Angau Noticias

Viernes
24 de Noviembre
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> El cumpleaño del Ruli: una velada lenta inolbidable. Por Chuñi Benite

El cumpleaño del Ruli: una velada lenta inolbidable. Por Chuñi Benite

E-mail Imprimir PDF
Share

Y a la final, pese a las condisione climática (estaba demasiado lindo como pandar rompiendo las pelota con una festejasión), le isimo nomá ayer el cumpleaño al Ruli.


“Felis natalisio, Ruli”, desia la pancarta lenta que le iso la Yoli. “Yo pensé que era el cumpleaño”, dijo la inoranta de doña Fausta cuando vino con el nieto. La Yoli le miró lebantando una ceja: “Cumpleaño también se dise natalisio, en inglé”, le dijo la loba todo sobradora.

Aunque aviamo anunsiado que la abrisión del predio festejatibo (el patio de la casa) iva ser a las sei de la tarde, ya desde la cinco teníamo alguno pendejo de mierda apollado en el portonsito. Eran uno quinse mocoso y siete madre.

Todo traían una cara de hambre de la san puta, hací que la Yoli por la duda tipo cinco y media salió y dijo: “Recuerden que por tratarse de una festejasión de neto perfil interatibo, é desir donde se priorisa el contato sosial entre los chico ante que la alimentasión dello, lo que se va ofreser é un refrijerio ipocalórico”.

Las tipa arrugaban la jeta, como asiéndose las boluda. La Yoli sigió: “También les recuerdo que por estar trancado el baño desde la semana antepasada por la acsión vandálica del sistema digestibo del gordo Rodrígue, el uso de lo sanitario será estritamente meadívoro. Por todo esto que lestoy disiendo é que en la tarjeta de inbitasión aviamo aclarado que tenían que traer los chico ya comido y cagado”.

La Clarita, que cada día está má flaca y má petisa, siempre nerbiosa, lebantó la mano como si estubiera en una asamblea, y dijo: “Yoli, mirá, yo no teviá mentir, el Cuqui no me cagó. Desde ayer que le vengo sentando en el inodoro y nada. Se tira unos pedo suelto por ay, pero no popopisa. Pero usteden quédense tranqui, que si él llega a queré cagá en el cumpliaño, yo le llevo a casa”.

 

La ingresasión al predio

A la sei se abilitó el acseso. Ya para entonse había como cuarenta pendejo y un rolete de madre, hací que la Yoli organisó el ingreso por estrito orden de tamaño de regalo.

Más tarde no daríamo encuenta de que, sabedore de esa circuntansia, alguno trajeron paquete deliberadamente grande vamoecí. El Ruli, por ejemplo, se avia ilusionado mucho con un bodoque de un metro veinte por nobenta centimetro, traido por doña Luisa y su hijo, el Peli, que resultó ser una carcasa de tergopol del embalaje de un telebisor y adentro de todo eso un autito de plástico de mierda, de dó sentímetro y medio, con claro sicno de uso intensibo y bidentemente sacado de un güebo Quinder.

Ademá hubo atitude lamentable. “Ay le traje a la Yeni, ¿pueden vení su sermano también?”, preguntó el ayudante de la panadería. Le dijimo que sí, porque sabemo que ase poco le dejó la mujer y se tubo que quedar a cargo de la casa y los chico. Contento se puso, y al ratito volbió con cuatro pelotudo de entre 22 y 35 año, uno má cara de culo quel otro, que se morfaron en  un ratito todo los pororó.

También al toque se consumió la dosena de sanguchito (“creo que se calcula un cuarto de sanguchito por chico”, avia dicho la Mariel, una güerin planer amiga de la Yoli), el paquete de galletita Variedá, los ocho chupetine Pico Dulse (los pendejo de mierda no no dieron bola con la orden de que le dieran una chupadita cada uno y se lo jueran pasando) y lo sei alfajore Tatin.

Lo que andubo bien fue la probisión de líquido vamoecí. Teníamo una damajuana de Topeka guardada desde 1985, y le diluimo a rason de un vaso de jugo en veinte litro de agua.

Por suerte llegó Doña Jerónima, la vieja de la Yoli, que se avia comprometido a cosinar algo pal cumple. Diesisiete pollo herbido trajo la vieja de mierda. “¿A quién cajeta se le ocurre serbir pollo herbido en un cumple infantil?”, se cabrió la Yoli. “Vayansé cagar”, dijo la vieja, que pegó la vuelta y se jue.

Hubo que desarmá los pollo y picarle. La mayor parte le mesclamo con los chisito, pa “darle volumen”, como dijo la Yoli. El resto le usamo pal relleno de la torta, porque no aviamo quedado sin dulseleche.

 

La mocosita de miércole

 

El cumple estaba en plena marcha, y ya era de noche. Mientra desarmábamo los pollo, cae una pendejita de mierda:
-Señor Chuñi, ¿no le pueden desir a lo señore del castillo inflable que le inflen?”.
Qué bronca me dio.
-Mirá pendejita de mierda, que seguro que ni el culo te sabé labá todabía y ya andá asiéndole planteasione a lo sadulto: el castillo se usa hací como está, porque yo no ando desarmando auto robado como tu viejo pa podé darme el lujo de pagar un castillo inflable inflado, ¿tendiste?- le tube que desir. Se jue llorando.

Má rabia me agarré todabía al ver la atitú maricona de la gurisa, hací que desde la puerta le grité:
-¡Ah, y los Reye Mago y el Niño Dio son los padre, y los chico nasen porque sus padre se abotonaron con sus madre!
Silensio en todo el patio, y me doy en encuenta que todo los pibe, incluido el Ruli, me miran asorado. Y al toque, el llanterío coletibo desesperado.

Ya tratar de lebantar la situasión era al pedo. Varias madre me putiaban, con los chico moquiando en los braso; algunos pendejo se desquitaban asiendo barro con tierra y saliba y fregándole en la cara al Ruli; la carachenta de la mercería esigía que se le debolbiera una pelotita porongosa de plástico que avia traido de regalo; el mago que preparaba su número asía quilombo porque uno de los grandulone que trajo el ayudante panadero le avia afanado el conejo y parese que lestaban carneando a la vuelta; los pendejo que lestaban llebando a la Sandri (la hija de la cosmetóloga lenta) a jugar al dotor lloraban en las falda de sus madre pa que se quedaran una hora má por lo meno; la Yoli, en un intento desesperado por completar el cronograma de festejo, cortaba a la sapurada la torta de chocolate, Rokle, asúcar inpalpable y pechuga; el Ñacaniná Albare, que supuestamente me iba ayudá con los chori pa lo sadulto, se mandaba una chuñada descomunal sobre la diretora de la escuela, y ya totalmente empedado trataba de disculparse cayéndose una y otra vé sobre las maseta de croto.

 

Pico emotibo

 

Cuando todo se jueron, la brisa noturna sólo dejaba escuchar la crepitasión lenta en la parrillita y los ronquido de Albare.

El Ruli, que se avia ido a lavá la jeta, volbió al patio, donde la Yoli y yo descansábamo sentado en la silleta, sin gana de nada, tomando una infusión relajante de Talacasto, tilo y caña Pata Ancha.

El pobre todabia lloriqueaba por la tierra que le avia dentrado en lo sojo. Ancioso, le mostramo su regalo: la bisi que tanto quería. Esperamo ecpectante su reacsión. Al fin habló:
-A mí no me joden, esa é la balona de don Icnasio, pintada con cal nomá; yo quiero la montanbai que les vengo pidiendo desde ase tres año.

Y con su hermosa tongueada por sagradesido se jue a dormir.


 

.

 

Comentarios   

 
0 #5 Eber 21-02-2017 16:02
Chuñi, vo so lo má edificante de la decadensia coletiba vamoecí que e la bida. Un abraso!
Citar
 
 
+1 #4 Maria 30-11-2015 18:14
vamoací, que ductilidaá para la soracione. La crepitacion lenta en la parriya. Suvlime!!!
Citar
 
 
+3 #3 Juan Carlos 23-10-2015 10:09
Inolvidable se escribe con V

A: Lo bamos a chequear, muchas gracias.
Citar
 
 
+2 #2 el entrerriano 22-10-2015 17:41
Agarrate....... .....
Citar
 
 
+4 #1 el entrerriano 22-10-2015 14:06
Que mas se puede decir....solo disfrutar de la pluma mas sincera de latinoamerica.. .......un verdadero Da Vinci, voy a probar la infusion descripta en el relato.......Ta lacasto, Tilo y Caña Pata Ancha, a ver que pasa.

A: Y un chorrito de aceite Tres En Uno.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration

Mas leídos

Ingreso