Angau Noticias

Domingo
24 de Enero
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> Cosas que te pasan en vacaciones cuando te dan solamente una semanita y no tenés un sope (¡y con ese contratito de obra pedorro qué querés!)

Cosas que te pasan en vacaciones cuando te dan solamente una semanita y no tenés un sope (¡y con ese contratito de obra pedorro qué querés!)

E-mail Imprimir PDF
Share

Primer día:

Te levantás temprano por costumbre. Armás la Pelopincho con entusiasmo enfermizo ante la atenta mirada de tu esposa e hijos que, lejos de darte una mano, ven cómo (otro año más) se evaporan sus sueños de Brasil, Marpla, Carlos Paz o El Paso.

Y uno, transpirando como un beduino deshidratado y puteando con el sol en la nuca, hace comentarios del tipo: “Esos lugares son para los tilingos; no hay mejor lugar que el patio de tu casa.”

Al final del día, te luciste con unas hamburguesas de molida común en la parrilla y después del segundo vaso de vino tu mujer se envalentona haciéndote pedidos laborales para el otro día. La perra, en un descuido, se morfó la mitad de las hamburguesas y la noche termina con unas salchichas marca “Ladrame la panza”.


Segundo día:


Luego de un corte de luz que duró hasta las 6.25 am, tu mujer te despierta a las 7 y te recuerda las promesas de la noche anterior, selladas con la tercera botella: pintar, serruchar, clavar, martillar, etc, todo lo que tenés demorado hace un año (desde las últimas vacaciones, bah).

Por ahí pensás en voz alta que el plan no está mal y oyendo eso tu mujer se entusiasma con que le arregles la puerta de la alacena, el alambre de las ropas o el botón del baño que sigue tirado detrás del bidet, pero como estás en período de descanso, te acostás de vuelta y arrancás el día a las 12, justo para almorzar y cuando empieza El Zorro, que después enganchás con “Rosa…de lejos” por Volver. Cuando te diste cuenta, ya estás en la cama para la siesta.

Te despiertan los gritos de tu mujer porque los chicos decidieron que el techo de la parrilla es un buen trampolín. Golpes, torceduras, Pediátrico y vuelta a casa a las 21 para vaciar la pileta porque la perra decidió que el agua con lavandina es el mejor remedio para sus pulgas.

 

Tercer día:


Tu mujer cambia la estrategia y a las 9 de la mañana enciende el lavarropas, la radio, la tele, el secador de pelo, te apaga el ventilador y te corre las cortinas. Cuando vas a mear, sobre el inodoro esta la tapa del botón del baño. Como justo decidís bañarte, algo que nunca hacés a esta hora, no le das bola y meás en la ducha, pero cuando creíste que zafaste, sobre la mesa del comedor están todas las herramientas esperándote como en la Feria del Usado.

Para que no pierdas tiempo, tu mujer ya te hizo los mates y amaga ordenarte las tareas pero con gentileza: “Qué lindo sería si me arreglás esto primero así yo puedo hacer esto y lo otro y bla, bla, bla”. La cantinela te sigue hasta el patio, donde el tendedero de las ropas es una masa informe de alambres de púas herrumbrados a la espera de tus sabias manos de ex convicto.

Le decís que te falta comprar una pavadita para que quede mejor. Que vas y venís. Para comprometerte, ella te pide “traeme pan cuando vuelvas”. Terminás cayendo a las 23.18, luego de ver a tu mamá que te invitó a comer y dormir la siesta, a tus amigos del fulbito (¡otros secos también de vacaciones!)y a una “amiga del laburo” que te encontraste justo, justo, y que te comentó las cosas que pasaron en la oficina mientras vos no estabas.

Cena con “El muro infernal” y mosquitos que te matan “porque la tela metálica sigue rota, ya te dije mil veces”.

 

Cuarto día:


Amanece lloviendo. Tu mujer no puede entender cómo, después de tanta sequía, llueve justo cuando estas de vacas. Igual no se achica y pensando en todas las tareas “bajo techo”, esta vez te pone el botón del inodoro al lado de las chancletas, cosa que cuando te bajás de la cama sepas qué es lo que tenés que hacer.

Mala maniobra: no sabés con qué mierda del aparato ese te hincás y te sangra. “Una pavada”, dice tu mujer, pero suficiente como para que te quedes el resto del día en la cama con la pata arriba de un almohadón y vendado como si aterrizaras recién desde Irak.

Luego de unos movimientos tortuosos de cables y conexiones raras, y ante la “alegría” de tus hijos, conseguís que te lleven la tele al dormitorio… y el almuerzo, los teres, la cena… Te enganchás viendo al mismo tiempo Terminator 2 en Telefe y “Sexo salvaje” por Discovery (por los tandas de Telefe). Se te arma un kilombo en el mate con el zapping y ponés el horóscopo de Crónica para “nivelar”.

Tu mujer, durmiendo en la pieza del más chico. El más chico durmiendo en la pieza del más grande. Y el más grande sacando a la perra de la Pelopincho con una picana.


Quinto día:

Te levantás tarde otra vez. Tu mujer, haciendo mandados. Los chicos demuestran la fe ciega que te tienen y se fueron a la pileta de la Muni y al Jaime Zapata a hacerse la revisación médica. La bruja te manda un mensaje y te dice que se queda a comer en lo de su mamá. Los pendex se dispersan en casas de amigos. Este será el único día en que estarás solo. ¡Ah sí! Música, Pelopincho, teres…pero la música de tu vecino se pone más fuerte y molesta.

Te colgás del muro para putearlo y te encontrás con la hija, tomado sol en pelotas y dormida. Luego de una breve mirada de 38 minutos a su culo Reef, tu vecino te sorprende con “si le sacás una foto te dura más”.


A la tarde, arrugado, insolado y puteando para que la perra no se meta al agua, te quedás sin Cligth de Pera (¡shit!). Con 45º a la sombra, sin remera, en cortos y ojotas, agarrás la Zanellita y salís, hundiendo la panza hasta quitarte el aire y con las marcas cagadoras de la remera en los brazos y el cuello, justo para encontrarte con las amiguitas de tu vecina (¡pedazo de carne, joder!) que desde la vereda te miran con asco cuando le tirás tu famosa sonrisita ochentosa, que dura lo suficiente como para distraerte: en la esquina los zorros te piden casco, cédula, carnet, matafuegos, baliza, monotributo, vacuna contra la Fiebre Amarilla y la antitetánica (por el herrumbre de la cincuentita).

Terminás negociando la multa con un Marolio de Naranja y una botella de hielo que tenés que acarreársela a los pedos, pasando de vuelta delante de las amiguitas de la vecina que, para reírse mejor, llamaron a tu vecino (camarita digital en mano), su hija y unos 15 parientes recién llegados de Bariloche.


Sexto día:

Tu mujer te levanta y te dice que, entre todas las cosas que hay para arreglar, ella a esta altura solo te pide que arregles el botón del baño. Que te olvides del resto, pero “eso ni aunque sea te pido, che”.

Después de tomar uno mates y dedicarle un “sí, sí, ya arranco”, salís al patio y se te ocurre, debido al exceso de Animal Planet, que tu perra jode con la Pelopincho porque no tiene cucha. Así que armás un espacio sobre la mesa y con mate renovado te pasas el día entero proyectando, dibujando, midiendo, borrando, limpiando las manchas del mate volcado sobre el plano…volviendo a proyectar, dibujar, medir, borrar…

El final del día te encuentra poniéndole crema en el lomo al más chico, que parece disfrazado de tomate perita en llamas, y viendo Boca-San Lorenzo desde Marpla. Tu hijo llora porque ve la previa del partido que se emite desde la playa, la tribuna repleta, otro verano muerto, mientras vos le metés más crema y le largás un “eso te pasa por boludo”.

Tu mujer, juntando en la parilla todos los planos, dibujos y papeles varios de tu genialidad incomprendida e inconlusa mientras putea a la perra que se tiró de panza a la Pelopincho desde el canterito de la Santa Rita.


Séptimo día:

Con excelsa cara de orto, la bruja está lavando ropas y vos querés romper el hielo cebándole unos mates, ni bien te levantás. Ella te recuerda que son las 13.55. Puteás contra todo el mundo porque “¡así el día no me rinde si me dejan dormir tanto!”.

Lo peor se viene cuando te acordás que el capítulo de El Zorro hoy era crucial y te lo perdiste: ¡el Capitán Monasterio está seguro de que Don Diego es El Zorro!

La siesta te encontrará sacando a la puta perra de la pileta y puteando porque “¡siempre soy yo el único boludo que tiene que limpiarla, siempre! ¡Y ya mismo la estoy desarmando, qué tanto joder!” La cara de orto de tu mujer (y de los pibes ni hablar) seguirá hasta bien entrada la tarde-noche, hora en que, mientras plancha tu ropa del laburo para el otro día, comenzará a reír inexplicablemente cuando le tires un “cómo me van a extrañar mañana, ¿eh?”.


El octavo día debería arrancar con la sarta de mentiras que contás en tu laburo acerca de lo maravilloso de tus vacaciones. Será para la próxima.

Pepe Argento (¡Gracias por la colaboración, Pepe!)

 

 

Comentarios   

 
0 #16 Celestita 28-01-2009 03:27
Creo que hay para todos eh????
Porque yo me tomé 15 días de vacaciones y rellené paredes, pinté la casa entera, compré los muebles que faltaban y los armé, colgué lámparas, colgué cuadros, colgué cortinas, colgué estantes... y casi cuelgo a mi marido!!!

ADMINISTRADOR: Pobre santo, che.
Citar
 
 
0 #15 lusinho 26-01-2009 13:30
un retrato muy fiel de lo que pasa en una casa cuando los jefes de familia estan de vacaciones pero no hay un mango para viajar. las mujeres se quejan de nuestro machismo pero ellas nos ponen en ese papel cuando piensan que naturalmente tenemos dotes de plomero, electricista, albañil y todos los demas oficios solo por ser hombres y la verdad chicas es que no sabemos nada grabensellooooo oooo
Citar
 
 
0 #14 Mejavi 26-01-2009 11:46
Por todos los motivos argento me tomo las vacaciones a partir del primer dia habil de marzo para no joder con la pelopincho que los malditos perros la masticaron y como el presupuesto es ajustado arreglar con parche de poxi y ya esta joya aunque pierda y que no me importe que sameep me pusiera el medidor si total estamos en sequia, en realidad nose que mide.
La jermu que me venga con arreglos para que si lo que hago esta mal mas barato me sale pagar a un pariente de mil oficios con menos monedas que el quisoco de enfrente.
Citar
 
 
0 #13 el sei 26-01-2009 04:30
..

jajajajajaja.

Buenisimo!.

Yo creo que la limpieza de la pelopincho, rankea en el podio de los motivos de divorcio en verano, seguida de cerca por las miradas indebidas a las voluptuocidades femeninas en la playa y solo superado por aquellos suicidas que no se sacuden la arena antes de entrar a la casa de veraneo.

(http://elsei-magazine.blogspot.com)
Citar
 
 
0 #12 gerardo 24-01-2009 22:48
me encanto, y no lo veo con un final triste como dijo una lectora, creo que son las pequeñas derrotas de la rutina que, rodeadas de cariño al fin y al cabo, son pequeños triunfos que hacen a la vida de cualquier familia donde los lazos de amor tambien se alimentan de eso
Citar
 
 
0 #11 Luque 23-01-2009 22:16
me cague de risa con eso que es tan cierto de cuando tu esposa quiere que si o si le arregles algo y te entra a perseguir poniendote la cosa que tenes que arreglar en los lugares en qeu sabe que si o si las vas a ver ajajaja que guachas son
Citar
 
 
0 #10 basilio 23-01-2009 22:15
muy buena la descripcion jaja el que diga que no vivio algo asi alguna vez miente descaradamente
Citar
 
 
0 #9 Alexia 23-01-2009 11:38
Pepe querido,eso de los Argento no es ir de vacas!
Y yo,no puedo celebrar una mujer que se ría al final del relato,después de tanto despotismo hacia el marido!
Yo,soy Alexia,la misma que le escribió al lector Estratos Varios,que TRATO SUPER BIEN A MI MARIDO,aunque no se lo merezca.
Soy una "eslabona perdida".No vienen más minas como yo.Lo ayudo en su laburo,cocino(B ien,rico,no pavadas),estoy siempre "presentable",u so lencería erótica cuando se presenta la ocasión,estoy a su mismo nivel intelectual,le soy fiel...y EL...creo que ama más a su nueva pc portátil que a mi,jajaja.
Me gusta mucho todo lo que escribís en este portal.Soy tu fana,Pepe.Un beso.

ADMINISTRADOR: Mucha fidelidad y qué se yo, pero andás besando tipos en los portales.
Citar
 
 
0 #8 gordo valor 23-01-2009 10:25
ESTA NOTA ESTA RELACIONADA CON OTRA DE ESTA MISMA
PAGINA "EXISTE EL AMOR PARA TODA LA VIDA" Y ES UNA
DE LAS CAUSAS PARA QUE MI VOTO SEA NO POSITIVO.-
LAS VACACIONES SE HICIERON PARA RASCARSE LOS
BOLAS, CHUPAR BIRRA, MIRAR LOS PARTIDOS DE VERANO
Y DORMIR HASTA LAS 10 DE LA MAÑANA , HORARIO EN QUE
LA BRUJA SE PONE A HACER RUIDO CON LAS CACEROLAS.-
A PROPOSITO HAY ALGUNA CURA PARA EL INSOMNIO DE
LA SIESTA????

ADMINISTRADOR: Te podemos reenviar el boletín de prensa del gobierno provincial y el de la muni. En tres minutos y medio estás roncando.
Citar
 
 
0 #7 pepe argento 23-01-2009 08:34
Alexia: Me extraña que, como mujer, no te hayas dado cuenta. ES UN FINAL FELIZ, fijate que la mujer del tipo termina riéndose.

Por otra parte, disculpá si leí mal, vos decís "para los que tampoco podemos ir de vacas?". Los Argento tampoco se van de vacas, como sugiere el texto.

Si entendí mal, contame, así puedo saber cómo continuar la historia de esta familia joya-joya.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration

Mas leídos

Ingreso