La sede portea del FNA de la calle Alsina al 400
La sede porteña del FNA de la calle Alsina al 400

Exdirectores del Fondo Nacional de las Artes (FNA) advirtieron que un eventual cierre del organismo sería «desconocer cuál debe ser el papel del Estado en el apoyo a la cultura» e «ignorar los estupendos resultados obtenidos durante más de medio siglo» en la gestión de dicha institución, en una carta pública difundida hoy.

Así se pronunciaron referentes de la cultura que condujeron diversas áreas del FNA entre 2007 y 2023, a un día del inicio del debate del proyecto de ley ómnibus en un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados, en el que, entre otros artículos, se postula la disolución del Fondo.

María Negroni (directora de Letras del FNA entre 2019 y 2020), el artista plástico Eduardo Stupía (director de Artes Visuales en 2018), el guitarrista Juan Falú (director de Música en 2015) y la escritora Liliana Heker (quien formó parte del directorio durante la presidencia de Héctor Valle) son algunos de los firmantes.

En el documento remarcaron que proponer el cierre del organismo constituye «una ignorancia colosal y absoluta acerca de la base técnica que puede autofinanciar al FNA».

“Quienes firmamos esta carta hemos integrado, en diferentes épocas y gobiernos, el directorio del Fondo Nacional de las Artes. No compartimos necesariamente las mismas posiciones políticas. Tampoco tenemos ideas idénticas en otras materias”, comienza el texto.

Entre las destacadas personalidades que adhirieron al documento figuran Diana Saiegh (directora general entre 2019 y 2023), Inés Sanguinetti (directora del Área de Arte y Transformación Social en 2019), Fernando Farina (director de las Artes Visuales entre 2007 y 2016), Juan Javier Negri (a cargo de Derecho de Autor en 2017) y Andrés Duprat (actual director del Museo de Bellas Artes).

«La relación que nos une nació casi exclusivamente de nuestras respectivas tareas al frente de ese organismo, cuya excelencia y transparencia queremos destacar. Siempre nos impactó la calidad, importancia y variedad de las iniciativas y proyectos sometidos por los artistas argentinos al FNA para ser financiados o subsidiados y por la eficiente tarea de su personal en la evaluación correspondiente», escribieron en la carta pública.

Además, remarcaron: «Jamás tuvimos el menor atisbo de algún sesgo ideológico que cerrara la puerta a los artistas merecedores de apoyo ni encontramos resistencias o sugerencias para denegar o dirigir la asistencia que el FNA podía ofrecer».

«Cerrar ese organismo implica desconocer cuál debe ser el papel del Estado en el apoyo a la cultura e ignorar los estupendos resultados obtenidos durante más de medio siglo. Implica también una ignorancia colosal y absoluta acerca de la base técnica que puede autofinanciar al FNA», resaltaron.

Finalmente, reconocieron «la crisis económica que aqueja a la Argentina», pero exhortaron a la opinión pública a «tener bien en claro que el dinero que, durante sesenta y seis años el FNA dedicó al fomento de la cultura y de las artes jamás fue quitado a otras actividades esenciales (como la salud y la educación pública) a las que el Estado debe brindar atención».

El proyecto de ley ómnibus que el presidente Javier Milei envió al Congreso prevé recortes en Cultura, el cierre de FNA y también del Instituto Nacional de Teatro (INT). Desde que se conoció el alcance de la iniciativa, gran parte de la comunidad cultural está en estado de alerta y realizó varios pronunciamientos en contra de las medidas.

En este contexto, está previsto que personalidades del arte y trabajadores del área participen mañana de una movilización en defensa del FNA y a favor de su continuidad, en Alsina 673, en una convocatoria lanzada por UPCN, que subrayó que «el sector cultural genera un valor agregado de 1,8% con sólo el 0,2% del presupuesto nacional».





Fuente Telam