Angau Noticias

Martes
27 de Octubre
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Locales >> Chorizos del Güiraldes organizan la heroica resistencia civil a los aedes que coparon el barrio

Chorizos del Güiraldes organizan la heroica resistencia civil a los aedes que coparon el barrio

E-mail Imprimir PDF
Share

Mientras el gobierno demoraba la confirmación oficial de la caída del Barrio Güiraldes bajo el control de los aedes aegyptis que sitian la capital del Chaco, en esa popular barriada los chorizos de bicicletas, motos y estéreos comenzaron a organizar la heroica resistencia civil contra los insectos portadores del dengue.

"No le tenemo miedo, vieja, le amo hincá si hace falta", dijo en una arenga dicha entre dientes y apenas audible el líder del movimiento clandestino, José "Pichu" Galarza Correa. A su alrededor, en un sótano, lo escuchan músicos de la villa. Bah, no son músicos, pero todos tocaron el pianito del Departamento de Antecedentes de la Policía del Chaco, al ser fichados por distintos delitos.

Los valerosos integrantes de la resistencia nos dejan estar aquí, en pleno refugio. El aire apesta a cigarrillos Rodeo, y cuesta caminar entre la infinidad de piezas de motos y bicicletas, que son movidas de un lado a otro para acomodar los celulares arrebatados la semana pasada, cuando nadie imaginaba todavía que el Güiraldes sería copado por los aedes.

Galarza habla bajo con los muchachos. Algo cuenta. Yo sólo alcanzo a oír las palabras "guasca" y "culo", y luego las risotadas seguidas de varios sapucais. José se acerca: "No le aya escribí to lo que cimo acá, vieja, eh", comunica. No debe tener más de 24 años, y le faltan algunos dientes. Concretamente, todos los que van dentro de la boca.

Sin mediar palabra, de la cintura del vaquero mugriento saca una navaja, dispara la hoja y me la muestra. Bajo la luz amarillenta de un foco de 25, veo el rastro rojo. "Cuando enía me vio uno ello vite, tonce le corrí pascarme pero me cruzó otro dello. Tonce pelé y le mandé taljondo. Le abrí la ala y la panza lenta dello vite. To sangre tenía".

A mi lado, el corresponsal de la revista Gente se contiene la náusea. José pone sobre la mesa la cabeza del mosquito que mató. Se nota que era joven. El periodista porteño, con los dedos temblando, le baja los párpados que le habían quedado abiertos. José mira a sus compañeros y todos ríen. El corresponsal acaba vomitando sobre una scooter desmantelada. Las carcajadas rebotan en el recinto asfixiante.

Arriba, dicen, los aedes patrullan las calles de manera incesante, en nubes perfectamente organizadas. Los vecinos que no fueron asesinados están hacinados en el colegio del barrio, bajo estricta vigilancia de los mosquitos. En algunas paredes, pese a todo, manos que vencieron al miedo escribieron con aerosol: "Gustavo Martínez vive".

-Debe ser muy fuerte sentir, de repente, que la vida de toda la raza humana, al menos la del barrio, depende de vos- digo.

José, que tecleaba un mensaje de texto, se detiene y me mira:

-Sí, maale.

Vuelve a abstraerse en esos microsaltitos de su dedo sobre el teclado. Seguramente un mensaje tranquilizador para su madre, o para algún amor que espera mirando a la noche muerta.

-¿Esto es la derogación de tu vida como la conociste hasta ahora?¿Te sobreponés a que el universo se haya dado vuelta como un guante?

Teclea un poco más, y luego el agónico sonido del mensaje que ya salió hacia su destino. José levanta un punto de su labio superior y toda la boca se le tuerce detrás del movimiento.

-¿¿¿Eh???

Sí, José tiene miedo de afrontar las verdades. Quizás es la fórmula de los valientes: soslayar aquello que podría mover de manera irremediable el suelo que pisa el alma.

-Aguanten lo pìbe, vieja-dice, y sin que lo espere, me abraza. El vaho a jabalí perdido en el desierto me hace toser, pero valoro su gesto de rotunda humanidad.

Luego se va, algo dice a los demás, y se ríen, celebrando la vida.

Después sí me di cuenta de que ya no tenía la billetera.

 

Comentarios   

 
0 #6 Caliva 12-04-2009 11:24
Comunicado Nº 1 MLPY


El que suscribe es un digno representante de esta raza vilipendiada injustamente por la sociedad...Nos acusan de chupasangres y eso que no somos de la AFIP. Nos endilgan que transmitimos Dengue pero ni siquiera antenas tenemos.
Reconocemos que existen zonas liberadas en la ciudad pero resulta que reivindicamos nuestra lucha armada. Tantos años de Raid, Flit, tabletas y hasta bosta de vaca han horadado la fibra mas íntima de nuestras familias. Nos han desprecian y hasta nos hacen dificil concurrir con los gurrumines a distintos festivales populares por miedo a los aplausos.
Es dificil la vida del mosquito...todo s los dias el mismo platillo para la comida...por la mañana el desayuno: algun humano diabético, para el mediodia, alguito salado, el equipo de For Ever.
Con este manifiesto deseamos su comprensión en adelante.
Atte.

Don Aedes
Vocero MLPR
Movimiento de Liberación de las Patas Rayadas

ADMINISTRADOR: Publicamos este comunicado en ejercicio del derecho a réplica que asiste a los aedes.
Citar
 
 
0 #5 Waldo 10-04-2009 16:14
Digo, no se, que tal si se inmolan los mellis de villa Itatí...

Con tanta sangre que juntan entre los dos los aedes mueren de empacho o de sobredosis...

Aparte le harían un flaco favor al Coqui, desapareciendo y generándoles votos por su sacrificio.
Citar
 
 
0 #4 Gustavo 10-04-2009 11:23
Pasa que, Los Queridos Chorizos del Güiraldes, no están solos.
Tienen fuertes vínculos con algunos Emprolijados Manoslargas de la Región Norte, con base en barrio Los Troncos, quienes -a su vez- tienen apoyo financiero de Pulcros Ladrones de Villa Fabiana,entre otras Zonas y Combatientes Liberados....de Expedientes de Trámite Rápido.

Es un gran Cuerpo de Combate, en el que se hablan varias lenguas y dialectos, pero se entienden por el idioma universal de La Moneda.
No creo que los Aedes puedan con ellos.
Es más, capaz que se terminan afanando todo Aedes que ande suelto, paveando, por ahí.
Citar
 
 
0 #3 el carteludo 10-04-2009 09:01
Gracias a los dignos corresponsales de guerra que vienen al barrio a entregar su cuerpo para satisfacer nuestras necesidades amatorias, esperamos a sus madres mientras dure este ciclo belico.
Citar
 
 
0 #2 trulala 10-04-2009 04:51
a estos miserables invasores los tenemos que combatir
en todos los frentes, para ello tenemos una reserva de
combatientes en Villa Ercilia que tienen gran antecedentes
en este tipo de lucha.- Que los chorizos del Guiraldes no
se quieran quedar con toda la gloria.-
Citar
 
 
0 #1 Rubén01 09-04-2009 19:10
Yasduit Pepe transita la gloriosa senda de Fontanarrosa. Sólo su mirada profunda puede ser capaz de comprender cosas como que "Pepe soslaya aquello que podría mover de manera irremediable el suelo que pisa el alma". Esperamos más crónicas desde el Güiraldes, donde sin duda se escribe la historia de nuestro tiempo.

GÜEBMASTER: Desde ayer a la noche, hemos perdido todo contacto con nuestro corresponsal de guerra. Seguiremos informando.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration