Angau Noticias

Jueves
22 de Octubre
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> Las series televisivas de allá ité - Volumen II

Las series televisivas de allá ité - Volumen II

E-mail Imprimir PDF
Share
En una superproducción de meses atrás, hicimos un primer inventario de las series televisivas que mirábamos en los '70 y los '80, que en algunos casos eran en realidad productos de la TV yanqui de los '60, pero que aquí llegaban con décadas de atraso porque no había globalización, ni internet, ni celular, ni más universo que las diez cuadras a la redonda de la casa de uno.
Hoy hacemos una segunda entrega -coleccionable- de aquel artículo, sumando a series y programas que no fueron incluidos en la primera nota y que, lo prometemos, tampoco estarán en la tercera.

El auto fantástico: El auto era una cupé que con dos detalles ya lograba su condición de fantástica: era negra y sobre el capó tenía una lucecita roja ¡que iba y venía, de izquierda a derecha, y viceversaaaa! Fue el lanzamiento a la fama de David Haselhoff (o como se escriba), que era el dueño de la máquina, con la que además conversaba y probablemente haya tenido una tórrida aventura sexual (esto último sólo lo suponemos, a la distancia y ya sin la inocencia de aquellos años).

Como en otras series de su tipo, por ejemplo BJ (el camionero que andaba con un mono por todos lados), el atractivo no confesado que todos le encontrábamos a "El auto fantástico" eran los tremendos pedazos de yeguas que aparecían en cada historia de un nuevo capítulo. Estaban buenísimas, al punto de generar una sucesión tan pródiga de manuelas que recién se agotaban cuando ya era el día de una nueva emisión del programa.

División Miami: Una pareja de canas que, al estilo de los guiones estadounidenses, lograba impedir hasta el choque entre planetas. Fue el cuarto de hora de Don Johnson, aunque el pico de mayor felicidad del tipo fue cuando filmó una película con Jennifer Connelly cuando la chica era una cosa increíiiible y se la pudo transar, para colmo cobrando por ello. Lo mejor de la serie era la presentación, donde había paneos de las playas de Florida, con un festival de gomas y trastes imperiales.

V-Invasión extraterrestre: Fue un lanzamiento con mucho márketing, que le dio un toco de audiencia. Algo que generaba mucho interés en la historia era que la invasión era discreta, ya que los extrarrestres adquirían apariencia humana y se infiltraban entre nosotros (los humanos, quiero decir, no los que hacemos Angaú Noticias). Pero si les agarrabas la jeta con la mano y estirabas, la piel se deshacía como si fuera látex y aparecía el verdadero aspecto de lagartos que tenían los bichos.

La pérfida del relato era Diana, la jefa de los guachos, y estaba tan fuerte, pero tan fuerte, que hasta lagartizada y todo uno quería darle.

Misión imposible: Una joyita. Las historias no tenían desperdicio, y quedó para siempre la imagen del grabardocito con el que arrancaba el programa, que era donde dejaban las instrucciones para el equipo de protagonistas. "Esta grabación se autodestruirá en cinco segundos", decía la voz neutra, y el aparato empezaba a soltar humo como si lo hubieran comprado de contrabando.

Aparentemente la serie dejó de filmarse porque se gastaban un huevo en grabadores.

Dinastía: Apareció para competir con Dallas (comentada en nuestra primera nota televinostálgica), y por eso también hubo que poner una flor de guacha entre los personajes (Joan Collins), mucha conspiración entre ricos, sexo cruzado entre todos, mansiones y, a modo de queso rallado, tetas por todos lados. Las de Linda Evans hacían que el programa ni siquiera necesitara trama.

La mujer biónica: El programa surgió a partir de "El hombre nuclear" (serie de la que también hablamos en el Volumen I, pedíselo a tu kiosquero amigo). Mientras que el coronel Steve Austin tenía un ojo, un brazo y las piernas "nucleares", la versión femenina tenía -si no me acuerdo mal- las patas, un brazo y el oído. La protagonista estaba bastante buena (Lindsay Wagner), pero "La mujer maravilla" (Linda Carter) le ganaba por paliza, porque con una de sus gomas se podían hacer 12 de las de la pobre Linday.

El hombre de la Atlántida: La protagonizaba Patrick Duffy, el mismo que había hecho de buenazo (tirando a boludo) en Dallas. No, no era un tipo que laburaba en Editorial Atlántida, sino un pascuato al que habían encontrado en el mar (no me acuerdo si lo pescaron o cómo carajo apareció) y al que llevaron a los Estados Unidos para estudiarlo (aunque dicen que en el capítulo final, que acá nunca se vio, lo hacían a la parilla con un par de dorados y un surubí).

Nadaba debajo del agua de una forma que parecía estar empomándose a la mujer invisible, y si intentabas imitarlo en alguna pileta, te quedaba la columna a la miseria. ¡Ah!, y tenía unas manos asquerosas, con una membrana que le unía todos los dedos a la altura de las uñas.

Kojak: Personaje a cargo de Telly Savalas. Un capo total. Detective adicto a los chupetines, solía terminar cada capítulo resolviendo los casos y más melancólico que Eric Clapton un domingo a la tarde.

Los Dukes de Hazzard: Serie medio boludaza, donde toda la gracia estaba en dos vagos que con su auto se dedicaban a romperle las bolas al alcalde (o algo así) de su pueblo. Era insoportable escuchar el relato en off, que aparecía a cada rato con esa tonada tejana de mierda. Pero todo valía la pena para ver los shortcitos y las gambas im-pre-sio-nan-tes de Catherine Bach, que hacía de prima del par de pelotudos.

El túnel del tiempo: Esta sí que estaba buena, porque ya de entrada fascinaba la idea de una máquina que llevara a quien la usara hacia atrás o hacia adelante en el tiempo. Pero además, la producción era buena (para su tiempo) y las historias solían ser interesantes.

Randall: Josh Randall estaba interpretado nada menos que por el gran Steve Mac Queen (traten de ver Papillon, peli vieja pero memorable). La serie estaba ambientada en el far west yanqui, y Randall era temible con un pistolón recortado que en el barrio, cuando nos poníamos a jugar a los "coboy", todos queríamos reproducir con "armas" fabricadas a partir de maderas de cajones de frutas o palos de escoba.

Esos juegos siempre terminaban con conflictos insolubles, porque muchas veces el "herido" por un disparo tempranero se negaba a aceptar que el balazo le había dado, y se ponía a hacer geométricas proyecciones en el aire para demostrar que la trayectoria apenas lo había rozado. Y estábamos, también, los que moríamos gustosos, interpretando desgarradoras caídas al suelo que llegaban a conmover a las vecinas más sensibles.
Artículo relacionado: Gratis, la primera entrega

 

 

 

Comentarios   

 
0 #32 euge 05-09-2009 04:30
No estoy segura si ya lo pusieron pero me parece que falta Lobo del Aire: el tipo era un solitario total que tenía un helicóptero impresionante en una cueva, vivía en una isla con un viejo y un perro y tocaba el chelo!!! Un winner total, medio melanco pero divino!
Otro era el Zorro, pero ese no me gustaba mucho. Y aunque mucho más viejos, me mataban Los Tres Chiflados y el Chavo del Ocho. Lo que me acordaba de cuando los chicos preguntan por qué no teníamos control remoto es que podríamos contarles de las antenas afuera de la casa con el cable y la roldana, dos horas tratando de enganchar la señal. Y lo peor es que por vivir en el interior sólo podíamos ver Canal 11 de Formosa! Si así y todo quede normalita como estoy, es un milagro, jaja

ADMINISTRADOR: Euge, por Lobo del Aire se armó flor de quilombo entre lectores que decían que era una maravilla la serie y los que afirman que era una bosta indecente.
Lamentamos que hayas sacado el tema justo en momentos en que la provincia intenta mantener su precaria paz social.
Citar
 
 
0 #31 galanguaú 03-09-2009 06:51
siiiiii, yo me acuerdo de automan, capo como le brillaba el cogote. y de muelle 56, que me dicen, que poronga era el helicoptero, mas viejo que la mierda y no se caía, se lo hubiesen dado a De la Rúa (capaz que siniestraba)
Citar
 
 
0 #30 Tango60 02-09-2009 12:47
A LA NEGRA, GRACIAS POR LA ACLARACION SOBRE EL GRAN CHAPARRAL, MEMORIA FALLA BOLETA NO DECIA TAKAYAMA, Y EN RESPUESTA A RAQUI, ME PARECE QUE VOS HABLAS DE ULTRAMAN, EL PIBE ANDABA CON UN BOOMERANG Y SE TRANSFORMABA EN UN GIGANTE (ONDA EL POSTERIOR ROBOT MAZINGER Z) PARA PELEAR CON BICHOS TIPO GOTZILLA

ADMINISTRADOR: Sip, Tango, creo que diste en el blanco. Yo casi no llegué a mirar el bumeranguero, pero me suena a que era Ultraman (no confundir con Uma Thurman)
Citar
 
 
0 #29 La Negra 31-08-2009 20:32
La serie con Pierce Brosnan fue Remington Steele, pura parodia de películas.
En el Gran Chaparral no trabajó Fernando Lamas (padre del Lorenzo), sino un montón de actores desconocidos. La "mexicana" era Linda Cristal, nacida en la Argentina.
¿Mencionaron a Columbo, el más de lo más? supongo que sí, por imperdible.
Citar
 
 
0 #28 Isita. 28-08-2009 12:49
COMO UNA IMBECIL ESCRIBI ESTE COMENTARIO EN OTRA NOTA, Y EL ADMI, QUE ES UN SOL, NO ME LO HIZO NOTAR. ASI QUE LO TRANSCRIBO ACA, DONDE DEBIA HABER IDO ORIGINALMENTE. SEGURAMENTE MUCHOS HABRAN VISTO ESTAS SERIES TMB

"EL SIMIO DE ORO NO ERA "EL PLANETA DE LOS SIMIOS"? Y TAMBIÉN ME ACUERDO DE "EL FUGITIVO" Y ESE RENGO H DE P. QUE SIEMPRE LOGRABA ESCAPAR...

TAMBIÉN RECUERDO POKEMON, THUNDERCATS, LOS HALCONES GALÁCTICOS, LOS DINOPLATÍVOLOS, HE MAN, GIJOE, LOS GEMELOS FANTÁSTICOS, LA PANTERA ROSA, LA HORMIGA ATÓMICA, EL INSPECTOR GADGET (O ALGO PARECIDO), EL SUPER AGENTE 86, EL INSPECTOR (EL FRANCES QUE DECÍA "DI OUI DODO"), EL OSO HORMIGUERO, MUJERCITAS, LOS AUTOS LOCOS CON EL GUACHO DE PATAN Y ESA RISITA ASMÁTICA,

MIRA ADMI NO SE SI PONERME CONTENTA POR RECORDAR TANTO O LLORAR PORQUE PASARON TAAAAANTOOOOS, Y VI TANTAS SERIES CON MIS PENDEX..!!

CIERTO, ADMI, NOSTALGIA PURA...

FALTARÍA UNA DE NOSTALGIA POR LAS NOVELAS VERNÁCULAS, CENTROAMERICANA S, ETC,

MIRA, SI YA ME ESTOY ENTUSIASMANDO PARA SALIR A ESPERAR EL TAXI DE ROLANDO RIVAS, POR QUE PARA PIEL NARANJA CON MI CELULITIS ALCANZA

BESOS

SOL, DIGO ADMINISTRADOR: Está buena la idea Isita, pero vayan tirando títulos las mujeres del portal (y los vagos, que varias novelas hemos mirado también), que de conseguir datos y remover archivos nos ocupamos nosotros.
Gracias por la propuesta, cuchi cuchi.
Citar
 
 
0 #27 Isita 28-08-2009 10:59
EL SIMIO DE ORO NO ERA "EL PLANETA DE LOS SIMIOS"? Y TAMBIÉN ME ACUERDO DE "EL FUGITIVO" Y ESE RENGO H DE P. QUE SIEMPRE LOGRABA ESCAPAR...

TAMBIÉN RECUERDO POKEMON, THUNDERCATS, LOS HALCONES GALÁCTICOS, LOS DINOPLATÍVOLOS, HE MAN, GIJOE, LOS GEMELOS FANTÁSTICOS, LA PANTERA ROSA, LA HORMIGA ATÓMICA, EL INSPECTOR GADGET (O ALGO PARECIDO), EL SUPER AGENTE 86, EL INSPECTOR (EL FRANCES QUE DECÍA "DI OUI DODO"), EL OSO HORMIGUERO, MUJERCITAS, LOS AUTOS LOCOS CON EL GUACHO DE PATAN Y ESA RISITA ASMÁTICA,

MIRA ADMI NO SE SI PONERME CONTENTA POR RECORDAR TANTO O LLORAR PORQUE PASARON TAAAAANTOOOOS, Y VI TANTAS SERIES CON MIS PENDEX..!!

CIERTO, ADMI, NOSTALGIA PURA...

FALTARÍA UNA DE NOSTALGIA POR LAS NOVELAS VERNÁCULAS, CENTROAMERICANA S, ETC,

MIRA, SI YA ME ESTOY ENTUSIASMANDO PARA SALIR A ESPERAR EL TAXI DE ROLANDO RIVAS, POR QUE PARA PIEL NARANJA CON MI CELULITIS ALCANZA

BESOS
Citar
 
 
0 #26 Raqui 26-08-2009 18:55
Che alguien se acuerda de la serie en que trabajaba un japonesito con bumerang (así se escribirá?) y que andaba con unos moustros gigantes tipo dinosaurios??? eh? alguien se acuerda? o estoy muy viejo y don alzheimer me mezcló las series?

ADMINISTRADOR: Raqui, hasta ahí no llego, pero seguro que algún lector logrará desasnarnos y decir de qué serie se trataba.
Citar
 
 
0 #25 Anakin. 26-08-2009 01:04
Les paso otro site para bajar series (y películas tb.. ;-)
http://sddv2-fanatico.blogspot.com/
Citar
 
 
0 #24 HERETIC 23-08-2009 19:03
Automan, Cóndor la moto fantátican, Daniel Boone, Hawaii 5-0, Jim West, La Familia Ingalls, Magnum, Mash, Los Aventureros (Starsky y Huch), El Crucero del Amor, Los Hart....
Capítulo aparte, una serie muy buena: Tales of the Gold Monkey (El Simio de Oro). Si me permiten, pueden coleccionarse estas y muchas series desde un estupendo sitio de películas muuuy "b" (aguante Robot-Monster" y "Plan 9"!!) y series: http://fabiandebarracas.blogspot.com/
Estupendo Sitio y muy ordenadito del lado izquierdo de su pantalla, señora. Saludos.
Citar
 
 
0 #23 Guemiul 22-08-2009 13:28
Primero: muy astuto para ganar tráfico en la página eso de remitirnos a un artículo de colección, casi un incunable, que se esconde en alguna grieta de la Matrix. Segundo: ya entiendo por qué somos una generación (o dos o tres) completamente perdida(s). Tercero: por fin se acordaron de Hulk (Chicharra). Cuarto: estoy escribiendo como en los juzgados, todo seguidito. Quinto: bellísima, poética, la referencia del artículo antiguo, el número uno o como se llame (el administrador del hosting me pidió que ingresara los números de mi tarjeta de crédito), a Fuga en el Siglo XXIII, de la que también había una película pero con otros actores (el recuerdo fue de Patricia). Quinto bis: también había una serie que se llamaba Los Colonizadores del Futuro (Ark II), de la que sólo se emitió una temporada de 15 capítulos (no hicieron más) y pasó como una exhalación por nuestras pantallas (no sé si por todas). Para acordarse si la vieron tienen que pensar en dos cosas: una especie de avión sin alas, con ruedas, que andaba por el monte en el año 2476, o sea, una nave alucinante 500 años más moderna que los Falcon verdes que en esos tiempos andaban por acá; y un chimpancé parlante llamado Adam. Sexto: córrase, Traslado; córrase que no me deja ver. Ah, Séptimo: estas cosas melancólicas están buenísimas.

ADMINISTRADOR: Che, me parece que la de Colonizadores del Futuro no la dieron por acá. Verdad que Hulk se merece un espacio destacado, la serie era mucho mejor que la película de hace poco, y cuando al médico David Banner le hacían una chanchada, todos nos moríamos de ganas de que el tipo se transformara de una vez y les rompiera el culo a patadas a los guachos. Cuando eso finalmente sucedía, la sensación de placer que nos llenaba era impagable. Creo que todos soñábamos con tener esa cualidad, cada vez que la maestra o el director nos forreaban delante de toda la escuela, o cuando los boludos de a la vuelta nos reventaban a tongos.
Ultimo agregado por cuerda: el Hulk de la serie era, aun en su ferocidad, querible, mientras que el de la película es una porquería sin ninguna diferencia con un personaje de videojuego.
Aaah, me acordé también: el periodista que perseguía a Banner lograba ser despreciado sin fisuras, como correspondía y hace falta en historias así.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration