Foto Gustavo Amarelle
Foto: Gustavo Amarelle.

El Gobierno aclaró que el proyecto de ley presentado por diputados de La Libertad Avanza (LLA) en el Congreso para derogar la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), sancionada en 2020, «no es parte de la agenda» del presidente Javier Milei.

El vocero presidencial, Manuel Adorni, dijo en su habitual conferencia de prensa en Casa de Gobierno que esa iniciativa «no está impulsada» desde el Poder Ejecutivo.

«No es parte de la agenda del Presidente, no es decisión del Presidente y no está impulsada (la iniciativa) de ninguna manera por el Poder Ejecutivo», afirmó Adorni acerca del proyecto.

El presidente Milei no impulsa la derogación de la ley IVE, aseguró el vocero Adorni

VER VIDEO

El proyecto de la diputada de LLA, Rocío Bonacci, firmado también por el presidente de ese bloque, Oscar Zago, propone derogar la ley IVE, que permite interrumpir el embarazo hasta la semana 14 de gestación, y vuelve a imponer penas a las mujeres que soliciten hacer esa práctica médica.

El proyecto de ley de derogación del Aborto recién se puede debatir en el período de sesiones ordinarias que empieza el 1 de marzo, cuando se conformen las comisiones de Legislación Penal, y Género y Diversidades, ya que la comisión cabecera ya está armada y es la de Legislación General que encabeza Gabriel Bornoroni (LLA).

Rechazos al proyecto

De todos modos, no será fácil avanzar en el debate ya que los bloques de Unión por la Patria (UxP) y la UCR no quieren que se vuelva a tratar ese proyecto que se debatió en el 2018, cuando fue aprobado por Diputados y rechazado por el Senado, y en el 2020, cuando finalmente se convirtió en ley.

La UCR tiene decidido no aceptar que se reinstale el tema si el oficialismo quiere «imponer ese tema en la agenda parlamentaria» y para eso tiene la llave del quórum que tienen que reunir las comisiones, señalaron voceros parlamentarios.

La principal bancada opositora Unión por la Patria rechaza tratar de plano esa iniciativa y la mayoría de sus diputados son partidarios de mantener la ley del Aborto.

El proyecto fue diseñado por Bonacci, y lo firman además de Zago, Benedit Beltrán, María Fernanda Araujo, Lilia Lemoine y Manuel Quintar.

La iniciativa no solo propone impedir el aborto, también impulsa una inhabilitación especial a los médicos, cirujanos, parteras o farmacéuticos que «abusaren de su ciencia o arte para causar el aborto o cooperaren a causarlo» e incluso no habilita el aborto en caso de violación como lo establecía el Código antes del 2020 y solo permite esa práctica médica cuando «existe en riesgo la vida».

«No es parte de la agenda del Presidente, no es decisión del Presidente y no está impulsada (la iniciativa) de ninguna manera por el Poder Ejecutivo»Manuel Adorni

La presentación del proyecto generó un amplio impacto en la opinión pública ya que su sanción también dividió a la sociedad, entre los denominados verdes y celestes, y al Congreso Nacional, donde se votó con ajustadas mayorías en el 2020 y en el 2018 había sido rechazado por el Senado.

En un posteo que realizó en la red social X en las últimas horas, Bonacci aclaró que el proyecto para derogar la ley IVE es una iniciativa propia y «no del Poder Ejecutivo» que encabeza Javier Milei.

Foto Eliana Obregn
Foto: Eliana Obregón.

«El proyecto es mi iniciativa, no del Ejecutivo y ha sido puesto a la consideración del cuerpo que integro. Defiendo la vida. Ni más, ni menos», publicó la diputada esta madrugada en la red social.

Por su parte, la diputada de UxP Mónica Macha, una de las impulsoras de la ley del Aborto, publicó en la misma red «Aborto legal. ¡Si es Ley! Y es nuestra. La defenderemos porque no pueden morir mujeres y personas con capacidad de gestar en abortos clandestinos».

«No retrocederemos ni un paso atrás. Somos marea verde, feminista y solidaria», agregó.

Desde la bancada de Hacemos, la diputada nacional Margarita Stolbizer (partido GEN) consideró hoy una «provocación» el proyecto y añadió que desde el oficialismo «buscan pudrir cada vez más» la situación política y social.

«Es una provocación que en medio de lo que se está discutiendo el oficialismo busque derogar la Ley IVE. Buscan pudrir cada vez más», interpretó la legisladora en declaraciones a Radio Con Vos.

Por su parte, la diputada radical Karina Banfi rechazó el proyecto de La Libertad Avanza y señaló en una publicación: «Gente, no va a pasar».

Foto archivo
Foto: archivo.

Desde Unión por la Patria, la diputada nacional por la provincia de Entre Ríos Carolina Gaillard se pronunció en el mismo sentido y expresó: «No daremos un solo paso atrás en materia de derechos de las mujeres».

Desde su cuenta su cuenta personal, Gaillard indicó que las mujeres están «más firmes que nunca para defender una ley que se construyó a fuerza de militancia, participación activa del feminismo organismos de derechos humanos y el cuerpo de miles de mujeres que murieron por la clandestinidad».

Por su parte, la diputada nacional Myriam Bregman (PTS/Frente de Izquierda) manifestó que con la iniciativa contra el aborto legal «se ve a diputados de La Libertad Avanza desesperados por volver a usar a la reacción patriarcal como elemento aglutinador, ahora, siendo gobierno y en medio de tarifazos, ajustes y una inflación desatada».

También se expresaron organizaciones que militaron en favor de la ley de legalización del aborto y rechazaron el proyecto para derogar la ley de la Libertad Avanza.

La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito expresó su rechazo: «A días de la gran derrota política del gobierno de Milei en el Congreso, se presentó un proyecto con la intención de derogar la Ley 27610 de acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo».

«Nos quieren distraer reabriendo este debate saldado para no ocuparse de lo urgente: el hambre y la desocupación. Ya lo hemos dicho y lo repetimos, ni un paso atrás sobre nuestros derechos. No pasarán. Es ley, y va a seguir siendo ley», señaló.

Desde el colectivo Ni Una Menos, en tanto, repudiaron la iniciativa presentada por algunos diputados de la Libertad Avanza y advirtieron que «a esas provocaciones le contestamos con mayor organización, por eso convocamos a una asamblea para el miércoles que viene en ATE, de cara a organizar un paro feminista este 8 de marzo, masivo, transversal y en unidad».





Fuente Telam