Angau Noticias

Domingo
17 de Diciembre
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> Primero de enero en Villa San Juan: la calor, la salma y los tinto. Por Chuñi Benite

Primero de enero en Villa San Juan: la calor, la salma y los tinto. Por Chuñi Benite

E-mail Imprimir PDF
Share

Mediodía del 1 de enero en Villa San Juan. La calor abaja sobre el barrio como si el cielo se volbiera de fierro y se juera desprendiendo de los gancho que lo sostienen, acercándose en rojo vivo asia la tierra.


Las mujere despiertan a los marido putiándole, disiéndole que ya está llegando la parentela y el señor dormiendo todabía, y entonse lo ñeri se lebantan cagándose en sus suegro y cuñado, y aparesen en el libin con la jeta hinchada como chancho con retensión de líquido, el pelo mojado y tirado a un lado como si se ubieran peinado metiendo la cabesa adentro del inodoro en plena bajasión de la cadena.

Las calle hirben como cachuncha de solterona escuchándole a José Luí Perale, las lagartija golpean las mano en las casa pidiendo yelo pal tere, en la 9 de Julio los coletibero no se detienen ni aunque en la parada estea sacando la mano la Michel Faifer en tanga.

De tanto en tanto, en bici, en motito, en auto, van llegando los visitante de otros lado. Abajan aplastado por la condena térmica, podrido ya de andar con las mano sosteniendo las fuente de bitel tomé, de la sopa paragualla o de lansalada rusa.

Voy a comprar el Talacasto y las NaranPol como si se me hubiera encomendado crusar el desierto del Saara pa combatir al final del recorrido un dragón de siete cabesa a fin de rescatar a una prinsesa cautiba. É la única manera de ponerle onda al trayeto por la vereda que me va asando las pata porque no sé dónde puta dejé anoche la sojota, mientra me aserco a la despensa de doña Neli y pienso en qué cajeta le voy a desir pa justificar los dó mese de libreta que le ando debiendo.

Cruso la vereda de doña Ñata, que está sentada en la galería, detrá de los croto y los malbone, y matea como siempre, su pavita al lado, el mate a medio camino entre el apoyabraso y la boca, mirando un algo perdido en el florerío del jasmín del cielo, capasmente que escuchándole un relato al marido, que se le murió ase dos invierno pero sige estando, y por eso ella nunca sale a matear sin arrastrar a su lado el sillón que ocupaba el finado.

Paso por la casa del Ñacaniná Albare, y le veo ay, como un héroe romano, batallando contra el viento norte infernal, la nuca apuñalada por el sol impiadoso, mientra da vuelta los chori en la parrilla que le va dejando la pansa roja, como si ay le hubiese cresido un descomunal culo de mandril.

"Lo que ase el amor", le digo por ensima del murito, mientra me mira con gana de atravesarme el cuchillo por el cogote, la jeta desencajada porque no su vieja no le dieron tiempo ni de desempedarse de la chupindanga de anoche que ya le enchufaron la obligasión parrillera, donde el pedo noturno se le está ensimando con el pedo nuebo que sestá agarrando de tanta lata de litro que lleba tomada pa alibiar el tormento. Sigo caminando y lo último que veo de él es que me mira con lo sojo mobiéndose como si nunca hubieran logrado aser foco en mí, su cuerpo de tapir flameando entre el deber y los dictado del alcol.

En la canchita de la 13, un ñerisito espera al pedo que aparescan otros cambaí pa jugar un partido. Un perro amarillo le mira y sacude la lengua como una bandera, como disiéndole "dale, vamo nomá, si seguro a todo lo vaguito le cagaron las madre con el verso ése de la ola de calor".

La Neli me entrega el Tala y las gasiosa con cara de ojete. "Me importa una cajeta que te hallan quedado ochenta mil dólare en el corralito y te lo estean por devolver el lune, a mí me pagá los 380 el sábado o ni me aparesca", dice la vieja de mierda. "Yo no me llamo 380, te viá dar tu plata de mierda, si éso son tus valore", le digo. Ojalá que el sábado me fíe tres Tala má y algunos bife.

Vuelbo. La dosenta de la calle 12 viene por la vereda. Tucutún, tucutúm, le asen las teta, como si tubieran a su cargo la musicalisasión de una comparsa. "Felicidadeeee y adióooo", me dise con su boca suya. Le quiero desir algo galante, y me agarra la tos de mierda, "esa tos de perro mojado", como dise la forra de la Colo, la amiga de la Yoli. "Tiene que cuidarse, don Benite, por qué no le encarga a algún joben de la casa los mandado", me dise la loba.
La putaqueloparió a mi garganta. Y a mi edá, y a todo. Asta nunca, tucutún.

Me pongo los Tala helado bajo los sobaco, pa alibiar la marcha, y al pasar por lo del Ñaca le veo dormido, semiparado contra el palo borracho, como si jueran dó hermano que se abrasan tra saño de desencuentro.

Doña Ñata haora se riye, con una risa libianita pero tan pícara que no le permite besar la bonbilla. El Víctor le debe estar contando algún chiste.

El cielo sige calléndose y asta el silensio arde. A travé del aire insensiado se oyen apena los cubierto chocando en los plato, las risa apagada atrá de las ventana cerrada. Lo samante velan la sarma a la espera de que la lus salbaje pegue la retirada. Lo senamorado no correspondido brindan, lo sojo en alerta, por cosas en las que querrían creer.

Abro el portonsito de casa. Adentro se escuchan las carcajada y los chiste verde del parienterío y los pendejo. Del lado de Forever vienen bandadas de chamamese empujados por pomberos caú.
El alma de mi viejo balansea las pata en la rama del mango que acarisia la casa. "Salú, papá", le digo elebándole uno de los Tala.

Me guiña el ojo, yo me le riyo. Medio que le quiero lagrimeá también, pero elijo segir riyéndole. Repito el gesto del brindi, y me mando padentro.

 

.

 

 

Comentarios   

 
0 #4 El Entrerriano 06-01-2016 14:42
Ahora si y por ultimo, quisiseramos noticias y sobre todo testimonios audiovisuales de la gran. esperamos, recepcion que les debe haber brindado el Holding multinacional Angau.
Citar
 
 
0 #3 El Entrerriano 06-01-2016 14:41
Por otro lado Feliz 2016 al gran maestro y a los que hacen Angau Noticias, que es un balsamo para el alma, luego de leer las noticias. de todos los dias.
Citar
 
 
+1 #2 El Entrerriano 06-01-2016 14:39
Muy emotivo relato de la pluma mas sincera de latinoamerica!!!

Como no podia ser de otro modo, claro.
Citar
 
 
+2 #1 beatriz nilda tapia 02-01-2016 17:07
fantàstico, emotivo.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration

Mas leídos

Ingreso