Angau Noticias

Lunes
17 de Mayo
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Locales >> El emotivo y graciosín encuentro entre el señor gobernador y los pícaros infantes del Pequeño Hogar Nº 1

El emotivo y graciosín encuentro entre el señor gobernador y los pícaros infantes del Pequeño Hogar Nº 1

E-mail Imprimir PDF
Share

El señor gobernador de todos los chaqueños, Jorge Hilton Capitanich, dio una muestra más de su bohonomía y sensibilidad al visitar, en vísperas de la celebración de la Pascua, a los niñitolines que habitan el Pequeño Hogar Nº 1, institución oficial en la que los pueriles seres están alojados por culpa de los monopolios.

 

AN fue testigo del encuentro, junto a cronistas de la oficina de prensa del gobierno provincial. La permanencia del señor gobernador en la institución estuvo colmada de situaciones tiernas e hilarantes. "Hoy nos habéis enseñado lo que la felicidad es, jamás os olvidaremos", dijeron los chiquilines al despedir a Capitanich y parte de su gabinete, quienes los obsequiaron con huevos de Pascua rellenos con operaciones de división y multiplicación con diecinueve cifras.

 

Una gran recepción

 

Antes de ingresar a la sede del albergue, Capitanich explicó a los periodistas presentes que había decidido visitar el hogar "de un modo sorpresivo, para constatar las condiciones de guarda de estos niños, motivo por el cual avisé de mi llegada con apenas tres semanas de anticipación".

Luego, flanqueado por los ministros Beatriz Bogado (Desarrollo Social) y Raúl Codutti (Cubo Mágico y Tetris Chino), ingresó al edificio, donde el personal realizó una formación similar a la de la guardia suiza de El Vaticano, mientras los niños efectuaban una coreografía gimnástica y con sus cuerpos sobre el suelo formaban un corazón del Frente Chaco Perece Más. Luego, desfilaron al son de la Marcha de San Lorenzo, formaron una torre humana desde la cual desplegaron una bandera del Chaco, y finalmente entonaron el Ave María moviendo las alas de una gigantesca paloma hecha con papel y algodón, a bordo de la cual dieron cuatro vueltas en el aire alrededor del patio.

Capitanich, emocionado, les recriminó que al momento de formar la torre humana, los 26 niños participantes de la acrobacia formaron en el costado izquierdo un ángulo de 62 grados, mientras que a la derecha era de 59. "Pero seguramente la próxima vez lo harán de otro modo, y no miserablemente como hoy", los alentó.

 

Clima de afecto y cariño

 

El gobernador, de inmediato, se trasladó a la oficina de la dirección del hogar. Los niños permanecieron en el salón principal, donde un asistente de Capitanich les obsequió figuritas con las imágenes de José Luis Machinea, Roberto Alemann, Domingo Cavallo, Martin Redrado y Roque Fernández, entre otros.

"Escuchen -les dijo luego-, el señor gobernador los va a recibir en la oficina de la directora. Van a entrar en orden, sin romper las pelotas y con toda la onda. ¿Entendieron?", comunicó con voz castrense.

Los niños ingresaron en silencio al otro ambiente. Capitanich, sentado detrás del escritorio, los miraba con amable sonrisa. "¿Cómo te llamás?", le preguntó a uno de los chicos. "Mati", respondió la vocecita. "Para mí que sos Matías, no Mati", bromeó el gobernador. "No, soy Mati", insistió el pequeñín. "Mati no existe, debe ser Matías", rió el primer y segundo mandatario. "No, Mati soy", mantuvo el nene. "Mati no existe, Matías sí", comentó Capitanich. "Mati soy", repitió el pibe. "¡La puta madre que te remilparió, Mati no existe en la lista de nombres habilitados por el Registro Civil!", estalló el gober estrellando una trompada sobre la mesa.

"A ver, espere, señor gobernador", intervino la directora, abriendo un armario y desparramando papeles sobre un sillón. "Efectivamente, usted tenía razón, se llama Matías Nicolás, acá está la fotocopia del documento", informó la mujer. "No me quieran tomar por pelotudo, o vamos a ir por mal camino. ¿Comprendido?", desafió Capitanich recorriendo todos los rostros. Mati pestañeaba velozmente, con los labios apretados y temblando.

"Yo soy Rolando. Bah, me dicen Roly, pero yo sé que Roly no existe y que mi nombre es Rolando", se cruzó un gordito de remera roja y mejillas repletas de pecas. "Esa es la actitud, ahí está el Chaco que queremos construir y del que ustedes también son responsables", expresó, con tono gravoso, el señor gobernador. Roly miraba hacia los chicos de alrededor, inflado de orgullo.

 

Momentos inolvidables

 

"Ríanse, no le jodan el trabajo a los fotógrafos, aprendan a ser gente", reclamó Codutti, con toda razón, ante la seriedad de las criaturas. Los chicos exhibieron sonrisas de nula autenticidad. "Le dije, gobernador, los viejos del asilo de Colonia Baranda son más agradecidos, y eso que les seguimos llevando los caramelos de la campaña de 2007", gruñó Codutti.

"Chicos, ¿no van a mostrar sus dibujos?", reapareció la directora, empeñada en salvar la tarde. Una nena, empujada por una asistente social, se acercó a Capitanich y le extendió una hoja coloreada. "¿Es un flujo de pagos del sector de la construcción?", preguntó Capitanich. La niña negó con la cabeza. "Un dragón", explicó.

"Ete é un pilintunto", se animó un rubiecito con su dibujo al aire. "Pilintunto le dice Javiercito al ventilador, jiji", buscó animar la directora. "Tenés que mejorar el diseño, esto no parece un ventilador ni en pedo -retó Captanich-. Carencia total de criterios de simetría, armonía y funcionalidad. Ausencia absoluta de consideración por la combinación de colores y tonos. Tu dibujo no es sostenible ni sustentable", dictaminó. Javiercito se dio vuelta y abrazó las piernas de una de las cuidadoras.

"Jidafa", dijo Jimena acercándose al mandatario con un papel bastante arrugado. "Una jirafa no puede ser azul. Y es un animal que tiene el cuello largo pero tampoco es una manguera de surtidor de combustible, como acá. Fijate que encima la hiciste de perfil pero se le ven los dos ojos. Además tres patas le hiciste. ¿Y la cuarta qué?¿Se la olvidó arriba de la cómoda?"

Capitanich suspira fastidiado. "Así no va la canción", le dice a Bogado, que de todos modos apunta: "Por ahí hay jirafas que tienen dos ojos de un lado; me parece que lo vi en Animal Planet una vez". "Sí, puede ser, yo creo que lo vi también", se prende la directora.

"No-me-to-men-por-pe-lo-tu-do", deletrea con furia contenida el señor gobernador. Codutti aprieta los dientes y le hace un gesto agresivo a Bogado, que se retrae.

 

Epílogo feliz

 

Capitanich se levanta de la silla y pone los puños sobre el escritorio. "Escuchenmé bien, porque no voy a repetir las cosas -dice a los niños, que retroceden instintivamente-. Acá tienen alojamiento gratuito, comida gratuita, ropa gratuita... Y acá ni ustedes ni las tipas éstas -señala al personal del centro- generan nada. O sea, son seres totalmente deficitarios. No puede ser que con los impuestos de un millón de chaqueños y de un rolete de árabes estemos pagando un lugar donde no pude encontrar ¡una puta jirafa, un punto ventilador, que estén bien dibujados!"

Matías sale corriendo mientras se mea encima. Una nena de trencitas negras gimotea. "No, llantitos no, resultados. Ya son grandes, no tienen cuatro años", sigue el gobernador. "Matías y varios más sí tienen cuatro años", acota una muchacha con evidente disgusto. Luego, arrepentida, calla y mira a un lado.

"Nos vamos, gracias por nada", dice Capitanich mientras enciende su celular y chequea mensajes. Sus colaboradores también preparan la retirada y se ponen en marcha. La directora se lleva la mano a la boca, espantada.

En el pasillo de salida, unos pasitos se acercan al gobernador desde atrás. Es Matías. Extiende la manita hacia lo alto, y Capitanich toma un papel de cuaderno. "Ah, el diagrama de máxima productividad en los montajes en serie de Manoichi Yoro. Bien, bien. Ése es el camino", dice y le acaricia la cabeza. "No, Pedo Picapieda", dice Mati cuando los otros ya están en la vereda y se pasan datos para el reencuentro en Casa de Gobierno.

 

 

Artículo relacionado: El día más feliz de esos bribonzuelos

 

 

.

 

Comentarios   

 
0 #3 peregrino 12-04-2012 05:26
¡Qué lindo salió el Señor Gobernador en todas las fotos! No como esas minúsculas criaturas fuera de foco.

A: Tendrían que haber sacado a los chicos del edificio.
Citar
 
 
0 #2 Cuyanita 09-04-2012 11:58
Que fue hacer Coqui al Hogar...???. Propaganda..???

Alguien le avisó al Gran bo(ludo)nete que las elecciones ya fueron y él ganó..??
Citar
 
 
0 #1 Ramoncito 08-04-2012 19:32
Yo siempre traté de comentar un artículo de AN y darle algo de gracia o alegría a la desgracia, vergüenza o realidades ajenas o propias.

En este caso, no me sale nada. Mil disculpas. La creatividad oficial me supera.

Eso sí, Monchi Never Dies. Ya voy a armar un Padrinazgo / Madrinazgo para chic@s, hogares y escuelas en Internet en pocos días. Y no va a haber tutía, papurri !!! Poniendo estaba la gansa !!! Ya veremos si es por RapiPago, PagoFácil, Débito o lo que sea.

Me enojé.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration

Mas leídos

Ingreso