Foto Prensa
Foto: Prensa.

Organizaciones sociales, gremiales y políticas iniciarán este miércoles la octava edición de la denominada Marcha por la Soberanía del Lago Escondido, ubicado en la provincia de Río Negro, en «defensa de la soberanía nacional» y en rechazo a la derogación de la ley de tierras.

La manifestación partirá a las 9 desde las calles Moreno y Onelli, en San Carlos de Bariloche, pasará por el Centro Cívico de esa ciudad y, desde allí, se dirigirá hacia el paraje El Foyel, para emprender por el Camino de Tacuifí el último tramo a Lago Escondido, donde se encuentran terrenos del magnate británico Joe Lewis.

Entre las organizaciones convocantes de esta nueva marcha se encuentra la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), la Federación Nacional Territorial (FeNaT), la CTA Autónoma, el Movimiento Somos Barrios de Pie, el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE); el Frente Popular Darío Santillán (FPDS) integrante de la UTEP; el sindicato docente UnTER y de la Corriente Clasista Combativa (CCC).

La fotgrafa de Tlam Alejandra Bartoliche fue agredida en la marcha del ao pasado Foto Prensa
La fotógrafa de Télam Alejandra Bartoliche fue agredida en la marcha del año pasado. Foto: Prensa

El pasado 5 de febrero, un grupo de unas 30 personas -denominada columna Juana Azurduy- de distintas organizaciones había emprendido la marcha desde Mailín Ahogado (Río Negro) por el trayecto más largo y complejo para acceder al lago, pero debieron regresar el domingo por las malas condiciones del camino.

«El Gobierno y la Justicia de Río Negro mienten. El único camino posible para llegar a Lago Escondido es el de Tacuifí», dijo Rodolfo Aguiar, secretario general de ATE, en declaraciones a la prensa.

Las organizaciones sociales reclaman la apertura del camino vehicular por Tacuifí, a la altura del paraje El Foyel.

Foto Alejandra Bartoliche
Foto: Alejandra Bartoliche.

El año pasado, la séptima Marcha por la Soberanía a Lago Escondido finalizó con graves incidentes entre quienes protestaban y empleados de la estancia de Lewis, quienes atacaron a manifestantes y periodistas montados a caballo, a rebencazos y piedrazos.

En esa ocasión, nueve manifestantes y una fotoperiodista de la agencia Télam, Alejandra Bartoliche, fueron retenidos durante horas y agredidos por peones rurales que respondían al magnate británico Joe Lewis. La agresión denunciada por las organizaciones ocurrió cuando los manifestantes intentaron ingresar al Camino del Tacuifí, uno de los accesos al Lago Escondido, prohibido para el tránsito público desde hace años.

Al presentar la edición de este año, el secretario general de ATE, Rodolfo Aguiar, rechazó la derogación de la Ley de Tierras contenida en el DNU 70/2023 del presidente Javier Milei al señalar que se pretende «seguir beneficiando a los grupos económicos trasnacionales, profundizando el proceso de extranjerización de la tierra y el saqueo de los recursos naturales».

Foto Pepe Mateos
Foto: Pepe Mateos.

En ese marco, hizo mención también al «rol de lobby de los lugartenientes de Lewis, articuladores de reuniones entre funcionarios judiciales, políticos y empresarios, desde donde se definen políticas y se planifican ajuste e impunidad».

«La apropiación ilegal por parte de Lewis de miles de hectáreas de tierra y de un lago en zona de frontera lesiona gravemente la soberanía de nuestro país. Esta marcha cobra más sentido que nunca para defender los intereses nacionales y no nos tenemos que dejar intimidar por estos multimillonarios que afuera son delincuentes y acá se creen los grandes señores», remarcó finalmente Aguiar.





Fuente Telam