Angau Noticias

Viernes
10 de Julio
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> Brillantes consejos por si te querés levantar a alguien en tu laburo

Brillantes consejos por si te querés levantar a alguien en tu laburo

E-mail Imprimir PDF
Share

Y sí. Te estás queriendo empomar a la petisita de la sección de al lado, pero dudás. ¿Valdrá la pena?¿No me meteré en un quilombo?¿Será mina de verdad? Las dudas de cualquier hombre de bien que se quiere embudinar a una compañera de trabajo. Pero ¿y las respuestas?

Por suerte, para miles de trabajadores y trabajadoras, la incertidumbre llegó a su fin. Recientemente tuvimos la feliz oportunidad de conocer un artículo titulado "Cómo encarar una relación amorosa en el ambiente laboral", firmado por Claudio Gandelman, CEO de Match.com, portal dedicado a fomentar encuentros entre personas que buscan pareja.

La inmensa sabiduría del artículo nos lleva a reproducirlo. ¡A correr carpetas y legajos para hacer lugar en el escritorio, canejo!

 

"No es una novedad que muchas parejas se forman en los trabajos".

¿Eh??¿En serio???

 

"Las investigaciones indican que las relaciones amorosas se están volviendo cada vez más comunes dentro de las empresas".

En realidad, no se están volviendo cada vez más comunes, sino más raras. ¡Hay cada pareja!

 

"En la actualidad, las jornadas laborales son cada vez más largas y como consecuencia natural, mientras más tiempo se pasa junto a un grupo, más estrechos se vuelven los lazos, se conoce más íntimamente a quien está a su lado, se comparten más los asuntos personales y se crea el terreno favorable para que se desarrollen relaciones más allá de la amistad".

Qué manera más complicada de decir "como las jornadas laborales son cada vez más largas la gente se pone más calienta".

 

"Otro factor que contribuye con ese escenario es el hecho de que cada vez hay más empresas con características más jóvenes. Se comienzan a incorporar políticas de trabajo y conceptos menos tradicionales que, a pesar de la jerarquía, encaran mucho mejor la informalidad en las relaciones interpersonales".

Traduzcamos: "Otro factor que contribuye es que en las empresas empiezan a llegar a puestos directivos degenerados sin ningún tipo de códigos a los que no les importa que los telefonistas se estén surtiendo en la recepción siempre y cuando les toque a ellos una probadita cada quince minutos".

 

"Aunque aún existen algunas empresas que mantienen la prohibición de relaciones sentimentales en el trabajo, muchas redefinieron sus normas y las aceptan".

Es más, algunas, incluso, ya dejan de ahogar en un balde a los bebés que nacen de las relaciones entre sus empleados.

 

"Lo que no cambia, sin embargo, es la necesidad de seguir ciertas reglas de buena conducta y de sentido común".

Ni aquel viejo principio técnico de las relaciones interpersonales que establece que un pelo de concha tira más que una yunta de bueyes.

"Cuando se convive con alguien, en cualquier ambiente que sea, académico, profesional o social, no hay cómo evitar sentir interés por otra persona".

Jejeeee, este Gandelman se ve que no le perdona ni al dispenser de agua.

 

"Lo que marca la diferencia de cómo se conduce ese interés será justamente el escenario donde acontece. Muchas personas sienten dudas sobre cómo encarar una relación amorosa dentro del ambiente de trabajo".

Y justamente ahí, cuando la sentís duda, es cuando se pude todo jio jio jiooooooooo.

"Vamos a dar algunas sugerencias de cómo llevar adelante esa relación de forma saludable y cuidadosa".

¿Saludable y cuidadosa? De golpe pareciera que se puso a escribir la Liga de Madres de Familia. Pero no nos desanimemos. Sigamos leyendo.

"En primer lugar, es importante tener claro qué dice el código de conducta de la empresa donde trabajas. ¿Es permitido? ¿Puede causarte problemas?"

Mirá, acá lo único que no está permitido, por una cuestión de buen gusto y códigos morales, es empomar con el jefe de personal.

 

"Tener una pareja en el lugar de trabajo puede afectar a todo el grupo si los dos no saben cómo llevar adelante la relación de forma madura".

Sí, si la pareja se desespera y empieza a salpicar, eso puede afectar a todo el grupo, o por lo menos a los que estén sentados más cerca. En cuanto a llevar adelante la relación de forma más dura, me parece que es algo que ya depende del vago, viste, no tenemos por qué meternos.

 

"Las escenas de celos y las discusiones generan un clima pesado e incómodo, alimentan los rumores y aumentan los comentarios".

Sí, la mujer que carga papel en la impresora y le grita a su chongo, situado en el otro extremo de la sala de trabajo, "¡claro, a la puta de la Gladi sí le ponés la resma, a mí que me parta un rayo nomateígo!", es una actitud que puede interferir con la rutina de producción. Y mucho más el desconfiado enfermizo que le increpa a su compañera en alto tono "dejá de mover así el culo cuando pasás al lado de Gutiérrez o te parto el libro de caja en la jeta cuando nos vayamos al archivo".

 

"De igual forma, los besos, los abrazos, los apodos, las cartitas, los regalos, las conversaciones interminables en los chats pueden generar una impresión infantil de la relación y, nuevamente, crear un clima de incomodidad por ser inadecuados".

Ir a la reunión de Directorio de la mano y caminando a los saltitos mientras cantan temas de Montaner, cae mal. En esa misma reunión, participar de un informe de utilidades diciendo "Pimpollín, ¿por qué no les contás de tu idea para la campaña de reposicionamiento de la marca?", cae mal. Que ella te conteste "bueno, mi Winnie Pooh", cae mal. Que cada vez que ustedes hablen por algún cuestión del día él te agarre una teta, también. Guarda.

 

"Ya sea por problemas personales de la pareja que quedan al descubierto cuando están juntos o por demostraciones de afecto exageradas, el ambiente de trabajo puede sufrir cuando una pareja se equivoca en el tono".

Situación típica:
Él: Ey, Raquel, ¿llevaste a guardar ya la carpeta de Ramirez Hermanos?
Ella: No todavía, esperaba que vos me la mandes a guardar.
Él: ¿Y no te la mandé a guardar suficiente anoche?? Jio jio jiooooo.
Ella: Sí, pero yo quería una carpeta grande, no un anotadorcito ji ji jiiiiii.
Contador: ¡Eppaaaaaaaaaaa!¡Que no se diga, cheeeeeee!
Él: Carpeta grande tenía, pasa que yo pensaba que me iba a encontrar con un cajoncito de mesita de luz, no con un container para exportaciones del puerto, jio jio jiooooo.
Ella: Jaja, sí, vonomasaé, tu carpeta cabe en el escritorio de la casita de muñecas Yoli Bell que me regalaron los Reyes a los ocho años.
Cajero: ¡Uuuuuh, Tony, cómo te están dando!¡No das la medida, parece, jejereje jejereje!
Él: ¡Naquever, tené que ver cómo grita ésta cuando tiene la chaucha adentro de la empanada!
Jefe de sección: Aparte no importa si es larga o corta, lo importante es que sea juguetona.
Tesorera: ¡Cállese, Mandorga, si la Mirian siempre me dice que con usté tiene que fingí má que Scioli cuando está en lo acto con Mariotto!

Y ese descajete, convengamos,  no le hace bien a la gran familia que es la empresa en que laburás.

 

"Vale la pena recordar que si surge un interés de pareja en el trabajo, todo lo que hay que hacer para aprovechar la oportunidad es tener en mente que cada espacio tiene sus reglas con sus límites".

Claro, nada de querer meter una matraca de 45 centímetros en la morocha menudita de Inventario.

 

"Por esto, se debe tener presente que lo que vale en casa no vale en el trabajo y viceversa".

Exacto. Si a la colorada atorranta de Insumos le decís "lavame y planchame la camisa azul" después de una empomación pobrísima de 7 minutos, ni sueñes con obtener los mismos resultados que en tu hogar con la pobre infeliz que te banca desde hace doce años.

 

"Se debe considerar que no están solos: hay todo un grupo de profesionales alrededor que, indirectamente (y a veces directamente), están involucrados en esa relación y pueden, si las cosas se hacen mal, terminar perjudicados".

Por eso, como en aquel chiste, organícense. La vieja fórmula de la infancia, aquello de "un ratito cada uno", puede ser la mejor.

"No dejes que la relación interfiera en tu productividad, preserva tu imagen y todo lo que construiste profesionalmente hasta el presente y, sobre todo, mantén el sentido común".

O sea, mandásela hasta el fondo y después decile que estás confundido.

 

 

 

Artículo relacionado: Donde se come no se maniculea

 

 

.

 

 

 

Comentarios   

 
+1 #2 Patricia Bazán Zárate 08-04-2014 08:38
Sí, Hugo.. Me inclino por pensar como vos.. No me inclino mucho, si no, me la dan de vuelta... Encima, acá en mi laburo no hay uno que me caliente... nomateígo... Además, cuando me la dejan muda, ni siquiera me dan un beso de lástima, vamuaecí... Trabajo insalubre, que le dicen, vite?
Citar
 
 
+2 #1 Hugo de Banfield 07-04-2014 14:17
Hay algo que no entiendo, cuando dice "Las investigaciones indican que las relaciones amorosas se están volviendo cada vez más comunes dentro de las empresas" hace referencia a que como no nos aumentan el sueldo nos la están poniendo duro y parejo, pero con amor?
Que mi jefe no me aumente el sueldo no es explotación sino histeriqueo?
Aclare don, aclare.

A: Jio jio jioooooooo
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration

Mas leídos

Ingreso