Angau Noticias

Martes
11 de Mayo
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Locales >> Orden de restricción para el sargento Olivello: no podrá acercarse a menos de 200 metros a películas de Steven Seagal

Orden de restricción para el sargento Olivello: no podrá acercarse a menos de 200 metros a películas de Steven Seagal

E-mail Imprimir PDF
Share

La nueva denuncia contra el sargento Gustavo Olivello, de la Policía del Chaco, por agredir a una periodista durante la represión a manifestantes en Resistencia, el 4 de junio, dio lugar a una orden de restricción por parte de la justicia provincial. A partir de ella, Olivello no podrá acercarse a menos de 200 metros de cualquier película protagonizada por Steven Seagal.


"El estado chapístico del sargento Olivello hacía necesaria una medida de esta naturaleza, ya que creemos que lo que viene generando los saltos de cadena en este efectivo de la policía provincial es su afición a las producciones de Seagal", dijo a Angaú Noticias el abogado Juan Francisco Frezon, quien había solicitado la medida cautelar.

La resolución del tribunal interviniente en el caso dice que "habiéndose probado la falta de un mínimo alineamiento de ánades en la estructura mental del sr. Olivello, considérase pertinente emitir una orden de restricción que impida una proximidad menor a 200 (doscientos) metros entre él y cualquier producción cinematográfica protagonizada y/o producida por el actor estadounidense Estiben Rabrindanath Cigal" (los errores corresponden al texto judicial original).

En otras palabras, para la justicia Olivello pretende de algún modo imitar a los personajes que suele interpretar Seagal, que representan al viejo cliché hollywoodense de oficial rudo que transgrede todos los protocolos y violenta derechos civiles para poder esclarecer casos insolubles o para encarcelar a líderes criminales considerados intocables. El problema con el sargento chaqueño es que parece quedarse siempre en las primeras partes del proceso.

Olivello ya tuvo varias denuncias por abusos de su condición de policía. Años atrás agredió al fotoperiodista Gustavo Torres, que intentaba registrar con su cámara un procedimiento en el sur de Resistencia, y tiempo después redujo dentro del Banco del Chaco, como si se tratara de un terrorista, al militante de derechos humanos Dionisio Saavedra cuando éste hacía fila para un trámite.

En la represión de este mes de junio, disparó con balas de goma contra la periodista Mónica Kreibohm cuando ella salió en defensa de tres maestras jardineras que estaban en medio de una crisis de nervios y a las que Olivello y otros policías querían obligar a que se echaran en el suelo para ser reducidas.


La verdad de los hechos

 

Tan pronto se supo de la noticia sobre la orden de restricción, Olivello no ocultó su pesar e indignación por el traspié judicial, en un picante diálogo con el programa "La sonda saltamente positiva", que se emite por FM La Pauta.

-Sargento Olivello, buen día... Si le podemo llamar buen día, ¿no?, porque una vez má la justicia prefiere defender los derecho civile en lugar de proteger a la población.
-Sí, Julio, la verdad... No sé qué decirle... Esto es un golpe de gracia...
-No, no, no mi querido amigo, usté se tiene que levantar de entre las cobija, como el ave Féni, y seguir adelante por todo lo chaqueño que sabemo de su hombría de bien.
-Gracias, Julio, pero le repito, es duro esto.
-Sargento Olivello, no se preocupe, esto é una medalla para usté, un galardón que siempre va tener y por el que la gente le va decir gracia, gracia, gracia Sargento Olivello. Y a esta periodista que le denunció, ya el pueblo, como decía Perón, le hará relampaguear el escarmiento.
-No entiendo cómo se puede ensuciar tanto a alguien, sinceramente. Que Dios la perdone. Yo la perdono.
-No le perdone, Sargento.
-Sí, Julio, sí, la perdono. Lo dijo Jesús, y yo soy muy cristiano. Siempre voy a poner la otra itaka cada vez que me agredan. Pero es duro igual.
-¿Podríamo hacer una recontrución de lo secho de ese día, sargento Olivello?
-Sí. Como todos saben, ese día miles de sujetos argentinos, instruidos, sin ocupación conocida, se concentraron frente a Casa de Gobierno para exponer distintos reclamos.
-Había un petitorio, ¿nocierto?
-No, petitorio no había, don Julio, pero sí baños químicos.
-Lo secho por lo que le denuncian se producen en Güeme y Ayacucho. Esta chirusa dice que ustede estaban atormentando ahí a tres maestra jardinera.
-Mire, Julio, cuando nosotros nos dirigimos a ésa como parte del operativo de exterminio ordenado por el señor gobernador y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas del Chaco, Juaneff Carloff Bacileff Ivanoff, nos encontramos con estas tres femeninas. Se les imparte la voz de alto, y comienzan a gritar que eran maestras jardineras.
-¿Y ustede qué hacen?
-Yo le ordeno a uno de mis efectivos que las requisen, y comprobamos que no eran maestras jardineras. No llevaban regaderas ni palitas ni rastrillitos ni tijeras de podar ni semillas de gladiolos ni nada.
-Mintieron.
-Afirmativo.
-¿Las fusilan entonce?
-No, en estos casos se suele dar una segunda oportunidad, para respetar el Protocolo Heffner, que es el que aplicamos en la Policía del Chaco.
-¿Y qué hacen ahí?
-Siguiendo el protocolo, un agente procede a hacerles a estas sujetas preguntas sobre temas de jardinería, para ver si pueden al menos acreditar conocimientos pertinentes. Hete aquí, señor Julio, que no sabían qué era un rizoma, cómo se hacía un injerto de helecho brasileño, qué diferencia hay entre pistilo y pistacho, nada. Nada de nada.
-Eran impastora.
-Afirmativo, señor Julio.
-Y  cuando ustede se preparan para la ejecución é que aparece la tipa ésta.
-Así es. Llega, nos grita, arruga la cara, nos muestra un grabador que parecía un grabador pero bien podía ser una mini ametralladora Uzi, llevaba un piercing en la nariz...
-Hmmmmm... todo dicho.
-No obstante, señor Julio, atendiendo a la condición de periodista que ella esgrimía a viva voz, se le pide amablemente que se retire del lugar.
-¿Y ella qué hacía?
-Invocaba a Satanás, daba vueltas su cabeza en giros de 360 grados, vomitaba un plasma verde, maldecía a monseñor Dus y al Santo Padre Francisco, pedía a los gritos piernas de criaturas porque decía tener hambre...
-Y ahí usted le dispara.
-No, negativo, para nada, señor Julio. Pese a todo lo que le estoy contando, que hay tres agentes de testigos, me dirijo a ella y le digo: "Por favor, señorita, retiresé con todos sus demonios y déjenos trabajar, así como yo estoy respetando su trabajo. Si usted deséalo, acercaréle un móvil policial que la traslade a su medio masivo de comunicación social, a fin de prevenirla de cualquier percance".
-¿Y la tipa qué le contesta?
-"Váyase a la mierda"
-¡Aaaaahhhh buenooooooooo!!! Ahí sí le disparó.
-No. Le dije: "En el nombre de Cristo te reprendo, espíritu del mal". Entonces, y están mis agentes de testigos, le repito, ella se prende toda fuego y crece seis metros de altura.
-En pleno centro, con la cantidá de chico que pasan a esa hora por esa esquina.
-Exacto.
-¿Cómo sigue la atuación de ustede?
-Le digo a mi gente: "Vayámonos, no importa que se escapen, nunca podrán ver a sus hijos a los ojos". Y nos estábamos dando vuelta para retirarnos de la zona, cuando esta femenina se apaga, vuelve a su tamaño normal y entonces se levanta un viento norte fortísimo, que usted sabe cómo es el viento norte acá en el Chaco, y levanta una postita de goma que había caído sobre la vereda. La levanta con tanta violencia que pega en la pierna de la femenina y la lesiona.
-Y la tipa le mete la denuncia como que usté disparó.
-Sí, así mismo. Por eso digo, si ellos piden la no criminalización de la protesta social, lo menos que deberían hacer es no caer en la criminalización de la represión policial. Ni del viento norte.

 

Ampliaremos.

 

 

Artículos relacionados:

Creo que hubo un malentendido, yo a vos no te quise matar

Un curriculum asombroso

 

 

.

 

Comentarios   

 
+1 #1 peregrino 12-06-2014 12:42
Esta nota, y todos los comentarios que a partir del mío se hagan, complican aún más a Boudou!!!
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration

Mas leídos

Ingreso