Angau Noticias

Lunes
19 de Noviembre
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> A 60 año de la trágica aparisión del cine en Villa San Juan. Por Chuñi Benite

A 60 año de la trágica aparisión del cine en Villa San Juan. Por Chuñi Benite

E-mail Imprimir PDF
Share

El 17 de julio de 1956 es una fecha que por siempre quedará grabada a sangre y fuego nomateígo en la memoria de los chaqueño en general y de lo sabitante de Villa San Juan en particular. Ese día se realisó la primera funsión de cine en el popular barrio forevista, a cielo abierto, en el patio de la panadería de Musimesi, donde se proyetó “Bambi”, un largometraje lento de dibujo sanimado produsido por Guol Disnei.


Lo que debía ser una noche de alegría y fasinasión, terminó siendo una dolorosa marca en la historia coletiba vamoecí. Aquella ves se calcula que unas 87.000 persona se agolparon en la entrada de la casa de los Musimesi. La rebenta de entrada fue tan feros que el propio don Musimesi tubo que vender una camioneta pa poder estar presente en la proyesión, parado junto a su árbol de guayaba. Su anciana madre, doña Catalina, de 97 año, no tubo tanta suerte, y debió ocserbar el film colgada desde los cable del tendido elétrico.

 

La aparisión en la pantalla de las primera simágene probocó un estallido de euforia y almiración generalisada. El cielo se enllenó de sapucaise y balaso festejatibo. Luego la trama jue cautibando y acallando a los presente.

 

Lo inesperado

 

Pero la funsión no llegaría a terminar. Fue a raís de la profunda indinación popular que generó la muerte de la mamá de Bambi. Esa insidensia en la historia iso que los vesino primero espresaran a viva vos su despresio por el desenlase fatal y luego se dedicaran a destrosar la sintalasione a sillaso y ladrillaso, en medio de un llanterío generalisado de mujere y pendejito por lo ocurrido en el relato fílmico.

Ante la ocurrisión de lo sinsidente, llegan uno cincuenta efetibo policiale y treinta gendarme, que rodean el lugar y esigen que sesen lo disturbio y se produsca la salida pasífica del público, desde el cual el colorado Tagornik responde –trepado al muro perimetral y gritando asia la calle- “no no rendimo ni por puta, y esigimo que se haga presente el señor Disnei pa corregir la pelicula y que se proseda a la resusitasión de la vieja del Bambi”.

Las juersa represiba no atúan ante el temor de que el grupo rebelde proseda a matar a don Musimesi, su jermu y la suegra, tomado como reene.

Desde la gobernasión del Chaco se intenta –ya en la madrugada del 18- estableser comunicasión telefónica con lo Sestado Sunido pablar con Disnei, y se logra despertarle al viejo, pero el pelotudo sólo ablaba inglé, por lo que se le manda a la mierda y se le corta la comunicasión.

La notisia é tranmitida a lo sinsurrecto, pero la respuesta de Tagornik é terminante: “O le rebiben a doña Bamba, o empesamo liquidando de inmediato a la suegra del panadero”. “Déanno una hora por lo meno, pa volber a comunicarno con Disnei”, responde el jefe del operatibo policial. “No le dea, no le dea, usteden por lo meno traten de tener palabra”, reclama Musimesi al colorado.

 

Total irracionalidad

 

La tensión se ase insoportable, y el caso llega a oído del presidente de facto Pedro Eugenio Aramburu, que ordena recuperar la panadería a sangre y fuego, por lo que a las 3.25 se inisia lo que se recuerda como La Masacre de Bambi, que arroja un saldo de 178 muerto entre espetadore y uniformado.

Tagornik es apresado vivo y trasladado a la cárcel de Tierra del Fuego, donde sobrebibe a rigurosísima condisione de detensión (cuentan que tres vese por día le proyetaban la muerte de doña Bamba) asta que en 1985 recupera la libertá.

Viejo pero no rendido, viaja a lo Sestado Sunido y durante tré año rastrea el friser en el que guardan a Guol Disnei. Lo abre, pica el yelo y justo frente a la jeta del tipo deja una historieta dibujada en su saño de cárcel, que cuenta la historia de un carpinchito al que se le suisidan los padre colgándoce adelante de él. "A ver si te gusta que te hagan llorá", dise ante de ser detenido por la policía norteamericana. Fue escarcelado una semana después, y la sistoriadore pierden su rastro a partir de allí.

El cine de los Musimesi se mantubo cerrado hasta el 28 de noviembre de 1994, en que lo sijo del panadero le reabren para proyetar "El Rey León", taén de Disnei. Pero otro día hablaremo de lo que fue "La Masacre por la Muerte del Papá de Simba".

Atualmente los Musimesi venden pan nomá.



Fuente: “Historias de lo saño del pedo”, de Chuñi Benite (Ed. El Tala, séctima edisión, 2004, Resistencia)

 

Comentarios   

 
0 #1 El entrerriano 18-07-2016 17:09
Es importante mantener los pequeños recuerdos y anecdotas de un sociedad....... .......... ahora que jodidos los del barrio del maestro!!!!1
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration