Angau Noticias

Viernes
14 de Mayo
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> La hora más difícil de Isidro Salto: eliminado en primera ronda del Nacional de Bolitas

La hora más difícil de Isidro Salto: eliminado en primera ronda del Nacional de Bolitas

E-mail Imprimir PDF
Share

"Volví sin nada, diríamos que en bolitas", dice Isidro Salto, y su penosa broma no logra distraer la atención sobre el tremendo fracaso que fue su  participación en el Campeonato Nacional de Bolitas, realizado en Misiones. Eliminado en primera ronda, las críticas llueven sobre él.

En Corzuela, su pueblo, los fanáticos que ayer lo vivaban, hoy le dan vuelta la cara o le lanzan reproches respetuosos pero demoledores.

"Me dicen que no puse huevo, que me tiré a la marchanta, que me pasaba la noche de joda y por eso no rendía en los partidos. Hablan porque nunca estuvieron en un torneo de altísima competitividad como ése", dice Isidro, resentido, mientras toma mate en el lavadero de su casa, entre el lavarropas y la pileta de fregar. Él explica la incomodidad sin que nadie se lo pregunte: "No quiero ir a la vereda por un tiempo, los chicos que pasan en bici me tienen los kinotos inflados".

Es que en Corzuela y en todo el Chaco había una fe casi religiosa en este hombre de 57 años que había ganado en septiembre el Campeonato Provincial, clasificando así para el Nacional y avivando la ilusión de estar en el Mundial. Isidro, que había colgado las bolitas en 1996, volvió para el torneo chaqueño, y lo ganó dando un batacazo formidable. En la final, como en su momento lo informara Angaú Noticias, venció nada menos que a Roger Fernández, el número 1 del ranking en los últimos siete años.

En la siesta corzuelateca, Salto chupa la bombilla con un nerviosismo notorio. El sonido final del agua agotándose dentro del mate se torna molesto y repetitivo. "Yo era de dormir siempre a esta hora, de tres a cuatro y media, sin necesidad de despertador, siempre exacto una hora y media. Ahora no puedo. Eso se llama responsabilidad. Pero claro, los giles igual hablan", dice él, señalando con el pulgar hacia la calle.

 

Una conspiración

 

A Salto hay que llevarlo de a poco hacia lo que pasó en el Nacional. Cuando nota que las preguntas van en ese rumbo, pega el volantazo y se pone a charlar sobre el clima o pregunta precios de cosas en Resistencia. Hasta que por fin se relaja y suelta todo.

"Yo creo que a mí buscaron joderme, los de la Federación", dice, refiriéndose, claro, a la FABOCABA (Federación Argentina de Bolitas, Cambaís y Balonas). "El sorteo de los grupos estuvo arreglado, los del canal de televisión de Posadas me dijeron que en el video, viéndolo en cámara lenta, se notaba", agrega.

Isidro alude al manejo del bolillero que definió las seis zonas de la primera ronda del campeonato. El Titán de Corzuela quedó ubicado nada menos que en el "Grupo de la Muerte", así llamado por la prensa especializada porque lo integraban también Rolando Bertoni, Máximo Cazuollo y Federico Marchesini, tres de las figuras más poderosas del bolitismo argentino.

"Lamentablemente, el director de Deportes del Chaco no me defendió, se dejó currar. Faltó experiencia nacional en este tipo de competencias", analiza ahora Salto, que de todos modos, como consolándose a sí mismo, dice que lo suyo "fue digno".

 

Mal arranque

 

El primer partido fue contra Bertoni, "El Chacal de San Telmo", temible por la potencia de sus disparos. "Tiene un cañón en el dedo gordo ese gringo de mierda", comenta Isidro, sorbiendo con tanta fuerza la bombilla que la altura de la yerba dentro del mate baja dos dedos.

"A lo mejor mi error fue plantear un partido más cerebral, pero fue estrategia, no arrugue. Pero qué le vas a explicar eso a los crotos de acá", dice el astro chaqueño, levantando la voz y moviendo bruscamente la bombilla, como si fuera una palanca de cambios en mal estado. Bertoni, de quien se dice que en una tanguería de San Telmo le perforó el ojo y mató a un turista danés lanzándole un maní con sus dedos, dio cuenta de Salto en apenas ocho movimientos.

Apremiado por la derrota inicial, llegó el turno del choque contra Cazuollo, cordobés de escasa puntería pero con un conocimiento alucinante de todas las leyes boliteriles. Se hizo famoso en la final del 2001, cuando resolvió con un habeas corpus el "todo sucita" (consigna que permite colocar hojas y ramas sobre la esferita propia) que le había cantado su adversario.

"Me volvió loco -confiesa Isidro-. Que altita rodillita (la mano que arroja la bolita debe estar a esa altura); que cafa al tiro (si como resultado del lanzamiento la bolita va al hoyo, se pierde el partido); que meno ley (bloquea cualquier cantada del adversario), que todo escape (si la canica se escabulle entre los dedos antes de ser lanzada, el tiro se da por hecho)... Te daban ganas de matarlo".

Y eso fue lo que pasó, justamente. Isidro le saltó al cuello a su oponente cuando éste le cantó "todo himnito", ignota cláusula que teóricamente obliga al otro jugador a cantar el Himno Nacional Argentino en su versión completa, es decir las nueve estrofas -de ocho versos cada una- escritas por Vicente López y Planes. Tras la agresión, perdió el partido por descalificación.

 

A matar o morir

 

Llegó entonces el match con Marchesini, el misionero que pese a la localía había perdido también sus dos primeros partidos. Ambos estaban obligados a ganar para tener la posibilidad de clasificar al menos como uno de los dos mejores terceros que también podrían pasar a la segunda ronda.

Salto admite que al partido llegó muerto de sueño, pero desmiente terminantemente que haya sido por haber concurrido la noche anterior a la bailanta "El coatí querendón", de Oberá, como se rumoreó. "Pasé la noche en el hotel, viendo videos de él para estudiarlo, y cuando me quise poner a dormir, la barra brava de ellos se puso a tirar cohetes y hacer batucada en la calle para que yo no pudiera descansar. Ni la policía ni los del hotel hicieron nada, fue una vergüenza. Yo quise comunicarme con el gobernador Capitanich, pero no me atendió. Y después resulta que el guacho soy yo", cuestiona, denotando que su herida se mantiene abierta las 24 horas de cada jornada.

En el encuentro se notó la noche en vela del chaqueño. Marchesini, con la juventud a su favor (tiene 9 años), era consciente de la falta de energía de su rival, y optó por un juego elusivo, llevando su bolita lejos todo el tiempo, en un interminable rodeo. Salto, exhausto y sumido en un denso sopor, tambaleó desde el inicio del partido y terminó durmiéndose cerca del hoyito. La bolita se le escapó de su mano y entró al agujero por segunda vez: había perdido. Se despertó con la invasión de cancha de la hinchada local, que festejó ruidosamente la victoria.

Isidro convida su mate, ya frío y con menos sabor que un cuento verde contado por Mauricio Macri. ¿La hora del retiro? "No sé, lo tengo que pensar -contesta-. Tampoco es tan fácil. La bolita tiene eso. Si te va bien, te llenás de amigos, de actrices y cantantes hermosas que quieren estar con vos, y todos te saludan donde vayas. Pero un día se te fue la chanta (puntería), y no sos nadie. Me cago en el exitismo de Corzuela".

 

Artículos relacionados:

Isidro cuando el cielo estaba a dos metros de altura

Los resultados del campeonato

 

 

 

.

 

Comentarios   

 
0 #6 RAR 21-04-2015 18:25
La salida podría ser crear una categoría especial para practicar el deporte de balitas de acero.
-Debe ser definido como deporte de alto riesgo.
- Los jugadores y el árbitro deben llevar casco, pechera metálica,protec ción de genitales, etc.
- Las barras separadas y a una distancia prudencial del campo de juego.
-Provisión de largavistas a los asistentes.
-Personal de seguridad.
-Creo que con una buena promoción puede ser el deporte del futuro.
Citar
 
 
0 #5 RAR 20-04-2015 17:29
"bolitas, cambaís y balonas", en nuestra época se usaban las bolitas de acero de los rulemanes, las llamábamos "acero". Con un impacto se podía romper las balitas comunes.
Por su información parece que no están permitidas, creo que es una limitación reglamentaria que restringe el potencial de juego. Voy a hacerle una propuesta a FABOCABA para que modifique el reglamento. Creo que puede enriquecer el juego.
Los tengo al tanto.
Mi solidaridad con Isidro. Que no abandone. Las bolitas siempre dan revancha.

A: Estimado RAR, efectivamente las esferas de los rulemanes estuvieron permitidas hasta 1972, año en el que el Nacional quedó suspendido en cuartos de final, a raíz de que la delegación de La Pampa agredió salvajemente a la comitiva de Mendoza (ambas provincias se enfrentaban en aquella instancia), valiéndose para ello de los rulemanes de los cuáles se habían extraído las bolitas.
El hecho, que se recuerda como La Masacre de los SKF, dejó un luctuoso saldo de 97 víctimas fatales y más de 400 heridos entre participantes y público.
Citar
 
 
+1 #4 Norberto 18-04-2015 14:29
Ni Dolina en sus Crónicas, vea lo que le digo. Y eso que él es de Caseros...

A. Baje un cambio, Norberto, o Gritchant Pepe se nos va a volver insoportable.
Citar
 
 
0 #3 nora martinez 18-04-2015 12:52
Y...para mi a Isidro le faltó mayor entrenamiento!! ! Se confió...
Citar
 
 
+2 #2 Rubén33.3% 21-10-2009 02:37
Ja! Y entonces, lo que debe ser la cláusula "todo lilita", que obliga a enumerar todos los partidos, programas y posiciones políticas que la doctora Carrió transitó desde aquel lejano 1979 en los tribunales chaqueños...

ADMINISTRADOR: Jaja, ahí hay que entregar la boli, directamente.
Citar
 
 
0 #1 marko 20-10-2009 09:21
otra joyita administrador. verdaderamente llore de la risa.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration

Mas leídos

Ingreso