Angau Noticias

Miércoles
02 de Diciembre
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> El infierno tan temido: ¿Estás seguro de que no sos un dominado?

El infierno tan temido: ¿Estás seguro de que no sos un dominado?

E-mail Imprimir PDF
Share

Pocas cosas avergüenzan más a un hombre y ensombrecen más su vida que terminar entrampado en un matrimonio donde es un simple lacayo de una mujer extremadamente dominante.

El "dominado", además, no sólo padece su condición de tal intramuros, sino que en cuanto esa circunstancia es advertida por su entorno, nada ni nadie puede salvarlo del escarnio, el desprestigio y la total pérdida del derecho a ser respetado.

Si bien todos los médicos hombrólogos coinciden en que el dominado a lo sumo puede controlar el avance de su enfermedad, pero jamás logra curarse, no está de más, al menos, estar al tanto de si uno forma parte de esa legión de infelices o está -todavía- a salvo.

Pero ¿cómo saber si se es un dominado o no? Prestar atención a las siguientes señales:

 

Los faltazos a los asados: El dominado siempre falta a los asados con los vagos, ya sea que se trate de compañeros del laburo, los muchachos del fútbol o los de la promoción de la secundaria. Sus excusas empiezan siendo comunes y luego, al irlas agotando, se tornan inverosímiles.

a) "Se murió mi suegra. ¿Ya la otra vez había faltado por lo mismo? No, lo que pasa es que la otra vez murió la que parió a mi mujer, y ahora murió la que había donado el óvulo".

b) "Che, no voy a poder ir, se me cagó el auto. ¿Qué?¿Me podría pasar a buscar Fabián con su coche? Eehh, y no, dejen nomás, no le puedo hacer eso a mi Fordcito".

c) "Se me cruzó una espina de surubí en la garganta, tan larga que chocaba con los marcos al querer pasar por las puertas, y entonces no podía salir".

 

La expropiación de los gustos: El dominado ya no elige lo que le gusta, sino lo que su mujer le indica que debe gustarle. Diálogo típico antes de ir a una reunión de amigos:

Ella: ¿Esa camisa vas a llevar? Pero si tenés la violeta...

El: Prefiero la marrón, la violeta me deja muy puto.

Ella: ¡Aaaayyyy, guardaaaaa, habló Rodolfo Valentinoooo! Con la busarda que tenés, la marrón te deja como un palo borracho. Dale, dale que todavía tenemos que ver qué pantalón te ponés.

Obvio que uno llega a la casa donde se hace el encuentro, y lo primero que se oye es al gracioso de turno gritando: "¡Che, miren la camisa del Nacho, se nos volvio trolanga!".

 

Langa castrado: El dominado es mirón. Cuando anda solo por el centro, tiene una especie de escáner incorporado que le permite detectar buenos culos en 100 metros a la redonda, y los mira sin ningún disimulo, casi con la esperanza de que la dueña del traste le diga: "Dale, nene, servite si tanto te gusta".

Pero cuando sale con la mujer, el dominado ve pasar a Jesica Cirio con una calza blanca y no atina a nada. Mantiene un inescrutable rostro de prócer que mira sólo al futuro, totalmente conciente de que su esposa tiene activado el radar que capta el más infinitesimal movimiento de pupilas de él.

El tipo sabe que una micromirada a la loba le puede costar una hermosa cagada a piñas al llegar a la casa, o incluso in situ.

 

Las miserias expuestas: Para la mujer del dominado, éste es una especie de electrodoméstico de cuyas fallas se puede hablar en público sin ningún tapujo. Ejemplo en un restorán al hacer el pedido:

El: Yo quiero una milanesa con fritas, con un vinoli totín.

Ella: No, no, no, que después llegamos a casa y te dormis enseguida. Mire, a él tráigale algún jugo de algo, y no sé, una comida que tenga nueces y todo eso, bien afrodisíaca. Porque últimamente...

 

El cuidado de los chicos: Lo ven todos en las reuniones familiares. Los hijos del dominado y la dominadora son casi siempre unos pendejos de mierda, rompequinotos a más no poder. ¿Y quién se hace cargo de ellos? El boludo, obviamente.

Es el dominado el que intenta controlarlos, los alza, les canta, les corta la comida, se deja insultar por ellos. Mientras, ella fuma comentando la novela de Gonzalo Heredia con las demás minas presentes.

Los hombres miran al dominado andar de aquí para allá, invadidos por una mezcla de asco y solidaridad de género.

 

Las puteadas: La dominadora faltó el día que enseñaban discreción. Resultado: le importa un pomo cagarlo a pedos al imbécil delante de cualquiera. Si tienen empleada doméstica, la mina será testigo reiterada de sopapos, bolsazos y ceniceros voladores.

Ante otros públicos, la descalificación toma formas menos físicas, pero más letales. Si, por ejemplo, el dominado al querer agarrar el pan tumba una botella de gaseosa, ella, sin dejar de manducar, soltará: "La culpa es de ustedes por poner cosas cerca de él, si saben que es un inútil".

Lo terrible es que él no desmentirá nada. A lo sumo dirá: "Pero si últimamente casi no venía volcando nada, Yoli".

 

La tele: El dominado no mira lo que le gusta, sino lo que ella decide que se puede mirar. Eso lo convierte en vergonzante experto en telenovelas y series pelotudas de minas. Hasta mira Sex and the city.

No sería tan grave si ella, en reuniones, no gritara de tanto en tanto, desde la otra punta de la mesa: "Che, Nacho, ¿con quién era que se casaba Natacha Vergara Rosales después de que recuperaba la vista en 'Vientos de amor apasionado'?".

El dominado, tratando de decirlo lo más bajito posible, responderá: "Con el señor Lautaro Gonochea Velorza".

¡Pero qué pedazo de pelotudo, por Dios!

Barreda, perdónalos, porque no saben lo que hacen.

 

.

 

 

Comentarios   

 
+1 #8 peregrino 20-11-2013 10:27
Ocurre una catástrofe mundial y millones de personas mueren.
En el cielo ante la llegada de tanta gente, es tanto el trabajo, que Dios forma filas de hombres y mujeres.
Pero como eran tantos, comienza a dividir las filas y habla a todos los hombres:
- Hagan dos filas. Una para los hombres que dominaron a sus esposas y otra para los que fueron dominados por ellas.
Cuando Dios vuelve se encuentra con una fila de kilómetros que corresponde a los 'dominados' y un sólo hombre en la otra fila.
Dios les dice:
- No puedo creerlo, los hombres se creen mejores, controlan casi todo en el mundo y aún así, todos son dominados por sus mujeres... ¡aprended de este hombre! Cuéntales a todos, hijo, como conseguiste dominar a tu mujer y ser el único en esta fila....
El hombre mira a todos, se encoge de hombros y responde:
- No sé... Mi mujer me dijo que me pusiera aquí...
Citar
 
 
+9 #7 jorgerbar 08-02-2011 14:59
esta m uy bueno.
lo lei a pedido de mi esposa
Citar
 
 
+1 #6 AGUSTIN 05-02-2011 12:32
Hay otro peor. Se organiza el asado en el laburo, el tipo llama a su jermu y esta lo autoriza. Minutos antes del manducaje, nuestro protagonista se borra y vuelve con la infrascripta, la que, demás está decirlo, morfa y chupa como un cosaco. Todo por la módica erogación de UN comensal.
Citar
 
 
+1 #5 Anakin. 03-02-2011 15:05
.. Y perdonenme, pero este tema me moviliza....
Ahi les dejo un videito que trata del tema con profundidad y objetividad.
Saludos.
http://www.youtube.com/watch?v=RU9lMgHA7PA
Citar
 
 
+2 #4 Sor Aya 03-02-2011 07:22
Elisa, esa es la foto 30 x 40 que la mujer del tipo tiene en el escritorio de atención al público de la oficina donde trabaja.
Citar
 
 
+1 #3 elisa 02-02-2011 14:32
y quien es el de la foto? quien es el que se dejo sacar esa foto luciendo toda su miseria?
Citar
 
 
+5 #2 Macho Cabrio 02-02-2011 09:15
Jesic Cirio no es linda, ademas tiene celulitis y tiene hecha la cola, no se, eso dice Marta, mi mujer.....

A: ¡Juaaa! Buenísimo.
Citar
 
 
+6 #1 Anakin. 02-02-2011 07:14
Para compartir y Difundir:

San Barreda
Santo Patrono de los esposos, yernos y padres de mujeres hinchados las
pelotas, nunca está de más recordarlo...

Estampita de San Barreda: Pórtenla los casados para que los proteja y los solteros para que no los deje caer en la tentación.

Invocaciones :
Si llegamos a casa pasadas las tres de la madrugada en un estado cuestionable y vemos dentro luces encendidas: sería prudente, antes de ingresar, recitar apretando fuerte la estampa:

San Barreda, San Barreda…
que no joda ni me agreda

Al volver cansados luego de un día de trabajo, empezamos a oír las historias de los chicos en la escuela, la vecina y el verdulero, la novela de las dos, etc, etc, etc… Esto puede funcionar:

San Barreda, te suplico:
Que este loro cierre el pico
Este es difícil de pronunciar pero si nos lo aprendemos pude ser muy beneficioso para nuestra economía.

San Barreda, mi profeta
Desmagnetiza esa tarjeta
Como todos sabemos, la principal causa de muerte entre los hombres casados es la hinchazón testicular Por eso cuando un domingo por la tarde intentamos ver el partido y nuestra mujer nos ronda, cual mosca veraniega, lanzando frases como: la lamparita del pasillo no se cambia sola
Podemos salvar nuestra vida si, frotando la estampa del Santo en la zona del bajo vientre, invocamos:

San Barreda, yo te froto…
Que me resista el escroto

Si acaba de llamar la progenitora de nuestra esposa diciendo que viene hacia nuestro hogar, podemos rechazarla con:

San Barreda, San Barreda…
Que el Demonio retroceda
… y no teman que San Barreda siempre nos guiará por la senda de los justos.!!!
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration