Angau Noticias

Lunes
26 de Octubre
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> Kriptonitas de la vida diaria: todo eso que nos mata un poco de vez en cuando

Kriptonitas de la vida diaria: todo eso que nos mata un poco de vez en cuando

E-mail Imprimir PDF
Share

S√ļperman era un capo, pero hasta √©l ten√≠a un lado vulnerable, y¬†lo activaba¬†la kriptonita, un material c√≥smico que al tipo le sacaba todo su poder. Pues bien, se√Īores, nosotros tambi√©n tenemos en la heroica subsistencia diaria cosas que nos debilitan, nos aplastan, nos hacen sacudir la cabeza como quien quiere quitarse l√≠quido de los pelos.

 

Algunos ejemplos:

 

Las tardes de domingo: Un problema insoluble para la humanidad desde los tiempos de Ad√°n y Eva. Si uno es consciente de ellas, se deprime sin remedio. A veces la √ļnica soluci√≥n es llegar como sea al lunes por la ma√Īana, que es deprimente tambi√©n por razones laborales, pero de un modo distinto, m√°s sano y activo.

Casi nada sirve para contrarrestar el efecto desmoronador de una tarde dominical. Un partido de fulbo, por ejemplo, hace olvidar por completo la circunstancia, pero no se puede jugar al fulbo doce horas, y cuando la cosa termina, es peor: uno se encuentra ahí, con la tarde de domingo enfrente, mirándonos fijamente. Ya sin pelota, sin amigos, nos despedaza a su gusto.

Tampoco sirve empomar, porque el matraqueo espanta a la muerte dominguera, pero ésta regresa más poderosa y sangrienta cuando ya estamos rendidos sobre el colchón.

No hay caso, no hay remedio, no hay salvación más que soportar el tiempo que haga falta para llegar a la otra orilla.

 

Los cantos de las ranas luego de una lluvia: Por suerte, pese a lo que dicen los de TN Ecología, el proceso de extinción de especies animales es una bendición. Gracias a él, ya casi no se escuchan esos ultradeprimentes cantos de ranas (o de renacuajos, nunca supe bien) que se oían en las tardes de cualquier día luego de una lluvia fuerte.

Era algo así como un coro de gatos lamentándose, una vez que la precipitación había terminado. El cielo todavía rosado y quejoso, más ese sonido, daba más tristeza que una película vieja de Alfredo Alcón.

 

Descubrir que la linda misteriosa es una boluda: Ella empez√≥ a aparecer por tu laburo, o cerca de tu casa, o en alguno de tus trayectos habituales, y con su belleza de selva y noche te cautiv√≥. Ning√ļn amigo en com√ļn, ninguna excusa para hablarle, y entonces te empez√°s a hacer la cabeza imagin√°ndola sensible, profunda, brillante, imprevisible.

Y un día, el milagro: una carambola de la vida te pone a hablar con ella.

Y ahí mismo, la catástrofe: no hace más que hablarte de los concursos de Tinelli, de las peleas vespertinas entre modelos pelotudas, de su celu y de Facebook.

En la puerta del destino, te parece ver un cartelito que dice: "Una vez retirado el misterio de la caja, no se aceptan reclamos". Fatal.

 

El desamor ajeno: Debiera ser cosa de los demás, pero a veces te pega mal. Doy un ejemplo propio: me bajonea hasta el quinto sótano ver a esos tipos que salen con su mujer, y caminan uno o dos metros delante, con cara de ojete, como diciendo "Ojo, no se vayan a creer que ésta que viene atrás tiene que ver conmigo, eh. Yo soy otra cosa".

Un asco. Como decía el gran Pablo, es como la muerte del mundo cayendo sobre tu vida.

 

La mediocridad: A veces la circundante, aunque no te toque, pero se te cruza tarde o temprano, y nunca es la √ļltima. A veces la que te imponen por una cuesti√≥n de jerarqu√≠as. En el √°nimo, es devastadora.

Se cura con risas de hijos o sobrinos.

 

La rendición de uno que luchaba: Un tipo que conocías y era honesto, de repente se mete en la joda de todos y "hace la suya". Se te cae un ídolo, pero uno de los verdaderos, de los que te daban fuerzas para defender tu propia integridad.

Y si se fue al carajo √©l, es como descubrir que a vos tambi√©n te puede pasar. Hasta que puedas recomponer las cosas, te vas a sentir boludo y m√°s solo que Kung Fu en A√Īo Nuevo.

 

El canal Volver: En su programación hay cosas valiosas, otras provocan una dulce melancolía. Pero la mayor parte del tiempo todo tiene un olor a ropero viejo y mohoso, y la programación es un interminable desfile de muertos.

El 75% de los suicidas son tipos que miran Volver el domingo a la tarde con renacuajos cantando en el patio.

 

Las revistas Hola! o Caras leídas de madrugada: Si te da por leer de madrugada, casi siempre, es que estás más solo que Anteojito en una fiesta organizada por Guillermo Coppola.

Y también significa que tus viejos fantasmas no te dejan dormir.

Bien, en esas condiciones, jam√°s te pongas hojear una de aquellas publicaciones. La sobredosis de pelotudez, mezclada con tus saudades, ser√° letal.

 

El programa de Johnny Allon en el cable: Tanta berretez servida en la pantalla de manera aluvional, junto con la deducci√≥n de que hay gente que puede vivir -¬°vivir!- de hacer un programa de este tipo, no puede aportarte m√°s que una depresi√≥n tama√Īo barrio.

Hacé zapping urgente. Y si agarrás una repetición a horas tardías, te quedan diez segundos de cordura.

 

Las publicidades de bancos: La "buena onda" de los personajes que representan a las entidades bancarias, las frases truchísimas tipo "lo que más nos importa sos vos", demuestran tal nivel de impunidad cultural que si lo pensás más de diez minutos te sentís un miserable gusano partido por la mitad sobre una de las mesas ratonas del sistema.

Y ves al boludo que tiene que actuar de "hombre-com√ļn-al-que-le-resuelven-la-vida-mientras-firma-el-cr√©dito" y te dan ganas de estrellar diez mil veces la cabeza contra un radiador de Falcon.

 

Y por supuesto que hay mucho m√°s, pero ¬Ņa vos qu√© cosas te matan y te tiran al pozo?

 

 

 

.

 

Comentarios   

 
0 #14 satrapa 18-03-2014 22:47
a mi me bajonea lo siguiente, y que me pasa seguido porque como un paria pelotudo me vivo mudando por distintos lugares, cuando uno quiere comprar muebles por ejemplo, no encontras ni por puta ninguna mesa sillas lo que sea usado, tenes que ir a comprar uno nuevo y lo pagas como oro, cuando lpo queres vender no hay nadie que te quiera comprarlo y tenes que donarlo, tirarlo o peor darselos a los buitres que siempre estan dando vueltas, me pasa con los autos, cuando vas a comprar valen lo que no podes pagar, te cobran hasta la fotocopia de la transferencia, y tenes que garpar uno sobre otro, cuando vas a vender tenes que dejar la dignidad......
Citar
 
 
0 #13 juancito 14-03-2014 09:57
Genial !! Pepe, como siempre trayendo luz a estos cerebros cansados !!! Interminables las tardes de los domingos, lo unico bueno es cuando gana Boca y eso no sucede muy seguido Ja ja ...
Citar
 
 
+3 #12 ramon 11-03-2014 12:27
El club de los desvelados, los sábados a la madrugada por crónica es para cortarse las venas
Citar
 
 
+1 #11 Cuyanita 31-01-2012 09:46
El sonido crujiente de las sillas mecedoras de mimbre cuando lentamente se hamacan ...una tarde gris de domingo ...

eso quiebra al mas sólido de los héroes ...
Citar
 
 
+1 #10 coco14 24-01-2012 07:32
tengo algo mas triste,... el recibo de sueldo, y pior..el saldo en numeros rojos q te muestra el cajero...
Citar
 
 
+2 #9 peregrino 23-01-2012 08:15
Cualquier cosa que sea rutinaria y se ejecute un domingo a la tarde me mata, pero me mata completamente, sin posibilidad de resurrección:

*Un partido transmitido por radio sonando a lo lejos.
*La bruja planchando la ropa para la semana.
*El sol que de a poco se ahoga en un mar de sangre, all√° en el horizonte, donde el cielo copula con la tierra en un lecho de nubes y gaviotas.

Deberían prohibir los domingos por la tarde.

Puta madre... qué bajón.

Permiso, me voy a cortar las venas.

A: ¬°No, cortarse las venas no, que tiene un sonido re-triste!
Citar
 
 
+1 #8 cristian mendieta 21-01-2012 13:17
estimados: soy seguidor de sus publicaciones hace mas de 1 a√Īo y medio, y siempre me matan de risa con sus frases. Este articulo esta muy bueno, aunque pareceria que no lo escribio la misma persona de siempre, poruqe hasta te hace reflexionar sobre algunas cosas. En fin, esta bueno igual, sigan asi le agrega variedad a angau. saludos desde formosa.

A: Gracias, Cristian, a vos y a todos los formose√Īos que nos siguen.
Citar
 
 
0 #7 Rubén& 21-01-2012 06:15
Demasiado certero y sangriento el amigo Nosomosdefierro Pepe. No voy a agregar nada en esa línea, porque ya estoy sintiendo las ranas croando, con esta seca. Por eso les recomiendo esta sutileza de Elizabeth Bishop, que se llama "Un arte":



El arte de perder no es muy difícil;
tantas cosas contienen el germen
de la pérdida, pero perderlas no es un desastre.
Pierde algo cada día. Acepta la inquietud de perder
las llaves de las puertas, las horas malgastadas.
El arte de perder no es muy difícil.

Después intenta perder lejana, rápidamente:
lugares, y nombres, y la escala siguiente
de tu viaje. Nada de eso ser√° un desastre.

Perdí el reloj de mi madre. ¡Y mira! desaparecieron
la √ļltima o la pen√ļltima de mis tres queridas casas.
El arte de perder no es muy difícil.

Perd√≠ dos ciudades entra√Īables. Y un inmenso
reino que era mío, dos ríos y un continente.
Los extra√Īo, pero no ha sido un desastre.

Ni aun perdi√©ndote a ti (la cari√Īosa voz, el gesto
que amo) me podr√© enga√Īar. Es evidente
que el arte de perder no es muy difícil,
aunque pueda parecer (¡escríbelo!) un desastre.

A: Genial, no lo conocíamos. Gracias, Ruben& (y guarda con eso de escuchar las ranas cantando en plena sequía >D)
Citar
 
 
+1 #6 Piturro 20-01-2012 17:29
De no ser por lo espor√°dico del asunto creo que no hay peor Kriptonita que las mudanzas. Es asistir a tu propio funeral y sin flores que te acompa√Īen. Es cuando reviven todos los muertos/as de tu vida, cuando aparecen las ef√≠meras eternidades perfectamente documentadas en la ferocidad del implacable tiempo que pas√≥.

A: G√ľ√©. Petacular, Pitu.
Citar
 
 
0 #5 Ramoncito 20-01-2012 16:27
Me mata el SIRCREB. Eso s√≠ que es Krypton de la mejor marca, no gen√©rico. Te entra un dep√≥sito al Gran Banco de Todos los Chaque√Īos, quer√©s ir a retirar por cajero los 210 mangos y te encontr√°s con 199 ... a lo sumo te afloja 100 o 150.

Creo que ese personaje nefasto, que no deja huellas en el Home Banking como para que tu contador te los pueda acreditar como Pagos a Cuenta de ATP, es Satan√°s en persona.

Lo doloroso no es que te cojan, lo peor es que no te avisen con tiempo. En una de ésas alguno lo disfruta. No se les puede negar el placer al puto al que le afanan ni a los putos que lo hacen.

Est√° en La Biblia. He dicho.

Monchi, el Converso (converso mucho).

A: Nos hiciste pensar que el crecimiento visible de la comunidad gay no tiene que ver con un mayor sinceramiento de los seres humanos, sino con una consecuencia lógica de la evolución del sistema: nos enhebran tanto, y con una frecuencia tan creciente, que no podría suceder otra cosa.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El ni√Īo estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detr√°s de la cabeza y los...

module by Inspiration

Anga√ļ fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration