Angau Noticias

Domingo
16 de Diciembre
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> A Colombia no lo salbó ni el Cártel de Michelin. Por Chuñi Benite

A Colombia no lo salbó ni el Cártel de Michelin. Por Chuñi Benite

E-mail Imprimir PDF
Share

Viña del Mar, Chile (De nuestro enviado especial, Chuñi Benite) - El hincha colombiano mira asia el oséano, que parese dormir una pesadilla. El agua se agita en la noche, donde el mar é una descomunal boa negra que se desenrolla y retuerse contra el horisonte en un runrún de dolores viejo y sueños incumplido. Al fin, el sopor le vense y el cansansio de toda una jornada de espera, ansiedá y frustrasión se le derrumba sobre el cuello. La mano se abre, la bandera se suelta y vuela asia el suelo. É el fin de la ilusión. Una hora ante su selesión terminaba de ser sacrificada en lo saltare de la Argentina de Mesi.

Todo lo que está en el primer párrafo é mentira. No vi ningún hincha colombiano dormiéndose sentado, ni vi cómo estaba el mar a esa hora,  ¡pero qué lindo que queda! Y si todo mienten en el periodismo, desime por qué puta yo tengo que cagarme el prinsipio de las crónica por ser angaú el honesto.

Pero veyamo a lo importante: la Argentina sufrió má que esposa de camionero pero en los penale pudo consegir lo que el arquero y los palo de la selesión narco le avian negado en los 90 minuto de juego. Haora no sespera Brasil o Paraguay en la semifinale, ante de que téngamo que jugar la final con Perú.

 

Clima de Mundial

 

El viaje asta Viña del Mar jue acsidentado. Los tipo de Angaú Notisia no savían pagado el viaje en remí (el mismo Fía Duna con el que no savían mandado el año pasado al Mundial de Brasil) asta Santiago, pero el coche se cagó en Mendosa, donde se terminó de rebentar una bomba de agua que el viejo que manejaba le avia emparchado con Pocsirán en enero. "Cada vé vienen peor los coso de Pocsipol", se indinó.

Entonse no nos quedó má remedio al Ñacaniná Albare y a mí que vender nuestros cuerpo pa pagarno el pasaje asta Viña. El Ñaca vendió un riñón y yo otro, y con eso nos pagamo el viaje en avión. El vuelo no fue de lo mejor, porque el avión se sacudía como chancha virgen cada ves que los piloto se ponían a bombiarle a la Viki Chipolitanki. Incluso llegamo una hora más tarde que lo prebisto "porque el comandante no está pudiendo acabar", no sinformó la safata.

Una ves en esta ciudá, de nuebo los problema de alojasión. Desde Angaú Notisia no dijeron que teníamo reserba en el Chératon, pero ay los tipo no dijeron que en la puta vida avian escuchado ablar de nuestro medio y que no avia reserba a nombre de ninguno de los dó. Entonse los de AN no dijeron que era todo un error de los tipo del Chératon y que no avia má remedio que alojarno entonse en el residensial "La jabalía felis". "El único problema é que é con baño compartido", no dijeron lo del portal. Pero no no dijeron que era compartido con todo el barrio. Era un baño de una plasa a una cuadra de ay.

Despué de un cago y de una enjuagada de bola en la plasa, no dirigimo asia el estadio Sausalito, donde -demostrando todo lo que falta todabía pa que téngamo verdadera libertá de prensa en el continente- se no dejó pasar al palco de periodista pero se no incautaron las bengala, los cuete tres tiro, la caja de rompeportone, las bolsita con meada, dos chusa, un alicate grande (nunca se sabe cuándo vasa nesesitar una bisi) y el rifle de aire comprimido del Ñaca (chau nuestro giso de paloma en la plasa).

Por suerte, una ves en el setor de prensa, pudimos desplegar nuestra tres bandera: "Mesi, no le dea pelota a los guampudo que todabía disen que no só el mejor", "Argentina en el Atlántico, Chile en el Pasífico pero bien en el jondo" y la de "Iguaín andate solo nunca novamo olbidar que la tiraste ajuera".

Las tribuna eran una fiesta. Incluso en varias parte vimo que tenían diyoquei y avia barra de trago y mesa de dulse.

 

Con todo

 

Arrancó el partido a toda puta, con la Argentina tratando de tené la pelota y Colombia apretando arriba, como yo a tu hermana. La Selesión se mostraba muy metida en el partido, con má rapides y presisión que pedo de cura.

Colombia, por su parte, asía preción en tré cuarto de cancha, tratando de que la pelo estubiera lo má lejo posible de su arco. Pero el Enano de Lus estaba hecho un demoño, y triangulaba (a vese taén retangularisaba, pentagonisaba y ecsagonalisaba) con Demaría, Ajuero, Pastore, el Masche y todo el resto. A Pérkeman se lo veía con una gran preocupasión, como si en la cancha en ves de la Argentina estubiera la DEA.

En pocos minutos llegaron un tiro de Pastore, un cabesaso de Rojo, una apilada del Enano de Lus, y Pérkeman se dio encuenta que si no asía algo la situasión se iva a poner má peligrosa que dejar la corriente marítima de El Niño bajo el cuidado del Bambino Veira.

Entonse, para sorpresa de todo y llendo apena 23 minuto de juego, desidió sacarle al Teo Gutiérre y meterle a Eduin Cardona, debido a que Gutiérre estaba má impresiso que meada de jubilado.

La cara de ojete del Teo al salir era bidente. Algo que me dio lástima jue que ante de sentarse en el banco se rebolcó un rato en el pastito del costado, y se fregó tierrita por la remera. "É para desirle a mi vieja que jugé todo el partido", le dijo al grone que tenía sentado al lado. Angá.

Tré minuto despué llegó la más clarita del partido vamoecí. Pastore desbordó por derecha y tiró un centro al área chica al que llegó el Kun, que la tocó pero sin poder embudinarle al arquero Ospina, que pudo tocarla con las pata. La pelo se elebó y quedó serbida para el Enano de Lus, que venía a la carrera y le clabó el frentaso. Ospina, como si tubiera una turbna atómica en el orto, se lebantó del suelo y logró sacarla. Increíble. Mesi se martillaba las bola con la soreja de Demaría.

Pero Argentina era una topadora marca Ferrari y la selesión narco entonse trataba de parar la inbasión a patada limpia. Los grone lustraban de lo lindo. A Mesi lo afeitaron tanta vese que llegó un momento en el que el enano se resinó y arregló con Súñiga que por lo meno le fregara los tapone en la canilla de tal manera que le dejace grabado el nombre de su hijo. Un lindo gesto de fer plei.

 

Referí chori

 

El sueleo colombiano no aflojaba y la protesta de lo jugadore sargentino cresía. El árbitro mejicano, que se notaba que estaba má comprado que cachuncha de botinera, se quería aser el firme para disimular que no sestaba bombiando. A Súñiga, por ejemplo, despué de traspasarle el tobillo a Mesi, le gritó: "¡Señor, basta, basta!¡Le albierto que una falta má y nunca má podrá mirar a su sijo a lo sojo!" Y a Cuadrado, despué de hundirle los tapone en la pija a Rojo, le dijo: "Una má y le echo dos arista". Una verjuensa.

En el segundo tiempo las cosa no cambiaron. Argentina moviendo rápido la bocha pero con meno profundidá que canción de Arjona, y Colombia lustrando tanto que en el minuto 15 entró Betunes Cobra como nuevo esponsor.

El dominio argentino se enfrío un poco, porque Pastore se volbió má impresiso que declarasión jurada de ministro de obra pública y Demaría rompía las bola con querer aser el mejor gol de la historia. Estaba má sangurriento que yerno del interior. Asta en lo saque laterale se pasaba él solo. "¡Dale un tirón de oreja!", le gritó Martino a Mascherano. "Bueno, consegime cincuenta vago que me alluden", pidió Masche.

El tiempo se iva inebitable como erupto de Sebenáp, y no consegíamo el gol. Hubo una carambola en un palo con la pelo llendo por la línea de gol dello, un pase para el pique de Téve (que dentró en ves de Ajuero) que terminó con la bocha casi dentrando pero salbada en el último medio metro por un defensor colombiano y dies mil centro que no calleron donde tenían que caer.

 

Cortando alambre

 

Entonse llegó el final, y juimo salos penale. La fiesta se desató cuando el negro Muriel la mandó a la concha de la lora, pero casi al toque el pelotudo de Biglia la tiró ajuera como novio que no quiere compromiso. Siguió entonse una pesadilla de errasione y atajamiento, asta que llegó el turno Carlito Téve. Lastimosamente no pudimo ver su penal, porque adelante se no sentó Osbaldo, con Mirita Bola, y por el humo perdimo totalmente la visibilidá. Pero por el griterío no dimo encuenta de que avia sido gol.

Entonse llegó el grito pelado, los puño al cielo pa gradeserle a Diosito, el canto de amor al marabilloso pueblo chileno con el clásico "Olele, olala, Bachele se la come, Francisco se la da".

Haora se no viene Paraguay, que seguro le surte a Brasil, porque los grone desde su Mundial vienen má salado que pesón de sirena.

Allí estaremo.

 

 

.

 

 

Comentarios   

 
+1 #2 El Entrerriano 29-06-2015 09:02
Nunca tan agradecidos al Holding Multinacional Angau, por permitir que la pluma mas sincera de Latinoamerica nos deleitara con su prosa.

Como siempre una soberbia muestra de la calidad poetica del Gran Maestro, y su inigualable capacidad de estratega ya que adelanto el resultado de Brasil-Paraguay.

Secillamente excelente!!!!!!

A: Exacto. El literato se consolida como un gurú del fútbol.
Citar
 
 
+4 #1 ELVIRA AMER 27-06-2015 14:43
La mejor crónica del partido que se halla escrito, pue.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration