Angau Noticias

Viernes
24 de Noviembre
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> Las trampas cotidianas que no nos hacen menos honorables

Las trampas cotidianas que no nos hacen menos honorables

E-mail Imprimir PDF
Share

No, no te pongas a la defensiva. Tampoco hace falta que digas que "la sociedad te hizo as√≠", que "todos nacemos buenos pero este capitalismo de mierda..." o asegurar que "estoy haciendo todo lo posible por ser un elemento √ļtil para la comunidad".

No, relajate, porque de lo que vamos a hablar es de esas trampas que hacemos todos, boludazas pero con una cuota de chotez que no complica la vida de los demás pero sí obliga a putear unos segundos. Que de eso también se trata existir, ya que sería horrible pasar por este mundo y hacer solamente buenas acciones.

 

La maldición del plato guardado en la heladera. Tampoco hablamos de cualquier plato, sino de aquel que contiene un tipo de alimento sabroso y/o codiciado en el ámbito familiar. Pues bien, cada tanto, al abrir la heladera para tomar agua, o directamente para morfar parte de lo que está guardado, iremos "picoteando" porciones con cierta discreción, pero jamás agotaremos la existencia de la sustancia o producto en cuestión.

Por ejemplo, si fuera la porción de torta que nos dieron en el 15 de la sobrina, el robo hormiga, a medida que el postre se vaya extinguiendo, adquirirá un perfil de proeza, ya que el desafío es impedir que el plato se pueda considerar jurídicamente vacío, ya que eso nos obligaría a dos cosas:

a) retirarlo de la heladera (y eventualmente lavarlo)

b) habilitar la posibilidad de que nos digan "Te comiste toda la torta, chancho de mierda", mientras que raspar la torta con una cuchara o tenedor, dejando al menos parte del mazapán que la rodeaba, nos permitirá siempre responder diciendo "¡Pero qué decís, pelotuda, si quedaba todavía!"

En esto, debe decirse en nuestro descargo lo siguiente:

a) no somos los √ļnicos en condiciones de morfar la torta de mierda. Si los dem√°s se pajean, o son unos nabos, no es nuestra culpa.

b) tortas, flanes, budines de pan, alfajores Havanna, empanadas de fontina, y otros alimentos, incrementan exponencialmente su fuerza de atracción (y se vuelven infinitamente más sabrosos) a medida que se va reduciendo la cantidad disponible.

 

La lunización del queso de cáscara roja. Deriva del punto anterior. Un trozo de queso "cáscara colorada" (los tipos holanda, pategrás y otros, que llegan incluso a los quesos "cáscara amarilla", más picantones) guardado en la heladera, tenderá de manera casi inexorable a ser tallado a cuchillo de tal modo que quedará convertido en una luna en cuarto menguante.

La agon√≠a del queso lo mostrar√°, en el final, convertido en una c√°scara ahuecada. ¬ŅPor qu√© uno, al cortar el queso sin sacarlo de la heladera, hace un tajo curvo para no tener que cortar c√°scara, y afianza ese proceso? Los cient√≠ficos, hasta ahora, no hallan una explicaci√≥n un√°nime. Soci√≥logos alemanes que trabajaron sobre casos de este tipo atribuyen la conducta a la idea de que, de ese modo, el queso "no se termina", sensaci√≥n que se sustenta en el valor simb√≥lico de la c√°scara superviviente.

Otro enigma tan grande como aquel es por qué hay personas que, aun metiendo mano y cuchillo dentro de la heladera, logran cortar el queso de manera recta. Se cree -pero no está comprobado- que se trata de sujetos con tendencias psicóticas.

 

La mirada a yeguas y yeguos en la v√≠a p√ļblica. Situaci√≥n tan inevitable como inc√≥moda, en la que, por ejemplo,¬†una hombre que circula por la calle (a pie o en veh√≠culo) junto a su mujer, se encuentra en la necesidad de mirar a una tercera mina que lleva un cuero impresionante, porque si no lo hace no habr√° otra oportunidad, ya que la tremenda yegua es un ser totalmente desconocido y de aparici√≥n azarosa.

En casos as√≠, la innata incapacidad de comprensi√≥n de situaciones semejantes por parte de hombres y mujeres obliga a truch√≠simos ejercicios de desv√≠o de mirada hacia el culo o el tobul de el/la tercero/a en discordia, con excusas tales como "Epa, ¬Ņaquella vidriera es nueva o qu√©?", "Che, ¬Ņpero √©sa no era la mina que trabaj√≥ en 'Lo que el viento se llev√≥'?, o (girando para ver con mayor fruici√≥n el toor que se aleja) "¬°Ese es el vaquero que te estoy queriendo regalar, a ver si llego a leer la marca del que lleva la bagarta aquella!"

Psicólogos sociales creen que cuando la humanidad evolucione, será posible que un hombre le diga a su esposa "Che, tomá diez mangos, tomate un cafecito allá mientras camino cinco cuadras atrás de la morocha aquella que fijate la semejante manzana que va moviendo".

 

Mirar las pel√≠culas de The Film Zone en las madrugadas del domingo. Rubro en el que tambi√©n entran las que, m√°s o menos en el mismo horario, dan I-Sat, Cinemax, y algunos otros canales de cable que ponen las discutibles producciones softcore, es decir una suerte de pornos light, donde ves parejas que supuestamente se est√°n empomando, pero sin los planos ginecol√≥gicos que prodiga el hardcore que el p√ļblico pide y aplaude.

Pues bien, entre tanto gemido y musiquita de telo, tarde o temprano aparece la inspección marital, que segundos antes de agarrarnos en plena observación pecaminosa, neutralizamos con un oportuno cambio de canal, aterrizando en las transmisiones de boxeo de Space. En ese contexto, se dan penosos diálogos:

Ella: ¬ŅQu√© est√°s mirando?

El: ¬ŅMirando de qu√©?

Ella: No te hagas el pelotudo, Mario.

El: ¬Ņ¬ŅMirando de qu√©??

Ella: Qué estabas mirando recién.

El: La pelea, ¬Ņpor?

Ella: Se escuchaban gemidos.

El: ¬ŅEeeh?... ¬ŅGem... Ah, s√≠. Nooo, si no sab√©s lo que es el boxeo hoy. Yo sab√≠a que √≠bamos a terminar as√≠. Los √°rbitros tienen la culpa. Primero permitieron que se peguen en los clinchs, despu√©s hicieron la vista gorda con los cabezazos, luego perdonaron las pi√Īas a las bolas, ¬°y ahora esto! Ten√©s que ver el negro c√≥mo lo agarr√≥ al h√ļngaro, le cabece√≥ la jeta, lo dio vuelta y ah√≠ nom√°s se la mand√≥ a guardar y le entr√≥ a dar bomba, y bomba, y bomba, y bomba...

 

La pesada herencia papelera. Otro misterio. ¬ŅPor qu√© odiamos poner un rollo nuevo de papel higi√©nico en el cosito del ba√Īo reservado para que el pelpa gire?

Nadie sabe darle al asunto una explicaci√≥n s√≥lida e incuestionable, pero el caso es que cuando usamos el ba√Īo y llega el turno de limpiarnos, si concluimos la faena y queda un √ļltimo pedacito de papel, no lo utilizamos. Aunque en el rollo de cart√≥n quede adherida una superficie papeleril apenas superior a la de la u√Īa del dedo me√Īique, no ponemos papel nuevo.

Y el que viene, obviamente, putea pero no puede decir nada, ya que técnicamente uno "dejó el rollo todavía con algo".

 

La guerra fría de la impresora. Y ya que hablamos de papel, qué decir de la guerra fría que se desata cuando en una oficina hay una sola impresora que es usada por todo el personal del sector. Cuando cualquiera de los empleados camina hasta la máquina para retirar un trabajo enviado desde su computadora, y se encuentra con el mensaje que avisa que ya no hay hojas en la bandeja, se vuelve una cuestión de honor no hacer la carga de papel.

El desgraciado volverá a su escritorio con aire casual, haciendo todo lo posible para que no se note que se cagó en todos. Luego, otros concurrirán a la impresora buscando sus trabajos, y asumirán idéntica actitud.

Resultado: todos terminan mir√°ndose de reojo, esperando a ver qui√©n ser√° el pelotudo que finalmente abrir√° uno de los paquetes de A4 para destrabar el conflicto. Si lo hace el jefe, es un triunfo colectivo. Si lo hace otro laburante, todos tendr√°n por seguro que es la rata m√°s miserable e insignificante del planeta. Alguien sin honor, al que hay que enhebrarle la mujer sin ning√ļn remordimiento.

En casos extremos, la intransigencia simult√°nea puede paralizar una empresa por semanas.

 

Y t√ļ, oh, amigo lector, ¬Ņqu√© otras trampas conoces o practicas?

 

 

.

 

Comentarios   

 
+2 #11 Charles Rexach 28-11-2011 09:30
Cleto otra trampa de los colectivos es sentarte atras para no darle el lugar a nadieeeeeee, asi uno puede dormir o mirar mejor los culos ya que controla todo el espectro visual
Citar
 
 
+1 #10 Charles Rexach 28-11-2011 09:26
Ahhh las viejas pelis de I-sat si no me habran ayudado a darle de comer al ganzo en mi pubertad...ahor a internet hace maravillas...
Citar
 
 
+1 #9 Anakin. 26-11-2011 16:16
En mi laburo, cuando se demora en atender a la gente y empiezan los comentarios tipo: "que lentos son para atender aca.. o por qu√© no ponen mas gente??" yo veo que se viene de guantes la cosa, me pongo los auriculares con m√ļsica (gralmente Pavarotti o algo de Larralde) y cuando alguien me dice algo lo derivo al ortiva del jefe, me encanta verlo tartamudear cuando pide disculpas...
Citar
 
 
+2 #8 juank 25-11-2011 09:23
Tengo otras dos:
El legendario "el que llena el tacho de basura lo saca". Consiste técnicamente en depositar los residuos en el cesto hasta más no poder, con tal de que otro lo saque a la vereda.
Después esta el vecino que no prende la luz del patio de atrás porque la luz de su otro vecino llega a su patio (aunque sólo sea lo suficiente para alumbrar la medianera).

A: ¬°Jaaa, es verdad!
Citar
 
 
+1 #7 Ramoncito 25-11-2011 07:40
El féibuc anda lenteja, se sabe, pero el chat es má pior todavía. Todo depende de la máquina que tengas, pero si tenés un fierro maso y usás Firefox (actualizado, gil) podés abrir otra solapa y combinar la empomada con la shegua que te agregó a su Perfil como amigo. El tema pasa por si la bruja pasa sin que la escuches y no volvés rápidamente a la solapa de AN. Quilombete de aquellos. Mark Zukerberg debería ser asesinado si no fuera porque el Messenger con sus "ping" es más buchón que el que rajaron de un puntazo en el toor hace un par de días de una conocida repartición. La función salvavidas de AN unida a los desarrollos de Mozilla Corporation hacen de este portal y ese navegador dos herramientas indispensables para la vida del ser humano. Alabemos a Dios, herman@s ...
Citar
 
 
+1 #6 Sor Aya 24-11-2011 12:08
-La jarra de agua de la heladera: si quedan al menos 1 mm parejo, no está legalmente vacía.
-Ocupar los √ļltimos hielos de la cubetera y volver a ponerla en el freezer sin recargarla. Total, hasta que otro necesite, pasa suficiente tiempo y ya no sabr√° a qui√©n putear. Y la cargar√°.
-Cuando la birome ya no nos funciona, sacarle al del escritorio de al lado en un descuido, y dejarle la nuestra en reemplazo.
-Llamar un remiss o taxi por teléfono, y estar atento por si pasa otro vacío antes. Eso no se hace, che!

PD: Portarrollo se llama, Jebrivadi. Se ve que nunca lo recargaste, ni fuiste a comprar el repuestito del resorte, eh.

A: De a ratosh nosh da que pensar que eresh la mujer que siempre hemos buscao, Soraia.
Citar
 
 
+2 #5 juank 24-11-2011 10:45
una muy popular es la de mirar de lejos al semáforo y sí ves q esta en amarillo le metes a fondo hasta llegar a pasar.
Sí vas en moto y esta muy congestionado el tránsito le metes x la vereda sin importar los peatones.
Gracias x crear este espacio xq así podemos avivarnos con los aportes de los demás lectores.
Citar
 
 
+2 #4 CLETO 24-11-2011 05:24
Seguro que estas trampitas no nos hacen menos dignos de respeto, pero son peque√Īas ventajas que se logran y que nos hacen sentir tan, pero tan bien. Aunque ni siquiera cuenten en el balance, mejoran sustancialmente nuestra autoestima.
Va un aporte con el relato de algunas experiencias. Ajenas por supuesto. Faltaba m√°s.
Ir a cobrar al cajero autom√°tico y hacer innumerables retiros que nos provean de cambio. Los que esperan atr√°s, a pelarse.
Detener el auto para darle paso a la yegua que quiere cruzar, para mirarla desde todos los √°ngulos, cuando ni en pedo le damos paso a los dem√°s, aunque vengan en camilla.
Recorrer hasta el mareo los tres espejos del auto para mirar la yegua de referencia.
Cortar el pan de modo que podamos consumir el medio, dejando el culito duro para el prójimo.
Igual que el anterior cuando comemos un matambre arrollado.
En el almac√©n del barrio, el bolichero usa este m√©todo para vender hasta el √ļltimo cacho de mortadela, es decir que las √ļltimas fetas son cuero nada m√°s.
Estar de asadores y a la hora de ir a la mesa, decir: ‚Äúcoman, coman tranquilos, yo me satur√© con el humo‚ÄĚ ¬°Mentira! Picando, picando, ya comimos lo mejor mientras as√°bamos, y ni contar los tintos que cargamos.
En el colectivo, sentarnos preferentemente del lado de la ventanilla, de modo que si hay que ceder el asiento, lo haga el que se sentó hacia el pasillo.
En el cine, buscar los asientos detr√°s de los petisos, para que no molesten la visual.
Ponerle una cobertura de pl√°stico semitransparent e a la patente del auto, por si hay c√°maras fotogr√°ficas que controlan el tr√°nsito

A: Una clase magistral, Cleto.
Citar
 
 
+2 #3 Fleder 23-11-2011 07:29
Jebrivari, lamento decirte que ahora esos canales se volvieron a-pu-to-sa-... políticamente correctos. Por suerte la Internés hace maravillas para el cónyuge con necesidades especiales.

A: ¬ŅYa no pasan pelis de empomaciones en The Film Zone o I-Sat? ¬°Faaaa, qu√© capacidad de lobby que tienen las minas!
Citar
 
 
+1 #2 peregrino 23-11-2011 07:06
Los hdp que autoracionan su consumo de agua fría o caliente, con tal de no cambiar el bidón del dispenser. Se han conocido casos de gente que murió deshidratada en su escritorio, esperando que otro vaya y cambie el bendito recipiente. Generalmente, es el personal de limpieza nocturna el que se encarga de deshacerse de los cuerpos momificados, enviándolos a las plantas procesadoras encargadas de fabricar alfombras de garca.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El ni√Īo estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detr√°s de la cabeza y los...

module by Inspiration

Anga√ļ fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration

Mas leídos