Angau Noticias

Martes
26 de Enero
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> Al margen: ¿En qué momento se terminó la infancia?

Al margen: ¿En qué momento se terminó la infancia?

E-mail Imprimir PDF
Share

No siempre sucede, pero a veces sí. Para algunos, la infancia tiene un final bien definido. El momento en que una fantasía se desvanece, la revelación de un secreto que se roba la mitad de la magia, un golpe que avisa que la vida no es sólo risas y descansos antes de otras risas.

O, en otros casos, uno no advierte que la infancia terminó, pero algo nos notifica, de repente, que ya no somos niños, aunque no sepamos bien en qué punto el camino cambió de nombre.

¿Te acordás?

 

Comentarios   

 
0 #16 El Marucho 25-10-2013 23:52
Mientras revisaba viejos artículos me topé con éste, que es una verdadera joya. Los comentarios son tan auténticos que puedo sentir la melancolía de sus autores tan contenta de echar a rodar... ¡Lo que se están perdiendo quienes no pasaron por acá!

A: Gracias, Marucho.
Citar
 
 
0 #15 la colo 03-05-2009 07:15
creo que a mi se me fue la infancia en el preciso momento en que una madrugada escuche el ruido de las monedas de mi alcancia de NEURUS ( el malvado de la historieta de super hijitus) Era mi mama que como el dia anterior se me habia salido un diente, y seguro habra sido tipo 28 del mes justo cuando el DINER escasea.
Fue ahi cuando me di cuenta que el RATON PEREZ no existia y que mi medre en un intento de que mi fantasia de ratones y reyes magos perdurara,movio al profe neurus y zaz! se me fue la fantasia.
Ahora de grande tengo otras, pero ese es otro tema jajaja
Citar
 
 
0 #14 ACOR 02-05-2009 05:24
definitivamente se me termino la infancia cuando un dia abri la revista Gente y aparecia Flavia Palmiero tomando sol en bikini, si, la mismisima con la q cantaba "la ola ola ola esta de fiestaa..." desde ese momento deje de mirar ese programa,...y empece a leer revistass...jej ejeje
Citar
 
 
0 #13 La Vero 28-04-2009 02:26
Error Sr. Administrador, a los 24 jugaba con el Ken.

ADMINISTRADOR: ¡Ohoh!
Citar
 
 
0 #12 La Vero 27-04-2009 02:38
uy!!! yo recuerdo muy bien ese día.
Mis padres nunca me obligaron a crecer, me permitiron quemar bien la etapa de mi niñez.
Por lo tanto, yo tenía 14 años y seguía jugando a las barbies con mis vecinitas. Le fabricábamos ropa, y nos pasábamos toda la tarde cosiendo en la vereda. O andando en bici, y viendo quien duraba mas tiempo haciendo la vertical por la pared.
Pero un día, después de la cena de noche buena, y para no ir a dormir tan temprano, armé toda la casita de las barbies, hecha con muros de zapatillas, zapatos, ojotas y alpargatas viejas. Después de tanto trabajo, no me dieron ganas de jugar, me pareció aburrido, y las guardé definitivamente y para siempre.

ADMINISTRADOR: Decí la verdad: ya tenías 24, ¿no?
Citar
 
 
0 #11 rubén0001 25-04-2009 20:38
Alabanza a mi hermana
Por Wislawa Szymborska

Mi hermana no escribe poemas
y es improbable que de pronto comience a escribir poemas.
Le viene de su madre, que no escribía poemas,
y de su padre, que tampoco escribía poemas.
Bajo el techo de mi hermana me siento a salvo:
nada impulsaría al marido de mi hermana a escribir poemas.
Y aunque suene como un poema de Adam Macedonski,
ninguno de mis parientes se ocupa de escribir poemas.
En el escritorio de mi hermana no hay poemas viejos
ni nuevos en su bolso.
Y cuando mi hermana me invita a cenar,
sé que no tiene intenciones de leerme poemas.
Hace magníficas sopas sin esfuerzo,
y el café no se derrama sobre sus manuscritos.
En muchas familias nadie escribe poemas,
pero cuando lo hacen, rara vez es sólo una persona.
Algunas veces la poesía fluye en cascadas de generaciones
que ocasionan temibles corrientes en las relaciones familiares.
Mi hermana cultiva una prosa hablada decente,
pero toda su producción literaria está en tarjetas postales veraniegas
que prometen la misma cosa cada año:
que cuando vuelva
me contará todo,
todo,
todo.


Qué tendrá que ver, ¿no? Nada, que siempre lo leí como una nostalgia sobria y dolorida de la infancia. Pará mí el poema se llama "alabanza a mi infancia", a cuando éramos iguales y podíamos y queríamos contarnos todo-todo-todo (ahora, nada tiene la sorpresa ni el misterio que lo justifiquen, y hay alguna cosas que dan vergüenza). Y un poquito de envidia por los que se mantienen inocentemente más cerca de la infancia que uno, como la hermana de doña Wislawa.
Citar
 
 
0 #10 DOSSO MILA 23-04-2009 20:10
Aquella mañana de domingo en que vi a mi viejo cargar mi valijita en la estanciera.

Subir, sentir el motor ponerse en marcha..., mi mamá desde el jardín sacudiendo lentamente las manos en algo que sonó muy a “nunca más”, con una sonrisa entre tristona y feliz...

Yo sin poder dejar de mirarla hasta que se perdió su figura y se
desdibujaron los contornos de mi casa, el guayabo de las siestas, el cocotero...y luego un interminable viaje en silencio , la cabeza vuelta siempre hacia mi pueblo que se perdía, chiquito y borroso tras la niebla de la polvareda y mis lagrimones que mojaban la pecherita del vestido más lindo que mi madre me había puesto...

Y luego, la ciudad. Tan hostil entonces para mi, tan monstruosamente desierta, las formas del hogar que no eran las del mío, ningún jardín con malvones, margaritas, lirios, aquella habitación tan fría y sin ventanales, el ropero viejo...

Laa noche, la noche que no dormí, sin mi ventana desde la que en mi entrañable Puerto Tirol divisaba en la oscuridad la luna entre los árboles, el rumor del tajamar, el susurro áspero de las hojas del guayabo movidas por la brisa...

Y los últimos lagrimones, el llanto apretadito contra esa almohada que no era la mía, el deseo incontenible de levantarme pero comprender al instante que ya no estarían mis hermanas, ni la pieza de mis viejos atravesando el pasillo...

Hasta que se secaron las lágrimas y quedó mi infancia para siempre anclada en Tirol.

Cuando regreso, de tanto en tanto, creo aún ver mi figura de niña flacuchenta contemplando las aguas espejadas de la laguna, o la veo correr descalza con una bolsita hacia la panadería de Don Moisés, cuyos olores vuelven mientras desgrano el recuerdo, recién horneadito el pan, las galletas, los bollos dulces que el viejo bonachón me regalaba de yapa.

Así, tan simple y porque sí murió mi infancia

Así, tan simple y porque sí, vive en algún lugar de mí donde todavía juego a la rayuela buscando el cielo prometido.
Citar
 
 
+1 #9 elnene 22-04-2009 13:19
Es un tema de conversación en el grupo de compinches; yo tengo, por mi experiencia, la teoría de que la infancia se termina totalmente cuando perdes a tu viejo y a tu vieja, mientras ellos viven siempre tenes a la infancia al lado, cuando se van si se terminó del todo para siempre.-

ADMINISTRADOR: Está buena la teoría, suena verdadera.
Citar
 
 
0 #8 Ro! 22-04-2009 07:03
comparto con Celestita... uno de los momentos en que dejas de ser chico es cuando empezas a festejar tu cumpleaños a la noche, ya sin globos ni bolsitas ni piñatas, ni tarjetas.... y ya casi nadie te trae regalos...

ADMINISTRADOR: ¡Pero no, tontita, si acá tenemos tu tren eléctrico!
Citar
 
 
0 #7 bag frog 22-04-2009 05:57
yo ...me di cuenta cuando a los 16 ....( ya había tenido sexo con
empleadas y primas mayores ) Entramos a una casa
abandonada para hacer espiritismo (en serio!! éramos muy boludos...queri amos ser poseídos por jimmy hendrix ) a las 15hs de la tarde....y un comando de drogas peligrosas rodeo la casa,...pensaro n que eran traficantes o que se yo "la pelicula"... tiraron, tiros al aire.Y salimos llorando como nenas.decí que entendieron nuestra inmadurez y nos dejaron ver la tele .
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration

Mas leídos

Ingreso