Angau Noticias

Viernes
18 de Septiembre
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> Carta al pallaso roto. Por Chuñi Benite

Carta al pallaso roto. Por Chuñi Benite

E-mail Imprimir PDF
Share

Cuando vi la foto, me costó darme encuenta de que era vó. No era la foto de un famoso vamoecí. Estaba echa como con poca lus y con una cámara quisásmente no tan buena. Y aparte era una foto donde vó estaba de perfil, con lo sojo cerrado y un gesto raro, un rictu como de cansansio o resicnación. Una de esas cara que también ponemo cuando no mandamo una cagada que sabíamo que era una cagada pero no encontramo manera de no aserla.


Resién despué -y sintiéndome un poco pelotudo de no aberle visto ante- vi tu cuello, que me paresió más chiquito que lo que tenía que ser pal tamaño de la cabesa. Y en el cuello vi la marca. "Ha, el cinto", me dije, y me di encuenta de cuál era la foto, del momento en que avia sido tomada, entendí un poco mejor tu astío.

Al toque sentí la tristesa de mierda que siempre me produsen las persona que se lansan sobre la muerte de las gente como si jueran carancho buscando quedarse con un pedaso de tripa del finado como suvenir. Pienso que si en lugar de una foto hubiesen tenido tu cadáber enfrente, hubieran pedido que te corten un pedasito de intestino grueso pa colgarle en el libin y desirle a sus visita "mirá, lo compré de la pansa de Robin Güillam".

Con la tristesa también sentí bronca. Lo má íntimo de un serumano no é que le vean en bola, bañándoce, resando o culiando. Lo má íntimo é la muerte, esa parte del caminito en la que el monte se cierra del todo y uno se queda a sola con su final. Uno y su vidita que se apaga ante la entrada al misterio de los misterio. Uno y la puerta definitiba que se abre de un solo lado. Uno desprendiéndoce de lo que amó, de lo que iso, de lo que perdió, de lo que no supo ganar, de todo lo que jue y de todo lo que no jue. Uno yéndose como por un tubo con el olor a lápice del primer grado, con el beso nerbioso del baldío, con el llanto de lo sijo nasiendo, con los primero quilombo de la próstata, con lo sojo que se amaron, con el vino cantado de lo samigo.

Debe ser tan único ese intante, tan propio (y por eso, tan lleno de desolasión o de esperansa), que nadie se merese que ese transe sea el "pos" de cualquier pascuato para casar un "me gusta" en interné.

Pero como ademá la foto era la tuya, Robin, sentí que esa entrada masiba de mirone a tu intimidá má íntima era el broche lento de una vida de desgrasia, de incomprensione, de soledade oculta, de dolore tapado con tu sonrisa de pallaso roto.

Ojo, no te digo de esa forma subestimando vamoecí. Los pallaso triste, los pallaso todo quebrado por adentro, como vó, son los mejore. Ase mucho que me di encuenta de eso, y tengo mi teoría lenta (que tampoco é la gran cosa y capas que ni siquiera sea original) de por qué é hací la cosa.

Ay una cansión de Juan Manuel Serrac donde el tipo le agradese a un amigo por los relato que siempre le iso de sus viaje y sus aventura, porque él, que nunca salió de su ciudá, pudo hací vivir -a trabés de la palabra del cumpa- el aire, las gente y los sonido de otras tierra. El pallaso triste é un poco hací. No tiene una alegría propia, y entonse le busca en las risa de lo sotro. Y le resulta tan nesesaria esa felisidá ajena (de la que se sirbe toda las cucharada que puede), que él se dedica con obseción a sembrar risas por todo lado.

El pallaso triste se lebanta de su noche de preguntas sin respuesta (o con respuestas que duelen tanto, tanto, ñeri), y como un campesino de la salma sale a roturá la tierra pa meter un chiste acá, una historia grasiosa allá, una jodita macá, una atuasión cómica al costado, una mueca allá en la esquinita, una pirueta acá pegada al alanbrado. Risa, risa, risa y má risa nesesita el pallaso triste. Cuando floresen, la sagarra y la senciende como antorcha en su penumbra. Con ella sen las mano, espanta a las bestia que desde adentro le salen en las madrugada y desde el borde de la cama le disen todo lo que está cansado de escuchar.

Va safando hací el pallaso. Tantas risa que rebotan desde lo sotro asia él, que casi le paresen suya.

Pero esa agricultura no se puede sostener indefinidamente sin que rebienten el cuero y el lomo. Al pallaso triste le cuesta cada ves má lebantarse al alba, hundir en la tierra las mano en carne viva, tajearce los braso en la cosecha, y -sobre todo- le cuesta demasiadamente olbidarse de que él y sus sueño se quedaron solo.

Un atardeser, el pallaso no aguanta má y el corasón se le ase curubica.

Despué que pasó lo que pasó, Robin, me acordé de una película donde vó te saliste del ábito y te pusiste a aser de malo lento. Vó era ay el encargado del local de fotografía adentro de un yopin yanqui. Laburando ay te encajetabas con una clienta, y entonse vó cada ves que la mina aparesía te asías una copia de las foto que te llebaba ella pa rebelar. De esa forma te metías en la vida de la loba, podías verle a lo sijo, cómo era la casa, qué cosa le dibertían. Re-bien le atuaste. Avia algo especial, intenso, raro, en tu jeta cuando mirabas las foto. Haora me doy encuenta de que era esa añoransa que a vese se siente cuando la vida se volbió algo que uno no quería que juera. Lo sentía tu personaje, y vó sabía de qué se trataba.

Uno, ñeri Robin, aunque sospecha que lo espera de balde, no deja de tener la esperansa de que el pallaso triste logre ser felis. Si lo consigiera él, podríamo consegirlo todo, pensamo. Por eso tardé bastante en escribirte esta carta, que encima al pedo nomá é.

Pero los pallaso triste un día se rompen, y hací como están lo que se ponen a buscar la foto del muñeco que ya no se muebe, a otro se no ponen a lagrimiar toda las sonrisa.

Un abraso, grasia por todo, y perdoná que no háyamo entendido.

 

Chuñi Benite

 

 

.

 

Comentarios   

 
0 #9 Graciela 01-11-2015 22:00
Excelente Chuñi. A veces no entendemos a los que nos hacen reir.
Citar
 
 
0 #8 Adrián 14-09-2014 21:32
(Y) gracias
Citar
 
 
0 #7 Yolanda 09-09-2014 12:17
Hermoso, conmovedor y tan tristemente real. Gracias don Chuñi
Citar
 
 
+1 #6 Antonio 29-08-2014 15:52
Y sí...un maestro...bueno , dos...con usted Don Chuñi.
Citar
 
 
0 #5 noemi 28-08-2014 12:19
perdon don chuñi no habia visto! gracias! lo voy a buscar!!! Genial articulo!
Citar
 
 
+5 #4 Rubén& 27-08-2014 20:39
Master, leerlo a usted es sumergirse en una nube como esas de los lavaderos de autos, pero de emociones. Y como en las pelis del Robin. Y encima le mete teorìa psicoanalìtica, también. Lo suyo ya es ejercicio ilegal del sentimiento, Chuñi. Tiene habilitaciòn municipal para semejante comercio?

A: No, pero coimeamos al STM y no tenemos problemas, estimado Rubencho.
Citar
 
 
+1 #3 Noemi 27-08-2014 15:45
don chuñi, cual es la cancion de serrat???

A: Te había contestado en tu ingreso anterior, Noemí. El tema se llama "Juan y José", es del disco "Utopía". Besos.
Citar
 
 
+1 #2 Noemi 27-08-2014 15:21
qué lindas palabras don chuñi, captó la esencia, ahora recuerdo la peli del fotógrafo del shopping, no era de las mas conocidas de Robin. Y dígame que no caigo, cuál era la canción de Serrat que menciona que no me acuerdo? Gracias

A: "Juan y José".

https://www.youtube.com/watch?v=b19yb1wutWs
Citar
 
 
+3 #1 HERETIC 27-08-2014 14:03
Gracias tanvién a vó Chuñi, por plasmar lo que nosotro por el nudo en la birome no alcansamo a escribir. Abrazo grande por este gran payaso.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration

Mas leídos

Ingreso