Angau Noticias

Lunes
17 de Mayo
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> Averno Pub-Mesa 74: El viaje de vacaciones más choto

Averno Pub-Mesa 74: El viaje de vacaciones más choto

E-mail Imprimir PDF
Share

Un viaje de vacaciones, en principio, es algo placentero para tirar un poco de la mala onda juntada durante el año que pasó y tratar de empezar de otra manera el nuevo almanaque.

 

 

Pero a veces, y con más frecuencia que la que uno cree, se convierte en una experiencia chotísima.

A veces porque uno contrató un servicio que resultó una porquería, a veces porque reventó un conflicto familiar en pleno descanso, porque te asaltaron o porque viajaste de trampa y te encontraste con tu pareja... también trampeando.

Razones seguro  hay miles, así que contá la tuya.

 

 

 

.

 

Comentarios   

 
0 #8 DanielZal 12-02-2010 10:03
Durante la mayor parte de mi infancia y toooodaaa mi adolescencia vivia en Buenos AIres y pasaba todas, todas, todas las vacaiones.... SIIIIIII en el Chaco, INCLUIDAS EXCURSIONES AL PARANACITO, A LA LAGUNA DE NOMBRE DFICIL DE LAS GARCHITAS, O A LA LAGUNA EL TIGRE DEL ZAPALLAR, no me quejo, soy mas chaqueño que el algodon, pero tengo una lagrima.
PORQUE NO ESTABA EL ANTECESOR DE NACHO SAIFE ESPERANDOME EN BASAIL?? EN EL PARALELO 28?? CON REGALITOS POR SER EL PRIMER/UNICO TURISTA, A VER, PORQUE, PORQUE??
Citar
 
 
0 #7 cristian_ 01-02-2010 09:39
Bueno, tarde pero comento. No voy a definir “vacaciones”, pero aclaro que nunca usé esa palabra para referirme a un viaje. La usé más bien para hablar del lapso en el que tenía que dejar de soportar a algún jefe, o de soportarme a mí mismo cuando trabajaba por mi cuenta (no es fácil sin un buen brote esquizofrénico) , así que siempre tuvo una connotación positiva. Bueno, un amigo mío decía “vacaciones” para no decir “desocupado con ganas”.

A los 17 recién cumplidos, no bien terminé la secundaria, me fui de viaje de egresado, solo como un zapato que perdió su par, a Río de Janeiro. Esto que voy a contar juro y recontrajuro que me pasó.

Abordé en Retiro un micro de Pluma o Pluna, no me acuerdo, hacia un destino del que estaría disfrutando 24 horas después: las playas de Copacabana y la vista de los morros desde una habitación del hotel Praia Leme. El micro era una garcha y los pasajeros eran todos brasileños. Me acuerdo que atrás del chofer había un panel de vidrio para separarlo de la gente.

Todo anduvo bien hasta llegar a Porto Alegre. Era de madrugada y me desperté sobresaltado: el micro se había frenado de golpe en una autopista por culpa de una piedra que hizo estallar el parabrisas (el aire se había embolsado en la pecera del chofer). Hacía frío y nos demoramos un montón, porque tuvimos que ir despacito hasta los galpones de la empresa, donde nos cambiaron de unidad.

Camino a Sao Paulo por una ruta de montaña repleta de acantilados, en una curva, al micro 2 se le reventó la suspensión hidráulica de la rueda de atrás. El coso se empezó a balancear mientras reducía la velocidad hasta que finalmente se detuvo entre los gritos desesperados de la gente que ya se veía en el fondo del abismo. Horas parados ahí. En cada bondi de Pluma que pasaba se subían cuatro o cinco de mis compañeros de desventura, hasta que me quedé solo con los choferes, aferrado a mi bolsito. Los tipos me decían en portugués que me subiera a otro ómnibus, pero yo pensé: “si abandono el barco me voy a tener que meter el boleto en el orto”, así que me quedé.

En no sé dónde volvimos a cambiar de micro (ahora era el micro 3), por uno al que le funcionaba todo, y así llegamos a Sao Paulo. Alguien dirá “qué exagerado”, pero juro que el idiota del chofer, cuando avanzaba por una autopista de escala brasilera, se equivocó de salida y en vez de agarrar la colectora y volver a entrar, empezó a hacer marcha atrás por el mismo puente. La gente de nuevo a gritar, los otros vehículos a tocar bocina, esquivar, hacer chirriar los neumáticos y putearnos en varios idiomas.

En Sao Paulo cambiamos el micro 3 por el micro 4, no sé por qué. Ese anduvo bien hasta que a mitad de camino entre Sao Paulo y Río empezó a salir un humo muy negro del motor, y tuvimos que quedarnos en un parador en el medio de la nada. Se repitió el procedimiento de los pasajeros subiendo a los micros que llegaban, pero por suerte yo ya no tenía lazos afectivos con ninguno porque era como la tercera o cuarta tanda de gente que perdía en combate.

Al final el micro que me tocó en suerte sí llegó a Río, a la rodoviaria, creo que se dice así. Por fortuna venía de Ciudad del Este (no me acuerdo si todavía se llamaba Puerto Stroessner), así que eran todos paraguayos, argentinos y traficantes en general. La gente comía naranjas y sánguches de salame en los asientos, todos se reían y se puteaban en guaraní, y pese a que el bicho no tenía aire acondicionado, me sentí reconfortado en el último tramo del recorrido.

Tiempo total del viaje: 56 horas y varios sobresaltos. Ni te cuento lo que fue, en plena noche, intentar llegar a un hotel en el que finalmente no me quedé por unos problemas que tampoco hay lugar para contar… Ahí sí que empezó la odisea…

ADMINISTRADOR: Güe, sólo faltó la manada de mandriles comedores de ojos.
Citar
 
 
0 #6 Marina 01-02-2010 07:08
Es cierto, en las vacaciones todos cuentan la que ganan, nunca las que pierden. Una vez me fui de vacaciones con mi familia a Brasil. Llovió absolutamente TODOS LOS DÍAS. A mi regreso conversando con gente que estuvo en exactamente la misma fecha y la misma zona, no les llovió nunca... Alguien puso una ducha arriba de mi sombrilla??? o mis lentes estaban empañados??? jejeje!!!

ADMINISTRADOR: Qué misterioso todo, Marina. Pero muy bien tu actitud de reconocer la derrota meteorológica.
Citar
 
 
0 #5 Anakin. 31-01-2010 04:20
Mi suegra es recopada, Alejandra. Se queda con los nietos para que yo salga de luna de miel con la hija. Ya volvimos de Empedrado city y ahora la seguimos en la casa, meta pelopincho y asados los dos solitos...
Tema aparte: es recontrasabido que eso de viajar a la zanja del mono (lejos, muy lejos...) cuando se tiene sólo una o dos semanas libres, es para dale envidia a la vuelta a los compañeros de la oficina mostrando fotos, contando lo barato que está todo y la cantidad de culos que vió....
En general estos viajes te cansan mas de lo que estabas al salir.
Citar
 
 
0 #4 alejandra 25-01-2010 13:33
ah bueno...con que empresa o suegra copada viajan que todos la pasan bomba en sus vacaciones?

ADMINISTRADOR: Jaja, bien dicho, Alejandra. Y a ver ustedes, manga de atorrantes, si se sinceran y cuentan cualquiera de sus vacaciones, que siempre el 90% son chotas!
Citar
 
 
0 #3 SOL 18-01-2010 12:54
te cuento la mia: NO NOS PAGARON ENERO A LOS CONTRATADOS DE SERVICIO DEL MECCYT! PORQUE NUNCA NOS LIQUIDARON EL SUELDO PORQUE NUNCA HICIERON UN DECRETO PARA ELLO.
ESO NO ES CHOTO EN VERANO? CDO NO TENEMOS VACACIONES Y SIN EMBARGO LABURAMOS GRATIS POR MIL MANGOS Q NO ESTAN?

ADMINISTRADOR: De cuarta, Sol, tenés toda la razón en putear.
Citar
 
 
0 #2 DanielZal 18-01-2010 12:30
ESTO LOGRO QUE ME PONGA SERIO, EL VIAJE DE VACACIONES MAS CHOTO FUE A BRASIL, TRATABAMOS DE RECOMPONER LA PAREJA QUE DURANTE 18 AÑOS FUE MI MATRIMONIO. IMPOSIBLE, TRISTE CHE, PASEMOS A OTRO TEMA. ME PARECE QUE NO ES EL TIPO DE COMENTARIO ESPERADO, PERO SI ESTE ES LUGAR DE CATARSIS, LA CATARSIS DONDE ESTA?

ADMINISTRADOR: Es que la tendrías que haber llevado a ella, Daniel.
Citar
 
 
0 #1 leocba2005 18-01-2010 08:22
Choto,lo que se dice choto...un viaje a Bs As,me olvidé la mitad de las cosas,la otra mitad que llevé no la necesité,me falló un amigo que me hacía lugar en su depto,caminé como un cartero para descubrir que lo hacía en la dirección equivocada (guia Filcar y la rep&%$&/%$%!!), me tocó compartir la habitación con un francés con un olor a pata terrible en el hostel donde conseguí lugar,suerte que fueron 5 días nomás.Desde ahí,no planeo mas las vacaciones meses o semanas antes...las decido un par de horas antes..no me van a volver a cagar!
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration

Mas leídos

Ingreso