Reapareció Fidel Castro para decir que Bacileff Ivannoff está vivo

Viernes, 23 de Enero de 2015 11:34 Donlai Enimor Pepe
Imprimir
ShareTweet

Sin que nadie lo esperara, Fidel Castro reapareció en La Habana, causando el asombro de la prensa internacional y hasta del propio gobierno cubano. ¿El motivo?: el anciano líder revolucionario quería desmentir que el gobernador interino del Chaco, Juaneff Carloff Bacileff Ivanoff, esté muerto.

"Hablé con él, y está bien, con su salud prácticamente a pleno. Bromeamos un poco y luego él tuvo que regresar al sarcóf... a su oficina, porque tenía asuntos que atender", contó Castro, vestido con el atuendo deportivo que se volvió habitual en él tras su retiro del poder.

 

Un mes desaparecido

 

En el Chaco, la borrada de Bacileff Ivanoff dio motivo a todo tipo de comentarios, ya que su última aparición había sido el 23 de diciembre, con un mensaje navideño. Hoy se cumple un mes desde aquella salutación, que tampoco se puede considerar una actividad pública, ya que consistió en la simple difusión de un comunicado para los medios.

En un intento por frenar la ola de rumores, la oficina de prensa de Casa de Gobierno difundió a mediados de este mes una foto de Bacileff leyendo un diario. Pero al ampliar la foto se podía ver que Ivanoff (a quien además se veía notablemente rejuvenecido) hojeaba un ejemplar del desaparecido diario El Territorio, en cuya tapa el principal titular era la eliminación de Argentina en el Mundial '82.

Angaú Noticias ya había difundido el 25 de septiembre del año pasado un informe en el que se revelaba que Bacileff había fallecido en su domicilio y que su gabinete ocultaba la noticia para ganar tiempo en el poder y encontrar un modo de garantizar la permanencia del funcionarato.

Si bien el señor semigobernador de todos los chaqueños tuvo después de eso algunas apariciones, llamaba la atención que en todas las actividades se lo veía con los ojos cerrados, la cabeza caída sobre el pecho y sus brazos y piernas manejados por cuerdas que bajaban desde el techo del Salón Obligado de Casa de Gobierno. También parecía sugestivo que al hablar no moviera los labios, y que su voz sonara idéntica a la de la persona que hace el doblaje al español del padre de Homero en la serie animada Los Simpson.

Aun así, la publicación de AN fue descalificada por el chiyismo. "Bacileff está vivo y en pleno ejercicio de sus facultades. A lo sumo de vez en cuando le salta la chaveta. Pero después uno lo reinicia y anda todo bien de nuevo", dijo un ministro.

 

Presente de incertidumbre

 

Sin embargo, en vísperas de Navidad el señor semigobernador volvió a desaparecer. Las hipótesis que se barajan son las siguientes:

 

-Ya no se puede disimular más su deceso. El freno a las importaciones impide conseguir las cuerdas con las que se daba movimiento al cuerpo de Bacileff en los actos posteriores al informe de AN, y se rechazó la idea de algunos titiriteros oficialistas de manipularlo con tacuaras.

 

-Bacileff se enamoró y quiere ser feliz. Algunas fuentes deslizan que JCBI se conoció con una joven artista en un recital (de la banda de música de la Policía del Chaco) y que la muchacha, con su estilo alocado e informal, convenció al mandatario de ir a radicarse en una isla de la Polinesia para vivir de la caza, la pesca y la obra pública. Según esta versión, Bacileff está muy cambiado: mas delgado y atlético, rapado y con el cuerpo totalmente tatuado con el mapa de calles de Castelli.

 

-Cayó en un pozo depresivo. El señor semigobernador pensaría que los funcionarios, periodistas y dirigentes que lo elogian en realidad lo hacen para mantener vínculos con el poder y no por las condiciones naturales de él como líder popular. Eso lo habría hecho caer en un pozo depresivo. Bacileff estaría encerrado en una habitación, haciendo rebotar todo el tiempo una pelota de tenis contra la pared y bebiendo whisky mientras llora y grita "¡Adriaaannneeee!"

 

-Sufrió un ACV. Otra versión habla de que el señor semigobernador sufrió un accidente cerebrovascular, y para colmo tenía el seguro vencido.

 

-Tuvo un percance incómodo. Se habla también de que Bacileff, por algunos alimentos ingeridos en Navidad, sufrió un trastorno dérmico y que, puntualmente, le creció en la nariz un inmenso grano de impresionantes formas fálicas. Como un tratamiento con pomadas no está dando resultado, se está evaluando la posibilidad de que al menos se lo vistan, para que Ivanoff pueda volver al pleno ejercicio de sus funciones.

 

-Se dio cuenta de que fue malo y ahora quiere ser bueno. Bacileff se habría hecho cargo de la crianza de un adolescente negro que conoció dando clases en una escuela del MIJD de Raúl Castells. El muchacho le hizo ver las cosas simples de la vida, jugó con él al béisbol y le enseñó a hacer barcos de papel, logrando una nueva visión de la existencia y el mundo por parte del señor semigobernador, quien al cabo de ese proceso se habría sentido muy avergonzado de haber reprimido a sindicatos, movimientos sociales y organizaciones indígenas durante el año pasado. Eso lo llevó a decidir que quiere ser bueno. Desapareció porque también decidió encerrarse hasta que se le pase.

 

-No encuentra la llave de la casa. No se descarta que Bacileff esté encerrado porque no encuentra la llave de la puerta de su casa que da a la calle. Es la hipótesis más firme.

 

 

Ampliaremos.

 

 

.