Angau Noticias

Martes
26 de Enero
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Locales >> El periodismo sin hechos

El periodismo sin hechos

E-mail Imprimir PDF
Share

Si se analiza lo ocurrido desde la recuperación democrática a la fecha, se advertirá que el manejo de la información en el Chaco siempre estuvo contaminado por presiones originadas, principalmente, en el manejo de la pauta publicitaria estatal por parte de los gobiernos de turno. La ecuación aplicada se puede resumir, en general, de la siguiente manera: hay apoyo para quienes no cuestionan al oficialismo; no lo hay para quienes osen criticarlo.

 


M√°s all√° de que la consigna es a√Īeja, no hay demasiadas dudas acerca de que esa f√≥rmula adquiri√≥ una intensidad asfixiante con la llegada de Angel Rozas al poder. La clara incapacidad de los jefes de la Alianza para admitir la pluralidad, siquiera para tolerar la existencia de otros pensamientos, se tradujo en un cercenamiento in√©dito de la libertad de expresi√≥n, s√≥lo superado por el de per√≠odos bajo gobiernos militares.


Si algo aprendieron los periodistas chaque√Īos en esa docena de a√Īos, eso fue el miedo. Se dio el extra√Īo espect√°culo de funcionarios rodeados por una mara√Īa de cronistas que no preguntaban nada. No era casual: por preguntar, m√°s de uno perdi√≥ el trabajo o qued√≥ ‚Äúcongelado‚ÄĚ en su medio empleador.


El nivel de vigilancia sobre lo que se escrib√≠a o se dec√≠a tampoco tuvo antecedentes. El invisible y obeso Gran Hermano de la gesti√≥n rozista se hac√≠a notar cuando alg√ļn esbozo de cuestionamiento al poder sonaba en el aire. El telefonazo desde la Casa de Gobierno advirtiendo o pidiendo cabezas en bandeja no se demoraba.

El otro lado

Y as√≠ como entre los periodistas honestos el miedo o la desventura marcaron este tiempo reciente, se expandi√≥ como nunca la generosa fauna chaque√Īa de la obsecuencia sin l√≠mites. Ni siquiera hace falta dar sus nombres. Son ampliamente conocidos, y hasta son objeto de an√°lisis en escuelas y facultades de periodistas. No es para menos, ya que han inventado una criatura que ni el mismo Orwell lleg√≥ a imaginar: el periodismo sin hechos.


Para entender esto, conviene sintetizar algunos preceptos del mundo de la información.


Casi todos los autores coinciden en que el de investigaci√≥n es el periodismo que m√°s derecho tiene a ser llamado tal. Esto es as√≠ porque es el m√°s profundo, el que m√°s explora lo que hay detr√°s de los hechos, o en la ra√≠z de ellos, y el que mejor permite identificar responsabilidades. Expresa aquello que bien defini√≥ Verbitsky: ‚ÄúEl periodismo siempre molesta; lo dem√°s es propaganda‚ÄĚ.


El periodismo de investigaci√≥n, en ese sentido, va m√°s lejos que otras fases o tipos de periodismo. El m√°s b√°sico de todos es el periodismo meramente informativo, que incluye al periodismo de declaraciones. Consiste en limitarse a reproducir datos provistos por una fuente informativa, generalmente oficial o institucional, o en reproducir expresiones textuales de figuras p√ļblicas.


Un pelda√Īo m√°s arriba est√° el periodismo de denuncia, que transmite acusaciones o reclamos. Implica algo m√°s de compromiso que en el caso anterior.
Tambi√©n hay otras vertientes, como los informes period√≠sticos, que buscan interpretar o describir determinados temas, situaciones o fen√≥menos culturales. Para algunos, √©ste es, en tiempos de posmodernidad, un andarivel m√°s √ļtil que todos los dem√°s, porque en esta era de desconciertos sirve m√°s el retrato de la instancia humana que saber si alguien se qued√≥ con media licitaci√≥n de una obra p√ļblica.


Pero más allá del vaivén de opiniones, en todas esas variantes siempre hubo y habrá un mismo origen de la actividad periodística, y son los hechos. Para que exista una noticia, un informe, un trabajo de investigación, el periodista necesita siempre de un hecho como punto de partida.


Ahora bien, la mirada sobre el hecho también tiene discusión propia.

El gran invento chaque√Īo

El debate m√°s viejo es objetividad versus subjetividad. La objetividad fue por mucho tiempo la gran meta del periodista. Se supon√≠a que el hombre de prensa pod√≠a abstraerse de sus propias convicciones, de su forma de pensar, de sus experiencias, y contar los hechos ‚Äútal cual son‚ÄĚ, sin ninguna impronta personal.
La subjetividad, desde ese punto de vista, parecía un vicio que había que extirpar. Con el tiempo se vio que la objetividad es imposible, y que la subjetividad es inevitable, pero que además hasta es deseable, siempre y cuando incluya honestidad, intelectual y de la otra.


Es decir que en el periodismo siempre estuvo en debate de qué forma abordar los hechos, hasta dónde, con qué perspectiva, con qué métodos, con qué fines.
Sin embargo, en el Chaco, en los √ļltimos a√Īos, se plante√≥ para la actividad period√≠stica una vuelta de tuerca que muy pocos pod√≠an imaginar, y que es el resultado de una pol√≠tica comunicacional que de manera concreta y deliberada busc√≥ y logr√≥ instaurar una forma in√©dita de periodismo, que es el ‚Äúperiodismo sin hechos‚ÄĚ.


En esta fase, el mandato gubernamental a los medios ya no consistió en atenuar el tratamiento de los hechos noticiables que podían afectar a la imagen de la gestión radical, sino que lo que se planteó fue directamente establecer la inexistencia de esos hechos. Ni siquiera la negación: la total inexistencia.


Un ejemplo muy notable fue el caso Pibernus. Cuando el esc√°ndalo por las donaciones truchas ya era inocultable, s√≥lo dos o tres medios ‚Äďentre los cientos que existen en la provincia- se animaban a reproducir parte de las denuncias relacionadas con la historia. El primer informe a fondo sobre el caso fue de un canal de cable en Buenos Aires, y fue presentado por Roman Lejtman. Aqu√≠, mientras, se hablaba de lo esplendorosa que se hab√≠a puesto la Isla del Cerrito y de que el cruce sanmartiniano de la Cordillera de Los Andes era una prenda de alumnos de primaria al lado de la Cabalgata de la Fe.


En 2007, la marcha indígena desde distintos puntos de la provincia hacia la Casa de Gobierno, fue transmitida en directo por canales de Buenos Aires, pero no por siquiera uno de los canales abiertos o cerrados del Chaco, que en cambio sí demostraron una gran capacidad técnica para transmitir en vivo las lecturas de cronogramas salariales o los actos-aniversario de Convergencia Social.


Antes de las elecciones pasadas, muy pocos, poquísimos medios, se animaron a publicar la denuncia penal contra Angel Rozas por presunto enriquecimiento ilícito, aunque había sido formalizada en un tribunal.


Durante meses, canales y diarios de toda la Argentina y del exterior difundieron ampliamente informes sobre la vergonzosa marginación de las comunidades aborígenes en el interior, con un detalle que nunca vimos en nuestra prensa local.
Durante el gobierno de Rozas, una investigaci√≥n del periodista Jos√© Luis Zampa para La Voz del Chaco sobre la compra de un semipiso en un edificio c√©ntrico por parte del gobernador se anunci√≥ en la tapa, como t√≠tulo principal, pero dentro del peri√≥dico la nota anunciada no estaba. Hab√≠a sido levantada a √ļltima hora. No hay otro caso como √©se en la prensa gr√°fica mundial. Lo que son las casualidades: el diario, a partir de all√≠, tuvo una pauta publicitaria oficial de la que hasta ese momento carec√≠a.


Es decir, aquí no hubo sutilezas. No se trataba de acomodar más o menos la forma de presentar los hechos, sino que la norma fue negarlos. Así como tampoco se trataba de discutir ideas con los adversarios políticos, sino de borrarlos y en lo posible destruirlos. Tampoco se trataba de armar la mejor ingeniería jurídica para hacer frente a las causas judiciales en contra de los intereses del oficialismo, sino que la estrategia consistía en neutralizar a los jueces que las tramitaban y ocupar las vacantes con amigos.


Como en aquel cuento infantil, había que decir que el Rey llevaba un vestido maravilloso, aunque marchase desnudo. Había que decir que las gestiones gubernamentales eran exitosas y brillantes, aunque todos los indicadores sociales y económicos dijeran lo contrario. El mandato era simple: había que derogar la realidad, y reemplazarla por la cartelería oficial.

El sol y las manos

Esta estrategia, sin embargo, tenía un insalvable talón de Aquiles. Es que los hechos se pueden negar, pueden borrarse de los medios, pero no por ello dejan de existir. Y la anestesia sobre amplias franjas de la sociedad no podía tener un efecto permanente. Tarde o temprano, la realidad, como quiera que se la interprete, aparece y dice presente. Entonces, caen todos los castillos de arena y los mundos fabricados a fuerza de sobornos.


El estrepitoso choque del avi√≥n rozista contra el duro suelo de esa realidad debe ser bien apuntado por la gesti√≥n actual. El reparto discrecional ‚Äďy escondido a los ojos ciudadanos- de la millonaria bolsa de la publicidad estatal no tiene ning√ļn rasgo republicano. Debiera ser democr√°tico y transparente.


La derrota de septiembre de 2007 no fue sólo de Rozas y los suyos, también en ella compartieron cucharadas de polvo los principales exponentes de ese periodismo experto en ocultar, que tan pronto finalizó el escrutinio de los comicios corrió a comprar nueva lencería para acostarse con el peronismo, como antes lo hizo con la UCR, como lo harían con la izquierda vernácula si aquí alguna vez ganaran los hombres que prometen revolución.


Son las putas caras del poder, y si algo no se les puede negar es la total conciencia que tienen de su rol. Indefendibles cómplices del hambre, la postración y la muerte de miles de chicos, adultos y viejos. Porque de nada sirve conseguir desde un micrófono la Novalgina que necesita la madre desesperada del asentamiento, si por otra vía se es parte del plan de ocultamiento que pone detrás de las cortinas a los desnutridos, los indios, la gente hecha mierda.


El primer a√Īo de Capitanich da para la mueca. Las presiones sobre los periodistas bajaron notablemente, pero no se hizo nada por combatir la brutal precarizaci√≥n que les imponen sus empleadores ni tampoco se impuso un m√≠nimo cambio en el intoxicado manejo de la informaci√≥n. Est√°n los mismos de siempre, para lo mismo de siempre, cobrando casi lo mismo de siempre.


Tampoco hay se√Īales de inter√©s por promover y lograr la aprobaci√≥n de una ley que regule la distribuci√≥n de los fondos publicitarios oficiales con un criterio de pluralidad y transparencia. No ser√≠a f√°cil definir una ecuaci√≥n para la asignaci√≥n de pautas, pero cualquier cosa ser√° mejor que mantener la total discrecionalidad vigente. Tambi√©n duermen en alg√ļn caj√≥n los proyectos de libre acceso a la informaci√≥n p√ļblica.


Antes de terminar, algo más: la materia prima de la libertad de expresión debe ser un sector periodístico decidido a defender el derecho social a la información, más que un gobierno dispuesto a respetarlo, pero también debe serlo una sociedad más atenta a lo que sucede y le sucede, una sociedad con sentido crítico.


Porque una cosa es ser enga√Īado, y otra cosa es comprar, todas las ma√Īanas, los mismos buzones en las mismas esquinas.

Sergio Schneider 

 

Comentarios   

 
0 #14 ahh...mílcar 19-12-2008 12:14
Mejor tarde que nunca, dicen algunos.
No es mi idea para todo, pero la adopto para establecer una especie de feed back con Pepe Argento.
Hace ya tiempo que eleg√≠ darle a la palabra utop√≠a un significado mas positivo y pensarla como aquello que puede suceder, ya que en definitiva suele ser el impulsor de muchas muy buenas acciones. Se me ocurre incluso que quiz√° alguna vez este v√≠nculo llamado Anga√ļ haya sido una utop√≠a tambi√©n.
Y es así que también coincido con tu idea de pergeniar un plan. Y actuar. Y hacerlo ya, mientras caminamos, sin cansarnos. Porque la inmovilidad no sabe de utopías
Citar
 
 
0 #13 mambru 19-12-2008 04:56
Les cuento al respecto, ya sin la profundidad del administrador, pero con un detalle de actualidad que suma al tema, en la reunion de hace pocos dias del gobernador con el sindicato de prensa dijo que personalmente se ocuparia de darle una pronta solucion al tema, se le esta escapando la tortuga¬°¬°¬°, el a√Īo se va, y mientras muchos sectores tendran premios e incentivos extras para descomprimir un poco la situacion de crisis, en las radios seguimos esperando la carroza. Mientras tanto circula off the record una planilla donde figuran los montos increib les que en materia de propaganda oficial estaba pagando la alianza. Un ejemplo: la emisora insignia de la radiofonia historica en el chaco, que tiene dos se√Īales una am y otra fm (en realidad tres pero la otra es trucha che), facturaba cada once once meses 490,000 pesos, si leyeron bien, cuatrocientos noventamil pesos, solo por pasar los avisos oficiales, que linda plata no? encima dulce¬°¬°¬°
otro detalle, en el mismo lugar sus periodistas y locutores cobran EN BLANCO cifras que ni siquiera respetan el minimo vital y movil que rige a nivel nacional, y la justicia laboral ya no protege a los trabajadores, o por lo menos a los de prensa, o por lo menos a los de esta emisora, AMENNNNN¬°¬°¬° Entonces digo, ¬Ņ CUAL SERIA EL MAYOR INCONVENIENTE PARA ARREGLAR ESTE TEMA? ¬ŅACASO UNA EMPRESA CONSTRUCTORA QUE QUIERA PARTICIPAR DE ALGUNA OBRA PUBLICA NO DEBE PAGR LOS SUELDOS DE CONVENIO. Y TRIBUTAR AL FISCO COMO CORRESPONDE? SEGURO QUE ES ASI, Y PORQUE EN L CONSTRUCCION SI Y EN L PROPAGANDA OFICIAL NO? NO SERA LA PAUTA OFICIAL LA CAJA CHICA DE ALGUNO EN GOBIERNO, NO?
Citar
 
 
0 #12 dante 18-12-2008 12:12
la prensa es el 4to poder anday√©, y donde estas que no te veo, lo que hay son medios de difusi√≥n y los hay para hacer dulce, los medios periodisticos solo esta angaunoticias, la √ļnica manera de decir mentiras que son verdades.
Citar
 
 
0 #11 luis 17-12-2008 07:04
disculpen el dibujo de presentacion es la cabeza del pocho o parecida, pone todo junto administrador vos que sabes manejar esto aparatos
Citar
 
 
0 #10 luis 17-12-2008 06:58
que lindo todo lo que decis, pero no fue asi siempre?, a quien no le gusta que le chupen la media, acaso el periodismo no se a prostituido siempre o son los patrones, en cuanto a los buzones en que esquina a ver si con los 200 me alcanza para uno
Citar
 
 
0 #9 Pepe 17-12-2008 06:03
Al final los políticos pueden ser vilipendiados.
PERO LOS DUE√ĎOS DE LOS MEDIOS JAM√ĀS.
El poder no est√° solo en el Gobierno.
¬Ņqui√©n trabaja sobre el imaginario p√ļblico?
Los medios.
Yo no olvido el tratamiento de héroes que le daban a los "camperos" cuando tiraban comida a la ruta.
El "diario de mayor circulación" es una bandera campestre.
As√≠ que hay que cuestionar primero a los due√Īos
Bueno sería rever la película "El ciudadano Kane" de Orson Welles.
Los due√Īos de los medios son dioses: nadie los elige y pretenden decir que est√° bien y que est√° mal sin que nadie les diga ni mu.
Representan intereses corporativos, muchas veces en contra del interés mayoritario.
Y SON LOS PATRONES DE LOS MEDIOS LOS QUE EN REALIDAD AMORDAZAN A LOS PERIODISTAS.
Cuando alg√ļn sindicato de prensa se levanta contra un medio poderoso, enseguida ADEPA habla de "ataque a la libertad de prensa"
Y guay de aquel trabajador de prensa que quiera ir contra la corriente emanada desde la Gerencia de un diario, TV, etc.
Repito, a los políticos al final se los raja, hasta el mismo Bush se va derrotado, pero en cambio a los gerentes y ejecutivos del Leman Brot. nadie les mueve un pelito.
Hay una idea muy metida de que los empresarios son buenos y los políticos malos.
Falta la crítica a los patrones negreros.
Falta la crítica a los patrones que se alían con sectores explotadores que apoyaron la dictadura que mató miles de argentinos, y por supuesto, trabajadores de prensa.
Pepe.
Citar
 
 
0 #8 pepe argento 17-12-2008 00:42
Está bueno lo de Galeano, Amilcar, pero utopía significa "un lugar que no existe". Así que, visto de este modo, si la cuestión es solamente caminar ahí discrepo. Pero propongo una solución en dos partes:
1) Mientras camino, elaboro un plan. O sea, que el "otro" vea que sigo caminado siempre con el mismo recurrente (y en apariencia est√ļpido) empuje para que no crea que tramo algo.
2) Logrado el plan, me paro y act√ļo. Y golpeo con certeza, pero pensando que poder tocar alg√ļn d√≠a al horizonte depende √ļnicamente de ese golpe.
O sea: hagamos un plan. Ya. Hoy. Ahora.
A la larga, caminar cansa.
Citar
 
 
0 #7 Bedu 16-12-2008 12:20
Capitanich nos debe a la sociedad blanquear cu√°nto paga y a quien en pautas publicitarias.

Quiero que el gobierno diga p√ļblicamente cu√°nto paga en publicidad.
Si el gobierno necesita que desde una radio le indiquen d√≥nde est√° la necesidad, es porque sus funcionarios no sirven y deben ser reemplazados, cosa que ocurri√≥ en los doce a√Īos de historia archiconocida.

Ya nos acost√≥ Angel Rozas con la maquinaria infernal que montaron tantos a√Īos.

Coqui..se animar√°? si no se anima..ser√° m√°s de lo mismo.

En este primer a√Īo, estoy conforme con su gesti√≥n pero NECESITO COMO EL OXIGENO PARA VIVIR, TRANSPARENCIA EN LA GESTION DE GOBIERNO, para mantener la confianza.

Mi voto y el de mi familia no es voto cautivo desde hace a√Īos.
Citar
 
 
0 #6 María T. Deschutter 16-12-2008 06:15
Completa y totalmente de acuerdo. Adhiero plenamente
Citar
 
 
0 #5 BB 15-12-2008 18:22
Que macana, es cierto lo que dec√≠s Sergio, solo espero que a un a√Īo ya de gobierno, el actual realmente difunda correspondiente mente sus hechos con libertad de preguntas, y si hay fondos destinados a publicidad, deben ser distribuidos correspondiente mente y equitativamente seg√ļn audiencia, no obsecuencia, de otro modo, ser√≠a un collar distinto, pero el perro seguir√≠a siendo el mismo. No?
Como sucede ahora, que hay favoritismos incomprensibles como los que cit√°s. c√≥mo que cuales, los que compraron lencer√≠a para seducir al poder y contin√ļan viviendo del estado a costas de la estafa ruin de la indignidad.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El ni√Īo estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detr√°s de la cabeza y los...

module by Inspiration

Anga√ļ fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration

Mas leídos