La camioneta baleadaFoto redes
La camioneta baleada./Foto: redes.

 Un joven de 19 años que estaba por salir de vacaciones con amigos fue asesinado a balazos que le dispararon mientras circulaba con su camioneta por el partido bonaerense de Lanús, y los investigadores buscan al dueño de un taller mecánico y a su hijo a quienes los familiares del fallecido acusan de haber concretado el crimen como venganza tras una relación conflictiva que mantuvo la víctima con la hija de los sospechosos.

La víctima fue identificada por los investigadores policiales y judiciales como Enzo Gabriel Capis (19), cuya camioneta, una Ford F100 que estaba cargada con dos motos en la caja, recibió 10 impactos de bala, dos de los cuales impactaron en el abdomen del joven conductor y le provocaron la muerte.

En tanto, los investigadores ya ordenaron la captura de Víctor Liway, conocido como «El Mecánico», y de su hijo Leonardo Liway, de 19 años, a quienes al menos un testigo -cuyo testimonio fue incorporado al expediente- los vio persiguiendo a Capis en dos automóviles Volkswagen Bora.

Lo que se sabe del crimen

 El crimen de Enzo se registró el sábado pasada la 1 de la madrugada, cuando a bordo de una camioneta Ford F100 de color verde, chocó contra un poste de luz ubicado en la intersección de las calles José León Suárez y Benito Pérez, en la mencionada localidad del sur del conurbano bonaerense.

Esa secuencia quedó registrada en un video de una cámara de seguridad, donde se observa que Capis se desvía de su marcha, se sube al cordón de la vereda e impacta.

Enzo Capis Foto redes
Enzo Capis. /Foto: redes.

Los vecinos alertaron de inmediato al 911 y los policías que llegaron al lugar determinaron que el conductor tenía dos heridas en la zona del abdomen y que la camioneta tenía la marca de diez orificios de bala.

La camioneta quedó con el capot levantado por el impacto, con el parabrisas dañado y arriba de la caja llevaba dos motocicletas que acababa de cargar porque tenía planeado salir pocos minutos después de vacaciones.

“Estaba con su familia porque se estaba por ir de vacaciones. Una vez que guardó las cosas en la camioneta fue a cargar nafta. La familia notó que no regresaba y al rato se enteraron de que le dispararon”, dijo a Télam un investigador.

La pesquisa comenzó a despejarse minutos más tarde cuando un testigo que declaró en la causa dijo que vio a dos Volkswagen Bora, uno conducido por Liway, y el otro por su hijo, Leonardo (19), persiguiendo a la F100 de Enzo.

“El testigo indicó que le venían disparando”, aseguró la fuente judicial, quien explicó que esa misma persona indicó a las personas que conducían los autos porque los conocía del barrio.

La investigación

 Los investigadores de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) Lanús-Avellaneda y de la comisaría de Villa Diamante lograron obtener las imágenes de cámaras de seguridad y determinaron que el ataque a balazos ocurrió a 400 metros de donde se produjo el choque, en la esquina de las calles Pilar y Darwin, en jurisdicción por una cuadra, de Villa Fiorito, partido de Lomas de Zamora.

“En una de las cámaras se ve un solo vehículo que lo perseguía. La camioneta da marcha atrás y allí recibe los disparos. Luego se escapan del lugar”, afirmó.

En ese sitio, los peritos encontraron y resguardaron como evidencia dos vainas servidas 9 milímetros, que serán clave en caso de que se secuestre algún arma de ese calibre para un eventual cotejo balístico.

Tras el impacto, el joven de 19 años fue trasladado de urgencia por una ambulancia hacia el hospital Evita, ubicado a unos cuatro kilómetros de lugar del siniestro.

A raíz de las heridas de bala que presentaba, los médicos del centro de salud intervinieron quirúrgicamente a Capis, que a las pocas horas falleció.

Los investigadores determinaron luego, en base a las declaraciones de familiares y testigos, que Capis había trabajado como mecánico en el taller de Liway y que había mantenido una relación sentimental con la hija de su jefe, una adolescente de 16 años.

Un investigador indicó a Télam que la principal hipótesis es que el homicidio de Capis pudo estar ligado a una venganza o conflicto vinculado a esa relación sentimental, ya que a principios de este mes, los familiares de Capis denunciaron que Liway atacó a balazos el frente de la casa en la que viven, hecho que fue denunciado y que está siendo investigado por la Justicia.

Bajo esa línea investigativa, durante las últimas horas se realizaron tres allanamientos en busca del «Mecánico» Liway y de su hijo Leonardo: el primero en una vivienda de Villa Fiorito y otros dos en domicilios de Lanús, aunque dichos procedimientos dieron resultado negativo.

El tetsimonio de la familia

 Dalma Capis, hermana de Enzo, aseguró esta mañana que Liway padre “decía que nos iba a recagar a tiros», y denunció a través de un posteo en la red social Facebook la agresión que había sufrido el pasado 2 de febrero cuando se encontraba en la puerta de su casa.

«Intento de homicidio cuando estábamos tomando mates en la vereda. Apareció este asesino y efectuó alrededor de doce disparos. V. L. fue quien efectuó los disparos y L.L su hijo, fue cómplice porque manejaba el vehículo. Hirieron a Magali Capis de un balazo en la pierna, Valentina Capis con un balazo en el brazo y a mí con una perforación en el tobillo y en el pecho. Hoy la podemos contar pero estos asesinos no pueden seguir sueltos. Cualquier información concreta es de ayuda para que paguen lo que causaron», había posteado Dalma hace 24 días.

La hipótesis del crimen por venganza, vinculado a la relación sentimental que mantuvo tiempo atrás Capis con una hija de Liway, fue aportada por los mismos familiares de la víctima y por otros testigos y amigos del joven asesinado.

Por otro lado, Verónica, la mamá de Enzo, manifestó su tristeza por lo ocurrido y pidió que el asesino de su hijo «pague por lo que hizo».

«Mi hijo era un niño. Era mi vida, era especial, era mi bebé. Este desgraciado (por Liway) me lo sacó. Mi otro hijo de ocho años no puede creer que mataron a su superhéroe. Él no se merecía morir», relató entre lágrimas.

A continuación, la mujer agregó: «Yo no le enseño a mis hijos a matar gente. Cuando él (por Liway) pasó a tirotear mi casa, pasó manejando con su propio hijo».

Por último, el padre de Enzo Capis dijo que le «robaron un pedazo de vida» y le exigió a la Justicia que detengan al sospechoso.

«Hasta ahora sabemos que hubo ciertos procedimientos que no ubicaron a estas personas. Hoy quiero estar a favor de la Justicia, sé que esta gente se mueve a la madrugada. No tenemos intención de vengarnos, estamos sufriendo mucho dolor», dijo el hombre.

La causa por el crimen de Enzo es investigada por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del Departamento Judicial de Avellaneda-Lanús, a cargo de la fiscal María Fernanda Wilhelm, quien caratuló el hecho como «homicidio» y tomó las primeras medidas del expediente.

Fuentes judiciales confiaron a Télam que es probable que la causa será remitida al Departamento Judicial de Lomas de Zamora, jurisdicción en donde ocurrió el ataque, que finalizó en un distrito vecino.





Fuente Telam