Angau Noticias

Jueves
29 de Octubre
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> Averno Pub - Mesa 17: ¿Cuál fue la gran cagada que te mandaste cuando eras pibe?

Averno Pub - Mesa 17: ¿Cuál fue la gran cagada que te mandaste cuando eras pibe?

E-mail Imprimir PDF
Share

La infancia da cierta impunidad (cuando hablamos de la infancia custodiada, no de la que vemos deambular a la deriva, claro), pero eso no implica que uno zafe de todas las cagadas. Vos, cuando eras pibe, ¿cuál fue la cagada mayor que te mandaste?

O al menos contanos cuál fue la que más recordás, y si tuvo alguna consecuencia (léase tongueada paterna, puteada de vecino, etc).

Y ahora no te mandes la cagada de no hacer un comentario, eh.

 

Comentarios   

 
0 #15 Ramoncito 02-03-2009 19:31
Te portaste bien hasta hoy ... maurizzzzzZ !!! ... :-):-):-)

Ahora ya sos uno de los nuestros !!!

Guarda, que viene Irene !!!
Citar
 
 
0 #14 maurizzzzzZ 02-03-2009 13:03
jaja muy buenas todas las historias....

yo, una vez le puse una araña de juguete en el hombro a mi vieja,
simulando que cayo de un arbol, cuando la vio nose si le subio o le bajo la presion, pero termino en el suelo...

ese dia casi nace mi hermano "sietemesino" en el patio de mi casa (por suerte aguantó y llego a los 9 nomas)

ke paliza esa vez.... nunca me voy a olvidar----

despues me porte siempre bien... je
Citar
 
 
0 #13 Ramoncito 01-03-2009 17:42
Lo mío era más en joda. Año 79, Juzgado Federal en la esquina de casa y con un milico con ametralladora (tipo PAM, eso no era joda), firme como rulo de estatua en la puerta simpre. Yo tenía un rifle de aire comprimido que me había regalado un tío (un Slavia, checoslovaco, de 4 y 1/2, nadie lo tenía). Yo bajaba la persiana hasta que la abertura tuviera 3 o 4 cm. de alto, dejaba pasar un rato ... y después le pegaba dos o tres chumbos de aire comprimido (casi no se escuchaban los tiritos con ese rifle, después me enteré que lo usaron mucho en la selva de Tucumán), pero ... le pegaba al escudo de arriba, al de la entrada al Juzgado ... eso era algo así: ¡BLAM! ... ¡BLAM! ... ¡BLAM! ...

JUUUAAA !!! Milico "cuerpo a tierra" y quilombo de sirenas de patrulleros para todos lados, día por medio !!! (obvio, martes y jueves yo iba a inglés y no aprendía un carajo porque mi profe era tan tetona que no la podía mirar a los ojos ... mi mirada siempre iba para abajo, ¡¡¡Qué MONTAÑAS CELESTIALES, DIOS MÍO !!!).

Ahora que lo pienso ... no rispeté lá autoridá ...

... si ven a alguien detrás de Irene rumbo al Confesionario ... soy yo ... ténganme piedad angaucera ...

Y ... mándenme al Averno con mi ex - Profe ... cómo extraño cuando cruzaba las gambas la muy guacha ... ¡4 p*jas al toque!
Citar
 
 
0 #12 cacho 01-03-2009 06:23
tenia alrededor de 16 o 17 años, y vivia con mi abuela, la misma tenia una floreria, cierto sabado vestido y listo para salir al boliche, me dice,: tenes que quedarte que hay que hacer corona (arreglo floral para los difuntos), con mucha bronca me dirijo al patio de mi abuela,(lugar de donde sacabamos las ramas de los arboles para armar las coronas), llevaba una tijera de podar de acero bastante pesada, cuando el gallo del gallinero se me hacerca y como todo buen guardian comenzo a defender su gallinero, me ataco con picotasos y reboloteos, yo con mucha bronca logre separarme a una distancia suficiente donde la tijera de podar hizo lo propio con la cabeza del gallo, ni siquiera hizo y ruido al caer, quedo quietito y totalmente muerto. lo acomode en un rincon como si estuviese dormido. y me fui.
al dia siguiente ,me despierta mi abuela diciendome que estaba triste porque el gallo preferido de ella se habia muerto de viejo.
tengo 27 años y una familia, pero creo que si mi abuela se entera de esto, igual me va a castigar.

ADMINISTRADOR: Y encima el asunto, por lo que contás, todavía no prescribió.
Citar
 
 
0 #11 Waldo 28-02-2009 19:04
Jo jo jo, excelente tema, vamos a seleccionar... En la primaria (decada del 70), en el Don Orione en Barranqueras, la Comisión de Padres organizaba festivales folklóricos para recaudar plata, nos llevaban para acomodar las sillas plegables de madera, cómo odiaba eso, una tarde antes que llegue la gente, terminada la tarea, con tres "compañeritos" dos de los cuales eran mellizos, uno fue conductor de noticiero en la tele, empezamos a escupir en una silla, la encharcamos de un multicolorido tal que nadie la usaba, la veían y la dejaban, hasta que una pareja se acomoda cerca, le piden a su hijo (habrá tenido 5 años) que lleve esa silla vacía... vino el nene, apoyó su pecho en el asiento y la levantó... aún recuerdo cuando esa gente se mandó mudar del colegio.

Otra del cole, los cajones de bebidas se apilaban al lado de la entrada, en los recreos agarrábamos un botella de vidrio de gaseosa, salíamos al patio delantero, íbamos hasta la reja que daba a la cancha de futbol de la iglesia, allí en la pared había un clavito donde la destapábamos, después, devuelta al cajón la botella... nunca se enteraron que eramos nosotros los chorizos de gaseosas...

Y la más fuerte... cuando le gritábamos palometaaaaaa!! !!!! (y nos escondíamos) a una chica muy conocida en la city portuaria, obvio que era por el perfil de su cara, la mina hervía de la bronca y no sabia quiénes eran... palometaaaaa!!! ! en la calle, en los corsos, en el colectivo... hasta en la playita en Corrientes, ese día nos vinimos y quedó uno de los vagos, desde la costanera le gritaba a la otra que estaba en la playa... palometaaaaa!!! !! hasta que le tocan en el hombro y le preguntan ¿vos sos el que grita palometa? y ahí nomás le embocó una piña de aquellas, el castigado es hoy abogado del foro... el agresor... hijo ya grande de una famosa otorrino...

Jua Jua... qué recuerdos... y hay más todavía
Citar
 
 
0 #10 comandante sandi 28-02-2009 16:09
siempre fui tuerca, jugando carrera con el changuito de 4 ruedas donde estaba mi hermanita de 1 año, tome mal una curva y derrape mal, perdiendo el copiloto (mi hermanita) que fue a parar a la cuneta, cuando la saque por suerte respiraba, y la pase a mi hermano y subi al techo, estube arriba 4 horas hasta que vino mi papa del laburo, pero cuando baje y me descuide, mi mama me realizo la toma preferida de ella que consistía en revolearme agarrada de mi cabello. jamas me pego pero esa toma era fatal, no deja marcas.
Citar
 
 
0 #9 DOSSO MILA 27-02-2009 19:04
Las que recuerdo, que no se si fueron las peorees:

1- El gallinero de mi casa lindaba con el de la vecina de la vuelta. Un día sus patos (nosotros solo teníamos gallos,galllina s y pollitos) pusieron huevos en un nido pegadito al alambrado que separaba ambos galllineros.

Metí la mano y fui "robando" uno a uno no se si cuatro o cinco huevos. Cuando mi vieja me descubrió, los puso cuidadosamente en una bolsa de papel madera, me tomó "culcemente de las orejas" y "dulcemente" asida a ellas me llevó por la calle.

Volteamos la esquina, golpeamos en la casa de la vecina y recité la lección previamente aprendida: "vengo devolverle los huevos que le robé y a pedirle perdón".

La señora se sonrió y me acarició la cabeza mientras me decía que no tenía importancia, solo era una travesura. No sabía como sonsolar mis lágrimas que rodaban a raudales...no por el robo de los huevos sino por la oreja que mi madre no soltaba ni ahí.

En casa y penitencia: a escribir cien veces "no debo robar nunca nada a nadie", "no debo robar nunca nada...", "no debo robar nunca...", ¡100 veces y con letra prolijita!, en un cuadernito que teníamos para la ocasión cada uno de los hermanos.

2- Un día mi viejo me pescó a la siesta gritándole a un vecino de mierda: "¡Viejo comegente!", "¡"viejo comegente!". De un mamporro me sentó de traste junto al aljibe y luego al consabido cuadernito: "Debo respetar a los otros"...aunque sean comegentes, agregaba yo con letra recontrachiquit a, lo cual me obligó a repetir la penitencia sin comentarios personales.

3- En un galponcito donde mi padre guardaba celosamente sus herramientas, nos encerramos una siesta con mi hermano y ¡dale que va a probar todas al unísono en un entusiasmo paroxístico: martillos, serruchos, taladros, haciendo agujeros, bollos y dentelladas en cuanta lata o cajón encontrábamos.

El bochinche fue tan infernal que despertó a los viejos. No hubo cuaderno ni nada: "¡A dormir ya, sin merienda y sin cena, mocosos atrevidos, y guay que se escuche una sola palabra!".

Por lejos fueron la tarde y la noche más eternas y pesadillescas de la infancia, las peores... (Comparadas con las que sobrevinieron y vienen por los cachetazos de la vida, aquellas sólo suenan a hermosos recuerdos)
Citar
 
 
0 #8 BB 27-02-2009 19:03
tenía 11 años y para seguirle la corriente a una vecinita mayor que me gustaba, Vicky, le hacía el aguante cuando ella fumaba, una siesta sentados en la vidriera de la tienda de mi vieja, carlando y compartiendo el pucho como los mejores, no advierto que mi vieja me estaba mirando desde adentro, lo peor es que yo era el que estaba justo de turno con el pucho en la boca, y Vicky, que la vio venir a mi vieja, se hizo la pelotuda y me dijo "no quiero mas, espera que ya vengo", y se borró dejandome solito.
Fue una cagada inolvidable, mi vieja me llevó adentro, me sacó la ropa y con unas varitas de casuarina recien cortada me levantó el cuero de punta a punta, todavía reuerdo el ruidito suisss...flík!, suisss...flík! suisss...flík!.
Ese día tuve dos dolores, el desengaño de una mujer que al ver que se venía la noche me dejó solo, y la cagada de perro huevero que me dio la vieja.
Sin dudas me dolió mucho mas la de la vieja... por años no quería mirar siquiera una colilla en el piso.
Citar
 
 
0 #7 JuanBolas 27-02-2009 14:01
cagada que todavia recuerdo...
era muy chico, y tratando de imitar un capitulo de mc giver (hacia un iman golpeando un metal) hice pelotas la llave de mi casa, encomendada por mi madre...no recuerdo el castigo,pero todavia recuerdo la cagadota que me mande
Citar
 
 
0 #6 Tano 27-02-2009 13:14
YO otra vez,es que me acorde de otra.
Nuevamente el escenario es la casa de mi infancia,desde chico senti pasión por investigar y descubrir como funcionaban las cosas,sobre todo aquellas que estuvieran relacionadas con la electricidad,me pasaba horas en un galponcito(otro clasico de la epoca)que, que casa no lo tenia,y desarmaba y armaba ventiladores,pl anchas y todo cuanto anduviera por ahí,tratando de descifrar que tarea realizaba cada parte para que aquel dispositivo realizara la tarea para la que fue creado.
Un dia llegan a mis manos unos auriculares de esos que se usaban en los aviones de guerra,metalico s y misteriosos y pregunto a mi cuñado(que fue el que me los rajo) para que servian,luego de la axplicación me fui con ellos al garage de la casa y pense que con ellos podria escuchar el sonido de la corriente electrica de la casa(cosa que hacia tiempo me intrigaba),me los coloque y me acerque a un tomacorriente y enchufe los dos cables(que para mi suerte no tenian la ficha que va en la punta).Del patadon que me dieron los 220 volt no me olvido mas,me cai de espaldas y en la caida se desconectaron los auriculares y aqui estoy,que macana no pude escuchar el sonido de la corriente electrica.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration