Angau Noticias

Lunes
30 de Noviembre
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> Mamá y el mar. Por Chuñi Benite

Mamá y el mar. Por Chuñi Benite

E-mail Imprimir PDF
Share

"¿A vos te gusta el guiso haora o todavía no?", preguntó ella, y él se dio encuenta ensegida de que si tiraba de ese piolín alomejormente consegía más cosa. Y no se equibocó. Ella le contó de cómo chillaba en su sillita de bebé ni bien veía el guisacho asercándose en el plato, de cómo ella a vese le disfrasaba la cosa con mucho pollo y queso rallado, de que a la final le tubo que inbentar que eso comían los boseadore y por eso eran tan fuerte, y que todo en la casa se pusieron de acuerdo y después de que él comía le sasía darle la mano y lo sotro simulaban que el gurí les rebentaba lo dedo de tanta juersa que avía juntado.

Despué ella volbió al silensio, a mirar sin dar bola el pasar de lo sauto por la calle, a desir frase suelta sin sentido, a pedirle que le saque de la silla de rueda porque tenía que ir al trabajo y qué pasaba si le despedían por faltadora, y que quién se ivacer cargo de semejante macana.

El pibe la calma. Sentado a su lado sobre las baldosa de la vereda, le dise que se quede tranqui, que nadie la va echar. Le dise que es domingo aunque sea jueve, le muestra que enfrente la chica de los Marconi le sacó a pasear al Chatrán y que el cusquito de miércole fue derechito a mearle las begonia a doña Taty. Ella mira asia el perrito, haora seria y ausente, la mano temblequeante que se aparta los cabellito blanco de la frente.

Ay una brisa linda. El flaco mira a su mamá, que entresierra lo sojo y adelanta un poco la cara asia el vientito, como si se bañara en él, y se sonriye tenuemente. Él también se sonriye, porque cuando ella se pone así, como disfrutando algo, la siente tan cerca que todo parese ser como ante del Alseimer.

"¿Vos te acordá de cuando uno paresido al Chatrán me mordió el talón en carnaval y vó me llebaste corriendo en braso asta el hospital?", intenta él. Pero ella no le contesta, y permanece sambullida en el aire, haora lo sojo cerrado y la sonrisita flameando despasio.

Él no insiste. Sabe que las cosa son hací nomá, quévacer. No se lamenta ya, no le jode, porque fue aprendiendo cada día un poquito más sobre cómo es la vida de un hijo tardío al que su mamá se le va perdiendo, arrastrada por los remolino de la desmemoria y la confusión. Aprendió que esto es como ir de pesca vamoecí. Tirar el ansuelito por acá, por allá, asta que en las agua sombría un recuerdo pica y él tironea, despasito, para tratar de sacarlo entero. Sabe, taén, que ese río se va volbiendo cada ves más chiquito, y que ante que desaparesca del todo tiene que tratar de juntar la mayor cantidá posible de pedaso de su infansia. De su infansia contada por ella, que es otra infansia, más presiosa que la que le pueda contar cualquiera, incluido él mismo.

Haora está casi felis. Lo de los guiso es un pescado hermoso, macnífico como un dorado. Pero no quiere pensar mucho en eso, porque cuando consige de ella un recuerdo hací, él lo deja para despué. Como cuando en los viaje al mar juntaban piedrita y él no quería mirar mucho las que iban metiendo en la bolsita que llebaba ella, porque el plaser era más tarde, a la noche, terminar la cena y echarla a toda sobre la mesa para verlas bien y lustrarle asta que brillen para volber a mirarla. Y despué las ponían en fila, eligiendo entre los dó cuále eran las más linda y acomodándole por orden de hermosor.

Lo del guiso, pensó, era una de las piedrita más linda que avía sacado en lo súltimo tiempo. Como lo que ella le dijo de cuando empesó a caminar -diesinuebe año satrá- en lo del tío Lando, o el asunto de que él le tenía miedo al prinsipio a los Reye Mago y ella entonse ponía un tejidito en el portón cada atardeser de los 5 de enero "para que no pasen los camello".

"No puedo faltar, me van a echar, sacame de acá", dice ella, de repente enojada. Él se levanta, le acarisia la mano. "Tranquila má, yo te llebo, vas a llegar a tiempo y nadie te va desir nada".

Agarra la silla para entrarla a la casa. La calle se quedó sin sol y refrescó bastante. Cuando están por atrabesar el portón, ella alsa la mano como pidiendo que se detenga un cachito. La brisa camina otra ves por la cuadra, y ella vuelbe a sentirla con los párpados cerrados. Se queda hací, tanto que paresiera estar afrontando un desafío de inmobilidad.

"Y despué de que ello se asían como que tenían las mano rota por tu juersa, vos iva y me pedía que te guardara un poco de guiso para la noche también", dise con una carcajadita, tomándolo por sorpresa. A él se le ensienden lo sojo. Se inclina y le besa la frente. Ella se deja. Él mantiene los labio apoyado unos segundo sobre la piel tranparente.

El vientito, haora, huele a océano.

 

.

¿Querés comprar el libro digital de Chuñi Benite? Lo podés hacer haciendo click aquí y una vez que concretes la operación lo vas a recibir en tu correo electrónico para que lo leas en tu teléfono o en tu computadora o lo hagas imprimir.

 

 

 

.

 

Comentarios   

 
0 #23 Valeria Sister 22-10-2020 00:12
Emociona cada palabra...sos un grande. Gracias por tanto!!! Abrazos desde San Justo Santa Fe!!!
Citar
 
 
0 #22 Mario 22-10-2020 00:11
Muy lindas palabras!!!! Mucha emoción ,mucho amor en esa historia.gracia s
Citar
 
 
0 #21 Mario 22-10-2020 00:09
Me traspiranlo sojo vamo esi por no decir quele lloro, hermosas palabras Chu, esamagina q tenés es muy linda
Citar
 
 
0 #20 Liliana 19-10-2020 17:51
Hermoso tu texto Chuni!! Cuanto amor!!!
Citar
 
 
0 #19 isabel aranda 19-10-2020 11:20
Me estoy acercando a ese tiempo de depender de mis hijos. Emocionan tus palabras!!! Quisiera dejarles a mis niños ( ahora grandes) recuerdos de su propia infancia, y que seran las piedras que podran acomodar cuando las necesiten. Gracias

A: Un hermoso deseo. Gracias por compartirlo.
Citar
 
 
0 #18 Daiana 19-10-2020 09:34
Hermoso. Estoy llorando como una boluda.
Gracias chuñi.

A: A vos.
Citar
 
 
+1 #17 sergio 02-04-2017 23:35
las vueltas de la vida...Pasé por eso hace un tiempo largo y ahora los años me avanzan y siento que estoy acercándome a mi turno de pasar por este momento que tan bien relataste. Espero y estoy seguro que tendré igual compañía cuando me toque.
Gracias don chuñi, otra vez hizo que este habitante que llevo adentro y mucho escondo, me traicione y largue unos buenos lagrimones. Un abrazo

A: Un abrazo, Sergio.
Citar
 
 
0 #16 peregrino 30-03-2017 12:05
Hermoso. Hermoso. Qué más se puede decir...
Citar
 
 
0 #15 El Marucho 20-03-2017 15:34
Un abrazo, amigo.
Citar
 
 
+2 #14 Richard 20-03-2017 15:13
Chuñi grasia pore stos sojos lagrimiendo, saeqe estoi conun ñudo eenel garguero quenome deja agarra esa vocanada deaire mein pide salí ninguna palavra nisi qiera pa pedí ausilio ,, por favor Chuñi no podes conmover así a las personas , tus historia te van marcando a los que aún estamos a tiempo a hacer mejor las cosas con nuestros mayores..

A: Sí pué, ay que enllenarle a los viejito del mismo amor que nos daron ello cuando éramo gurise. Un abraso, chamigo.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration