Angau Noticias

Jueves
22 de Octubre
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> Lo bueno, lo malo y lo peor del regreso de las clases

Lo bueno, lo malo y lo peor del regreso de las clases

E-mail Imprimir PDF
Share

El retorno de las clases siempre es, para padres, tutores y encargados, un cambio de h√°bitos y el (re)inicio de una vida distinta a la que llevaron durante los meses de receso escolar. O sea:




Hay que soportar los actos. Desde el primer día, uno queda avisado de que los actos escolares jamás van a cambiar. La directora dirá las mismas cosas de cuando uno era pibe, en el mismo lenguaje escuchado décadas atrás con pantalones cortos.

Cosas del tipo: "En este día pletórico de significaciones y de emociones de nacionalidad, abrimos las alas para recibir a los educandos que llegáronse hasta aquí cuales gorriones blancos que necesitan abrevar del dulce néctar del saber".

Después, en nueves de julios y veinticincos de mayos, se pondrá peor.



La Maestra Linda que te salva la vida pero también te la caga
. Mientras la se√Īora directora despliega su naftalinesco discurso, vos ir√°s chequeando en lento paneo el patio en el que est√°n desparramadas las filas de alumnos y las docentes.

Y as√≠, de golpe, vas a encontrar a La Maestra Linda, especie que no falta en ning√ļn establecimiento. Tampoco te dejes enga√Īar por los psic√≥logos: lo tuyo no es idealizaci√≥n ni proyecci√≥n ni nada, sino amor del bueno, aunque ella nunca lo sepa (o, si lo llega a saber, nunca te d√© bola).

Pero no importa, sólo por La Maestra Linda el acto de andar a los pedos para llegar a tiempo con el pibe valdrá la pena, o al menos será más fácil de sobrellevar.

Eso sí, el día que la trasladen, o que deje de ir porque resultó que era una suplente, el más negro de los vacíos te llenará el alma, nada tendrá sentido y tu nene comenzará a quedar libre por faltas y tardanzas.



El odio en las calles. A la hora de llevar los chicos, y particularmente cuando eso es en las ma√Īanas, los habitantes de cualquier ciudad de m√°s de 300.000 habitantes enloquecen, se descontrolan, odian a los dem√°s, desean beber plasma humano.

Se nota en los codazos para subir a los colectivos (cada uno con su ni√Īo agarrado de la mano), en los choques con los cuerpos al momento de hacerse lugar para entrar al colegio, en los autos que se tiran encima viajando a 100 por las avenidas, en los insultos murmurados contra el otro que nos ocup√≥ antes el lugar en el que √≠bamos a estacionar, en los ojos que siguen sanguinolentos y los dientes que permanecen apretados cuando ya todo eso qued√≥ atr√°s y vamos rumbeando para nuestro laburo.



Las docentes que se fuman. Con el correr de las semanas, en el cuaderno del nene empezarán a llegar encargos de sus maestras que te indicarán, sin margen de dudas, que las tipas se fuman cosas que les mandan desde Jamaica o les tiran por las noches, en bolsas, desde avionetas de matrícula paraguaya.

Notas del tipo "Traer plasticolas de colores y tres plumas de gaviota", "Ma√Īana debo tener en CD o casete alguna canci√≥n que hable de los r√≠os de Asia", "Recortar de diarios y revistas 15 palabras que comiencen con W y terminen con X" o "Armo con pap√° y mam√° un submarino convencional utilizando blisters de Ibupirac".

¬ŅDe d√≥nde cajeta sacan esas "tareas para la casa"?



Las reuniones de padres. Un día, zas, te avisan que hay una. Si no vas, lo marcan a tu pibe. Si vas, descubrís que permitirlo hubiera sido lo mejor.

Consejos, recomendaciones y advertencias del a√Īo del pedo, que ya los ten√©s m√°s sabidos que el chiste del tipo que va al velorio y le dice "lo siento" a la viuda.

Que hay que mirarle el cuaderno al pendejo, que tiene que haber "permanente comunicaci√≥n con la instituci√≥n", que "los ni√Īos tienen que estar aseados", que hay que "inculcarles el amor por los s√≠mbolos patrios", etc, etc, etc.

Un embole que se completa con el padre o la madre que, encima, cuando ya el martirio parece terminar, se pone a preguntar recontrapelotudeces ("¬ŅLas cartucheras pueden tener dibujitos de Cartoon Network?¬ŅSi el chico sufre la amputaci√≥n de un brazo en el recreo, me avisan?¬ŅSi los chicos son mellizos y uno no aprueba nada pero el otro s√≠ estudia, los hacen repetir igual a los dos?") y alarga todo innecesariamente.

 

Las reuniones "de familia". Son infinitamente peores que las anteriores. En √©stas, la o las docentes se sienten con la misi√≥n de "integrar" a los padres (¬Ņa qui√©n puta le importa?) e inventan actividades y juegos s√ļper boludos como el baile de la escoba, o se les ocurre la brillante idea "de que armen grupitos de padres y que cada grupo organice en veinte minutos una obrita de teatro con t√≠teres,¬† ¬°as√≠ despu√©s vemos qui√©n presenta la mejor!"

Mientras lo explican, vos mir√°s alrededor y analiz√°s si te conviene saltar por la ventana, irte simulando que te est√°s cagando encima o llamar con el celu a un motomandado para que te lleve explosivos pl√°sticos.

 

El portero que so√Īaba con dominar al mundo. El tipo, efectivamente, quer√≠a conquistar el planeta y dictar cada d√≠a qu√© pod√≠a y qu√© no pod√≠a hacer la humanidad. Pero acab√≥ siendo portero de la escuela nom√°s. As√≠ que desde ese rol busca sentir el poder que le fue denegado por el destino.

Le gusta romper las bolas dici√©ndoles a los chicos que no entren corriendo, ordena a los padres que no se paren en ciertas √°reas del acceso al establecimiento, establece alrededor de su balde de agua una zona de exclusi√≥n de no menos de 20 metros de radio, mira mal a la madre que llega con un vestido demasiado ajustado (con gesto inconfundible de "¬°por Dios, se√Īora, a este templo del saber no se viene de levante!"), admite preguntas s√≥lo cuando termina de mandar el mensaje de texto en el que est√° embarcado y se dirige a un ni√Īo de 6 a√Īos llam√°ndolo "se√Īor".



El ataque alérgico con la mujer-cosmético.
En toda escuela tambi√©n est√° una hero√≠na que conocemos desde ni√Īos: La Mujer-Cosm√©tico. Una maestra que porta en la cara no menos de dos kilos y medio de distintas pinturas, cremas, potajes, polvos y cementaciones, mezcla que ella supone que la vuelve im-po-nen-te.

Como bonus track, se derraman encima un tipo de colonia de un dulzor repugnante, en tal cantidad que todo indica que compran la fragancia en botellones de 20 litros.

Resultado: cuando estás a quince metros de ella, ya empezás con un estornudo alérgico que se te pega todo el día.



Y hay m√°s, pero aporten algo ustedes en los comentarios, che, que esto no es una joda.

 

 

.

 

 

Comentarios   

 
0 #8 patricia baz√°n 06-03-2014 07:40
La verdad, más allá de lo risible, una total verdad... Genial este artículo!!
Citar
 
 
0 #7 Ricardo 24-02-2014 17:20
"Armo con pap√° y mam√° un submarino convencional utilizando blisters de Ibupirac". jaaaaaaaa jajajaja
Citar
 
 
0 #6 Cuyanita 14-03-2012 13:27
Tengo tantas anécdotas de mi experiencia en la escuela primaria y secundaria...!!!

Pero las mas sabrosas son las experiencias como madre...siempre pudieron sorprenderme, hasta ahora me siguen sorprendiendo...

Son una caja de Pandora...Su inventiva, siempre me dejan sin palabras....


Ayyyyy...estos docentes...a veces pienso que en las reuniones que mantienen, deciden con qu√© nueva sorpresa nos van a recibir este a√Īo...

Mi vida no sería la misma sin ellos...

PD: yo tuve una maestra igualita a la de la foto en 6to. grado , María Lelia de la Reta...
Citar
 
 
+1 #5 edwin1 08-03-2012 03:37
Yo arme el submarino convencional (diesel impulsado electrico, snorkel, cifradora enigma naval de 4 rotores estandar, sumergible tipo VIII) y no represento ningun drama, salvo que me costo conseguir tripulacion y torpedos... :D

A: Y seguro que, como siempre en esos casos, al final la maestra no pidió la tarea.
Citar
 
 
0 #4 Sor Poncio 07-03-2012 14:03
Las emociones ambiguas al comprobar que tu chico creci√≥ (qu√© bien) y ya no le entra el uniforme del a√Īo pasado (qu√© mal). Los impulsos homicidas cuando en la primer semana ya rompieron, mancharon y definitivamente arruinaron la nueva prenda/zapatill a.

Las negociaciones para lograr que use la mochila del a√Īo pasado que a√ļn est√° bien, resultar cediendo ante presiones de familiares y m√©dicos para cambiar a una de rueditas, para terminar acarre√°ndolas vos mismo a ver si as√≠ llegan antes a destino.

Los amuchamientos para conseguir los manuales y libros, la sensación de triunfo al lograr comprarlos, y la triste desazón al comprobar que en uno le erraste.
Citar
 
 
0 #3 pik 07-03-2012 08:33
no como padre pero como educando recuerdo al maldito "portero" ( que no se porque lo llamaban asi, porque estaba en todo el patio pero jamás en la puerta) el, era el que te dejaba escaparte de la institución para poder comprar caramelos masticables o "juguitos" en el Kiosco del frente...pero el mismo como cual mejor delator daba aviso a las autoridades del establecimiento de tu fuga, para, seguro, poder "acomodarse" con los directivos como que si estuviera trabajando para el FBI o la CIA que encontro a Bin Laden armando un petardo....creo que los padres deberían hacer algo...digo, para no perder el hilo del informe.
Citar
 
 
+1 #2 Fleder 07-03-2012 07:13
Desde el lado docente (secundario, no es el mismo trato y muchas veces nos ponen a todos en la misma bolsa, son realidades diferentes):

Las reuniones de padres son un embole, pero más lo son los padres que vienen después INDIGNADIIIIIIS IMOS porque "el nene no me aprende / tiene muchas citaciones / se la tienen jurada acá / en el jardín no tenía problemas".

Las reuniones de familia son esas cosas que nos piden "los cráneos de la educación", que parecen vivir en un mundo de rositas y no haber pisado jamás un aula, ni siquiera como alumnos...
Citar
 
 
0 #1 Ramoncito 07-03-2012 06:50
Alguien conoce m√°s parecido a Chucky que a la tal Mu√Īeca del LP ?

Me refiero a facha y actitudes. Le falta el uniforme, la esv√°stica, la Cruz de Hierro y es un combazo de aquellos.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El ni√Īo estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detr√°s de la cabeza y los...

module by Inspiration

Anga√ļ fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration