Angau Noticias

Martes
29 de Septiembre
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> Las actitudes que no son convenientes cuando estás conociendo a una mina que te interesa

Las actitudes que no son convenientes cuando estás conociendo a una mina que te interesa

E-mail Imprimir PDF
Share

El proceso de conocer a una mujer que nos interesa, es también, al mismo tiempo, el de mostrarnos a ella. Y así como uno irá sacando conclusiones y tomando nota de características y actitudes, lo mismo hará la otra parte.



Por eso, oh, amigo, es importante tener en cuenta algunas consignas importantes que ayuden a aprobar el examen. Porque así como hay cosas que conviene no hacer, hay otras que, definitivamente, en caso de ejecutarlas, te restarían más puntos que ser pariente de Hugo Moyano.

Es decir:



No incurrir en una efusividad que pueda ser malinterpretada. Si bien cuando un hombre empieza a conocer a una mujer, ya tiene definido si ella le gusta o no (el caso del tipo que se engancha con una mina que "al principio no le interesaba para nada" es prácticamente inexistente), es importante que, si hay una atracción de por medio, ésta sea disimulada en todo lo posible, o que al menos sus manifestaciones sean dosificadas.

Hay que tener en cuenta que, por extrañas razones que seguramente serán halladas alguna vez por los químicos y que no son necesarias de conocer ahora, una mujer solamente se interesará por hombres que no demuestren deseo de conseguirlas, mientras que quienes sí emitan señales de tal anhelo quedarán condenados eternamente a la indiferencia o a la nefasta "linda amistad" que ellas prodigan a quienes nunca tendrán derecho a empomarlas.

Es decir que es válido lanzar de tanto en tanto expresiones del tipo "no puedo creer lo linda que sos" o "verte siempre me impacta", pero de ningún modo deben soltarse expresiones tales como "es impresionante lo bien que te marca ese vaquero el ojete" o "desde ayer que pienso en vos, porque enfrente de mi casa había dos perros abotonados".

Desista de tales confesiones. La sutileza es la norma.



Sea discreto en el contacto físico. En el saludo que inicia cada encuentro, y en el de la despedida, sea medido. Es preferible que quede como un hombre frío, antes que como un baboso.

Por consiguiente, renuncie al penoso truco de dar el beso en la mejilla torciendo y estirando su boca para lograr que sus labios logren contacto con los de ella haciéndolo pasar por un accidente. Tampoco simule tener poco espacio al pasar por un pasillo para "bultearla" rozándole el traste con la garompa, y mucho menos utilice el lamentable chiste de preguntarle "¿Te puedo tutear?", para después, ante su respuesta afirmativa, apretarle una teta haciendo el típico "¡tutuu!" de una bocina.



Hable de amistad, pero no la tome por boluda.
Cuando el interés de "llegar a algo" no es recíproco, el primero en advertirlo es el hombre, quien tiene enfrente dos caminos: o se resigna a esa falta de correspondencia y desiste, o se rebela al destino y hace un último intento, que consiste en tratar de llegar al objetivo planteando una "amistad especial", que expresada de ese modo pasa a tener una frontera deliberadamente ambigua, ya que no se llega a establecer qué diferencia hay entre ese lazo y una amistad común y silvestre.

Así, el malandra dirá más de una vez "quedate tranquila, que yo no quiero tener nada con vos", pero con escasa diferencia de tiempo planteará ciertos derechos o privilegios en nombre de la supuesta amistad especial.

Cuidado, hay que saber manejar esos códigos, porque la mujer puede llegar a aceptar (a veces a gusto, a veces embolada pero sin ganas de armar quilombo) abrazos franeleadores y manoteos accidentales que en realidad están más calculados que un edificio, pero responderá con mandadas al carajo si se le solicitan franquicias mayores.

Por eso, si los intereses no son los mismos, evitar recursos que no logran ocultar sus segundas intenciones, como el de pedir "dormir juntos la siesta" (para luego, si ella accede, pedir al toque "que sea sin ropa jijiji"), proponer duchas compartidas o solicitar, como si se estuviera pidiendo un Ibupirac, "peteame un poco que me duele mucho la cabeza".

 


No caiga en alianzas miserables. Sea un hombre cabal, carajo, no trate de suplir la falta de capacidad de seducción y/o suerte con patéticos acuerdos con amigas de ella ("hablale bien de mí, y tirale mierda al flaco que le gusta") o con su familia (repugnante plan en el que hay regalos-coima a su madre y otras agachadas universales).

De ese modo, sí, se podrá lograr, quizás, la meta, pero el alma del sujeto queda irremediablemente perdida.



Trate de no ser usted mientras ella no esté totalmente ganada. Recuerde siempre esto: usted no es interesante, sólo lo es el personaje que creó para tratar de levantarla.

Entonces, no permita, bajo ningún concepto, que el verdadero usted aparezca en escena y lo arruine todo.

O sea, nada de llevarla a cenar y a los postres sacarse cera de las orejas con un escarbadientes, ni de "juntarse a mirar una peli" llevando una porno con séxtuples penetraciones, ni de esa gracia berreta de saludarla diciendo su nombre con un eructo.



Y vosotros/as, ¿qué otros consejos agregaríais?

 

 

 

.

 

Comentarios   

 
0 #8 Nenu 10-06-2010 07:49
Muchachos, yo la hice toda, la cagada es que la mina sabe mucho de mí (conoció a otras minas mias), es mi compincha, pero sabe que le tengo en la mira, es una potra de la puta madre!!...pero me mira de costado...leí casi todo...creo no puedo dominar la ansiedad...no hay duda Administrador.. .hay que crear un Foro sobre este tema.

ADMINISTRADOR: Seeeee
Citar
 
 
0 #7 genaro 29-05-2010 14:00
Muy buena la nota!!!
Citar
 
 
0 #6 Mildredgaula 16-05-2010 18:07
No decirle a la primera que nos gusta AngauNoticias.c om.ar...pues nos puede tomar por capullitos psicópatas en proceso de ser una sandrijuela ......! eso es muy importante Admin

ADMINISTRADOR: ¡Jaaa! En realidad, creo que no conviene decirlo al principio, ni tampoco después.
Citar
 
 
0 #5 Gisela_ 11-05-2010 05:43
http://www.26noticias.com.ar/insolito-mujer-dice-que-quedo-embarazada-al-ver-una-pelicula-porno-en-3d-109887.html ESTO SI QUE NO SE PUEDE CREER!!!!!!!!!! !!!!! HOMBRES, POR FAVOR!!!!

ADMINISTRADOR: ¡Esto es el apocalipsis!
Citar
 
 
0 #4 peregrino 11-05-2010 05:04
Dice el sabio Lachacón de Tunaherma (mentor de Bolud-el-Kotur) que lo mejor es pajearse antes de ir a la primera cita, porque así baja el nivel de ansiedad, y uno no queda como perrito alzado montándose en la pierna de la desdichada de turno.
Citar
 
 
0 #3 DanielZan 10-05-2010 13:40
Me mato lo de "peteame un poco que me duele mucho la cabeza" jajaja, creo que no me anime. Pero en lo que disiento es en el Tuteo, porque cuando ya sabes que no va a pasar nada, y no solo tiraste todos los galgos sino hasta el ultimo cuzco despues de hacerte el amigo por años, o dias que parecen años que al efecto es lo mismo, al menos meterle mano a una teta, es consuelo, que me vienen con mantener la hidalguia, eso es de minas.

ADMINISTRADOR: Jajaja, bueno, da para un foro aparte el tema.
Citar
 
 
0 #2 Guille 10-05-2010 13:20
Tenía yo un amigo (en realidad no se me perdió, todavía lo tengo) cuya primer acción ante sus nuevas parejas era, si las tripas se lo permitían, rajarse un dope. Cosa que, decía él, evitaba futuras e incómodas apretujadas de nalga y generaba un ámbito propicio para el mutuo compañerismo y comprensión sin barreras.
Por mi parte, hasta los quince años, atenté contra las cotorras de toda niña que intentaba conquistar con una impresionante suma de fracasos y enojos. Luego aprendí que la primer estación eran las nalgas, luego las tetonas y por último, si acaso había sobrevivido a esa hazaña, el resto (casi un lustro me llevó hacerlo correctamente).
La vida toda es un aprendizaje querido Admin.

ADMINISTRADOR: Sip, menos mal que mi generación miraba Kung Fu por la tele, en vez de Floricienta.
Citar
 
 
0 #1 peregrino 10-05-2010 03:22
Haga como que le interesa la sarta de boludeces que la mina dice. Ya sé, es difìcil, casi imposible, pero mantenga en mente el sagrado objetivo: tenerla en cuatro y a los gritos. En nombre de tan alta meta, ponga (jejeee) su mejor cara de interés cuando ella avance en el análisis microscópico de la relación sentimental de su mejor amiga. Es válido intercalar de tanto en tanto expresiones como "¿Ajá?", "¡Mirá vos!", "¡Uuuhhhh!", y otras similares. Si persiste en el sacrificio, verá recompensado su sufrimiento cuando ella utilice sus labios en tareas más placenteras.

ADMINISTRADOR: Bien ésa, Peregrino, totalmente pertinente.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration

Mas leídos

Ingreso