Angau Noticias

Viernes
24 de Noviembre
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> Calle siete. Por Chuñi Benite

Calle siete. Por Chuñi Benite

E-mail Imprimir PDF
Share

Del barrio recuerdo todo. La calle como una plasa en la que lo sauto eran una contrariedá esporádica y desubicada. Porque la calle era nuestra, de los pibe. Era nuestra canchita, nuestra pista de bisicleta, nuestro campo de batalla a baldaso limpio en los carnabale, el altar en el que se octenían o sacrificaban nuestras balita.

En esa calle lo súnico bienbenido eran dó. Uno, el heladero, con su bisi y la campanita que inbitaba a atrapar la felisidá. El otro, el camión regador, al que salíamo a resibir con las boca abierta y le corríamo desde atrás para tragarno un chorrito de esa agua que paresía probenir del mismísimo misterio, asta que un día las vieja nos pillaron asiendo eso y nos cagaron a tongaso.

Recuerdo los bigote finito de Don Tito adentro del quiosco, atendiendo por la ventanita, y armando con prolija lentitud la soreja de ese paquetito de papel gris que él savia aser para enbolber las galletita suelta que uno le compraba, y llenando de suspenso el momento de darno el Topolino, ese sobresito que adentro traía un chupetín y un jugetito sorpresa. “¿Qué habrá, che?”, desía Don Tito riyéndose de nuestra jeta de ansiedá descontrolada.

Me acuerdo de los grito de los viejo del Joselo llamándole a tomar la leche, del bailesito de don Pimienta cuando nos asíamo los vivo cantándole “Barrilito” por ser tan gordo, de los reto de la madre del Marcelo cuando los pelotaso rebentaban en las ventana de la casa, de los reclamo airado de Migelito cuando perdía la final en el metegol, del Ale día por medio vestido como El Zorro, del Julio que era bueno en todo pero no se la creía y siempre no sayudaba, de las ida al Cine Obrero para jugar a la pelo y de los escape masibo porque el hijo de puta del Padre Moya nos echaba tirándono con un rifle de aire comprimido, del festejo luminoso el día que supimo que el cura por fin se avia muerto y la cancha volbía a ser del pueblo, del culo desesperante de la Elena y sus chorcito apretado pasando por enfrente.

Recuerdo los vecino matiando ajuera, cagándono a pedo si al jugar desíamo una mala palabra; las esplorasione con el corasón a mil por la selvita de la laguna, los clásico a matar o morir con el equipo de Caracolero, los mandado que uno asía pasando por al lado de las ventana que daban besos de guiso, el sonido de la radio de Don Pinto los domingo a la tarde con el partido de la fecha, lo sojo de la tía del Gonsalo espiando entre las persiana.

Nos veo a todos tirado al lado de alguno de los portone, descansando del fulbito, compartiendo los pane que algien avia ido a manotiar en su casa, ablando sin nesesidá de entender nada, porque el mundo era chiquito y era simple, y pa colmo todos éramo eterno.
La vida era interminable, y ensima estaba toda adelante. A vese asta nos daban gana de tener cuarenta año ya, qué tanto.

La muerte de Don Tito y el asesinato del Julio nos dejaron notificado, en las puerta de la adolesensia, que la vida ya no estaba toda enfrente ni era tan fásil como una vuelta mansana. El tiempo, como un gato que se aserca a los gorrione, avia ido dentrando al barrio en puntas de pie.

Pero me jui dando encuenta también de que el barrio, que en los prinsipio de la infansia era algo todo esterior, todo ubicado ajuera de mí, se avia ido mesclando conmigo y con los demá. Y que si me iba, el barrio me quedaba todo pegotiado y una parte se iba adonde juera yo. Que si volbía, tampoco volbía completamente. Avia rostros y voce que ya nostaban; avia rostros y voce que segian estando, y que en una situasión y en la otra eran todos los mismo.

Hoy el proseso está completado. En el barrio de ajuera ya casi no queda nada de lo que me asía felis, pero en el de adentro sige estando todo lo que falta.

En esa nueba ubicasión, y por lo siglo de lo siglo, sigo tirado sobre las baldosa con los vago, masticando galletas repartida entre manos mugrosa, mientra esperamo que pase la Elena.

Despué sí, con las moneda que me dio mi viejo, me voy a lo de Don Tito a que me dea un Topolino.

“¿Qué será que habrá, che?”, me dise, y yo, mientra estiendo la mano, aunque ya aprendí a adivinar, desido volber a sorprenderme.

 

 

.

 

Comentarios   

 
0 #14 Michelángelo 18-03-2016 14:19
Maravilloso, don Chuñi! Como pa escucharlo a Troilo recitando al barrio con la voz gastada diciendo "...siempre estoy volviendo". Bellísimo masaje al alma me ha dado, amigo:)

A: ¡Un abrazo, Michelo!
Citar
 
 
0 #13 silvia navarro 13-03-2016 22:02
gracias gracias por retrtreme a mi infancia y recordar todooooooooooo! gracias por dar siempre dar alegria en la risa ,es porque usd don chuñy esta lleno de amor ,cuidese y cuide la yoli ,un abrazo cordobes ,asu vera!

A: :-D
Citar
 
 
+1 #12 La Tota 11-12-2015 16:39
Chu, kermoso recuerdo, io vibia en la caie 12, y esperava que haiga algo lindo failiar para que baiamos alo vaile del PardoArturiano, ese clu de los gaiegos.
Mi abuela Mereyilda vivia alado de la laguna y con la crecidas venian las serpi ... haaaaa aora entiendo deonde saliero la samigas dela yoli.
veso henorme, so ermoso !

A: ¡Grasia, mimor!
Citar
 
 
0 #11 sergio 06-11-2015 00:08
sus palabras son mis vivencias, señor.Gracias de todo corazón por expresar de esa forma un sentimiento.
Citar
 
 
+2 #10 Ale 27-10-2015 00:04
Chuñi... Los recuerdos aparecen de golpe con solo leer tu cuento, los sonidos... el olor a las plantas de los Pintos donde nos escondíamos esperando no ser encontrados... casi hasta puedo sentir el antifaz... en la cara de ese infantil zorro

A: Un gran abrazo, Diego de la Vega, para vos, Sole y Tuni.
Citar
 
 
+2 #9 monica 26-10-2015 19:09
Comprè la casa de Fray Grotti 131,la estamos refaccionando,e spero prontito quede habitable para disfrutar de la calle 7,no está ya como en tu relato Chuñi pero con un poco de imaginación todo se puede.

A: Te deseo de corasón que puedas vivir ay, Mónica, otra gran historia.
Citar
 
 
+3 #8 Edith Bellia 25-10-2015 23:29
Amore Chu ,mi calle ni nombre tenia ,entuavia era d yuyos,en s tonces yo ninadies imagino esta madureza d vida,vellos tieempos lentos ,no heberianaaverse juido ..q inocencia la nostra....Sos un genio Chu!!!!
Citar
 
 
+4 #7 Laura 25-10-2015 19:02
Hermoso, Chuñi.
Citar
 
 
+4 #6 Roxana Díaz 25-10-2015 15:25
Querido Chu, hermoso, lloré con muchísima nostalgia. Tener todo guardado en recuerdo y cuando volvés ya nada sigue ahí y los recuerdos no bastan...
Citar
 
 
+4 #5 javier 25-10-2015 14:51
me hiciste llorar chamigo, que artista, que palabras..muyyy lindo de mas
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration

Mas leídos

Ingreso