Angau Noticias

Jueves
13 de Mayo
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Locales >> Pobreza, un buen negocio que disciplina y derechiza

Pobreza, un buen negocio que disciplina y derechiza

E-mail Imprimir PDF
Share

La pobreza es una de las instituciones m√°s estables dentro del r√©gimen capitalista y en la actualidad todos quieren sentarse a comer en la ‚Äúcaza de los pobres‚ÄĚ.

Desde Bergoglio a Moyano, desde el mismísimo Kirchner hasta Yasky, el tema de la pobreza acumula palabras en cantidades abundantes, transformado el tema en un recurso electoral más, cuya función es suplantar el debate sobre la crisis económica y sus responsables por un cosmético cambio del "modelo".

La pobreza se ha vuelto una moda en la discusión de los poderosos, pero no para resolverla, sino para frenar la incidencia que provocaría una intervención violenta de las masas pobres en un panorama político caótico e irrespirable para un clima de buenos negocios.

La pobreza, pese a su insalubridad para quienes la padecen, siempre ha sido un gran negocio para la burgues√≠a en el poder. Dota de mano de obra barata a los capitalistas industriales, de mano de obra esclava a los terratenientes y oligarcas del campo, de clientes a los partidos pol√≠ticos del r√©gimen, mientras vac√≠a a las escuelas y llena de feligreses a las iglesias; por eso, todo r√©gimen de explotaci√≥n bendice a la pobreza y lanza grandes llamamientos saludando ‚Äúa los que menos tienen‚ÄĚ.

Que el capitalismo denuncie la pobreza, haciéndola un objetivo electoral o golpista tampoco es nuevo.

El crecimiento ‚Äúescandaloso‚ÄĚ de la pobreza (palabras del Papa) tiene consecuencias directas en el pensamiento de los sectores medios con una conciencia refractaria a la ascensi√≥n de razonamientos sociales humanistas por fuera de lo que marca su libro ‚ÄúDiario‚ÄĚ de entradas y salidas.

No hay nada mejor que azuzar el tema de la pobreza, y la violencia inherente a los sectores marginados del sistema, para que el profesional, el almacenero, el trabajador cuentapropista, el progre ‚Äúnac & pop‚ÄĚ y el artista cool & chic luchen fervientemente por permanecer dentro sistema.

El temor a volverse pobre interviene ‚Äúderechamente en los ciudadanos‚ÄĚ que se disponen voluntariamente a ser carne de ca√Ī√≥n de los intereses derechistas, mientras mitigan sus angustias con ansiol√≠ticos de venta cada vez m√°s libre.

Permanecer ‚Äúdentro del sistema‚ÄĚ tiene un alt√≠simo costo, que se paga tanto en efectivo como psicol√≥gicamente y culturalmente.

El pastillaje auto-disciplinario, que bate r√©cords de consumo en nuestro pa√≠s, no s√≥lo beneficia a los laboratorios multinacionales: act√ļa como un dique a la libre creaci√≥n, adormece la esperanza, anula el esfuerzo y angustia la rebeli√≥n; el temor a la pobreza hace el resto.

La pobreza disciplina a los sectores medios, que no están dispuestos a luchar en contra de los verdaderos responsables de este flagelo centrados en su preocupación por la custodia de sus bienes. Parece mentira, que apenas tres décadas atrás todo un sector de la clase media haya dado su vida para luchar, armas en mano, contra la angustiante pobreza social; mientras que ahora, se haya decidido a cambiar sus armas (sean ideológicas o de fuego) para mitigar su subjetividad vulnerada, por el rivotril.

El empobrecimiento constante, provocado por un sistema en crisis terminal, vuelve prudente al ‚Äúprogresismo‚ÄĚ de los sectores medios, que han dispuesto la retirada de cualquier escenario de lucha, en defensa de la democracia burguesa.

No s√≥lo son pobres los ‚Äúpobres‚ÄĚ

Entre los explotados la batalla es otra. El ‚Äúcontrato laboral libre‚ÄĚ oculta la ficci√≥n de la competencia por el puesto de trabajo asalariado libremente elegido.

La burguesía estimula la demanda entre los desposeídos: la decreciente oferta de puestos de trabajo hace que la masa de salarios baje en una forma proporcional al crecimiento de la tasa de ganancias..

La lucha por el puesto de trabajo es la verdadera lucha de ‚Äúpobres contra pobres‚ÄĚ. Bajo el capitalismo la pobreza no es una opci√≥n, es una pol√≠tica de acumulaci√≥n de capital.

La burgues√≠a se jacta sobre la existencia de una verdadera batalla de pobres contra pobres, intentando demostrar la estupidez que rodea los actos sociales populares, como si ella perteneciera a una tribuna neutral, como si fuera una simple espectadora que se dedica a predicar moralmente sobre los efectos de la barbarie social que ella misma provoca. Sin embargo, lo que se ve, es que la verdadera batalla se da entre los millonarios due√Īos del poder. Cristina Kirchner llam√≥ a hacer un padr√≥n de ricos; el imaginario popular no tard√≥ en ubicarla encabezado la lista.

La burgues√≠a ha hecho de la pobreza un acto policial. La pobreza, se discute en t√©rminos de seguridad, ya que √©sta, ‚Äúconduce a la violencia‚ÄĚ -el progresismo en este sentido sirve de estructura ideol√≥gica para estos argumentos- pero, la barbarie social, no est√° formada por los actos de violencia individual de algunos pobres sino por la renuncia al ejercicio de la ‚Äúviolencia colectiva‚ÄĚ en contra de la pobreza.

San Cayetano, la CTA y Bergoglio

La Iglesia argentina, a partir de la bajada de l√≠nea papal, intenta transformarse en una instituci√≥n que est√© por encima de los intereses ‚Äúparticulares‚ÄĚ de la oposici√≥n y del oficialismo. En una situaci√≥n de crisis econ√≥mica como la actual (que en nuestro pa√≠s ha tomado un marcado car√°cter pol√≠tico) cualquier puja llevada a fondo entre los partidos del r√©gimen provocar√≠a graves fracturas en el campo de los sectores dominantes, que podr√≠an ser utilizados por los trabajadores y el pueblo pobre para intervenir con fuerza sobre la arena pol√≠tica. La iglesia, buscando la forma de representar esa unidad que controle que los intereses desbocados de unos y otros, se ha lanzado a una campa√Īa desenvuelta para frenar los reclamos sociales y encorsetar la protesta social.

No se diferencia en esto de la propia burocracia sindical y, vaya la paradoja, San Cayetano logró unificar los libretos de unos y otros.

El viernes 7 de agosto se realizaron en la capital dos concentraciones por dem√°s significativas, exigiendo ‚Äújusticia social y distribuci√≥n de la riqueza‚ÄĚ. Una fue encabezada por la Central de Trabajadores Argentinos, donde Hugo Yasky, en franca competencia con el papa Benedicto, denunci√≥ el hambre en Argentina y pidi√≥ un subsidio universal por hijo. La otra la encabez√≥ el cura Bergoglio, defensor de los genocidas del ¬ī70, que se refiri√≥ casi con id√©nticos t√©rminos al ‚Äúesc√°ndalo del hambre‚ÄĚ.

Las diferencias entre unos y el otros, es que mientras el cura estaba auspiciando la colecta anual de la iglesia, en la que es socio con el grupo Noble y el diario La Nación, de paso vendía ideología de derecha; mientras que Yasky, a fuerza de puro discurso y sin un plan de lucha a la vista, hacía como que luchaba detrás de la perorata progresista.

Las marchas de la CTA tienen como objetivo: la personer√≠a jur√≠dica de la central y el posicionamiento demag√≥gico frente a sus representados para facilitarle las cosas al kirchnerismo. Las concentraciones religiosas, buscan el posicionamiento de la iglesia en la etapa pol√≠tica que se abre, marcada por la ofensiva derechista que baja desde Centroam√©rica (golpe de Honduras). Pero, en √ļltima instancia, expresan las convicciones comunes de ambas burocracias: la clerical y la sindical.

Sindicalistas y curas ricos, trabajadores pobres

Seg√ļn datos del propio Indec, a junio de 2009, el salario deber√≠a ubicarse en 1703,4 pesos, mientras que Moyano y Yasky firmaron en el Consejo del salario, por un sueldo m√≠nimo que no supera los 1500 (los trabajadores precarizados cobran un salario por debajo de los 800 pesos, es decir que trabajan para ganar por debajo de la l√≠nea de la indigencia)

Esta realidad no es nueva, ya que desde hace décadas el salario se fue convirtiendo en la principal variable del ajuste.

La burocracia gremial ha convertido la cuestión salarial en un campo de negociaciones políticas y económicas, y de beneficio personal con la patronal, y para eso tuvo que recurrir a mil maniobras destinadas a deformar la composición del salario y hacerlo algo indefinido.

Los aumentos salariales del √ļltimo periodo, que la burocracia firm√≥ con complacencia en paritarias, no s√≥lo no han logrado romper est√° inercia sino que la han profundizado. Los trabajadores son cada vez m√°s pobres.

Las paritarias en lugar de haber sido una instrumento de negociación salarial para beneficio de los trabajadores, se han transformado en manos de la burocracia, en una herramienta de negociación personal de dinero y poder político para beneficio propio.

Esto es así porque los mecanismos de funcionamiento sindical burocrático dejan fuera el interés legítimo de los trabajadores.

La pobreza se expresa en las calles

La lucha contra la pobreza no pasa por la perversa muestra de pobres que viven en las calles, en las pantallas de un noticiero.

La lucha contra la pobreza se expresa en las luchas.

Ahí están los petroleros de Santa Cruz, los piqueteros del Chaco, los estatales de la provincia de Buenos Aires y una multitud de luchas más que recorren a lo largo y lo ancho nuestro país.

Luchar en contra del gatillo f√°cil como los vecinos de villa 31 y del conurbano, es luchar contra la pobreza.

Defender las fuentes de trabajo, como en Terrabusi, Malher, etc es luchar contra la pobreza.

Defender la expropiación de los obreros de Zanón en contra de la patronal negrera y vaciadora, es una victoria en contra de la pobreza.

Por supuesto que en todas estas luchas no hay curas ni bur√≥cratas que denuncien el ‚Äúesc√°ndalo del modelo‚ÄĚ. No hay problemas, no lo necesitamos.

Daniel Cadabón

(Publicado en el portal  Rebelión, artículo enviado por el lector Rubén)

 

Comentarios   

 
0 #5 Bernie 03-09-2009 14:44
Digan lo que quieran, la √ļnica forma de perpetuarse en el poder del peronismo es hacer que la pobreza se mantenga en niveles similares a los actuales. De esta manera mantienen votos cautivos. Una cosa es "ocuparse de los pobres", otra muy distinta erradicar la pobreza. Obviamente sin pobreza no hay pr√°ctica del clientelismo.
Citar
 
 
0 #4 hastaladerrotasiempre 03-09-2009 05:15
Martin H..gracias por darme la razón..nunca un debate, siempre la agresión como bandera..encima me corrés por izquierda..quié n te(se)creés?; el adalid de la lucha?, sólo se milita como te has(n)acostumbrado?..
y para colmo lo cit√°s al gran Santucho; pibe, afloj√° con los agravios que de esa manera sos taaaan funcional a lo que critic√°s que da pavor..
hable de "construir", no de destruir..
igual, un abrazo a los intolerantes que siempre se cuelgan de la violencia barata(la que no destruye lo que se quiere,sino sirve de sostén para las fuerzas de choque oficiales)para sostenerse..
gracias administra por el espacio..
Citar
 
 
0 #3 MartinHo 02-09-2009 23:16
Pasquin??? es denominada la prensa del PO o PRT, che, que lee, el opinologo/a de arriba, de seguro es una/o, de esos pelotudos que putean a los chicos que limpian parabrisa en las esquina, gracias a esta gente el pais y la provincia esta como esta, solamente gritan si les tocan los ahorros o sus depositos bancarios, esta es la lacra que cuando decis que la pobreza crece, te tratan de alarmista.
Che opinologa/o, lee mas al PRT y en especial a santucho y vas a aprender algo.
Un abrazo
Martin H
Citar
 
 
0 #2 hastaladerrotasiempre 01-09-2009 06:11
interesante es el vocablo preferido para denominar textos -que por su complejidad(tem ática,no dialéctica)- no permiten 'otra' definición..cre o que está(más que)bueno 'disparar' ideítas e ideotas respecto a problemáticas (casi)inabordab les por los grandes 'pensadores' pensantes del pensamiento argento..pero(. .siempre hay uno..), habría que empezar a situarse(para pensar,digo)en otro lugar; menos habitual -y desconocido,si se quiere- , para permitirnos construir un nuevo paradigma..y no seguir aguardando que éste(sistema, no gobierno de turno)que nos domina desde que tenemos uso de razón??, siga colocándonos en el idéntico sitio de 'criticadores' del sistem capitalist cual redactores de un pasquin del PO o PRT..
RE: ..aministra; b√°rbarella lo de "anga√ļ....", barbarella..
Citar
 
 
0 #1 LEAN 31-08-2009 06:12
Excelente. Lo mejor que he le√≠do en este √ļltimo tiempo. Un buen palo para aquellos que se indignan con el oficialismo que no hace nada, que son todos "chorros" y que la oposici√≥n tiene raz√≥n o viceversa, en fin, "cobran sin trabajar". Gracias Rub√©n.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El ni√Īo estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detr√°s de la cabeza y los...

module by Inspiration

Anga√ļ fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration

Mas leídos