Angau Noticias

Domingo
27 de Mayo
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> Al fin. Por Chuñi Benite

Al fin. Por Chuñi Benite

E-mail Imprimir PDF
Share

Señale, lo que se dise señale, fueron aparesiendo un montón, pero me doy encuenta resién haora que eran señale. Cositas sorprendente pero que paresían casualidade nomá, o pequeños prodigio de éso que ocurren cada tanto, como cuando tirá medio sin mirar la piedrita a la laguna y te ase como quince sapito.

¿Que cuáles cosita? Y...  a ver. Dos día ante el Nautilu, el caballo del tano Sarolo, que estaba casi liquidado, pobresito, amanesió fresquito como si juera potrillo de nuebo, y el tano le abrasaba como si estubiera resibiendo a un hijo perdido. Y a la tardesita de ese día la Olga Billén, que llebaba veinte año llorando al hijo, pasó vestida llena de colore y cantando un valsesito. Nos costó darno encuenta que era ella.

Al día sigiente fue lo del Toro Mambrú, que desde su silleta de siempre dijo que no se aguantaba y que si le dejaban entrar un ratito a jugar en el partido que se avia armado en la canchita de la doce, donde los de Carmona y los caracolero empataban 7 a 7. Asia como treinta año que el Toro no jugaba a la pelo porque se le avian echo mierda las rodilla en el frigorífico. Corrió como un pendejo, iso tres golaso (el último con sombrerito y todo), lloró como un crío cuando terminó la hora y todo se le acercaron para felisitarle.

Y esa noche pasó lo de las estrella que nadie me creyó. Pero que pasó, pasó. Yo vi que se movían y chocaban como si jugaran un tejo.

Despué, ayer, la bisi andaba como resién inflada a pesar de estar casi en llanta. Yo apena apollaba los piese en el pedal y ya era como si rajara a chiquiciento kilómetro porora. Y el árbol de mango se puso más cerca de la casa. Te juro. Se puso más cerca. Y si no me creé, andá sentate en el sillón frente a la tele, a la hora que sea, y vas a ver que si la ventana está abierta ya no te agarra más el sol en la jeta. Andá y fijate si queré.

Al toque, el Caracha Torre que me dice lo de la debolución a doña Flora del Tobi. Mirá que fue como en el '87 que le avian afanado el perrito ése eh. Cómo lloraba la Flora, dice el Caracha. Y sí, pobresita, lo que sufrió por ese bichito. Ensima disen que el cambacito volbió como si no hubiera pasado el tiempo.

Pero viste, eran cosa sasí. Cosa que no eran para pensar que eran el comienso de algo o que tenían alguna coneción digamo.

Después sí, todo se empesó a presipitar nomateígo. Como cuando asés pororó, viste, y al prinsipio rebientan en la cacerola dos o tres maíse nomá pero al ratito rebientan de a cincuenta todo junto, y vó sentí cómo los pororose se van estrellando contra la olla como pidiendo a los grito que le dejen salir al esterior.

Si me preguntá a mí, lo primero que me empesó a aser "clic" en la cabesa fue lo del Julián. Y vó va desir que te miento, pero te juro por mi viejita que cuando salí por la trece a la 9 de Julio, algo adentro me dijo que iva ver algo inmenso. ¿Viste cuando jugás al fulbo y le pegá la pelo y vo ya sabé que vaser un golaso? O no es quisásmente que vó sepa, pero hay una sensación dentro tuyo, un algo que te avisa, una lus que se ensiende, un dedo que te toca el hombro y una vos interior que te dise "fijate lo que viene, prestá mucha atención", y entonse la pelo comiensa a ser una piesa del rompecabesa unibersal, una de la súltima que faltan acomodar. La sotra son el arquero que se estira, lo sotro jugadore que sigen la bocha con la mirada, el polbo que flota entre el piernerío, asta que la pelo dentra en el ángulo y vó gritá porque en la puta vida te vasa olbidar de semejante gol que te mandaste, y porque qué puta importa que te vaya a morir si isiste ese gol y qué cajeta importa la vejes si te lo vas a recordar y qué mierda importa que la Nora te halla colgado cuando vó tenía 21 y qué sorongo importa el calentamiento global lento si ya exististe, si ya isiste ese gol, ¿entendé?

Bueno, hací subí al pabimento de la avenida. Y miro a los dó lado, y cuando miro para el lado de la estación le veo al Julián bailando. No es, me digo. ¿O es?, me pregunto. Porque sucio y con la remera de Bob Marli estaba, como el Julián. Y era. Y le miro mejor, y tenía la pata. Pero la calor me lo hacía flamear un poco al Julián, y lo sauto y los cole pasaban y me cortaban la visión vamoecí. Pero cuando podía mirarle, la gamba estaba. No la botamanga del pantalón con el nudo, sino la gamba. La gamba entera. Yo miraba, lo sojo entrecerrado para que no me dentrasen la tierra que lebantaban los cole ni las gota de sudor que me bajaban del bocho, queriendo crusar de una puta ves la avenida para acercarme al Julián y verle mejor, pero sin tener la oportunidá de concretarlo. Y entonsé él me ve, y lebanta la mano, y me saluda, y se riye como nunca le vi reyir, una risa que paresía que le iva a partir la jeta horisontalmente, una risa de "lo que daría para tener más diente y poder reyirme más", y me ase hací con el dedo, hací como diciendo "¿me viste la pierna?".

¿Pero qué mierda me decía?¿Me viste la pierna o me viste esta prótisi que parese una pierna? Y, una prótisi tiene que ser, digo yo, y los auto de mierda que no me dejan salir de la trece, y el Julián que junta las mano, se riye mordiéndose los labio ahora, y mira para arriba, y ase un gesto con las mano como disiendo "güeeee, se pasan, loco, usteden se pasan", y me parese que es el Bola Medusi el que pasa con el Renol 12 y le saluda, y le grita algo, asta se frena el Bola y saca medio cuerpo por la ventanita y el Julián le abrasa, y el Bola le mira la gamba, y atrá lo sauto que se juntan le tocan bocinaso y le putean, y el Bola los manda a la mierda pero acsede y sige avansando sin dejar de desirle algo al Julián, que dise que sí con la cabesa y se sige riyendo asta con los rulo.

Y cuando logré por fin crusarme, el Julián se me jue corriendo y dejó el cantero central. Por lo cole no pude ver si se mandó para la vereda o entró a la doce, y ya no le vi, y busqué algún conocido que me dijera qué mierda era el tema, pero no avia nadie, y putiando por la calor aceleré y de nuebo me di encuenta de lo libiana que estaba la bisi, y pasando el Hospital Perrando casi me choco un taxi por estar mirando que en la vereda avia montone de enfermo riyendo y llorando, y mujere resando, pibito abrasando a sus viejo. Un paro, pensé. Otra ves un paro y sacaron los internado a la calle. Pero alguno se reyían, y una señora muy gordita estaba arrodillada al lado del puesto de churro de Carmelo, y alsaba los braso y cantaba con una vos tan hermosa que ni el descajete de un viejo cole Chaco-Corriente le podía tapar. Y del otro lado de la avenida un montón de gente miraba, y se iban juntando más.

Llegando a la Véle Sarfil ya se puso pior. En el cantero de ay, que viste que es ancho como culo de inpetora de tránsito, montone de nene y nena peladito corrían atrás de una pelo anaranjada, que estaba bastante echa bolsa pero a ello no le importaba una mierda. Corrían como esos cachorrito que viven en un departamento y nunca pisan una plasa. Corrían casi sin pensar en la pelo, sólo por el placer de correr. Eran, no sé, como cien pibe, de acá para allá, como un enjambre, con sus carcajadita rebotando en lo sárbole y en los semáforo. Alrededor avian mucha persona, sobre todo mujere, que ivan llegando y los veían, y lloraban, y se abrasaban, y se reyían.

Le vi en el despelote a la Yami Fleita, hací que me abajé de la bisi, le pregunté y me dijo con lo sojo abierto como dos faro marino: "Son los gurise de la sala de oncología del Hospital Pediátrico". Debió ver mi cara de pelotudo, de no entender nada, y me repitió la frase, esta ves sacudiéndome los hombro. "¿¿Sabé lo que é??¡Y mirá cómo corren!", agregó.

Entonse del lado de la laguna Argüello llegó como una espesie de ovasión, y nos juimo rajando para allá. En el camino le vi al Pulpo Jáuregi ablando con los tipo de la avícola a lo que le avía asaltado unos mese ante. Paresía pedirle disculpa, y los tipo le palmiaban el lomo. En el camino la encontré a la Yoli, de la mano con el Ruli. Ello andavan por ay y escucharon la ovasión. Con la vos temblando por la corrida me contó que en el centro los cana y los chorro asían una córeo bailando "Despasito" en la calle, frente al Correo, y que del otro lado, al costado del Hipotecario, avian abierto una oficina que te devolvía las bolita perdida en la infancia. Cerca del mástil avia gente de gita regalando comida y jugetes, y compartiendo tereréses con los carreros. "¿Y viste la pierna del Julián, pá?", me gritó el Ruli. Cuando iva a preguntarle a la Yoli si era una prótisi o qué, llegamo a la laguna.

Todo el parque estaba rebentado de gente, que paresía dansar suabemente bajo un inmenso techo de burbujas multicolore. Eran como pompa de jabón, pero más brillante, y tenían una fragancia suave, como de mandarina. Nos quedamo asombrado. No subían ni abajaban, y se mobían asta que en algún momento abajaban y se dejaban tocar por las gente. Un viejo, con lo sojo mojado, nos dijo: "Son la salma de los bueno, por fin se les puede ver". Y como adivinando mi pregunta, la hija o la señora de él, que estaba al lado, me dijo: "Cuando vea una alma de alguno de lo sullo, se va a dar encuenta enseguida".

No sapretamo fuerte la mano con la Yoli, el Ruli se me trepó a lo sombro, y fuimo caminando asia allá. Vi a papá, vi al tío Carlos, a mis nona, a Vicente, a Julio, al gran Patricio. Casi no avia palabras. La gente acarisiaba sus burbuja y las debolbía al aire con un beso. Nadie se avergonsaba de sus lágrima ni de su felisidá, y la multitú se iva agrandando como una marea apenas murmurante.

Para ese momento todabía no sabíamo de la maratón en la autovía de los viejito que saltaron las valla de los geriátrico, ni del brote de frutas y pane en los techo de los rancho de los asentamiento, ni que los rico estaban labando los piese de los indio y armando juegos entre los sijo de unos y otro en sus barrio, ni que en varios lugare las fuente daban leche, ni que habian huido los ladrones de estrellas, ni que los tristes bailaban a la orilla del río, ni que la tele contaba que cosas paresida susedían al mismo tiempo en todas parte del mundo, ni que las guerra y el hambre se caían del planeta como cáscaras de viejas herida, ni que la nueba Navidad era de verdad y para siempre.

 

Comentarios   

 
0 #10 Juan Olmedo 20-01-2018 17:33
Sublime, vamoecí... porque genial, o terriblemente epetacular no cabe todo el sentimiento de un letor fiel
Citar
 
 
+1 #9 Fernando Paulus 26-12-2017 11:45
Chuñi , otra vez lo mismo , uno recuperándose del lechon con cerveza y el pan dulce de 20 pesos , y vos , haciendo magia y repartiendo abrazos con palabras , hermano que el Dios grande que tenemos nos haga encontrar en esta bendita tierra , solo para saber si Julian ya tiene la zurda , y antes de salir de esta página , un enorme abrazo , Gracias gurí que el alma se limpia con tus relatos ,
Citar
 
 
+1 #8 Jorge 25-12-2017 03:30
¡¡¡Gracias por tanto!!! Se lo extraña maestro. Les deseo a todos el mejor 2018 de sus vidas. Un gran abrazo
Citar
 
 
+1 #7 Ricardo 24-12-2017 15:02
No pensaba llorar en esta Navidad. Gracias
Citar
 
 
0 #6 Luis de Uriarte 24-12-2017 14:50
“Yo sé que dentro de muchos años, cuando en esta misma noche los argentinos se dejen acariciar por el recuerdo y retornen sobre sus alas al pasado, llegarán a estos años de nuestra vida y dirán melancólicament e: entonces éramos más felices, Perón estaba con nosotros.

El día del amor y de la paz llegará cuando la justicia barra de la faz de la tierra a la raza de los explotadores y de los privilegiados, y se cumplan inexorablemente las realidades del antiguo mensaje de Belén renovado en los ideales del Justicialismo Peronista:
Que haya una sola clase de hombres, los que trabajan;
Que sean todos para uno y uno para todos;
Que no exista ningún otro privilegio que el de los niños;
Que nadie se sienta más de lo que es ni menos de los que puede ser;
Que los gobiernos de las naciones hagan lo que los pueblos quieran;
Que cada día los hombres sean menos pobres y
Que todos seamos artífices del destino común”.

Eva Perón (discurso de navidad año 1951)
Citar
 
 
+1 #5 Gustavo da Silva 24-12-2017 12:13
Gracias Chuñi
Citar
 
 
+1 #4 Ale Dezotti 23-12-2017 23:37
¡Qué maravilla! gracias Chú.
Que así sea
Citar
 
 
+1 #3 María Inés 23-12-2017 22:42
Chuñi me hiciste llorar. Sueño con una Navidad o cualquier día así. Gracias por compartir tu nota, hace que vuelva a tener ilusiones de un mundo mejor. Feliz navidad para vos, la Yoli , el Ruli y la suejra!!!
Citar
 
 
+1 #2 Diana Caminero 23-12-2017 17:14
Y si le metemos pata para que suceda Chuñi??
Citar
 
 
+1 #1 maeli 23-12-2017 15:44
¡¡Gracias por tantas pequeñas magias!!
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration

Mas leídos

Ingreso