Angau Noticias

Viernes
24 de Noviembre
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> Crónica atada con alambre para mi cumpliaño en Villa San Juan. Por Chuñi Benite

Crónica atada con alambre para mi cumpliaño en Villa San Juan. Por Chuñi Benite

E-mail Imprimir PDF
Share

Todo bastante güeno anoche en la festejasión de mi cumple, ecsepto por la atitú de lo sinadaptado de siempre que confunden libertá con talacastaje y terminan alejando a las familia de las cancha.

La cosa empesó a la tardesita, cuando la Yoli me dijo muy democráticamente que ni por puta me iba dejá salir a chupindanguear solo con lo vago, y que si no festejaba en casa y con la familia que me juera asiendo a la idea de empesar a vivir desde hoy mismo en cualquier lado meno con ella y con la jeta inflada como tutuca a juersa de sartenaso.

-É interesante tu punto de vista y me paresen sólido lo sargumento. Me gusta que haiga comunicasión en la pareja-le dije, y aprobé la idea.

Eso sí, puse alguna condisione. Por ejemplo, en el 15 de la hija de la tetona de la Juan B. Justo avia visto que haora en los cumple, en la parte por donde la gente dentra (la fiesta de la pendeja jue en un salón bastante garca, por eso con el Ruly le rompimo tré minguitorio), se pone un sillon, una lámpara lenta y otras pelotudese, para aser un "livin" donde lo sinbitado se pueden sentá y sacarse foto con la persona agasajada.

La Yoli no quería saber nada, desía que todo siempre a último momento, que de dónde cajeta iva a sacar un sillón blanco (yo quería que juera blanco, lo mismo que mi saco, porque siempre me quise vestir en una fiesta como Yon Trabolta en "Fiebre de cachuncha por la noche"), que era repelotudo mi pedido, y bla bla bla.

-O me conseguí eso o vaser la última ves que via dejar que vó corte el pasto; la prósima ves vasatener que darme la plata para que pague a algien que haga es
o- le dije.

Quedó entre la espalda y la paré, y me tubo que desir que sí.

¿Qué pasó despué? La guacha me cae con un sillón lila, que avia consegido que le empreste la vieja chota de la escribanía de la Obligado. Me planté.

-Ni en recontrarremil pedo rifo mi prestigio sentándome en un sillón color lilita
-le albertí.

Lo que é la dinidá del hombre bien plantado, ¿no?, porque a pesar de que me llebó a la rastra asta la piesa y ay, lejo de la vista de los chico, me recagó a sopapo, yo no me moví de mi planteo: sillón blanco o nada.

Salió la Yoli como tornado, la jeta roja de rabia, medio con espuma en la boca, la yurgular hinchada como pindonga de ginecólogo nuevo.

Mientra tanto, el Ñacaniná Albare empesaba a preparar el fuego en la parilla, para los chori.

Eran la siete y media de la tarde y ya estaba casi en pedo. Me escupió un montón de consonante metálica, creo que para decirme si le podía consegir má yelo y kerosén.

Eso él lo que me rebienta de cuando el Ñaca me ase los chori: me deja sin yelo de tanto que chupa temprano, y é tan salame para lograr que se prenda el carbón que me ase gastar cualquier guita en kerosén. Pero yo no tenía ocsión, así que le di plata para otros treinta litro de combustible. Se jue asiendo ocho por la calle con lo sei bidone atado y colgando del cuello.

Cuando dentraba pa empesar a prepararme -y aser una siestita prebentiba-, el momento fatídico. "Hola Chuñi, abrino por favor que me mensajeó la Yoli que anda por ajuera de la casa".
Al intante, otras vose igualmente repunante saludando: la samiga de la Yoli, la cinco serpiente má venenosa del planeta, la súnica a la que ni los notero de Animal Pláne se le animaron jamá.

-Pasen, sientesén de aquel lado del patio, por favor, hací el viento no trae el perfume de usteden asia las casa y no se me ponen a estornudá los pibe- les dije.

Van dentrando toda con sus cara de ojete y sonrisita falsa.

-Felisidade Chuñi, éste é nuestro humilde precente- dice la Gabi, la má braba, entregándome un paquetito de papel brilloso. Adentro, un abrelata.

-Grasia, no se hubieran puesto en gasto..

-¡Pero naaaa, par favaaaarrrr!- dice otra de las serpi, la Colo, que se ase la desenta y é má rebentada que várise de heladero.

Me voy a la piesa, le echo un sueñito. El Ruly me despierta, taquelorremilparió.

-Papi, no te pude comprá nada pero te ise un dibujit...

-¡Entonse vaya y pídale plata a su madre pa que me compre algo, carajo, quenseguida vanaserrá todo los negosio, pendejo de mierda! Bien que si era el cumpliaño de su madre seguro que iva a tené un flor de regalo.

Me vuelbo a dormir. Mocoso de miércole, desamorado.

Me dispierto, espío por la ventana. El patio está lleno. Puta, vino la Marga con el marido. ¿Será que el tipo se enteró o no?¿Le saludo bien o pongo cara de "perdoná, jue un momento de debilidá".
Ha, y el forro de Artúa. Bien que cuando le quise robar el videocable me dijo que no, y haora viene a morfar de arriba.
Mirá las serpi, en cualquier momento quedan anudada por las lengua. No paran la sija de puta. Seguro que me están cuereando a mí. ¿La Colo se iso las teta??

-¿¿Qué asé dormiendo??¡¡Están todo esperando!!¡Al pedo conseguí el sillón si no resibiste a nadie!

La Yoli, que acaba de entrá toda acelerada, me mira con lo sojo grande como culo de diretora de escuela.

-¿El saco blanco está?

-¡Y dale con el saco blanco! Sí, la Clara me consiguió el que usó el hijo en la recección del colegio.

-¡È un flaquito de mieda el pibe ése!¡No me va quedá!

La Yoli se me aserca con cara de mafioso ruso.

-Usá-el-sa-qui-to-blan-qui-to. ¿Mentendé?¿O vó no queré viví má?

Y se jue, con su vestido rojo. Ay, Yoli, si no juera por ese culo y por ese sueldo, no me vería nunca má. O por dó día niquesea. 

Salgo al patio, el saco de mierda me aprieta tanto que apena puedo respirá. Pendejos de mierda que ni morfan hoy. Chupan nomá. ¿Pa qué prestan lo saco si son chico?

Camino como si juera uno de eso muñequito que no sasian los tío ante con un corcho y patita de clavo. Todo me miran cuando aparesco en el patio y saludan, alguno a los grito. El Ñaca brilla todo rojo frente a la parrilla. Le sostienen entre tré. Creo que está cantando la marcha peronista.

Enfilo pa la parte en la que están lo vago:

-¡Chuñi, está enbasado al vasío o qué!- grita el turro del Poronga Triste Gonsále, y todo se cagan de risa.

-Qué... puta... saen... usteden... de fachion güéar- digo con el poco aire que logro respirá enconsertado como estoy.

Me pasan un vino y me lo vuelco todo. La puta que lo recontrarremilparió. Ni el braso puedo doblar.

La Yoli se aserca y me dise el oído: "Acordate del sillón, sino al pedo nomá le ise".

Voy pallá. Esta Yoli, mirá que é. Ay me doy encuenta de lo que iso.
Agarró un par de nuestra silleta plegable, le cortó el posabraso derecho a una y el isquierdo a otra, le ató a las dó con alambre y le tapó todo con almoada y una sábana.
Está al lado del portonsito de entrada al patio. Al costado puso uno de los veladore de nuestra mesita de lú, atado a la cabesa del Puqui, perro pajero que por suerte nunca se muebe y é bastante alto.

Le pido a dó pendejo que me alluden a inclinarme y sentarme.
-Dejate de jodé, sacate el saco de puto ése y quedate con tu camisa negra nomá- me dise el guampachata de Don Cacho, el ferretero.
Me hago el que no escucho. Así, acomodado como un tronco amurado, casi no respiro.
La Yoli trae gente paser la foto.
-¿Qué pasa que el abuelo se va poniendo morado?, dice Fabiancho, el hijo de la gringa de la esquina, encargado de sacar foto en el cumple. Abuelo las pelota, forro de mierda.
De despué no me acuerdo nada.

Cuando me disperté, estaba en la tierra fresca.
-Listo, se despertó, debe aver sido un yet lac
- escucho que dise la Yoli, y toda las jeta que veía arriba se van yendo.
Se escucha a Los Conti de fondo.
-Te descompusiste por el saco diondo ése- me dise la hembra.
Tengo una sensasión liberadora. La cagada é que la camisa negra está todo sursida atrá. Pero en negro no se debe notá tanto, pienso.

Me lebanto, los vago me gritan desde allá, se cagan de risa, vienen y me abrasan. Las serpi hablan y hablan y hablan. Quién sabe por el cuero de qué marido andan. Lo sermano Bidarte yastán en curda y se agarran a piña en el lavadero. El Ñaca vuelbe a salir con lo sei bidone ensima, pero se cae de jeta en la sanja. Allá van vario a lebantarle.

El olor a chori y kerosén enfragansia la noche, que é de llobisna y sin luna. Pero acá abajo ay como un calorsito lindo.

Se escucha una espesie de batucada y entran cuatro tipo disfrazado de obelisco de cartulina, que bailan abajo de los mango.
No entiendo nada.
-¡Lo que vó pediste!- me grita Pindonga Gonsál.
Entonse entiendo y le contesto con odio:
-¡Odalisca, te dije, pelotudo, odalisca!
Pero bueno, ya está.

La Yoli me suelta el braso y se va pa atender un poco a las serpi. Yo que ella le llebaría rama de chivato pa que se enrieden, y algunos roedore pa que ella les muerdan y le enbenenen.

Pindonga despide a los obelisco y ase de maestro de ceremonia.

-¡Y haora, señora siseñore, el chou en vivo pa bailá y bailá mientra van saliendo los chori!

Entonse dentra la banda tropical lenta, del ingeniero químico de la Ameghino, "Fritz Kemmermaggen y sus vallenatos acetilsalicílicos".

Se arma la milonga. El Talacasto que me pasan está ecquisito. Le dentro como loco y me enchufo casi un litro de un saque.
-No tome tanto con el estómago vasío- me dise la Yoli. -¿Por qué no te va a picá algo niquesea a la mesa de dulses? -agrega-. Hay de batata y de membrillo.

Pero no. Ay una alegría humedesida por la llobisna que da vuelta por todo lado, esa magia que a vese ocurre cuando las contentasione de todo, cada una por una rasón distinta, se juntan, se dan la mano, y el bailongo é algo del cielo.

Y la Yoli. La Yoli está tan linda, con su sonrisa y su sojito, y su corasón y su traste. Y los ñerisito, que juegan y se riyen entre el paraíso y el limonero. Y mi vieja, con su sojo nublado y su sonrisa de dulce tristesa, siempre estrañándole a mi viejo, que la mira enamorado sentado al borde del muro, entre las flore del lapacho blanco.

La vida, qué cosa la vida.

 

 

Chuñi Benite

 

.

 

Comentarios   

 
0 #8 alicia 13-08-2016 14:00
Espectacular talento!!!. Me recuerda a mi infancia, en donde mi madre ( correntina), hablaba con nostalgia y tierna "ignorancia" de su tierra natal. Bravo, genio y poeta!!

A: :-)
Citar
 
 
0 #7 Víctor Adrián 20-10-2015 13:03
Chuñi hermoso!!! Eres realmente luminoso. Mejor que muchos consagrados. Desde México, un enorme abraso para ti y la Yoli y el Ruly y hasta para las serpi. También para tu vieja.

A: ¡Güeeee, mucho é!¡Grasia Vítor, un abraso, viva México!
Citar
 
 
0 #6 beatriz nilda tapia 22-08-2015 16:49
grasia, chuni, me parese ke el premio novel, es poco, ke momento me isite pasar, te kiero y mgustaria, ke tengas esosentimiento y alajos que tene pra la yoli,sen pamì.
Citar
 
 
0 #5 sergio 19-08-2015 23:40
un abrazo y nada de palabras, ya me llegaron...
Citar
 
 
0 #4 Laura 19-08-2015 17:07
Impecable! Te quiero Chu!
Citar
 
 
+1 #3 Laura 18-08-2015 18:03
Chuñi, que lindo... Ademas de ser un excelente narrador, tus descripciones son tan buenas que me transportaron a tu fiesta de cumpleaños sin paradas.

Soy porteña y te descubri a traves de un amigo correntino. Le agradezco haberte conocido, lamento que no seas famoso aca. Sos MUY talentoso.

Muchas gracias!!

A: ¡Grasia mimor!
Citar
 
 
+1 #2 El Entrerriano 17-08-2015 17:13
Maestro!!!!, sigo insistiendo que sus palabras y pensamientos son un bálsamo para el espíritu.

Me acaba de alegrar un gris tarde de lluvia en Entre rios

A: Grasia papirri!
Citar
 
 
+1 #1 Norberto 15-08-2015 14:37
Haga de cuenta que le regalo "Canto a mi mismo" de Whitman, reléalo que le va a hacer bien. Se lo merece.

A: Grasia Norbertito. Un abraso.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration

Mas leídos

Ingreso