Angau Noticias

Lunes
30 de Noviembre
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Locales >> Suspensiones, despidos, tarifazo…. Ahora el FMI

Suspensiones, despidos, tarifazo…. Ahora el FMI

E-mail Imprimir PDF
Share

Clarín del miércoles 4 le dio cuatro páginas a la noticia de que Solá pactaría con Macri y de Narváez una lista para las elecciones en la provincia de Buenos Aires. Pero su conclusión fue decepcionante; según Eduardo van der Kooy, "fragmenta a la oposición". Aparentemente, el ‘lobby' de Magnetto no se conformaría con un triple empate en el distrito (Carrió, Solá, Kirchner) -un resultado que, sin embargo, no debería ser visto como ‘anormal' en una elección de renovación parlamentaria.

Clarín quiere, aparentemente, un resultado por nocaut, que debería ser -dice- "producto de la polarización". En la Capital, Carrió ya ha levantado las objeciones a un acuerdo con Macri. La ‘transparencia republicana' está al servicio de cualquier cosa -en especial de una alianza con privatizadores y enemigos de los derechos sociales.

Una alianza de este tipo en la Ciudad y en la Provincia sería, sin embargo, algo más que un acuerdo electoral: equivaldría a un gobierno en espera. "La orden de que la oposición se una, informa Crítica (25/1), partió a fin de año de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), el selecto club que integran los jefes de las mayores firmas del país". Una conspiración en regla.

Clarín, de nuevo, ha puesto en marcha una campaña para que Kirchner busque un acuerdo con el FMI, a sabiendas de que el gabinete se encuentra dividido sobre la cuestión. Massa y Boudou, fogoneados por Alberto Fernández, son partidarios del acuerdo. La Nación dice que sería un pacto con "el FMI de Obama" (¡qué tranquilidad!), y conforma al gobierno con la observación de que gran parte de la tarea ya estaría hecha, porque las minidevaluaciones del peso ya han producido una gran devaluación del 15 por ciento en seis meses.

El domingo pasado, Clarín se jugó con todo en un editorial: "Es necesario considerar con realismo y sin anteojeras ideológicas, la posibilidad, QUE YA SE ANALIZA EN DESPACHOS OFICIALES, de volver a negociar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional". Es casi un ultimátum, que viene acompañado con el planteo de que "la oposición... tiene un papel decisivo a cumplir". "Siempre se puede maquillar el viraje", se alegra el privatizador Miguel Kiguel, quien de paso advierte "que ahora se trata del ‘Fondo de Obama', y no el de Bush" (La Nación, 25/1). La burguesía argentina no quiere el financiamiento de la Anses sino el del FMI.

Los ajetreos por las elecciones parlamentarias de octubre esconden, por lo que se ve, otras intenciones, pues un acuerdo con el FMI sería esencialmente un pacto para devaluar, ‘recomponer' tarifas (que dejarían chiquito el tarifazo reciente) y congelar salarios.

La UIA ya ha recomendado a sus socios no mentar el tema salarial hasta marzo (dejar que Moyano hable solo), para cuando prevé que estará definida la decisión de traer de nuevo al FMI. Pero semejante acuerdo con el Fondo cambiaría todas las relaciones de fuerza actuales, y precipitaría un cambio en el gobierno o el cambio de gobierno. La oposición patronal tiene un ojo puesto en esta perspectiva.

En esta misma línea hay que entender el pronunciamiento concertado de Schiaretti y Binner, por un lado, y de la Coalición Cívica y la UCR, por el otro, para que el gobierno suspenda las retenciones a las exportaciones de soja y libere el resto de las exportaciones agropecuarias.

Lo hacen a sabiendas de que ello provocaría un colapso fiscal, y sin importarles que sirva como premio a los capitalistas que tienen retenidas o acaparadas ocho millones de toneladas de soja. Una derogación de las retenciones es, por lo tanto, inviable - lo que están reclamando es una devaluación lisa y llana que compense a los sojeros por las retenciones.

El gobierno ‘resiste' a estas presiones con concesiones crecientes a los capitalistas. Por un lado sigue devaluando, por el otro renegocia la deuda pública pagando un mayor costo en concepto de intereses. Está desvalijando a la Anses para financiar a pulpos como la cementera Minetti, y ha abierto una línea de créditos a las exportadoras de cereales.

El Ministerio de Trabajo, por su parte, avala los despidos y suspensiones, como está ocurriendo en la industria automotriz de Córdoba y en Villa Constitución y Rosario; ataca al cuerpo de delegados del Subte y rechaza los reclamos de los trabajadores de la vaciada Indugraf. Está planteando que las paritarias no se convoquen o que no discutan salarios.

Ha producido un tarifazo para que las empresas de servicios paguen sus deudas con el exterior, o sea que siga la fuga de capitales. Se prepara para alcanzar un acuerdo con los bonistas que no entraron en el canje de deuda de 2004, y para pagar al Club de París la deuda fraudulenta estatizada por Cavallo y por Alfonsín. Sostiene que, de este modo, neutraliza la presión para ir al FMI, cuando en realidad está preparando las condiciones para ello, mientras cumple la función de descargar los costos de la crisis sobre los trabajadores.

El tema es muy simple: los países periféricos están sufriendo un enorme drenaje de dinero porque los capitalistas internacionales necesitan saldar deudas que la crisis impide refinanciar, y porque otros capitalistas, que saben de esto, están especulando a la devaluación de las monedas.

Esto se percibe con claridad en Rusia, donde las mini-devaluaciones han fracasado para contener la crisis: el rublo se ha devaluado un 35 por ciento y está a punto de quebrarse por completo. Putin enfrenta una crisis extrema. Lo mismo ocurre en todos los países del Báltico y de Europa oriental, y algo similar afecta a Brasil.

Aunque el gobierno junte las monedas para pagar la deuda, no puede frenar el proceso de la crisis capitalista ni el derrumbe financiero de las periferias. Incluso Gran Bretaña se encuentra al borde de la cesación de pagos y discute el recurso al FMI. Es necesario advertir, sin embargo, que el Fondo no tiene condiciones para proteger a ninguna nación de la debacle financiera.

Es necesario enfrentar simultáneamente la política de tarifazos y despidos del gobierno, el vaciamiento del Indec y la política de congelar salarios, la complicidad con la fuga de capitales, por un lado, y la conspiración de la oposición de centro-derecha-izquierda y de todo el arco sojero, para responder a la crisis con un acuerdo con el FMI.

La iniciativa política del gobierno, a partir de la reestatización de las AFJP, ha menguado y vuelve a pasar a la oposición sojera y fondomonetarista, que se apresta a cortar rutas y a impulsar una mayor salida de capitales. Los trabajadores se encuentran aprisionados en el callejón sin salida del gobierno, por la responsabilidad de la CGT y de la CTA y de todo el piquetruchismo y progresismo kirchneristas, que creen que con esta política llegan a octubre y que encima pueden empatar las elecciones.

Tenemos que poner el centro en la lucha contra los despidos y suspensiones, y contra el tarifazo, y por la defensa de las paritarias y los aumentos salariales, y sobre esta base exigir a la CGT y a la CTA un plan de lucha. Asimismo, denunciar que la política del gobierno descarga la crisis capitalista sobre los trabajadores y que junto con la oposición busca crear las condiciones para una entrega al FMI. De este modo, los trabajadores podremos desarrollar una iniciativa política frente a la crisis y la posibilidad de la lucha por un gobierno de trabajadores.

Jorge Altamira

(Publicado en el último número del periódico del Partido Obrero)

 

Comentarios   

 
0 #5 DOSSO MILA 12-02-2009 19:22
Esperenme un ratito, si?

Regreso de dos díasde viaje por el túnel del tiempo -otro foro- en una vertiginosa vuelta al pasado (no lo vi por alli doc Gus)

Y ahora, en apenas dos días, me encuentro en el laberinto con 2.500 foros nuevos y estas notas.

Los leo y si me dan permiso.. Mientras, me siento en el rinconcito sin hacer chist.

Graaacias, permiso...
Citar
 
 
0 #4 Mildredgaula 11-02-2009 13:58
esto me llegó vía correo electrónico:

SENCILLO CALCULO ......... IMPRESIONANTE RESULTADO.

Reflexión y sencillo cálculo enviados a CNN por un televidente :
El plan de rescate a los bancos con dinero de los contribuyentes,
que aun se discute en el congreso de USA, costará la indimensionable
cifra de 700.000 millones de dólares, más los 500.000 millones que
ya se les ha entregado a la banca, más los miles de millones que
entregarán los gobiernos de Europa a los bancos en crisis en ese
continente.
Pero para tratar de dimensionar sólo en algo las cifras involucradas
el televidente, hace el siguiente cálculo :

El planeta tiene 6.700 millones de habitantes, si se dividen 'sólo'
los 700.000 millones de dólares entre los 6.700 millones de personas
que habitan el planeta, equivale a entregarle 104 MILLONES DE
DOLARES A CADA UNO'.


700.000 millones dólares / 6.700 millones habitantes = 104 millones
dólares por habitante

'Con eso no sólo se erradica de inmediato toda la pobreza del mundo,
si no que automáticamente se convierte en MILLONARIOS a TODOS LOS
HABITANTES de la Tierra'.


Concluye diciendo : 'Parece que realmente hay un pequeño problema
en la distribución de la riqueza'.....

y nosotros nos quejamos, que hijoputa que somo'!
Citar
 
 
0 #3 jose 11-02-2009 10:43
el gerente de recursos humanos de minetti los gremialistas de aoma cordoba y aoma nacional no quieren que los trabajadores nos afiliemos a aoma seccional 28 de octubre el jefe de personal nos ogliga a afiliarse a aoma cordoba si no nos despide o no los contrata.
El 2 de enero despidieron 5 obreros por afiliarse a aoma 28 de octubre por eso el tigre de la 28 de octubre le corto la autopista y la entrada a la fabrica pero entre toda esa mafia lo quieren hacer bolsa al de la 28 de octubre no sabemos como ayudar al de aoma 28 de octubre para que se haga mas fuerte si no nos podemos afiliar por la persecucion que hacen
Citar
 
 
0 #2 copion 11-02-2009 07:44
sigo pegando lo que copio, esto lo saqué de :
http://www.prensamercosur.com.ar/apm/nota_completa.php?idnota=4190

Escenarios
Histórica sequía en Argentina
De reyes de la soja a mendigos del agua
Cansada de los maltratos, la naturaleza dijo basta y devolvió gentilezas. Las zonas más fértiles del país han comenzado a sentir los golpes de la mayor escasez de agua de los últimos 70 años.
Por Taiana González | Desde Río Negro, Argentina 08|02|2009
Cada 1 de enero en Argentina y en otros lugares del munco, al levantar las copas se pide prosperidad para el año que se inicia, pero al parecer el 2009 no dio sus primeros pasos de la forma esperada, y todo indica que el transcurso del mismo será por lo menos inestable. No hay lugar para la duda: en un principio fue la crisis la que amenazó con disminuir la producción y las exportaciones; y hoy, la sequía se ha transformado en la principal amenaza para los productores nacionales.

Utilizando una definición vieja -pero no por eso equívoca- dada por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), la sequía que afecta al país “puede ser considerada como la insuficiente disponibilidad de agua en una región, por un período prolongado para satisfacer las necesidades de los elementos bióticos locales. Estas necesidades dependen de la distribución de las poblaciones de plantas, animales y seres humanos, de su modo de vida y del uso de la tierra".

El amplio territorio nacional de acuerdo a sus características se divide en dos. Por un lado una Argentina árida que abarca el 75 por ciento del país, y por el otro, una Argentina húmeda que incluye el restante 25 por ciento.

“Suena irónico que a esta zona se la designe como la Pampa Húmeda, cuando por donde se mire, solo vemos tallos quebrados, cubiertos de polvo", sostiene Ricardo Negri, técnico de la Asociación Argentina de Experimentación Agrícola (AAEA). Pero en esta oportunidad, las paradojas naturales han hecho que sea justamente el espacio húmedo el más damnificado.

Estos fenómenos no ocurren de la noche a la mañana, de hecho hace 8 meses el país viene sufriendo la peor sequía de los últimos años.

El director científico de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario, José Luis Aiello, explica en un artículo de su autoría, que ya en junio de 2007 se había alertado “que en el 75 por ciento de los casos en que se instala una Niña, las lluvias se ubican por debajo de los valores normales entre los meses de noviembre a marzo, en una región que va desde Mato Grosso do Sul en Brasil hasta el centro de la región pampeana, abarcando sin dudas los núcleos sojeros y maiceros de Argentina.

La falta de precipitaciones redujo notoriamente la superficie de siembra, y a eso hay que sumar que la temperatura que se registra este verano es por lo menos 4 grados por arriba de la media.

Por lo tanto, la falta de agua, la temperatura elevada y la acción del viento, han sido los causantes de un “stress” grave en el suelo, lo cual hasta el momento ha impedido la siembra de casi tres millones de hectáreas con diferentes cultivos. Cifra que representa el 10 por ciento de la superficie agrícola, de acuerdo a datos extraídos del matutino argentino Clarín.

En zonas como el Chaco, se registró “una reducción importante en el rinde: antes el rendimiento por hectárea oscilaba entre los 1.700 y los 2.000 kilogramos, y hoy apenas llega a 800”, de acuerdo a lo confirmado por el ministro de Economía, Producción y Empleo de la provincia, Eduardo Aguilar.

De acuerdo a los efectos que provoca la escasez de agua, en cada productor, los gobiernos de las diferentes provincias han declarado emergencia o desastre agropecuario.

En el caso de la emergencia, el dueño del campo afectado puede postergar por 6 meses o un año el pago de impuestos; si se tratara de un desastre, se exime además, al productor, del Inmobiliario Rural.

La magnitud del fenómeno obligó, semanas atrás, a que el gobierno nacional presidido por Cristina Fernández, declare emergencia agropecuaria en la pampa húmeda.

Sin dudas el año ha comenzado de la peor manera posible. A la crisis del sistema capitalista -profundizada en los últimos meses del año 2008-, ahora hay que sumar un acontecimiento natural -o no tanto- que pone en peligro la producción de los principales cultivos.

Análisis realizados por la Sociedad Rural, aseguran que el crecimiento económico nacional disminuirá, ya que la histórica sequía obligará a restar 1,6 puntos porcentuales al crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI). Lo que se traduce en una pérdida estimativa de 7.800 millones de dólares.

Si bien estos porcentajes llaman la atención y alertan a cualquiera, se sabe que son mínimos, dado que no se tiene en cuenta el “efecto multiplicador” que genera la crisis climática. No hay que olvidar que la agricultura y la ganadería tienen ramificaciones hacia toda la economía.

Es decir, la falta de agua no sólo trae consecuencias directas en la producción de granos, sino que además hay que tener en cuenta la pérdida de cabezas de ganado (hasta el momento más de 700.000) y de terneros que no nacerán en la próxima temporada invernal (aproximadament e 500 mil).

Todo esto provoca consecuentement e, una disminución en la producción de la industria lechera y en las exportaciones de carne vacuna, por citar algún ejemplo.

Por ese motivo, el economista Agustín Monteverde, afirma que el efecto de la sequía sobre toda la agroindustria, se traducirá en una pérdida equivalente a 2,5 puntos del PIB, cifra a la que hay que añadir otros 2 puntos si se tiene en cuenta el efecto de la crisis internacional.

Lo cierto es que, como suele ocurrir siempre, los mayores damnificados no serán los empresarios de la soja o dueños de los grandes tambos, sino que una vez más la crisis -en esta ocasión climática- afectará a los pequeños y medianos productores. (Ver: “A la espera de soluciones…”.AP M 26/09/2008)

Si bien hacia casi dos semanas una de las noticias más importantes fue la lluvia en las zonas afectadas, lamentablemente esas precipitaciones permitirán sólo una leve recuperación de los lotes por cosechar, ya que hacen falta lluvias de al menos 150 milímetros por centímetro cuadrado para comenzar a aliviar la situación del sector agropecuario.

A nadie sorprende que dentro del mundo del poder los problemas sean utilizados para posicionarse en la política. En esta oportunidad, la sequía se ha politizado, y otra vez han vuelto a aparecer las mismas caras y los mismos reclamos.

Para comprender el accionar y la situación que se vive entre los productores y el gobierno, es importante no olvidar el conflicto que el año pasado estuvo en el centro de la escena. (Ver: “La junta agraria vuelve a la carga”. APM 03/10/2008)

Pero está claro, que los pedidos que hoy realiza la Junta Agraria (más conocida como la “Mesa de Enlace”) y que siguen muy vinculados a las retenciones -a su reducción y/o eliminación- no solucionan la millonaria pérdida, ni mejoran el panorama de los productores familiares.

Tal como asegura la presidenta del Banco Nación, Mercedes Marcó del Pont, “al productor que se le perdió la cosecha, al productor que no está pudiendo dar alimento a sus vacas, el tema de la baja de retenciones no los beneficia en nada”.

De hecho hay que resaltar que muchos exportadores de soja, por ejemplo, se verán beneficiados con esta catástrofe climática, ya que al reducirse la exportación, y gracias al juego de la oferta y la demanda, lograrán sostener el precio internacional del producto.

Un dato que no se debe olvidar es que si bien la sequía es un fenómeno natural, que en teoría ocurre cada 20 años -aunque la actual es la más profunda de las últimas 7 décadas-, si ahondamos en el tema de los monocultivos y su producción, sale a la luz una realidad.

Para Estos cultivos agotan los nutrientes del suelo y además los fertilizantes que se utilizan perjudican al medio ambiente, acciones que repercuten y modifican el clima. (Ver: “Sembrando hambre para alimentar motores”. APM 03/05/2008)

Por lo tanto, los grandes sojeros que buscan resarcimientos, en realidad deberían pagar al país una indemnización por los daños ambientales y productivos.

Hoy la solución depende de medidas concretas, porque el problema de la sequía se debe atender "con políticas de Estado".

No es novedad hablar de la falta de solvencia económica de los pequeños y medianos productores. Justamente a ellos el gobierno debiera ayudar, porque no han tenido las reservas necesarias de forrajes para alimentar animales ni ahorros para soportar una sequía como la que se esta viviendo.

Por eso los productores que vienen padeciendo hace años la ausencia de medidas agropecuarias, merecen una salida acorde a sus necesidades. Es verdad que la sequía no es culpa del gobierno, pero si les cabe la responsabilidad de que los tamberos por ejemplo, hayan cobrado un 30 por ciento menos que los de Brasil, Chile o Uruguay y que los precios sean ínfimos.

Según Guillermo Perco, de la Asociación de Productores de Benito Juárez, el precio de una vaca en la actualidad -o de dos de las flacas por la sequía- equivale a un par de zapatillas. O para ser más gráficos “el kilo de carne cuesta 12 pesos, mientras que la misma cantidad de helado cuesta 40".

No hay razón para que el Estado subsidie a los grandes empresarios, pero lo que no se puede negar, es que el gobierno debe ayudar a los más afectados, ya que la quiebra está a la orden del día entre los pequeños productores. Y eso puede derivar en una cadena de pérdidas enorme.

Algunas medidas ya han comenzado a aplicarse, obviamente se busca no caer en el mismo enfrentamiento feroz que se inició en marzo del año pasado y que aun persiste.

Por esa razón el secretario de agricultura de la Nación, Carlos Cheppi, al referirse a la situación que se esta viviendo en el agro, aseguró que ya se dispusieron 230 millones de pesos “extra al presupuesto de la Secretaría”, que servirán para auxiliar a las zonas más afectadas.

Por su parte, los gobernadores de dos de las provincias productoras más importantes, Juan Schiaretti y Hermes Binner, de Córdoba y Santa Fe respectivamente , pidieron a la presidencia que se postergue el pago del impuesto que se aplica sobre el comercio exterior de granos y ganado, para ayudar de esa manera a los productores.

Conocido el pedido y la magnitud del acontecimiento agrícola, Cristina Fernández, declaró la emergencia agropecuaria a partir de la cual se "prorroga por un año, a todos los productores realmente afectados por la sequía, el pago del impuesto a las ganancias, a las ganancias presuntas y a los bienes personales".

La ayuda económica que desde la presidencia se destina al agro, es un avance enorme que podría facilitar la conciliación entre las partes, y por eso merece ser reconocido. Pero es importante no olvidar que si el gobierno no ayuda a los productores, es mucho el dinero que se pierde: con la catástrofe climática se calcula que el Estado deja de percibir unos 2.340 millones de dólares.

A más de ocho meses de haberse desatado una de las peores sequías del siglo, la desesperación se ha instalado en todos y cada uno de los productores que ven tambalear sus cosechas y su futuro.

Hoy, a pesar de las lluvias que se han registrado y de las políticas que desde el Estado han sido impulsadas, solo resta esperar. Pero lamentablemente el panorama sigue siendo sombrío en un país rico en agua que espera con ansias lluvias que puedan salvar la cosecha.

Citar
 
 
0 #1 raclim...hhhA 10-02-2009 15:35
Interesante nota de don José Saúl Wermus, conocido también como Jorge Altamira.
Ciertamente muchas realidades expuestas en su visión, mas el trasluz de que esta mano la jugamos todos con cartas marcadas.
Ahora bien, de un ex-candidato a presidente, espero la continuación de esta nota donde se pueda ver con mas claridad y desarrollo su idea de "plan de lucha" "por un gobierno de trabajadores" o de cómo "enfrentar simultáneamente la política de tarifazos y despidos del gobierno, el vaciamiento del Indec y la política de congelar salarios, la complicidad con la fuga de capitales..",etc.
Viene siendo tiempo de que los "dirigentes" de la oposición apliquen un poco mas de práctica a tanta teoría.





Interesante teoría

"Con respecto a los países de desarrollo burgués retrasado, y en particular de los coloniales y semicoloniales, la teoría de la revolución permanente significa que la resolución íntegra y efectiva de sus fines democráticos y de su emancipación nacional tan sólo puede concebirse por medio de la dictadura del proletariado, empuñando éste el poder como caudillo de la nación oprimida y, ante todo, de sus masas campesinas."

La revolución Permanente
Lev Davídovich Bronstein,conoc ido también como León Trotsky
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration