Angau Noticias

Jueves
23 de Enero
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Locales >> Alberto con AN: "El gabinete ya está definido, pero Cristina no me quiere dar los nombres"

Alberto con AN: "El gabinete ya está definido, pero Cristina no me quiere dar los nombres"

E-mail Imprimir PDF
Share

El presidente electo de todos los argentinos, Alberto Fernández, afirmó que el gabinete que lo acompañará a partir del 10 de diciembre "ya está definido de punta a punta", pero se excusó de anunciarlo "porque Cristina todavía no me pasó ninguno de los nombres" de los futuros funcionarios.

 

En diálogo con Angaú Noticias, el semijefe de Estado intentó disimular la contrariedad que le genera la situación, si bien se mostró confortado por el hecho de que CFK "me adelantó que yo sigo estando" en el nuevo elenco gubernamental.

 

"Para mí que voy a gobernar yo"

 

-Ya estamos en plena cuenta regresiva para su asunción como presidente y circulan frenéticamente nombres de supuestos integrantes de su gabinete. ¿Cuándo piensa anunciarlo?

-Yo entiendo que usted trabaja para un medio y sé que le ordenaron entrevistarme, pero supongo que usted es capaz de reconocer que es muy estúpida la pregunta y que es muy estúpido el hecho mismo de que esté aquí, en mi departamento, preguntándome cosas como si yo lo conociera desde la infancia y usted fuese una especie de confidente mío.

 

-Perdón, pero en realidad todo tiene que ver simplemente con la función periodística. Le pedimos una entrevista, usted nos dijo que podíamos venir a esta hora, mi misión es pregunt...

-No, no, si toda esa parte dogmática y ritualística, penosamente ritualística, de su trabajo (hace gesto de comillas) yo la entiendo perfectamente. Pero yo no le pedí que venga, ni se lo pido a los que van a esperarme a que salga de cualquier parte, a que entre a cualquier reunión.

 

-Francamente, no entiendo el reproche. Usted es el presidente y...

-Ponele...

 

-Es... ¿Qué quiere decir con "ponele"?

-No, mire, yo no voy a entrar en sus juegos de palabras, son muy tontos y me aburren. Sólo le digo que está todo bien con la prensa y la supuesta democracia, pero que un periodista (nuevo gesto de comillas) no puede, por el solo hecho de serlo, pretender invadir permanentemente la vida privada de una persona y que eso no tenga reacciones, consecuencias, derivaciones.

 

-Fernández, de verdad que no entiendo su planteo. Yo llamé...

-Ya, ya, ya, no hace falta mariconear, lo único que yo quería era dejar en claro algunas cosas, como para no legitimar situaciones que son antinaturales y no tienen ningún derecho detrás. Son simples atropellos. Y ahora, por favor, siga con sus preguntas de mierda.

 

-Alberto, me da la impresión...

-Fernández... Alberto... Decidite cómo me vas a llamar, nene. Pero andá con cuidado, porque yo los defendí a ustedes cuando algunos compañeros decían que lo mejor era incendiar los diarios, los canales, y empezar de cero. Son visiones. Yo, quizás equivocadamente, decía que había que darles una oportunidad. Y la desaprovecharon, por supuesto. Pero preguntá, dale, si para eso viniste a arruinarme la tarde. Eso sí, que quede claro: yo no te llamé.

 

El cronista duda entre quedarse o irse. Fernández lo mira fijamente, un brazo extendido sobre el respaldo del sillón de tres cuerpos en el que está sentado, el otro con los dedos tamborileando sobre el posabrazos. Los párpados a media asta, como renunciando a cualquier interés por el diálogo periodístico.

 

-Le pregunté por el gabinete.

-Oh, sí, la gran pregunta (sobreactúa, burlón). Qué difícil debe ser la carrera del periodista (suspira y mira hacia el techo). A ver (se recompone), el gabinete ya está definido de punta a punta, pero no lo puedo anunciar todavía porque Cristina no me pasó ninguno de los nombres. Salvo el mío, porque eso sí me dijo: que yo sigo. "Vos vas a estar", me dijo. Y yo confío en ella.

 

-¿No significa esto que finalmente sucedió lo que muchos analistas sostenían, en cuanto a que usted tendrá un rol casi meramente formal en el gobierno y que quien va a tomar verdaderamente las decisiones será ella?

-Con una mano en el corazón, para mí que voy a gobernar yo. No sé, es como una intuición, un presentimiento muy fuerte que tengo. Además ella ya manejó el país dos veces, no creo que tenga ganas de seguir con eso. Tiene dos nenes además, es viuda, los tiene que criar sola... Son varias cosas.

 

-¿De verdad cree que Cristina es una perseguida política?¿Le parece que no hay sustento en el cúmulo de causas en su contra?

-No tengo ninguna duda, aunque sé que usted va a distorsionar mi respuesta o directamente no la va a publicar. Pero igual se la digo y se la repito: no tengo ninguna duda.

 

-¿Por qué?

-Todos los grandes líderes populares han tenido que soportar procesos judiciales fraudulentos dirigidos a destruirlos. Ghandi, Perón, Roosevelt, Churchill, Monzón... y la lista sigue. Dicen que Cristina es la jefa de una banda y jamás pudieron demostrar que sepa tocar un solo instrumento musical.

 

-¿Pone las manos en el fuego por ella?

-¿Qué sentido tendría hacer algo así?¿Qué clase de locura es esa pregunta?

 

-Es una metáfora, no me diga que nunc...

-No me sorprende que me la dijera, entonces. Las metáforas siempre fueron antiperonistas. Están llenas de odio. Como algunos. Pero ¿sabe qué? Al odio no le vamos a permitir que gane la batalla. Acá va a triunfar el amor, aunque para ello haya que fusilar a los que odian.

 

 

.

 

Comentarios   

 
+1 #1 De la Gente 07-12-2019 06:51
Gracias por volver chuñi , la viva vuelve a tomar color, un color que se mezcla con narapol y sale la obra de arte mas hermosa del universo.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration