Angau Noticias

Viernes
24 de Noviembre
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Locales >> "Arme un partido y preséntese a elecciones", la chicana de Cristina a Macri en Olivos

"Arme un partido y preséntese a elecciones", la chicana de Cristina a Macri en Olivos

E-mail Imprimir PDF
Share

El martes, la señora presidenta saliente de todos los argentinos, Cristina Fernández de Kirchner, mantuvo en la Residencia de Olivos un encuentro mano a mano con el señor presidente entrante (¿y entrador?) de todos los argentinos, Mauricio Macri. Fue una reunión que muchos calificaron de "decepcionante", por lo poco que aportó a la transición institucional que debería estar concretándose en el país.

 

Angaú Noticias pudo reconstruir al detalle el diálogo entre CFK y MM, para que sus lectores evalúen si se trató de una reunión estéril o, por el contrario, positiva para la apertura de una nueva etapa en la historia argentina.

A continuación, el intercambio al que ningún otro medio tuvo acceso:

 

-Buenas tardes, presidenta.

Cristina lo mira como si Macri se hubiese burlado de sus zapatos.

-¿Qué se siente?
-¿Perdón, presidenta?
-Pregunté qué se siente.
-No me lo tiene que preguntar, usted también fue elegida por el pueblo para...
-No se haga el estúpido. Le pregunto qué se siente destruir un hogar.
-¿Un hogar?¿Destruir? No ent...
-¿Podemos saltearnos toda la parte de que usted no entiende y se sorprende por alusiones mías que usted capta perfectamente?
-Es que sinceramente no sé a qué se refiere. ¿Es una metáfora lo del hogar?
-Usted es una metáfora, ingeniero Macri. Usted, su vida, su carrera política, este país, su sonrisita de vendedor inmobiliario a comisión, su beso metafórico a su esposa metafórica luego del debate metafórico...
-¿Le pasa algo, presidenta?
-(Cristina lo mira fijamente y habla entrecerrando los ojos) Es tan necio... tan necio.
-Presidenta, sinceramente me está incomo...
-Sí, un hogar, ingeniero Macri. Usted destruyó un hogar. Le preciso más: usted destruyó MI hogar.
-Cristina, a ver...
-¡Señora presidenta de todos los argentinos, carajo!
-(Se detiene, suspira tenso) Señora presidenta, este diálogo...
-Mi hogar, sí. ¿Usted no sabía que mi marido murió?
-Obviamente que sabía, pero...
-¿Y que yo no tengo otro trabajo más que éste?
-Es que no...
-¿Sabe que Maximito no trabaja aún y que lo discriminan por inútil?
-Señora...
-Y Florencia... ¿Qué le puedo decir de Florencia que no se note? Entonces, aunque me sienta muy tonta de tener que decírselo como si usted no lo supiera: sí, ingeniero Macri, usted destruyó un hogar. ¡Ah, y Daniel! ¿Sabía que a Daniel le falta una pierna? O un brazo, no recuerdo bien. No fue una elección pareja.
-Presidenta, no convirtamos a esto en algo personal. Por Dios, estamos en este instante protagonizando un momento histórico. Una jefa de Estado saliente y un jefe de Estado electo...
-No me rompa los ovarios más de lo que ya lo hizo en estos últimos tiempos. La historia... ¡já, la historia! La historia es un invento. La historia no existe, ingeniero Macri. La inventaron las editoriales para poder vender manuales a los estudiantes. Todas esas reuniones grandiosas... San Martín con Bolívar, Belgrano con San Martín... El tamborcito de Tacuarí ganando batallas con un bombito de morondanga... ¡Por favor! Se cuentan más verdades en el Discovery Kids que en un libro de historia. La historia son un montón de miserables como usted a los que los historiadores remojan en lavandina.
-Francamente, me esperaba otra actitud de su parte. Presidenta, ¡hay cientos de cosas de las que tenemos que hablar, falta un puñado de días para que yo tenga que conducir este país!
-¿Y?¿Es un problema mío eso? Y si no le gusta cómo me manejo, forme un partido y preséntese a elecciones.
-Presidenta: eso hice, y por eso estoy acá.

Macri sonríe ahora con malicia. Cristina se ve furiosa por haberle dejado servido el remate.

-Le repito: no es un problema mío. ¿Usted quería ser presidente? Listo, lo va a ser. Hágase cargo.
-Hay una transición que organizar.
-¿La Constitución habla de transición en alguna parte, ingeniero Macri?¿Le acerco un ejemplar para que me diga en qué artículo? Déjeme adelantarle esto: en ninguna parte habla de lo que usted llama transición. Los gobiernos empiezan un día, terminan en otro, y luego les sigue una nueva gestión. Así de simple.
-Si usted cree sinceramente en eso, ¿para qué me convocó entonces?
-En primer lugar, para verle la cara, para ver si tenía el tupé de venir después de lo que hizo.
-¿¿Después de hacer quéeee??
-¡Dios mío, qué perverso es!

Los dos se miran con rabia.

-Me gustaría que si usted no previó que el fotógrafo de Presidencia retrate este encuentro, permita que entre el fotógrafo que vino conmigo.
-¿Fotos?¿En las fotos está pensando?¿No quiere que también salgamos ahí (señala hacia el acceso principal) y hagamos una coreografía con una canción de Abba?
-(Macri suspira) Presidenta, afuera hay un pueblo que espera señales, gestos...
-¡Que miren videos viejos de “Dígalo con mímica”, entonces! Yo no estoy acá para gestos, ingeniero Macri. Y el pueblo... déjeme de joder con el pueblo, ingeniero Macri. Tan luego usted, que tiene menos pueblo que las islas Georgias del Sur.
-(Mueve la cabeza a ambos lados) No entiendo, sinceramente no entiendo para qué fue esto...
-Ya le dije, quería ver si tenía la caradurez de atravesar esa puerta. Y en segundo lugar, para que cuando lo reporteen sus amigos de los medios monopólicos no diga que esta reunión estuvo vacía o careció de resultados prácticos. Acá tiene.

Cristina le extiende un manojo de llaves. Macri las recibe con semblante neutro.

-La de paletas grandes es la de la entrada principal a la Rosada. La que tiene la marquita roja es de la puerta del costado, que es la que más le conviene. La blanquita es la del despacho. Las dos chiquitas son las de los primeros cajones del escritorio. Los otros dos cajones tienen la cerradura falseada.
-Presidenta, no me esperaba esto.
-No tiene nada que agradecer.
-No, si no le estoy agradeciendo. Le digo que esto es lo de menos. Con esto no alcanza.
-Ya sé que no alcanza, porque le falta la llave del ático que lleva a la parte de la terraza en la que aterriza el helicóptero, jajajajajaja.

La carcajada brutal de Cristina congela a Macri. Se abre la puerta y aparece Máximo.

-¿Todo bien, má?
-Sí, hijo, sí, me reía nomás.
-Ah, vino el tipo.
-Y sí, sabés cómo es. Si no lo recibís te dicen que sos una desgraciada, una dictadora, una bipolar. ¿Vos cómo estás de la pierna, papito?
-De la rodilla bien, pero recién me cagué el tobillo.
-Ay, corachonchito, tené cuidado. Dejá de cagar parado, ya te dije. Sentate en el inodoro, ¿sí? Y limpiate el tobillo, ugggg, fijate cómo lo tenés.
-Sí, má. ¿Se va el forro y venís para mi pieza que te quiero decir algo?
-Sí, andá, andá.
-Qué grande está el nene, eh.
-Ingeniero, no me joda. Basta, ¿sí?
-Presidenta, sólo quería ser...
-Basta.
-Ok.
-Ah, y esto también tenía que darle. El control del aire de la oficina. No se zarpe al regular la temperatura porque anda una maravilla, debe ser lo mejor que tuve en el gobierno jejeje. Lo pone en 23 grados y le deja los pezones como dos púas de tocadiscos.
-Presidenta, entienda que yo necesito contar con alguna información básica...
-Ingeniero Macri, a ver si nos entendemos. Primero, usted es un ciudadano común que está hablando con la presidenta en ejercicio.
-Soy el presidente electo.
-Un presidente electo por tres puntos de diferencia de mierda. Así cualquiera es presidente, ingeniero Macri. A mí me daría vergüenza asumir así.
-Le recuerdo que su esposo también tuvo una diferencia de tres puntos en 2003, pero perdiendo con Menem. Y que después no hubo balotaje así que nunca supimos cuál era el grado real de consenso de su candidatura.
-Lo hubiera arreglado con él, ingeniero Macri. Yo fui reelecta con el 54% de los votos. Tres puntos más que usted, fíjese qué coincidencia.
-No me interesa que nos chicaneemos. Me interesa que me diga el estado de las cuentas públicas, cómo vamos a ensamblar las políticas que están ejecutando los ministerios y organismos... Mi equipo me dice que en el Banco Central quedan apenas 3000 millones de dólares de reservas. Es gravísimo eso.
-Bad informeichon, ingeniero, bad informeichon.
-¿Y entonces?¿Cuánto hay?
-Mire, Macri, no le voy a andar con vueltas. Me revienta su actitud. ¿De dónde saca que usted puede venir a mi casa a interpelarme?
-Ni es una interpelación ni esta es su casa, presidenta.
-¡Ayyyy, el demócrataaaaaaa!¡Basta, Macri!
-Presidenta, me voy a retirar.
-(Cristina habla haciendo muecas) Ñeñiñeta, ñaña ñaña...

Macri se pone de pie, se abrocha el saco y enfila hacia la puerta. Antes, se detiene y gira.

-Lo último que le pido es que al menos nuestros equipos coordinen la ceremonia de traspaso de mando.
-Ah, eso, gud informeichon. Me hizo acordar que le tengo que avisar que es probable que el 10 de diciembre yo no pueda ir a la ceremonia.
-¿¿Cómo??
-Tengo dentista, ingeniero Macri. Las mujeres también tenemos derecho a cuidar nuestra dentadura. ¿O es maltratador también?
-Presidenta... por favor...
-Y Amado creo que tiene una gira con La Mancha de Rolando, así que tampoco creo que esté. Es probable que a la banda se la pase el senador Menem.
-Sinceramente...
-Pero va a ser una ceremonia linda, eh, no se preocupe por eso. La idea es que tipo 9 entren las banderas de ceremonias de algunos colegios; después viene una córeo de los chicos de La Cámpora, todo con máscaras, como en una publicidad nuestra que habrá visto; luego un recital de Fito Páez, y por último unas glosas a cargo de Gerardo Romano. Ah, y un video. Vio que ahora en las fiestas se estila lo del video. Sería algo sobre Fernando Niembro.
-Me voy, presidenta.
-¿Ya? Había encargado unos bizcochos...

 

.

 

Comentarios   

 
-1 #2 peregrino 01-12-2015 15:55
Mnnnnn... ¿Es idea mía, o Uiardechempions se está bandeando para el lado de la Revolución de la Alegría?
Citar
 
 
+4 #1 El Entrerriano 27-11-2015 09:04
Excepcional pieza de información, con muy buenos matices literarios, entretenida, casi divertida de leer y digo casi por que si uno lo piensa, lo mas probable que el diálogo haya sido tal y como esta relatado, con lo cual a uno se le borra la sonrisa y un breve escalofrio recorre el cuerpo pensando en como semejante...... ...ser humano digamos, puedo estar al frente de la presidencia de la república y aun asustarse más al pensar en como nuestra sociedad avaló todo esto.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration

Mas leídos

Ingreso