San Clemente Foto Prensa
San Clemente / Foto: Prensa

Mar Chiquita, Arenas Verdes, Necochea y San Blas son algunas de las ciudades más populares que se ubican a lo largo de los 1.200 kilómetros de playa de la Costa Atlántica bonaerense, con paisajes naturales agrestes y lugares solitarios, convocantes eventos culturales y una dinámica vida nocturna, entre más propuestas que la sitúan como el principal destino turístico de los argentinos para veranear, según informó la Subsecretaría de Turismo de la Provincia de Buenos Aires.

Uno de los sitios más atractivos de la costa es el partido de Mar Chiquita, de costas agrestes, aguas dulces y saladas, bosques y campos, y donde cada una de las localidades que la integran presenta un encanto particular.

Santa Clara del Mar, Playa Dorada, Santa Elena, Atlántida, Camet Norte, Mar de Cobo y La Caleta proponen «postales memorables» a lo largo de 67 kilómetros de playas, indicó el organismo a cargo de Soledad Martínez a través de un comunicado.

Y destacó a la reserva de biosfera Parque Atlántico Mar Chiquita, reconocida como Reserva Mundial de Biosfera por la Unesco, como un sitio ideal para acercar a los niños a la naturaleza, conectarse con la vegetación de la zona e iniciarse en la observación de aves».

Otra ciudad es Arenas Verdes, en el partido Lobería, que se emplaza entre el mar y el campo, con una amplia variedad de actividades que invita a relajarse y a degustar los sabores tradicionales de la región, pero que también incluye la adrenalina del surf, entre más deportes acuáticos.

Mar Chiquita Foto Prensa
Mar Chiquita / Foto: Prensa

El balneario Arenas Verdes se extiende por 37 kilómetros de costa con playas amplias y espacios vírgenes, y las dunas forestadas bajan hasta el mar, transformando el paisaje en un paraíso agreste.

Sumado al frondoso bosque de la ciudad, declarado Paisaje Protegido de Interés Provincial y que se presta para el senderismo, pasear en bicicleta, acampar y avistar animales, el río Quequén -que recorre todo el partido- es el sitio elegido por pescadores.

Hacia el sur de Arenas Verdes, las 14 localidades balnearias del partido de La Costa, que se despliegan a lo largo de casi 100 kilómetros de playa, regalan un paisaje marítimo que convoca al descanso, pero también a la aventura.

San Clemente del Tuyú, Las Toninas, Costa Chica, Santa Teresita, Mar del Tuyú, Costa del Este, Aguas Verdes, Lucila del Mar, Costa Azul, San Bernardo, Mar de Ajó, Nueva Atlantis, Pinar del Sol y Costa Esmeralda, se distinguen con propuestas singulares para todos los públicos.
 

Además del mar, en San Clemente del Tuyú se puede disfrutar de un complejo termal, del oceanario Mundo Marino y del Faro San Antonio; Santa Teresita, con su Club Hípico y la réplica de la Carabela Santa María, también es escogido por amantes del golf y del tenis; entre las atracciones principales de Mar de Ajó se destacan el casino y el autódromo; y Las Toninas cautiva por su laberinto único.

En tanto, Necochea ofrece 64 kilómetros de costa arenosa, construcciones históricas que rescatan el pasado aristocrático, el Parque Lillo, una reserva de 640 hectáreas y un faro desde el cual se puede obtener una vista panorámica de la ciudad.

Nechochea Secretaria de turismo Necochea
Nechochea / Secretaria de turismo Necochea

La ciudad también propone paseos imperdibles como Costa Bonita, Bahía de los Vientos, la Cueva del Tigre, Balneario Los Ángeles, Lago de los Cisnes, Médano Blanco y el Monumento a las Islas Malvinas, que se suman a la variada oferta de deportes náuticos, que incluye rafting, kayak, wakeboard, surf, y pesca, y al puente colgante del río Quequén Grande.

Al sur de Buenos Aires comienzan los paisajes típicos de la región Patagónica, con ambientes marinos, enclavados entre pastizales y arbustos.

Santa Teresita
Santa Teresita

Bahía San Blas, la ciudad balnearia más austral de la provincia, se destaca por su riqueza ictícola, que la convierte en el paraíso de pescadores y su reserva natural, Área Protegida Costero Marina, es una de las mejores alternativas para el avistaje de flora y fauna autóctonas, safaris fotográficos, paseos en 4×4 y los deportes náuticos. Al lado, el caso histórico de Carmen de Patagones, su ciudad cabecera.





Fuente Telam