La fiesta de los millonarios antes del partido Foto Julin lvarez
La fiesta de los millonarios antes del partido. /Foto: Julián Álvarez.

El estadio Mâs Monumental abrió sus puertas para el Superclásico del fútbol argentino entre River Plate y Boca Juniors , válido por la 7ma. fecha del interzonal de la Copa de la Liga.

Minutos después de las 13, la organización permitió el ingreso de los hinchas de River que en la semana agotaron las entradas a través de la página River ID.

Las cargadas siempre presentes Foto Julin lvarez
Las cargadas, siempre presentes. /Foto: Julián Álvarez.

Un puñado de socios acudieron temprano para disponer de una buena ubicación, especialmente en las tribunas Sívori y Centenario Baja Inferior, que son populares y sin numerar.

Foto Julin lvarez
Foto: Julián Álvarez.

Bajo una jornada soleada, ventosa, calurosa y con la presencia de mosquitos, las calles de los barrios de Belgrano y Núñez ya palpitan el Superclásico con el desfile de camisetas riverplatenses de distintas épocas.

La esquina de Avenida Libertador y Udaondo presenta un marco bien riverplatense con cientos de hinchas, que al compás de instrumentos de percusión cantan por el club de sus amores.

Foto Julin lvarez
Foto: Julián Álvarez.

La presencia de Riquelme

 

El presidente de Boca Juniors, Juan Román Riquelme, arribó al Más Monumental para presenciar el Superclásico con River, por la 7ma. fecha de la Copa de la Liga, en su primera vez en el rol de dirigente.

Riquelme en el Monumental Foto archivo Cris Sille
Riquelme en el Monumental. /Foto archivo Cris Sille.

Riquelme, presidente elegido por los socios de Boca en diciembre pasado, llegó junto con la delegación xeneize, que incluyó a Raúl Cascini, Mauricio Serna y Marcelo «Chelo» Delgado, para el partido más importante del fútbol argentino.

Los dos micros que transportaron al plantel y dirigentes de Boca salieron a las 15 desde del microcentro porteño, sede de la concentración del equipo dirigido por Diego Martínez.

Una buena cantidad de entusiastas hinchas de Boca se congregaron en la puerta del hotel para despedir a los jugadores, quienes viajaron custodiados en motos por la policía de la Ciudad de Buenos Aires, y otros se apostaron sobre la calle Moreno, a pocas cuadras de la avenida 9 de Julio.

Los micros de Boca se dirigieron por el Paseo del Bajo, la avenida Lugones y desembocaron en la Avenida Libertador, a la altura de la Avenida Sarmiento. La delegación xeneize llegó sin inconvenientes al Más Monumental a las 15.20.

Riquelme afronta su segundo ciclo como dirigente aunque esta vez en el rol de presidente. El mayor ídolo en la historia de Boca acompañó a Jorge Amor Ameal como vicepresidente en la gestión comprendida entre el 8 diciembre de 2019 y el 27 diciembre de 2023.

Durante ese lapso, Riquelme asistió a los Superclásicos con River sólo a La Bombonera. Esta vez, con la invitación extendida por el presidente de River, Jorge Brito, para ocupar un palco, Riquelme volvió al Más Monumental.

El último antecedente de Riquelme en la cancha de River como jugador se remonta al 6 de octubre de 2013, cuando Boca se impuso con gol de Emmanuel Gigliotti, por 1 a 0.

Su debut en un River-Boca fue precisamente en el Monumental en el vibrante empate por 3 a 3 del 23 de marzo de 1997. El xeneize ganaba por 3 a 0, pero el equipo de Ramón Díaz lo empató sobre el final con el gol de cabeza del paraguayo Celso Rafael Ayala. Un joven Riquelme, con la número «8» en la espalda, jugó de titular.

El historia de Riquelme como jugador para los Superclásicos disputados en el Monumental arroja tres triunfos, cinco empates y tres caídas, entre torneo local y Copa Libertadores (2000).





Fuente Telam