Angau Noticias

Jueves
13 de Mayo
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Locales >> Una manga de argentinos

Una manga de argentinos

E-mail Imprimir PDF
Share

¬ŅSaben por qu√© se matan, argentinos? Porque son una manga de pelotudos. Porque se creen los m√°s vivos, los supermanes, los invulnerables. Porque se creen que, como este pa√≠s maravilloso, est√°n condenados al √©xito y que, por m√°s boludeces que hagan, van a terminar bien. Porque son incapaces de pensar ‚Äďentre otras cosas‚Äď las consecuencias de sus actos. As√≠ que se lanzan a la muerte con el placer de los idiotas.

 

 

Háganlo, diviértanse. A nadie se puede privar del derecho de agarrar su cochecito recién lavado, levemente tuneado, abonado en incómodas cuotas o contado rabioso, preparado para producir muecas de envidia en el vecino y jadeos de deseo en las ninfetas, y reventarlo contra un poste a 200 por hora: hacerse moco a 200 por hora, un destino bien macho y argentino. Pero traten de matarse solos. Si lo lograran, saludos y buen viaje.

El problema es que, en general, se las arreglan para enganchar a alg√ļn incauto y, entonces, pasan de suicidas a asesinos. ¬ŅY saben por qu√© matan, argentinos? Porque son una manga de pelotudos. Porque se creen los m√°s vivos, los supermanes, y al resto que lo parta un rayo. Porque se creen que, como este pa√≠s maravilloso, est√°n condenados al √©xito y que, por m√°s boludeces que hagan, van a terminar bien. Porque son incapaces de pensar las consecuencias de sus actos ‚Äďargentinos.

Hay m√°s razones, por supuesto. Se puede hablar del parque automotor deteriorado ‚Äďl√≥gicamente deteriorado en un pa√≠s deteriorado‚Äď que no ofrece las condiciones necesarias de seguridad. Se puede hablar de las rutas deterioradas ‚Äďpero, por suerte, privatizadas y cobrando peajes y subsidios‚Äď que no ofrecen las condiciones necesarias de seguridad. Se puede hablar del Estado deteriorado que nos ense√Īa que se puede hacer casi cualquier cosa porque, en √ļltima instancia, es probable que todo termine en una coima. Se puede hablar del Estado deteriorado que no ense√Īa qu√© s√≠ se puede hacer, y por qu√© habr√≠a que hacerlo. Se puede hablar, pero si tuvi√©ramos en cuenta todo eso y actu√°ramos en consecuencia, las consecuencias de todo eso dar√≠an otras cuentas.

Las cuentas de muertos en las rutas y calles argentinas son aterradoras. Los accidentes son la primera causa de muerte de menores de 45 a√Īos ‚Äďla primera causa de muerte de los j√≥venes en la Argentina‚Äď y siguen progresando. Pero las cifras son s√≥lo la confirmaci√≥n de lo que se ve todos los d√≠as: cuando voy por una ruta y el idiota de turno me pega el coche atr√°s y me torea porque considera que ir, como suelo ir, a la velocidad permitida es una p√©rdida de tiempo y una estupidez y una muestra de mi innegable cobard√≠a, o cuando un energ√ļmeno autopistero me pasa como una exhalaci√≥n por la derecha a 170 para mostrar que a √©l nadie le gana, o cuando un mamerto semivirgen entra en una bocacalle por la izquierda a 60 sin mirar a los lados porque es macho o idiota ni recordar ni por asomo aquello de que la prioridad la tiene el otro, me dan ganas incontenibles de matarlos. Me vuelvo, por un momento breve y casi placentero, un var√≥n argentino. Y pienso, entre otras cosas, que si tuviera que elegir entre dos amenazas, preferir√≠a un pendejo acelerado y/o asustado apunt√°ndome con una 38 que aquel ejecutivo o sojero o t√©cnico dental peg√°ndome la 4x4 a la cola porque quiere ser el m√°s vivo del barrio: la primera, por lo menos, tiene cierta l√≥gica ‚Äďmacabra. Por suerte no puedo elegir; por desgracia, el ejecutivo o sojero o t√©cnico dental me atacan con mucha m√°s frecuencia ‚Äďy producen muchas m√°s muertes.

Faltan, faltaba m√°s, los datos oficiales, pero Luchemos por la Vida dice que en un a√Īo ‚Äď2007, el √ļltimo computado‚Äď se murieron 8104 personas en accidentes viales argentinos: 676 cada mes, 22 cada d√≠a. Ese mismo a√Īo, seg√ļn el ministerio de Justicia, murieron asesinadas 1959 personas; m√°s de la mitad ‚Äď1090‚Äď fueron homicidios que no sucedieron ‚Äúen ocasi√≥n de otro delito‚ÄĚ, o sea: no relacionados con la delincuencia sino con las cl√°sicas reyertas familiares o vecinales, la sal de la vida.

En s√≠ntesis: en 2007 hubo casi ocho personas muertas en accidentes por cada persona muerta por un delincuente, pero no paramos de hablar de la inseguridad ‚Äďque es grave‚Äď, porque consigue votos, adhesiones, porque legitima las peores posturas pol√≠ticas, porque vende alarmas y polic√≠as privadas y, sobre todo, porque se le puede echar la culpa al otro: sus ejecutores siempre son otros ‚Äďlos delincuentes, los marginales, los villeros, los negros‚Äď y no, como en las muertes de tr√°nsito, nosotros mismos, gente como uno. Que, dec√≠amos, no s√≥lo se mata sino que tambi√©n asesina mucho m√°s que los delincuentes: seg√ļn el ministerio de Justicia, de los muertos en accidentes en 2007, 2014 fueron peatones y bici/motoristas: m√°s que todos los muertos en homicidios, el doble de los asesinados por los delincuentes, un cuarto de todas las v√≠ctimas de accidentes, los perdedores de la lucha de clases vehicular.

Hace a√Īos escrib√≠ que la civilizaci√≥n eran las rayas blancas: ‚ÄúHay pocos homenajes m√°s repetidos y cursis a la convivencia humana que un se√Īor que camina por unas rayas blancas como si nada, con sem√°foro verde y los coches a mil por la avenida, hacia √©l, con sem√°foro rojo. Es un gesto de infinita confianza. S√≥lo un signo lo separa del aplastamiento: s√≥lo una convenci√≥n. La civilizaci√≥n debe ser su confianza en que los conductores de los coches van a respetar la convenci√≥n.

‚ÄďPobre √°ngel, era tan bueno.

‚ÄďS√≠, nunca eructaba en la mesa, casi nunca.

La convención funciona porque se supone que sirve para el bien de todos. Al automovilista le conviene parar para no tener problemas y porque él será peatón la otra vez, y le convendrá que los demás paren. La convención se basa en la ficción de que los puestos son intercambiables. No siempre es cierto.

‚ÄďPero mi coronel, imag√≠nese lo que ser√≠a esto si todos los negritos anduvieran en coche.

‚ÄďIntolerable, doctor. La barbarie, le digo, la barbarie.

‚ÄďUsted lo ha dicho, coronel. Va a haber que tomar medidas.‚ÄĚ

Las rayas blancas ya no garantizan nada, porque las convenciones que sol√≠amos llamar civilizadas no est√°n muy de moda √ļltimamente. El problema es que esas convenciones ‚Äďesas reglas‚Äď son maniobras defensivas para ir tirando, para garantizar cierta supervivencia. Si no las ponemos en marcha, estamos m√≥dicamente al horno ‚Äďporque matar, ahora, es m√°s f√°cil que nunca en la historia. Sol√≠a ser m√°s complicado: hab√≠a que blandir un arma y atacar, hacerse cargo. Ahora alcanza con pisar el acelerador de un arma que se supone que no es tal sino un medio de transporte y afirmaci√≥n social. Es raro que andemos armados todo el tiempo, y se necesita mucha civilizaci√≥n para paliarlo. Est√° claro que no la tenemos.

Por eso, entre otras cosas, manejamos como manejamos. Y se podr√≠a postular que somos como manejamos: una manga de pelotudos que nos creemos los m√°s vivos, los supermanes, los invulnerables. Que nos creemos que, como este pa√≠s maravilloso, estamos condenados al √©xito y que, por m√°s boludeces que hagamos, vamos a terminar bien. Que somos incapaces de pensar ‚Äďentre otras cosas‚Äď las consecuencias de nuestros actos. As√≠ que nos lanzamos a la muerte con el placer de los idiotas.

Mientras sigamos manejando así, confirmamos lo que ya sabíamos: que la culpa es nuestra. No digo la culpa de los accidentes, digo la culpa en general: si así manejamos los pinches autos que tenemos, cómo no vamos a manejar así el pinche país que nos va quedando.

Por supuesto que el gobierno deber√≠a hacer campa√Īas, ense√Īar, castigar, pero la culpa principal es de cada uno ‚Äďporque cada uno puede cambiar o no su conducta en la calle. Y por eso las muertes en tr√°nsito son un caso testigo, uno de los pocos en que se puede cambiar mucho si cada uno cambia, uno de esos donde no vale echarle la culpa al poder, a los pol√≠ticos, a los corruptos, a la vecina del 3¬ļC. Si no bajamos la cifra de muertos cada a√Īo un poco m√°s, no servimos para nada, nos mercemos todo lo que nos pase. Es as√≠ de pavote.

 

Martín Caparrós

La nota original aquí

 

 

 

 

.

 

Comentarios   

 
0 #10 Barca 20-12-2009 05:43
Bravo Lic!!! Con cojones se hace la historia(despue s la escribe cada maricon...) Pero hay cosas que no son "politicamente adecuadas" ja ja , ya vas a adaptarte ... o al terapeuta le pagas como yo para mirarle las gambas? Mira , el resumen es facil , la vida dejo de ser el bien preciado que era , aunque sea (y sobre todo) , para dejarla por los demas .- Desde algun lado nos convencieron , si "nos" no solo a las ultimas generaciones, que no hay futuro , cosa contra la que vale la pena luchar si tenes menos de 40 , los demas por lo menos no aportemos.- Los Pomar , p.ej. , nadie sufrio un joraca por ellos, se alegraron muchos de cómo el tema lo jodia a Scioli.- Y hay mucho mas... En cuanto a que El Recien Ascendido opine eso de sus comentarios me parece de una honestidad intelectual brutaljio jio jio
Citar
 
 
0 #9 Javier__ 19-12-2009 10:05
Discriminante? Habr√° querido decir que N¬ļ 1 tiene ra√≠ces m√ļltiples?
Citar
 
 
0 #8 gibu 18-12-2009 20:48
¬Ņ¬Ņ¬Ņdiscriminant e??????????
Citar
 
 
0 #7 Mab 17-12-2009 20:53
Coincido totalmente con Caparrós. Al fin alguien que dice al pan pan... o mejor pelotudos a los pelotudos, con todas las letras.

No es fácil que en los medios te acepten esas "palabrotas" -mucho menos si escribe una mujer - y así vamos escribiendo y leyendo mil notascargadas de eufemismos y, como siempre..."pobr ecito el muerto" era "tan bueno", era" tan joven", era "tan amigo de sus amigos" (????)

Coincido también con Licen en lo de Cromagnon, con la salvedad que se conjugan muchas responsabilidad es grosas en ese caso que, lastimosamente, terminó en un infierno dantesco

Pero de los pibes que fueron con sus peque√Īos ni√Īos, padres ellos, y de los padres de esos pibes padres, cuando alguien se atrevi√≥ a insinuar alguna responsabilidad , termin√≥ incinerado

Y por supuesto que fueron responsables. Absolutamente.

Ignoro si el dolor de perder a sus hijos los cegó al punto de no cuestionarse a sí mismos, no atreverse a enfrentar la verdad o si el dolor de la propia culpa (que duele fiero) los llevó a "invertir la carga de la prueba"

Hay dos cosas incuestionable:

1) Los argentinos siempre tendemos a poner la culpa de tooooodo lo que nos pasa en "el/los otro/s"

2) Nuestra nunca bien ponderada viveza criolla
Citar
 
 
0 #6 QUETI 17-12-2009 15:07
TU QUIEN ERES PARA HABLAR ASI DE LOS ARGENTINOS YO SOY PARAGUAYO , PERO POR QUE TRATAS ASI A ELLOS

Nª1 ERES RACISTA O DISCRIMINANTE
Citar
 
 
0 #5 gibu 16-12-2009 07:51
si el bien preciado fuera la VIDA no ocurrirían todas estas cosas de las que están hablando.
el problema es justamente que no es un bien preciado...
Citar
 
 
0 #4 Waldo 15-12-2009 18:52
Es cierto, da bronca ver c√≥mo los argentinos se matan de la manera m√°s est√ļpida pero ¬Ņde qu√© sirve observar y criticar sin buscar una soluci√≥n? o al menos plantearla. Lo √ļnico que se consigue es descargarse los nervios para empezar desde cero otra vez a acumularlos.

Nos quejamos de cómo manejan los otros, sean autos caros o cachivaches con ruedas, motos nuevas o viejas, grandes o chicas, carros tirados y/o pilotados por animales, en fin, todos en el caos que significa el tránsito en la Argentina pero...

¬ŅReconocernos culpables es limpiar nuestras culpas?

No, empezaremos a lavar nuestras culpas a medida que hagamos docencia.

El primer lugar y base para empezar el cambio es la familia, sí, la tan mentada célula de la sociedad, es allí donde debemos inculcar el respeto a la vida, a las leyes, a la humanidad, a la naturaleza, etc, etc y etc (pueden agregar todo lo que se les ocurra y consideren necesario preservar).

Si no ense√Īamos a nuestros hijos la cultura del trabajo, de ganarse el pan con el sudor de la propia frente, de que el trabajo dignifica, cuando lleguen a grandes buscar√°n ganarse el sustento de la forma m√°s r√°pida y f√°cil, sea legal o ilegal.

Si no ense√Īamos a nuestros hijos el respeto a la vida, al ser humano, a la diversidad de nuestra especie o a la tolerancia en su m√°s vasto significado, cuando lleguen a grandes s√≥lo aceptar√°n a aquellos que les permitan obtener un beneficio personal y combatir√°n a todos los que se diferencien, tomando este combate infinidad de aristas, como menosprecio, desprecio, discriminaci√≥n, insultos, agresiones y aqu√≠ tambi√©n pueden agregar...

Si no ense√Īamos a nuestros hijos el respeto a las leyes, al orden establecido, a la familia, a la sociedad y a la patria, cuando sean grandes aplicar√°n la ley de la selva para subsistir y relacionarse, se convertir√°n en depredadores de su propia especie, el l√≠mite que conocer√°n es el de su propia muerte.

En conclusión, nuestra culpa es vivir en el facilismo y educar en el facilismo, nunca es tarde para cambiar pero cuanto más se tarde en adoptar el cambio más tarde se verán los resultados.
Citar
 
 
0 #3 Ramoncito 14-12-2009 19:25
Perdón, Licen y Admin.

Creo que uno se re-calienta con estas cosas y siempre tiende a pasarse de rosca de la bronca. Creo que eso es natural.

Doy dos ejemplos de mi pobre enfoque (muy pobre) sobre el tema:

1- Cuando veo a un hijo de puta en un auto o moto al mo√Īo, hablando por el celular y poniendo en riesgo a la vida de otros ... quiero se se mate s√≥lo √©l.

2- Cuando veo a otro hijo de puta en un auto o moto al mo√Īo, hablando por el celular pero sin poner en riesgo la vida de otros ... tambi√©n quiero que se mate √©l.

Saben porqu√©? Porque la VIDA es el √ļnico bien m√°s preciado de la tierra.

Sin querer desear mal a nadie ... ¬Ņporqu√© quiero que se mate, si √©l ya est√° jugando a la ruleta rusa o se est√° suicidando?

Porque en este pa√≠s faltan donantes de √≥rganos y si hay un forro que tiene tan poco amor a la vida que busca el hoyo por placer, por lo menos que lo que quede de √©l le sirva a otro - que la viene pasando muy mal - para vivir unos a√Īos m√°s. Mal o bien, pero que viva un cacho de la VIDA que un hijo de puta despreci√≥.

Todo eso sin desmerecer a ninguna puta. Ellas, sea cual sea el camino que las llevó a ejercer ese laburo, no merecerían tener hijos como éstos.

Listo. Ya lo escribí. Me banco la garroteada.
Citar
 
 
0 #2 El Licenciado 14-12-2009 07:31
ten√©s raz√≥n admin. la nota no era tuya, pero como "v√≥ s√≥ tan capo vite?" (dir√≠a El Chu√Īi), me confund√≠ y cre√≠ que la hiciste vos.

ADMINISTRADOR: De paso, de Caparrós, recomendamos -para quienes sepan rastrearlas en la web- sus viejas crónicas de viaje.
Citar
 
 
0 #1 El Licenciado 14-12-2009 06:28
¬Ņy porqu√© circunscribirse solamente a los automovil√≠stas, acaso en esta bendita argentina no nos mandamos trillones de cagadas y siempre la culpa la tiene el otro? yo me voy a meter en un tema picante: el caso Cromagnon, es l√≥gico que gran parte de la culpa la tengan los due√Īos y/o gerentes del puto boliche porque se cagaban en todo y no respetaban una puta medida de seguridad, -habr√≠a que fusilarlos- pero adem√°s de eso, ¬Ņy los pelotudos de los pendejos que estaban adentro que? ¬Ņo no se cagaban en todo? ¬Ņno eran acaso tan hijos de puta como los due√Īos, para llevar criaturas a un boliche, o eso no es cagarse en los chicos, no es acaso una expresi√≥n de egoismo que solo me importo yo y solo yo? ¬Ņy encender bengalas y hacer pogo no es acaso cagarse en el que est√° al lado que no importa si le caen chispas, si se queman, si se golpean fuerte, total no lo conozco? mir√° admin. yo no creo que haya que hablar bien de estos pibes porque muchos murieron, a mi me parece -tal como describ√≠s en la nota- que muchos de los muertos eran unos pelotudos, y mas pelotudos los padres que tiraron toda la responsabilidad para afuera, tooooooda, ¬Ņy ellos que, acaso no tienen ni una puta responsabilidad por criar a semejantes pajeros mentales? mir√° admin. as√≠ como vos lo dec√≠s ARGENTINA ESTA CONDENADA, y estamos condenando a las generaciones que vienen!!!

ADMINISTRADOR: Aclaro, como está indicado, que la nota no es mía, sino de Caparrós, y fue publicada en el diario Crítica.
En cuanto a tu comentario, Lic, hay tantas cosas metidas, cada una merecedora de una respuesta, que ponerme a hablar yo de ellas convertiría a esto en un plomo.
Me parece m√°s interesante que sean los lectores quienes planteen lo suyo.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El ni√Īo estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detr√°s de la cabeza y los...

module by Inspiration

Anga√ļ fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration

Mas leídos