Angau Noticias

Sábado
31 de Octubre
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> Chuñi Benite y otros literatos abren la Feria del Libro Ñeri

Chuñi Benite y otros literatos abren la Feria del Libro Ñeri

E-mail Imprimir PDF
Share

Villa San Juan será desde mañana sede de uno de los acontecimientos culturales más importantes del año, cuando Chuñi Benite y otros literatos inauguren la Feria del Libro Ñeri, una iniciativa que se venía gestando desde hace tiempo y que ahora es realidad.

Benite, escritor de culto considerado creador del realismo ñeri y fundador del movimiento Acsión Ñerética, fue el principal impulsor de la propuesta, de la que dice que no debe ser tomada como un contragolpe cultural a la Feria del Libro que se lleva a cabo en la Casa de las Culturas.

"Desmiento terminantemente que nuestra feria sea pa competile a losotro. Ni avalamo ni desavalamo esa feria. Creemo que hay espacio para todo, para nosotro y también para lo sotro guampachata", aclaró el autor.

De la convocatoria, que se desarrollará desde este martes y hasta el domingo, participan escritores de Villa San Juan, Villa Los Lirios, Barrio Güiraldes, Barrio Juan B. Alberdi, Villa Libertad y Barrio San Cayetano, entre otros, así como también algunos autores de Corrientes, Formosa y Misiones.

Entre las obras que se presentarán en la feria están las siguientes:

 

La insoportable lebedad de tu cachuncha, de Chuñi Benite. Una de las obras emblemáticas de la producción de Benite, ahora con una reedición del texto original publicado en 1977.

Benite siempre acusó a Milan Kundera de haberle plagiado este libro, iniciando una demanda en el Juzgado de Faltas de la Municipalidad de Resistencia, que no prosperó.

La historia gira en torno de la vida de Adela, una joven que en los veranos va a la pileta del Parque 2 de Febrero y usa un bikini que le marca demasiado la zona genital, para desesperación de una banda de pre-adolescentes que también acude a refrescarse al mismo paseo público. Posee un inolvidable final trágico (ella empieza a ir con un short de tela de jean).

 

Adonde vayan las iremos a culiar, de Reverenciano Pavón. Maravilloso relato sobre un grupo de amigos de Villa Libertad que es sistemáticamente rebotado por las chicas lindas del barrio, quienes prefieren entregarse a los muchachos con motocicletas del centro.

Cuando ya todos pasan los cuarenta años, se proponen encontrar a aquellas mujeres, ya casadas con sus hombres de crédito, y las encuentran aburridas y desencantadas de la vida. Sin identificarse, ellos irán seduciéndolas y clavándolas una a una hasta consumar lo que la vida y las leyes del mercado dejaron pendiente en la juventud.

 

Mujeres tenían que ser, de Felipe Ananá. Impresionante trabajo de investigación histórica de Ananá, célebre historiador del Barrio Caa Catí, de Corrientes, donde compila pelotudeces de todos los tiempos dichas por mujeres que miraban partidos de fútbol.

Desde el clásico grito de "¡mano, mano, que le cobre mano!!" al ver a un jugador hacer un saque lateral, hasta el fatídico "qué gracia pueden tener veintidós tipos atrás de una pelotita", con el enriquecedor detalle de dar nombre, apellido y dirección de las autoras de esas expresiones.

 

La cabaña del Tío Tom, de Tomás Alsaregui. Obra de dudoso valor literario, en la que el autor se limita, a lo largo de 212 páginas, a describir dimensiones, características, tarifas y comodidades de una cabaña que alquila un pariente suyo durante los veranos en Empedrado.

 

¡Y mañana serán hombres!, de Romualdo Albarracín. El juglar del Barrio Güiraldes en su trabajo más conocido, donde reúne ocho relatos sobre sendos encuentros nocturnos con travestis de la Plaza España.

 

Reíte haora que te dentró asta la buseca, de Chuñi Benite. Otro libro clave en la producción benitesca. Viviana, ejecutiva de una empresa, lleva una vida holgada en lo económico. Ringo es un muchacho pobre que corta el césped en la casa de ella, y que cuando se anima a confesarle que cree estar enamorado, recibe como respuesta un rechazo repleto de burlas.

Pero años después distintas circunstancias ablandan el carácter de Viviana, que descubre en Ringo la alegría y el ímpetu que nunca vio en los hombres de su vida. Entonces él aprovecha para cinco horas y media de sexo anal (relatadas a lo largo de 163 páginas del libro) que remata diciéndole a ella la frase que da título a la obra.

 

Madre hay una sola, de Juan Belicoa Valente. Anodina investigación que -para demostrar la afirmación del título- publica las fotografías de los vientres de 644 personas (identificadadas en cada caso con sus datos personales, domicilio y edad) en las que destaca el hecho de que tienen un único ombligo.

Con prólogo de la madre del autor.

 

Guía de baldíos de Villa Los Lirios, de Antonio Paskaluka. Con generosos gráficos indica la ubicación y características de los baldíos de esa popular barriada de Resistencia, con la ventaja de que señala con precisión cuáles son más aptos para jugar al fútbol, cuáles para esconder juguetes robados y cuáles para jugar al doctor con la hija del panadero.

 

De la batata amarilla y otros demonios, de Roberto Chaine. Otro trabajo de investigación, en este caso centrado en detallar -en base a abundantes datos empíricos- cuáles son los alimentos que más producción de gases generan en quienes los consumen.

Chaine encaró la obra atormentando por la convivencia con su cuñado Rolando Galarza González, quien por su afición a los tubérculos convertía cada noche en la casa de Chaine en un infierno irrespirable.

El autor se suicidó en el invierno de 2006 ingiriendo dos litros de líquido desodorizador lavanda.


Harry Potter y los tigres de Falamord, de Ignacio Julián Acuña. Aun exponiéndose a una demanda por plagio, el escritor de Villa Palermo II sitúa al joven mago en esa barriada chaqueña, donde debe aplicar todos sus conocimientos y hechizos para luchar contra los tigres con los que el gordo Falamord tranca el inodoro cada vez que lo ocupa.

La escena de la muerte de Harry es considerada por los especialistas como una de las cinco más espeluznantes de la historia de la literatura.

 

El señor de los anillos, de Magdalena Nasolongui. Aburrido relato biográfico, de 504 páginas, dedicado Néstor Nasolongui (padre de la autora), vendedor de bijouterie en la feria de Las Heras y Juan B. Justo.

Incluye catálogo con precios y planes de financiación.

 

Mujercitas, de Paulino Nalebosco. Ocho relatos autobiográficos del autor, cuya debilidad, según confiesa, era ir a los circos para levantarse enanas.

 

El Código de Vinchi, de Pepino Alcobardi. Policial que tuvo buen nivel de ventas.

Un thriller intenso en el que cuatro amigos intentan averiguar la clave PIN de la tarjeta de débito de un compañero, Roque "Vinchi" Zamorano, para vaciarle la caja de ahorro y salir de putas.

Basada en hechos reales.

 

Lo que el viento se llevó, de Jorgelina Angélica Domínguez. Libro que generó una amplia polémica entre los críticos, que discutieron acerca de los límites de lo que puede ser considerado o no literatura.

Con su oportunista título, la autora describe en once páginas las prendas que tenía lavadas y colgadas en el tendal de su patio, y que se llevó un temporal.

El epílogo contiene sus datos personales para que se le devuelvan las ropas en caso de ser halladas por algún lector.

 

La metamorfosis, de Victorio Luzka. Desalienta las expectativas del lector.

Intrascendente colección de anécdotas -algunas extremadamente escatológicas- sobre Angel "La Bestia" Piedrabuena, descripto por el autor como "un gordo hijo de puta que se la pasaba metamorfar, metamorfar, metamorfar..."

 

Don Quijote de la Mancha, de Juan Carlos Arriaga. Novela basada en hechos reales, sobre la durísima batalla judicial que se desencadenó entre la tintorería "Blanca nube" y Pedro Núñez Rivarola, a quien los empleados del negocio llamaban "Don Quijote de la Mancha" por su aspecto lánguido y por el pésimo estado en que recibían sus calzoncillos a raíz de la poca afición del cliente por el uso del bidet.

Cuando el personal del servicio se negó a seguir recibiendo la ropa interior de Núñez Rivarola se inició el proceso que sentó una jurisprudencia clave en la historia judicial argentina.

 

Ampliaremos.

 

.

 

Comentarios   

 
0 #6 El Entrerriano 18-06-2015 12:44
Me apropio de esta excelente nota para volver a reclamar por las notas del Maestro Chuni, van dos partidos y nada...........
Citar
 
 
0 #5 inesita 17-06-2015 17:43
Geniales, es poco decir... me hacen llorar de la risa... y el comentario de "uno opina" también
Citar
 
 
+1 #4 carlos 04-03-2014 11:40
Los baje para leer en mi ivuc, las imágenes de Tio Tom, no son muy buenas.
Pero faltaron autores porteños, como Hanlet que relata un príncipe llamado máximo que dice algo asi como algo está podrido en Argentina, mata al padre que no era el padre, se chupa un vaso de caipirosca que tenía un polvito blanco y se bate en duelo con un personaje siniestro llamado Coqui y al final terminan todos muertos, (de risa de nosotros)
Citar
 
 
+4 #3 uno opina 22-02-2012 07:12
Como siempre la oportunidades son para la elite. Han dejado de lado numerosas obras escritas por autores de la zona que claro, al no formar parte del grupo privilegiado de los organizadores quedaron fuera.
"Chupando pollas": Historia basada en hecho reales donde el pibes del barrio "El Tacurú" esperaban cerca de los gallineros del barrio y la desatención de los vecinos, para sustraer los gallináceos con destinos gourmet. Incluso trae unas recetas de gallina vieja con arroz, de rechupete.
"Altas cumbres": Recopilación de conductores de taxis, remises y otros, contando sus anéctodas respecto de transitar por los lomos de burro de la ciudad. Se cuenta que corrió mucho aceite y liquido de frenos en su confección.
"El tren del terror". Novela de terror con la historia de una familia de una ciudad que decide pasar la tarde en otra cercana. Todo comienza cuando eligen como medio de transporte el famoso tren bala sefecha. Ataques con piedras, alimañas, movimientos impredecibles y descarrillamien tos que ponen la piel de gallina.
"Medianoche en la Tibet": El relato crudo y frío de un carnicer de Villa Luzuriaga que se quedó encerrado en su cámara frigorífica marca Tibet hasta ser rescatado al otro día. Conocida la obra en el submundo como la historia del pelado, el del pito congelado.
"Masacre en el bosque": Una pareja decide pegarse una escapada a mimosear en el parque Caraguatá al atardecer. La mosquitada ataca sin piedad y sus restos secos son encontrados días después. Un relato escalofriante del intento de escape de los tórtolos. Con entrevistas a los mosquitos jefe más renombrados y algún mono como testigo.
Y por último "Ecología y medio ambiente": Escrita por un conocido del medio que relata las vivencias en ocasiones de caza y pesca solo con un montón de hombres sudorosos, sucios, con olor a pescado, bronceados, musculosos, divinossss!!!! Comenta como a falta de otros alimentos se tuvo que comer la tararira y se sintió más de una vez como una morena coluda (ensartada) en el anzuelo.
Que Chuni abra el espectro cultural...


A: Alguien lo tenía que decir. Bien hecho.
Citar
 
 
0 #2 Ramoncito 20-02-2012 16:19
Mr. A: admita la diferencia entre dar y sobar ...

A: Jio jio jiooooooo
Citar
 
 
0 #1 Ramoncito 20-02-2012 06:49
Voy a ir sólo para hecerlo percha con una pregunta a Juan Belicoa Valente:

"Porqué Adán y Eva no tenían ombligo y en todos los cuadros pedorros les aparecen ? No leíste el Jénesi y nunca miraste el techo de la Catedral, chabón ? No ? Seguro que estabas choreando a lo fiele infiele, tonce."

Garantizo el escándalo en los medios si ese escritor no retira su conferencia/pre sentación a tiempo.

He escrito.

Monchi, El Iconoclasta.

A: Y por qué Eva tenía gomas si no se le podía dar.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration