Angau Noticias

Sábado
15 de Mayo
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> Fraudes y decepciones de aquella infancia de allá ité

Fraudes y decepciones de aquella infancia de allá ité

E-mail Imprimir PDF
Share

Todos (casi todos, en realidad) hemos tenido una infancia. Y en ella, en general, hemos vivido cosas que se guardan en la caja de las cosas que hicieron que valiera la pena nacer (caja en la también están los relatos del Negro Fontanarrosa y la boca de Michelle Pfeiffer).

Pero en aquel territorio de los cero a diez o doce años, también hubo fraudes, engaños y decepciones, pequeños pero monumentales, valga el berreta juego de palabras. For example:

Los juguetes de la revista Anteojito. "Esta semana, Anteojito te regala un espectacular robot ¡que mueve los brazos y bucea!", decía la voz del locutor en la publicidad de la tele. Ahí veías el robot: una cosa fabulosa, impresionante, sobrenatural, que ocupaba las 20 pulgadas del televisor en blanco y negro. Paso siguiente, pedirle a tu vieja que te comprara la revista esa semana, y poner cara de enfermo terminal de peste bubónica cuando te decía que no. Resultado: te la compraban.

Tu vieja o tu viejo, entonces, llegaban a la casa desde el laburo con la Anteojito. Era la una de la tarde. Vos desde las 9 de la mañana mirabas a la puerta, esperando que llegara la revista. Al fin los pasos, al fin la llave girando del otro lado, al fin esa mano extendiéndote el objeto más deseado del universo.

Tus ojos pedían, como en aquel relato de Galeano, que alguien los ayudara a mirar. La emoción era tanta que ni podías hacer foco en algo concreto. Hasta que sí, ubicabas sobre la tapa, en un ángulo, una bolsita del tamaño de una escupida. Y adentro, el robot, el robot de mierda, el robotito poronga que tenía la misma altura que tu dedo pulgar. Movía los brazos, sí, pero eso no salvaba su repugnante ridiculez, tu sensación de estar en el mismísimo acto de graduación de tu carrera de pelotudo.

Luego venía el bonus track: para que "buceara", la revista indicaba preparar una mezcla de agua, alcohol, sal, bicarbonato, gotas de plasticola, aceite de maíz y vino blanco. Después había que calentar todo a 72,4 grados. Tu vieja te ayudaba, puteando por todo el procedimiento científico forzoso. Y al final, claro, el robot maricón ignoraba sus instrucciones y se hundía más rápido que una bola de acero.

Papá Noel y los Reyes: Sí, sí, ya sé, fue lindo mientras duró, quién te quita la magia que viviste, bla, bla, bla. ¡Pero no se puede ser tan turro de hacerte creer que hay un gordo buenazo que llega arrastrado por chivos gays (los venados) y trae regalos para todos! El momento de descubrirlo es uno de los más horribles de la vida humana. Peor todavía si te lo cuenta el pendejo más forro de tu grado. Y directamente catastrófico si al intentar espiar en la medianoche del 24 viste a tu viejo, cual delincuente, yendo con los paquetes a escondidas mientras tus tíos eructaban la sidra y el pan dulce.

Pero encima, la tragedia arrastraba muchas cosas más. Por ejemplo, empezabas a revisar los ejercicios anuales papanoelescos anteriores, y te dabas cuenta de que las veces que te cagaron el regalo soñado (un auto de plástico soretoso en vez del tren eléctrico) no era que "te habías portado mal", sino que los muy guachos no se habían roto suficientemente el orto como para comprarte lo que vos pedías en las cartitas ¡¿que para qué carajo te hacían escribir?!

Y hay más: las muertes súbitas de Papa Noel, de Melchor, de Gaspar, del grone Baltasar, llevaban consigo la ilusión de que todo era posible. Y de golpe aprendías que los regalos no salían de la nada, que era todo una cuestión de guita, y que por eso el gordito insoportable de la casa de dos pisos siempre recibía mejores premios navideños que vos, que hasta ayudabas a baldear la vereda. Y ni hablar de lo pelotudo que se puede sentir un ser cuando mira hacia atrás y se encuentra con él mismo ¡cortando pastito para los camellos de los Reyes!

Por si no bastara, hoy no hay desquite posible. A tus pibes les importa un carajo que exista o no exista Papá Noel. Es más, ni siquiera les importa que existas vos. Ellos quieren la Play, y punto. El único que se angustia en esa fecha sos vos.

Los sea monkeys. Como lo dijo Cristian en el foro sobre los consumos de otros tiempos, los sea monkeys fueron uno de los fraudes más devastadores de la historia de la humanidad. Los menores de 35 no saben de qué se trató aquello. Ja, los quiero ver superando eso, como lo superamos nosotros, y así y todo estamos acá, llenos de pastillas y úlceras, pero peleándola.

Lo que pasó, jóvenes, fue que unos turros profesionales anunciaron por todos lados que comenzaba a venderse un polvito ensobrado que si lo tirabas adentro de un recipiente grande con agua (una pecera era lo más recomendable, un inodoro lo menos), a partir de allí se comenzaría a desarrollar una comunidad de "monos marinos" (o subacuáticos) en la que, prestando atención y afinando la vista, observarías diminutos seres jugando, bailando, haciendo pogo o armando el cubo mágico. Tengo amigos que todavía están, mugrientos y con barbas de hasta siete metros de largo, mirando fijamente el agua apenas turbia de sus peceras.

Las celebraciones escolares "a la canasta". Se hacían en el aula, por alguna fecha especial, por ejemplo, la jornada previa al Día del Estudiante. La maestra instruía a llevar "cada uno alguna cosita para comer", y el conjunto luego se socializaba. Todo era para todos. Los padres, un poco asustados por la microexperiencia comunista, callaban sus temores y consentían. Las madres lo veían con alivio. Ese día no nos cocinaban. "Total, vas a comer de lo lindo hoy en la escuela, con tantas cosas ricas que va a haber", decían.

Al llegar al cole, y tras cantar la marcha de turno, entrábamos al aula y ahí cada uno sacaba lo suyo. De 40 pibes, sólo dos llevaban algo que no fuera galletitas y picadillo. Los demás, todos con el paquete de Criollitas y las dos latitas de Swift.

Lo peor era para el nabo que había llevado una pizza especial y la chupamedias que cayó con una docena de empanadas de carne. Era lo primero que morfábamos. Ellos, maldiciendo al socialismo, comían con asco nuestras galletitas. Arriba los de abajo.

Los circos. En Resistencia, no recuerdo uno solo que no haya sido una frustración. A veces lo eran por la prometida presencia de personajes top del momento. Recuerdo, por caso, la llegada de un circo "con la Pantera Rosa", que en realidad ya era gris por la mugre que cargaba el disfraz de mierda, en cuya confección habían puesto menos onda que en la decoración de una comisaría.

Y ni hablar del "extraordinario show de los leones asesinos intentando vencer a "John, el domador temerario", donde a los pobres animales les tenían que poner petardos en el culo para que por lo menos despegaran la busarda del suelo y al menos bostezaran de pie.

Es así nomás, hermanos: fue lindo aquel tiempo, ¡pero cómo nos cagaban, que lo parió!

 

Comentarios   

 
0 #23 Fabian 27-06-2015 12:11
Lo de los Sea Monky me mató. ni hablar del muñequito pedorro ese. Mi viejo me miraba con una cara... Debe haber pensado que boludo que me salio este pibe.
Si me permiten quiero sumar a Jaime Kloner. Yo vivía en el Campo y escuchábamos las radionovelas con mi vieja. Una se llamaba el Gaucho Hormiga Negra. Luego andaba la compañía de pueblo en pueblo y siempre al otro día mencionaban al pueblo y decían que "Otra vez tuvimos que poner el cartelito de no hay más localidades" y toda la bomba del pueblo y el agradecimiento. Uno pensaba en su inocencia que la gente se agolpaba.
La cuestión es que finalmente le toco a Alto Alegre (Córdoba). Tendría en ese momento 500 habitantes (contando las vacas). La cuestión es que ese día llovió y por los barriales y pantanos la gente no fue. Nosotros llegamos porque teníamos un Ford A que se las re bancaba en el barro. Cuando llegamos eran 20 personas y con nosotros 23. Mi chauvinismo de niño no lo podía soportar.
Al día siguiente ante la evidente verguenza que anunciaran el fracaso de la función, no podía creer cuando el locutor anunció el "cartelito de no hay más localidades" en Alto Alegre. La mentira de los medios y el teatro me destruyó ya en mi niñez.

A: ¡Jaaaa!
Citar
 
 
0 #22 galánguaú 23-06-2009 12:03
aguante las galletitas con picadillo, el Puljugo de 5 litros en damajuana (que cagadera te daba y mas si era "gusto Ananá" porque lo tomábamos medio puro) si no había "puljugo" podía andar bien un "Mijú" pomelo. Eso sí, la que la rompía cuando salió era Cabalgata Cola para preparar, como no nos alcanzaba para la soda (con soda salían burbujitas) lo preparabamos con agua, -Ayer: riquísima- / Hoy: un asco -. Cuando a mi vieja le dió el cuero, me compré la Comik (todavía la tengo), aguante Mazinger Z (era el mas capo, hasta se le salían los brazos) japoneses de mierda, mirá lo que nos vendían. V Invasión extraterrestre (Que efectos especiales por Dios!!!!) - cuando Diana comía la rata trucha (ni me dí cuenta el cambio de cámara- y más atrás "Buck Roggers en el Siglo XXV", (la ví en TCM o MGM no me acuerdo bien, y no terminé el capítulo de lo trucho que era, pero como me divertí. Por último, Gracias a un pendejo de mierda que (enojado con sus padres porque no le compraron nada) me enteré el 6 de enero de 1984 (y a los diez años) que los reyes no existían (las pelotas, si existen (ese año me trajeron un Hidroelevador "Chivy" que todavía lo tengo)
Citar
 
 
0 #21 CHICHARRA 19-06-2009 03:27
La cancha del Barrio se transformaba en el lugar donde paraban las circos o los parques , en aquella epoca habia bastantes , algunos buenos otros regulares y otros malisimos ...Un parque que superaba con creces la categoria de malisimo es el mas recordado del barrio ...
.El parque en cuestion , era tan trucho que no tenia personal , asi que formo un staff local ... si , adivinen quienes eran las nuevas estrellas del parque ... los changos del barrio . , la paga no era mucha , en realidad ninguna . Solo te daba la posibilidad de jugar en los otros juegos gratis , Lo que mas me acuerdo era el tren fantasma , yo era muy miedoso , pero me lo propuse , iba a subir al tren fantasma , esa noche casi no dormi de ansiedad , cuando llego el momento , estaba realmente asustado , .La cosa no iba bien , porque yo era el unico tripulante del tren , mas aun ... tenia un solo vagon , sorpresivamente se acerca un bulto tapado de pies a cabeza con una manta negra , y empieza a empujar el tren , lo pario , era la maquina de este tren fantasma trucho , de repente el que empujaba me dice , mañana nos juntamos en lo de bicho , casi me muero de un infarto , me estaba hablando un fantasma!!!!, no me reponia del susto cuando una momia salia desde la nada , pero en vez de decir gggguuuuaaaaa , me decia ... chau cummmpaaa!!!, dracula me saludaba con sus dientes afilados y una honda colgada en el cuello , y me decia , anda a tomar el kuili esta tarde a casa ...el hombre lobo me grito uuuuuuhhhhhhhhl llaaa chamigo .
En fin esa fueel debut del barrio en el ambito circense , o parqueril , como se quiera llamar , quiza a partir de ahi , comenzo el camino a la fama de algunos pibes de barrio , lo cierto es que desde ese momento , no le tengo mas miedo al tren fantasma.
Citar
 
 
0 #20 marcepepper 17-06-2009 09:06
y flipper...que circo pedorro con un delfin trucho que saltaba ..
y el circo de los perros que jugaban al futbol...marado na volve a tus raices..
Citar
 
 
0 #19 juani 15-06-2009 16:53
cheee! yo me acuerdo que tenia una media con semillas y que se llamaba LocoLope, mira si progresó el guacho que ahora es diputado de la alianza en el chaco!!!

ADMINISTRADOR: Jeje, tal cual, Juani, coincidimos en que Hugo Maldonado vivió muchos años de laburar de LocoLope.
Citar
 
 
0 #18 Mambru 15-06-2009 03:36
No se si decepcionanante , pero a mi los kalkitos, SIEMPRE ME TRAIAN INSATISFACCIONE S VARIAS¡¡ nunca te quedaban como en la tele ¿o sera impericia propia de un tarambana? y es cierto, los juguetes del billiken y anteojito era bastantes maletas, aunque quiero rescatar a la NOVENTOSA revista Cosmik, esa estaba buena che¡¡¡
Citar
 
 
0 #17 juanE 14-06-2009 04:20
En mi infancia no hubo papa noel ni anteojito, así que de esas zafé.
Lo que receurdo eran las libretas de la Caja de Ahorro. Todos los años la maestra nos hacía llevar unas monedas para "ahorrar", nos daba una cartulina amarillenta con el logo y una grilla impresa en la que había que pegar las estampillas adquiridas, que después de muchos años cambiaríamos por dinero en efectivo y tendríamos un futuro asegurado....

ADMINISTRADOR: Nos habíamos olvidado de lo de las libretas ésas. La estafa de los sea monkeys, al lado de aquella, es una broma entre amigos.
Citar
 
 
0 #16 Isita 12-06-2009 13:16
EXCELENTES LA NOTA Y LOS COMENTARIOS. EL TEMA DE LAS GALLETITAS CON PICADILLO: MI MADRE LAS PREPARABA A LA NOCHE O A LA MAÑANA TEMPRANO, ANTES DE QUE FUERAMOS A LA ESCUELA, TE IMAGINAS, A LA HORA DE COMERLAS ESTABAN HÚMEDAS, SE DOBLABAN... EN FIN.

Y COMO MILA, YO TAMBIÉN CRECÍ CON "EL NIÑO DIOS" O "EL NIÑITO" COMO NOS DECÍAN. Y LE PREGUNTABA A MI MAMÁ COMO HACÍA EL NIÑITO PARA COMPRAR LAS COSAS, DE DONDE SACABA LA PLATA PARA COMPRAR TANTAS COSAS, SI SUS PAPAS ERAN TAN RICOS PARA PODER COMPRAR REGALOS PARA TODOS LOS CHICOS (NOSOTROS ERAMOS TAN POBRES QUE NO ME CABIA EN LA CABEZA QUE ALGUIEN DISPUSIERA DE TAAAAAANTAAAAAA GUITA! PERO FUI FELIZ, AUNQUE NUNCA ME TRAJO LO QUE PEDIA.

Y SI HABRÉ GASTADO CON BILLIKEN Y ANTEOJITO ENTRE EL 79 Y EL 83! ENTONCES TENÍA DOS PENDEJAS ESCOLARES (HOY YA MAMAS) QUE ENLOQUECÍAN POR LAS REVISTAS, ASÍ QUE HABÍA QUE COMPRAR. Y LO QUE MAS EMBOLABA ERA QUE AL CORTAR UNA FIGURA TE CAGABAN LAS DEL DORSO!

SE PUEDE PEDIR ALGUN RESARCIMIENTO POR ESTO? DIGO, UNO NUNCA SABE ...

ADMINISTRADOR: La Alianza aprobó la semana pasada una ley que indemniza a las personas que hayan leído Anteojito o Billiken y que por recortar una figura jodían la del otro lado. Además, pasan a planta.

Citar
 
 
0 #15 gladys 11-06-2009 09:20
Que buena señor Administrador, para variar me ha hecho reír con la nota, muy buena!!!

Me acuerdo de mi primera decepción, fue con el viejo gordo con cara llena de pelos ufffffffffff, pucha fue como a los 6 ó 7 años, cuando recibí la muñeca que esperé todo el año, mi madre se había esforzado en que no me diera cuenta que había sido ella quien la había comprado, entoces desperté, fui directo al árbol y vi mi hermoso regalo, para eso ya casi todos estaban desayunando y me acerqué a ella para contarle lo que Papá Noel me había dejado y el muy jijuna e indolente de uno de mis tíos le dijo que hasta cuando nos iba a tener con ese cuento a mi y a mis hermanos, en plena mesa y delante de todos, ya se imaginarán la carita de una niña hermosa e inocente, en todos los sentidos, al enterarse de algo así y para colmo aún con sueño porque recién me despertaba, en ese momento pensé que ojalá nunca hubiera despertado aquélla navidad!!!! mi madre le dió tal mirada a mi tío que no fueron necesarias las explicaciones, claro que para cuando llegó año nuevo con la clásica fiesta y tal ya me había olvidado completamente del tema, igual siempre es bello acordarse que al menos alguna vez en la vida una creyó en algo, no??

ADMINISTRADOR: Con tíos así quién necesita asesinos seriales.
Citar
 
 
0 #14 john 10-06-2009 18:02
Ok, ok, yo tengo que contar alguna anecdota de los grandes fraudes de mi niñez.
Mmmmm, a ver por donde empiezo, ah, si les conte que fuí niño durante la presidencia de menem? Bueh, eso si que fue un fraude bien grosso.
La verdad me sorprendio lo de los sea monkeys, es la estafa mas grande del universo!
Los bichitos que crecian eran unos crustaceos asquerosos que no los querias tocr ni con un palo, con la mini cucharita que traen, menos. aunque si armaren el cubo, ya me los estaria pidiendo por mercadolibre jajaja.
Pero voviendo a mi infancia, cuando tenia unos8 o 10 salto la ficha con el tema de los tamagochis, "tamagooochiiii ii, es de bandai!" y todos como unos boludos nos emocionabamos pensando que ibamos a tener una bestia digital encarcelada en un huevito de plastico, hasta que bueh, paso lo inevitable, uno se compraba el tamagochi, le sacaba el precinto que impedia que las pilas hicieran contacto, ponia el reloj en hora y se encontraba con un huevo hecho con unos pocos pixeles que despues se rompia y bla bla. Igual estaban buenos.
Despues habia un monton de fraudes mas, pero eran en su mayoria por que todo lo que se conseguia en materia jugueteril era trucho, uno se compraba el tarzan que supuestamente gritaba, y no gritaba, o el batman de la peli de tim burton que creo que pegaba patadas y no se movia una mierda. O un spider-man que tiraba telarañas como en esos dibujitos que daban en el magic, y no hacia nada.
Creo que el peor era el spider-man con paracaidas, que obviamente no funcionaba, que encima traia los hlos pegados al paracaidas con cinta adhesiva!
Y la anteojito nunca me gustó mucho, siempre tuve la impresion de que se habia quedado en el tiempo, ya que yo la vi exactamente igual desde que la compraba a principios de los 90' para hacer los trabajos para el cole (que tiempos!) hasta que me compre el ultimo numero en creo que fue en el 2000, de puro nostalgico que soy. Yo era mas de la billiken que traia diskettes de 3.4'' que era el formato pulenta de esas lindas epocas para aprender sobre el cuerpo humano e historia (entre otras cosas), la anteojito era mas de con esta edicion una casita de tucuman para armar y ¡divertirse! (?)
Ahora que me acuerdo, tuve una gran decepcion con dos publicaciones una era la revista "Dinosaurios" de la editorial planeta deagostini que supuestamente traia un esqueleto de tiranosaurio recontra copado que brillaba en la oscuridad y te defendia si venia el cuco o michael jackson, pero en realidad solo traia 2 o 3 huesos por numero, y eran como 40 numeros o menos.
Y los mismo con el megaclasico "erase una vez el hombre" o "erase una vez la vida" no me acuerdo, que supuestamente te traia un cuerpo humano con huesos y organos re-top que te permitia conocer el cuerpo humano mejor que cualquier cosa, y claro, uno iba como un carlitos a comprarse la publicacion, y te venia un par de organos y huesos, ademas del vhs.
Otra cortita y al toque por que me zarpé contando cosas sin importancia de mi niñez, (como hago siempre acá) eran los juegos tanto de family como esos portatiles que decian traer 9999999999999 games in 1.
Y te traia 4 repetidos una y otra vez...

ADMINISTRADOR: Los tamagochis no eran tan malos. Conozco gente que supo cuidar a su mascota virtual tan bien, que no sólo lograron mantenerlos con vida y bien alimentados, sino también que siguieran una carrera y fueran profesionales.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration

Mas leídos

Ingreso