Angau Noticias

Viernes
14 de Mayo
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> Las cenas "a la canasta", una sorda guerra sin cuartel

Las cenas "a la canasta", una sorda guerra sin cuartel

E-mail Imprimir PDF
Share

Una reunión gastronómica "a la canasta" parece siempre una alternativa genial para que nadie tenga que romperse el orto cocinando o gastando guita en atender el hambre de los demás. Hasta suena, incluso, como la más democrática manera de resolver un encuentro para morfar de más de 15 o 20 personas. Pero no es así.

 

Una cena "a la canasta" es, en realidad, una implacable guerra fría en la que juegan personajes muy disímiles movidos por intereses habitualmente distintos, divergentes o contrapuestos. Veamos:

El pelotudo: Personaje estelar sin el cual¬†estas reuniones ser√≠an un fracaso. El pelotudo compra comida buena, cara y abundante, convencido de que "no puede ser menos" y aterrorizado con la idea de quedar como un vivo o un taca√Īo. Descuenta que los dem√°s invitados pondr√°n el mismo esmero, el mismo buen gusto y la misma guita que √©l a la hora de comprar o cocinar sus aportes.

En realidad, el panorama es muy otro, y si no fuera por el pelotudo, la cena sería una mierda. Cuando él llega, los demás respiran aliviados y buscan acomodarse estratégicamente para comer lo más posible de aquello que el pelotudo trajo.

El chanta de mierda: Va con la esposa, seis pibes cagados de hambre y un primo, pero aparece con un pollo al spiedo del tama√Īo de una nuez y una bolsa grande de chizitos (en la que gast√≥ $ 2,20). En tooodas las reuniones, su primera frase es "¬°Aaaaaah, qu√© boluddddo, me olvid√© las bebidas!". A partir de ah√≠, no har√° ning√ļn amague de salvar el olvido yendo al quiosco de enfrente, sino que chupar√° generosamente de las bebidas de los dem√°s.

El dominado: Felpudo humano que, obviamente, no va jam√°s solo, sino siempre como una especie de accesorio portado por su mujer. Ella cae con unos platos de elaboraci√≥n propia, a cu√°l m√°s porongoso, que¬†son un√°nimente despreciados por el resto. Tanto¬†que en ocasiones toda la comida se termina, hay gente visiblemente hambreada a√ļn, pero aun as√≠ la bandeja tra√≠da por la esposa del dominado permanece intacta, apenas con una cucharadita faltante, consumida por alguien que de inmediato hizo correr la voz sobre la garcha intragable que era eso.

¬ŅQu√© hace entonces el dominado? Se dedica a morfarse toda la porquer√≠a hecha por la jermu, para disimular el repudio popular. Ella, encima, al volver lo putea: "¬°Siempre el mismo idiottta, todo el mundo se dio cuenta de que com√≠as sin ganas, por esa cara de pajero que pon√©sss!!!"

El pelotudo plus: Variedad extrema de pelotudo. Coincide en todo con el pelotudo ya descripto, sólo que en este caso, además ¡no come la merca de primera que trajo él, sino que se dedica a consumir los platos berretas y horribles llevados por los demás!

La princesa: Mujer que se cree muy por encima del resto de las minas, y que ve en reuniones de este tipo una ocasión de aplastarlas de manera humillante con el talento culinario que dice tener. Busca impactar, así que prepara por su cuenta platos rebuscados que ella cree verdaderas obras de arte. En toda la noche, no hace otra cosa que mirar desde una posición distante quiénes comen lo suyo y tratar de entender qué comentarios hacen.

Si va con el marido, le rompe los quinotos con instrucciones del tipo "And√°, acercate al contador Aguirrechea, que reci√©n prob√≥ el pionono, a ver qu√© dice" o comentarios resentidos como "La turra de la Anabella comi√≥ y arrug√≥ la cara; qu√© se puede esperar de esa, si lo √ļnico que le gusta comer son matracas".

El crítico: Insoportable. Es un muerto de hambre, que se morfa todo lo que ve, pero para disimular asume el rol de crítico. De cada cosa que morfa hace un comentario a quien tenga cerca. Casi siempre dice emite juicios deventajosos, con tecnicismos gastronómicos que aprendió mirando Gourmet, pero eso no impide que tenga todo el tiempo el cachete derecho inflado de morfi.

 

Y vos, ¬Ņa qui√©n m√°s ves por esas reuniones?

 

.

 

Comentarios   

 
0 #6 jorgue 27-02-2011 18:31
Antes de la actualizaci√≥n dec√≠a "si lo √ļnico que le gusta comer son pichos".
Era mucho mas gracioso!!
Citar
 
 
0 #5 Almita 11-02-2011 12:48
Pelotuda + con atenuantes. Mis hijos comen pocas variedades de cosas, como los dem√°s no llevan, las hago yo.
Conozco otra tipolog√≠a: La Pelotuda + mentirosa con c√≥mplice. La tipa no sabe cocinar ni un pancho, todos lo sabemos, y aparece con un pavo relleno con dos opciones (relleno salado y otro agridulce) + guarnici√≥n para cada uno de ellos. Ella y el marido insisten en que es "hecho en casa, ¬Ņviste qu√© bien me sali√≥?". Todos los platos, a su lado, parecen una lechuga marchita. Se gast√≥ medio sueldo en el pavo, todos lo disfrutamos, pero sabemos que es de casa de comidas y que MIENTE.
Citar
 
 
0 #4 Elisa 08-02-2011 12:27
me declaro pelotuda potencial...has ta pague un almuerzo para mis compa√Īeros de oficina y me cagaron...
manden el premio a mi casa nom√°s

A: All√° ir√°.
Citar
 
 
0 #3 susa 07-02-2011 16:59
Dentro de los personajes q faltan puedo mencionar:
la chismosa: aprovecha esta clase de reuniones para ponerse al dia con los ultimos chismes y luego desparramarlos por todos lados. Suelen llevar buenos platos pero ni los tocan de tanto hablar.

A: Buen aporte, Su, totalmente cierto.
El de levante: que va para ver si liga algo y de paso lastra hasta el mantel. Generalmente son adolescentes que andan en grupo, no colaboran con nada y son voraces como pira√Īas.
Citar
 
 
0 #2 Cuyanita 07-02-2011 14:22
Yo encajo en el perfil de Pelotudo Plus, versión femenina...
Ca√≠ como una aut√©ntica Pelotuda ++ en las fiestas familiares de fin de a√Īo.
Merezco el peor de los castigos.
Citar
 
 
0 #1 nojo days 07-02-2011 04:43
el crítico plus: gordo, petiso, feo. Arrasa con todo mientras critica la comida, a las mujeres, escupe, mientras come, se le cae comida en el vaso que usa, respira, sigue criticando, expresa su profundo desprecio por el "pelotudo plus" y por su mujer que, además, es la "princesa". Se ríe a carcajadas de lo que dice como si hubiera dicho un chiste espectacular... así hasta que suena el celular y con un: si querida, si querida, no querida, ya voy querida... se borra sin pagar el helado que mando traer con delivery
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El ni√Īo estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detr√°s de la cabeza y los...

module by Inspiration

Anga√ļ fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration

Mas leídos