Anunciaron quién sucederá a monseñor Sigampa, y hay preocupación por la posibilidad de que no sea un obispo garca

Jueves, 21 de Febrero de 2013 08:59 Oumaigot Pepe
Imprimir
ShareTweet

La noticia de que ya fue designado el sucesor de Fabriciano Sigampa al frente del arzobispado de Resistencia generó expectativas y temor en los ámbitos vinculados a la jerarquía católica local. "No hay que dramatizar, pero sí, hay la preocupación lógica que siente cualquiera ante la posibilidad de que el nuevo jefe de su diócesis no sea garca", dijo a AN una fuente próxima al mundo clerical.

"Igual -agregó- lo que prima es la confianza en que será un hombre digno de una larga tradición de silencio ante los atropellos del poder, la pobreza, la explotación laboral y el enriquecimiento ilícito de empresarios y funcionarios. Sería lindo".

La novedad se difundió hoy, al comunicarse que el Papa Benedicto XVI, entre las últimas decisiones que tomará antes de concretar su anunciado retiro a fin de mes (una vez que complete los trámites jubilatorios ante el INSSSEP), aceptó la renuncia de Sigampa, quien recibió una buena oferta para competir en TC 2000. La  vacante será ocupada por el actual obispo de Reconquista, Ramón Alfredo Dus.

Del nuevo pastor de la grey católica de Resistencia se sabe que es "uno de los biblistas más apreciados de la Argentina", según la agencia informativa religiosa AICA. Otras fuentes le dijeron a Angaú Noticias que Dus es muy reconocido también por haber efectuado el diseño de la Renault Duster, que a ello debe su nombre. Queen lo homenajeó en su momento con su hit "Another one bites the Dus".

 

Lo espera una densa agenda

 

Adrián Benetti, de la Comisión Arquidiocesana de Estulticia y Paz, dijo a AN que la noticia "nos regocija, porque significa que esa barca de Dios que es la Iglesia no se queda sin gerente de marketing, como dice un capítulo de la carta a los Tesalonicenses".

El dirigente laico explicó que a Dus lo espera "una intensa agenda de temas" que difícilmente sean cerrados antes de la salida definitiva de Sigampa:

 

-La extrema pobreza: el nuevo arzobispo tendrá que determinar si es de extrema derecha o de extrema izquierda. Y, si se diera el segundo caso, instar a las autoridades políticas y policiales a resolver el problema.

-El aborto: siguen acechando en los ámbitos legislativos los proyectos vinculados a la despenalización del aborto. "Es un debate tramposo, que saltea muchas etapas, porque ni siquiera se ha debatido aún debidamente la despenalización de la masturbación", recordó Benetti.

-La inseguridad: preocupa la constante violencia social ejercida por parte de trabajadores y obreros que con total impunidad reclaman ser blanqueados y/o percibir salarios de convenio en tiempo y forma. Se le expondrá a Dus, como caso testigo, el de Radio Chaco, donde el personal cree alegremente que hay que pagar sueldos a valores actuales y no de hace dos años, y todos con menos de tres meses de demora.

-El abuso de niños: un tema que, pese a ser todo un tabú, será también puesto sobre la mesa. Se expresará la preocupación por eventuales hechos de sometimiento de niños por parte de sacerdotes. Se remarcará la necesidad de orientar esas acciones hacia niñas, para no caer en actos de homosexualidad.

-La duda moral sobre los mendigos: parece un tema menor, pero igual forma parte del paquete de asuntos por atender. Desde hace tiempo en el seno de la Iglesia local se discuten los aspectos morales relacionados con la permanente presencia de mendigos en el portal de acceso a la Catedral de Resistencia. El dilema ético es si lo correcto sería echarlos con la policía o con la gendarmería.

-La educación sexual: el nuevo obispo tendrá también la misión de sentar posición sobre esta sensible cuestión, intentando frenar a los sectores "renovadores" que consideran que la sociedad ya está en condiciones de aceptar que en las escuelas se muestren imágenes explícitas de abejas posándose en las flores para el proceso de polinización.

-La brecha entre ricos y pobres: se espera que la señalicen, para evitar accidentes.

-El uso de las nuevas tecnologías: mucho por hacer, ya que Sigampa no era muy amigo de ellas. Con mucho esfuerzo, y aprovechando que Benedicto había anunciado que abría una cuenta propia de Twitter, los colaboradores del obispo saliente apenas lograron que Fabriciano tuviera un ICQ.

-La relación con el poder económico: sigue inconcluso el debate sobre si está bien que la Iglesia esté totalmente volcada a legitimarlo de manera permanente o si cuando es Navidad debería dejar de hacerlo.

-Modernización de los oficios religiosos: Dus deberá revisar la negativa de Sigampa a que, para hacer más atractivas las misas, en vez de hostias se pongan en las bocas de los fieles galletitas Oreo.

 

 

Ampliaremos.

 

 

.