Angau Noticias

Miércoles
20 de Junio
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> Ñacaniná Alvarez y su historia con Máxima: "La encajetación justifica los medios"

Ñacaniná Alvarez y su historia con Máxima: "La encajetación justifica los medios"

E-mail Imprimir PDF
Share

En 2014 protagonizó el romance del año pero su aspecto humilde y su cultura rea hicieron que los medios lo ignoraran olímpicamente, excepción hecha de Angaú Noticias, la publicación que dio la primicia sobre su tórrido amorío con Máxima Zorreguieta durante el Mundial de Brasil.


Hablamos, claro, de Dalmacio Jorgelino Álvarez, "Ñacaniná" como lo conocen todos y él mismo se encarga de indicar como nombre identificatorio. Con la ayuda de una quiniela y dos talleres de bicicletas de su barrio (Villa San Juan, en Resistencia, Chaco) acaba de editar "Máxima encajetación", el libro en el que cuenta la historia de la relación tan intensa como breve vivida con la reina de Holanda.

"Yo no quería escribir nada, pero los vago me dijeron '¡sacudile sí!', y me puse a teclear la historia más que nada como una especie de exorcismo lento de todo lo que sufrí vamoecí con el encajetamiento éste", dice él en la parrilla que instala cada mediodía junto a la avenida 9 de Julio, donde desde 2006 vende pollos y ahora también choripanes. "Me diversifiqué vamoecí", apunta sobre la oferta de embutidos.

Los lectores de AN saben que el amor clandestino entre Máxima y Ñacaniná comenzó durante el partido en el que la selección holandesa despedazó a la española con un furibundo 5 a 1, y finalizó cuando el equipo naranja se aprestaba a disputar con la Argentina una de las semifinales mundialistas. "Jueron venticinco día en los que jui má felis que la san puta", recuerda él con el tono de voz bañado en melancolía, y de inmediato, como para conjurar tristezas, hace sonar como un clarinete la bombilla del tereré.

 

Seguir adelante

 

El novel escritor nos atiende en plena preparación de las ventas del mediodía, bajo un sol descortés del que nos defiende un viento que llega del este. "La idea era que si ella venía a vivir acá, yo pusiera otra parilla mádelante, en el semáforo de For Ever, para que le atienda mi hermano. Con ese ingreso ectra podía hacer otra piecita, para cuando fueran llegando los chicos. Pero bueno, ya está, que San Puta se lo lleve", dice sin falsas penas mientras reparte las brasas bajo la inmóvil legión de pollos derrotados.

 

-Sabemos del comienzo de su relación con Máxima, durante el partido entre Holanda y España, pero me interesa saber si usted ya sentía una especie de atracción por ella.
-Sí, mavale. Por supuesto ni me imaginaba de un día poder surtirle, pero sí sentía esa cosa de verle en la tele o en una foto y decir "cómo me gustaría un día encontrarle a ésta..."

-Por ahí es un prejuicio mío, pero me sorprende su respuesta porque ella no parece una mujer que calce con el gusto popular. Da una imagen fría y distante.
-Naquever. Yo siempre que le veía me hervía todo. É una de esas mina que... no sé cómo decirte... Como que le revienta la leche por todo lado, ¿mentendé?

-No mucho, la verdad.
-Esas mina que son muy sensuale nomateígo, que vó le queré partí hasta cuando te notifican que te embargan el televisor por falta de pago de las cuota.

-Si todo era tan sexual, ¿por qué habla en su libro de la relación como si hubiera sido el amor de su vida?
-¿Y quién cajeta te dijo que era todo sesual? Yo le amé a la gringa. Más te viá decir: me recontraencajeté.

-¿En serio pensó que podían llegar a vivir juntos, que ella dejaría la monarquía holandesa para venir a vivir al Chaco, todo eso?
-Porsupu. Como dijo una vez el Chuñi: así de cerquita estuvimo de darle vuelta el partido al Universo. No se dio, quévacer.

-Ya que lo menciona a Chuñi Benite, ¿qué le decía el literato mientras estaban en Brasil y usted vivía esta historia?
-Que le sacuda. "Surtile hasta cuando estea cargando el lavarropa, porque de lo samore lo único que te queda despué é lo que le dentra al alma a través de la piel", me dijo. Y la razón que tenía. No hay ser vivo que tenga mejor memoria que la matraca.

-El libro puede llegar a ser decepcionante para quienes busquen descripciones precisas sobre los encuentros entre ustedes. ¿La omisión de detalles de la intimidad de esos contactos fue para evitar un conflicto diplomático o una exigencia de la editorial?
-No, sino que no se cuentan esas cosas nomá. A mí me enseñaron que é de rata andar contando cómo le bombiá a una mujer.

-¿Máxima era como usted esperaba?
-¿En qué sentido vamoecí?

-En todo. En su personalidad, en su actitud...
-Y qué se yo. Uno se encajeta de la persona que uno percibe vamoecí, que a lo mejor no é la persona que realmente é. Y aparte ni falta hace que sea. Por otro lado, cuando a uno le aman no sé si realmente é el mismo. Yo cuando estaba con ella me parece que no era el yo-yo, vamoecí, sino que trataba de ser el que me imaginaba que ella quería que juese.

-¿No era un acto de insinceridad?
-Capazmente que no, porque una cosa é que vo simule nomateígo que só lo que no só, pa alcanzar un ocjetivo medio choto o porque la mina te esige que vó sea distinto porque piensa que si alguien le quiere ella se convierte en tu dueña, y otra cosa é que vó quiera ser mejor que lo que só para hacerle má feliz a esa persona.

-Desde ese punto de vista, suena razonable.
-Con lo cual, fijate qué descajete se arma: uno que cambia para hacerle má feliz a la otra, felicidá que a su vez te hace má feliz a vó, y la otra también capazmente está cambiando con la misma finalidá, y los dó percibiendo, cada uno por su lado, cosas distinta del otro porque se ve lo que uno quiere má que lo que hay en realidá. O sea que dos persona encajetada son dos bicho frente a frente, en contante tranformación, clavándose las mirada y todo lo demá.

-¿Por qué prefiere el término encajetación antes que enamoramiento?
-Porque la encajetación é distinta. É una desesperación, un hambre, una necesidá que te arde en la busarda, un río de alfilere corriendo por las vena cuando la otra persona no está con vó, y cuando está é lo mismo pero má lindo que la mierda. La enamoración puede ser más laic. Con una canción maomeno o un poema má una manopla se calma bastante. La encajetación no. Se hunde el mundo en un hoyo si el encajetado no consigue respirarle en la jeta a la persona que le tiene así.

-¿El rey Guillermo nunca buscó hablar con usted?
-Que yo sepa no. Tuve algunas llamada perdida en el célu, de número desconocido lento, pero no sé si habrá sido él, y mensaje de voz no escucho porque me caga el crédito. Si quiere que venga, yo no le voy a negá nada de lo que pasó. Aparte ganó él, qué puta va queré hablar conmigo, salvo que se me quiera cagá de risa. Decí que por lo meno les rompimo el culo en los penale.

-¿Se arrepiente de lo que pasó?
-No. Por todo lo que hablábamo recién, para mí la encajetación justifica los medio. Una lástima nomá que haya salido así, pa la mierda. Pero el fulbo y la vida siempre dan revancha.

Un Renault 12 se detiene junto a nosotros. Baja un hombre que saluda efusivamente a Álvarez y se pone a elegir un pollo. Ñacaniná lo ayuda. "Estos están pipí cucú", le avisa, mientras sacude el termolar repleto de hielo y vuelve a hacer cantar a su tereré.

 

 

Artículos relacionados:

El comienzo del amor

The end

 

 

 

.

 

Comentarios   

 
+3 #4 Penny 29-09-2016 16:05
Es una historia tan linda, tan inocente. Y el Ñaca es TAN sabio... Un lujo Angaú. Cómo siempre, como nos tiene acostumbrados.
Gracias!
Citar
 
 
+2 #3 RAR 16-11-2014 18:15
Acertaron con la palabra y tienen razón en la crítica que me hacen.Le voy a buscar la vuelta para encontrar la rima.
Citar
 
 
+7 #2 RAR 15-11-2014 10:47
Comparto con Ñacaniná el amor por Máxima.
Escribí unos verso que comparto con Uds.:

Máxima Zorreieta
y sus amigas
Julieta
y Enriqueta
caminaban
por la plaza
de Recoleta.
Las tres llevaban
pantalones apretados.
Estaban tres vagos
sentados en un banco.
Cuando pasaron cerca,
uno le dijo:
Máxima Zorreieta
tenés
una hermosa c.......

A: Disculpanos, pero cartera no rima con Zorreguieta.
Citar
 
 
+3 #1 Norberto 14-11-2014 14:14
La historia de un gran amor. Sí
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration