progreso; el resto de los chaqueños tirando manteca al techo y pasándosela de joda como si los gobiernos cagáramos plata".

 

Cálido contacto

 

Comenzó luego la recorrida por el jardín, que dio lugar a que Bacileff se sentara a una pequeña mesa junto a varios niños que minutos antes habían recibido de la Secretaría de Políticas Comunicacionales papelitos con preguntas para el señor semigobernador. "Ay, pero no saben leer", indicó una docente. Los funcionarios se miraron con furia contenida. "No importa, que estos querubines pregunten las pelotudesecitas que quieran", tranquilizó Ivanoff.

"Mi mamá dice que usted le pega mucho a la gente pobre", abrió la charla un niño moreno de grandes mofletes. Bacileff sonrió: "No es cierto, en la represión del 4 de junio hubo dos de los heridos con balas de goma que eran gente que en enero había ido a Brasil. Decile a tu mamá que no te mienta, porque hacer eso es de atorrantas".

"¿Qué es el as má?", interrumpió una nena bien bajita. "Jaja, se dice asma, y es una enfermedad respiratoria", contestó el señor semigobernador. "Ah -retomó la pequeñita-, porque mi papá siempre dice que usted as má inútil que la mierda". Bacilleff hizo una mueca, miró a sus colaboradores y se acomodó los anteojos.

"¿Nos puede contar el cuento de Blancanieves?", pidió otra niña. "Ustedes son el futuro del país, y deben intentar hacer todos los esfuercitos posibles para ser hombres de bien. No nos obliguen a nosotros, los gobernantes elegidos por Dios, a cagarlos a palos por no haber hecho una mierdita con sus vidas. Ustedes, las nenas, tienen que evitar ser atorrantas mantenidas, como la trolonga de Blancanieves, y ustedes, los nenes, deben ser algo totalmente opuesto al falopero malnacido de Pinocho", fue la respuesta, con tono seco.

La niña de la solicitud comenzó a hacer pucheritos. Bacileff intentó evitar el desbarranque."Hijita, lo digo por el bien de ustedes. Blancanieves no es un ejemplo para seguir, pequeña ser inferior. Vivía en una situación para nada transparente, con siete tipos, todos encimados en una casita así de chiquita. ¿Ustedes se creen que ahí no pasaba nada? ¡Pero por favor! Se la deben haber recontrasurtido en ochenta y ocho posiciones. Y todo para que los enanos la banquen. Bien que cuando se enganchó un príncipe los dejó a los siete pelotudos haciéndose la manuela".

"Quizás el diálogo con los niños debería ser más propio de las edades de...", intentó interrumpir una maestra, que de inmediato fue alejada por un custodio que le hizo una llave en el cuello. Bacileff observó el procedimiento. Los chicos miraban todo con gestos de total sorpresa y pavor. "¡Cierren las bocas, carajo, que les entran bacterias y después hay que andar metiendo guita en los hospitales porque nada alcanza!", bramó Ivanoff.

Dos mujeres y un hombre quisieron retirar a sus chicos de la mesa compartida, que ya comenzaban a sollozar, pero la guardia gubernamental golpeó en los estómagos a las madres y rompió la boca del padre con la culata de una pistola nueve milímetros. Otros padres y algunos docentes quisieron intervenir, pero algunos de los policías del patio llegaron con cuatro perros y los redujeron.

"Gobernador, sería conveniente retirarnos. Acaricie dos o tres pendejos para hacer las fotos y vamos", le recomendó un hombre de Ceremonial y Protocolo. Ivanoff cumplió con el trámite, que tuvo como música de fondo los llantos infantiles y los ayes de dolor de padres y docentes reprimidos. Antes de irse, se giró, pidió silencio con un gesto, y dijo: "Y recuerden que, como decía el general De Gaulle, lo esencial es invisible a los ojos". Después se fue.

 

 

.

 

 

 

 

 

Comentarios   

 
0 #9 Roberto 13-07-2014 12:47
Martin no te rascas las bolas; contanos que haces ? No podes ser tan caradura parasito.
Citar
 
 
0 #8 RAR 02-07-2014 20:37
Conocía la frase : "Lo esencial es invisible a los ojos". Reflexioné mucho sobre su significado y me ayudó mucho para tratar de conocer a otras personas.
No sabía a quién pertenecía. Por ustedes ahora sé quien fue el autor. Gracias por ayudarme a enriquecer mi patrimonio cultural.
Citar
 
 
0 #7 Dennys Garcia 02-07-2014 14:58
Muy buenoo una postal de este gobierno.
Citar
 
 
0 #6 RAR 02-07-2014 13:21
Están creando la imagen de un Bacileff cruel y represor, dando información falsa. El Gober no dijo "cagadita a palos" . Yo estuve ahí y lo que dijo fue: "chas, chas por la colita".
Espero que no censuren este comentario.

A: Por esta vez pasa.
Citar
 
 
-1 #5 Martin 01-07-2014 10:59
che pelotudo, yo soy empleado publico y no me rasco las bolas, trabajo.

Seguro lo decis porque eso haces vos, imbecil.
Citar
 
 
+3 #4 letra brava 01-07-2014 00:12
por fin un semigobernador con las pelotas bien puestas!!!!!!!! !
Citar
 
 
0 #3 Ramón 30-06-2014 21:44
#2: Che Ignacio, sé sincero: A vos te parieron o te cagaron?
Citar
 
 
+1 #2 Ignacio 30-06-2014 17:07
¡Es todo mentira por Dios mi señora etuvo en el acto y bajno ningun punto de vista ocurrio toda esas barbaridades que se dicen!¿¿¿¿¿Dond e esta la responsabilidad de los medios de comunciacion señoresssss?????
Les exijo que se rectifiquen inmediatamente por el bien de la `paz social de los chaqueños!!!

A: Lo estamos chequeando con nuestro cronista aplicando el Protocolo de Confirmación de Informaciones No Tan Informativas del Grupo AN. Gracias por la advertencia.
Citar
 
 
0 #1 Entrerriano 30-06-2014 16:31
Que ironico y muy bien escrito. Saludos
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration

Mas leídos

Ingreso