Angau Noticias

Lunes
10 de Diciembre
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> Averno Pub - Mesa 20: ¿Cuál fue tu peor papelón?

Averno Pub - Mesa 20: ¿Cuál fue tu peor papelón?

E-mail Imprimir PDF
Share

¿Te caíste a la mierda en medio de una reunión más o menos solemne?¿Estornudaste y te rajaste un pedo entre desconocidos?¿Te lanzaste con una mina seguro de que había onda y rebotaste como nunca?¿Te mandaste una cagada histórica en el laburo?

Andáaaa, no te hagas, que todos alguna vez quisimos que  se abriera un hoyo en la tierra y cayéramos hacia el centro del planeta. No pierdas el tiempo haciéndote el perfecto, y contá lo tuyo.

 

Comentarios   

 
0 #35 la avispa 25-10-2009 15:00
Nadie cree en esta historia hasta el día de hoy.
Llego a mi casa después de una tarde terrible en la oficina, vine apurado porque en 10 minutos tenía una reunión con gente que apenas conocía, ahí en mi casa, mi esposa había salido, llego voy al baño a orinar, saco al amigo y empiezo, en eso siento un ardor terrible y punzante ahí EN LA PUNTA, miro y no lo podía creer UNA AVISPA NEGRA ME PICO LA PUNTA, nooooo me revolqué del dolor, no sabía si reirme o llorar, le metía gua fría, y el dolor era cada vez peor, entre que estoy gritando en el piso tocan el timbre: era la gente de la reunión, noooo!
transpiraba mientras todos hablaban y no podía contenerme, hasta que vino mi esposa, como le explico lo que pasó?
La hisotria siguió en femechaco, donde se me cagaron de risa el enfermero y seguro por dentro la doctora que me atendió...
Todavía esta historia es motivo de discuciones y diversas conjeturas de lo erdaderamante sucedido esa noche... pero esta es la verdad!

ADMINISTRADOR: Pero ya que entraste con un nick, ¿por qué no contás la verdad? Dale...
Citar
 
 
0 #34 en el banco 25-10-2009 14:54
Mi sucedido habrá causado risas en el guacho de seguridad del banco Quilmes de ese momento. Es que pasé a la zona de cajas de seguridad del banco, dentro del tesoro, el tipo del banco me acompaña abre una portaza de acero será, y me dice: cdo termines me avisás, cierra todo y quedo allí, el tema es que lo mío era guardar un sobre, 2 minutos ya estaba para salir, el tema era como mierda la aviso al tipo si estoy enserrado en el tesoro del banco! no había ventana, puerta, timbre, nada! excepto una camarita de seguridad.. después de 10 minutos como gil haciendo nada empecé a saltar frente a la cam... y nada .. nada! a la media hora, yo ya me esperaba una larga noche.., habren la puerta: el tipito del banco, huy me olvidé de vos! no hay problema le dije y me esfumé lo mas rapido que puede del banco.
Citar
 
 
0 #33 Zaida. 20-10-2009 08:52
En secundaría, moría de amor por un profesor. Él muy amable y señorito. Una noche (íbamos a la comercio turno nocturno), a la salida, un compañero me llevaba a casa. De pronto apareció un auto detrás y nos perseguía. La pena fue saber que no era por mí, sino por Juan !!!!!

ADMINISTRADOR: ¡Ups!
Citar
 
 
0 #32 Zaida 20-10-2009 07:48
En secundaría, moría de amor por un profesor. Él muy amable y señorito. Una noche (íbamos a la comercio turno nocturno), a la salida, un compañero me llevaba a casa. De pronto apareció un auto detrás y nos perseguía. La pena fue saber que no era por mí, sino por Juan !!!!!
Citar
 
 
0 #31 Celeste I 19-10-2009 08:36
Desde los 9 años hasta los lejanos 18 años( hoy cuento 31 buaaa) fui nadadora de competicion, en la ultima temporada tuve un desgarro en la cintura pero bue dicho esto a mi vieja ella de una patada al traumatologo placas y demas yerbas ...Cuando tenia que sacarme las placas radiograficas me hacen quedar en ropa interior c una bata encima nomas (todo bajo la atenta mirada de mi madre !) pero yo me habia dejado puestas las botitas kickers esas populares marroncitas claras y JURO POR MI VIDA que escucho que la indicacion del radiologo fue "sacate el calzon" ,pense este tipo es un idiota para hablarme asi , la miro a mi vieja inmutable bue.....voy al biombo pum vuelvo sin bombacha y cuando vuelvo me pregunta el radiologo nena que entendiste????? que te saques el calzado te dije vos q te fuiste a sacar????? A esta altura cabizbaja de color fluo fui a recuperar mi bombacha sacarme las botitas y tratar de no escuchar las risas de mi madre y toda la sala de rayos del Sanatorio Chaco!!!!!

ADMINISTRADOR: ¡Jaaaa, memorable, Cele!
Citar
 
 
0 #30 Largo pero vergonzoso 05-04-2009 10:00
Para todo hay una primera vez. Un día –hace de esto varios años– me encontré en una de esas situaciones fundacionales en las que uno, aferrado al estuche de su guitarra, trepa como un experto la escalerita del avión que lo traerá de Aeroparque a Corrientes.

Aunque la gente no me daba pelota yo sentía que el nuevo deporte nacional era mirar al boludo de la guitarra, un completo novato en el arte de subirse a un avión. Para ocultar el estupor empecé a hacerme el canchero. En esos casos nada mejor que poner cara del que suma mentalmente las millas de vuelo que tiene acumuladas, así que mientras revoleaba los ojos como contabilizando en el aire cientos de localidades transoceánicas y fruncía el ceño para precisar los nombres de los países más exóticos, llegué a mi asiento.

Hay que decir que cuando uno está especialmente ocupado en parecer relajado no hace más que meter la pata. Es una ley universal. Me senté y puse la guitarra entre mis rodillas y el respaldo de la butaca de adelante, en un hueco poco menos que imposible. Un segundo después decidí cambiar de táctica y pararme, pero la propia guitarra me lo impidió. Con menos compostura que al principio levanté una pierna haciendo gala de una elongación que no tenía, con la vaga pretensión de rodear el obstáculo y volver a ese pasillo que ahora parecía un sendero inalcanzable. Me sentía sofocado y me enfurecía que el señor que estaba justo del otro lado dejara la revista que estaba leyendo y se dedicara a sopesar maliciosamente mis contorsiones. Cuando finalmente pude salir, tomé dulcemente la bordona y puse en marcha el Plan B: ensartarla en el ínfimo porta-cositas que está sobre los asientos.

Si antes no había logrado llamar la atención del resto de los pasajeros, ahora había buenos motivos para que hasta el personal de a bordo reprimiera las carcajadas. Con el rabillo del ojo los vi codearse y, posiblemente, apostar. Sólo cuando la estructura de plástico del portaequipajes y el frágil encolado de la guitarra empezaron a crujir, la azafata (nunca confíen en una azafata: es la que te dice que está todo bien mientras el avión se está precipitando en caída libre desde diez mil metros de altura) tomó el micrófono y dijo: “se ruega a los señores pasajeros utilizar las gavetas superiores sólo para ubicar su equipaje de mano y objetos pequeños”. Eso era para mí. La muy yegua estaba a cuatro metros pero en vez de acercarse y hablarme bajito prefirió divulgarlo por los parlantes. Nunca confíen en una azafata.

“Ok”, pensé mirando la guitarra con un odio insondable, “vamos a tener que viajar juntos”.

Con todo y la vergüenza que apenas se había disipado, lo peor sobrevino en pleno vuelo cuando por alguna razón decidí que era imperativo orinar. Con la poca dignidad que me quedaba crucé la barrera de miradas y me metí en el baño, pero al querer salir salir me encontré con otro problema: la puerta no era una “puerta” sino un complejo dispositivo articulado con varias placas verticales unidas entre sí. Si uno movía de cierta forma la perilla, un mecanismo interno activaba la sincronización de las placas y el mecanismo cedía con un suave “psssss”.

Obviamente nunca descubrí en qué consistía ese movimiento (las instrucciones estaban sólo en inglés y las flechas y los dibujitos eran como un puzzle), así que empecé a sacudir la puerta y después a patearla hasta que al final se abrió. Desde luego, todos los pasajeros me estaban esperando. Por las sonrisas de complicidad sospeché que les estaba regalando el vuelo más divertido de sus vidas.

Ya no tenía que disimular. Lo único que quería era llegar a Corrientes, sublime destino desde el que podría venirme lo antes posible a Resistencia. Aún así y aunque parezca una secuencia de “Tonto y Retonto”, antes de aterrizar juro que volví a entrar al baño... y me volví a quedar encerrado. Sí, no me digan nada... No me digan nada...

ADMINISTRADOR: Todavía hoy, los pasajeros de aquel vuelo, cuando van a tomar uno nuevo, miran entre el resto de los viajeros que esperan embarcar, si no está el muchacho de la guitarra. Algunos, incluso, al constatar que no está, devuelven el pasaje.
Citar
 
 
0 #29 trulala 01-04-2009 10:16
Petooo, no habra sido porque la lechuga era arrepollada??
lo unico que saco en claro es que ss vegetariano.-
Citar
 
 
0 #28 LUISCHACO 01-04-2009 06:29
LOS COMENTAR5IOS ESTAN MUY BUENOS, NO PARO DE REIRME Y DE LLORAR DE LA RISA, LOS ESTOY LEYENDO EN VOS ALTA PAA LOS COMPAÑEROS DE OFICINA
Citar
 
 
0 #27 Silvina 30-03-2009 08:32
De nada Vero.....era un aporte para que nos riamos con propiedad...:D
Citar
 
 
0 #26 La Vero 30-03-2009 01:19
Gracias Silvina por la corrección.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration